RUNES SANGUINIS: 117 Años de Inmortalidad / Breve Testimonio Sobre Clark Ashton Smith. Por Ray Bradbury

Long Valley School Group - Clark Asthon Smith 1903.

Como todo miembro respetable del círculo «Los Espectros del Ciclo de Zothique», y por cuyas etéreas venas circule oscuridad real; que haya sido digno de ser mecido por las manos de Thasaidon, señor de los siete infiernos, en la cuna inmaculada de la imaginación de Smith… sí, ha de saber que el divino Klarkash-ton está de cumpleaños hoy miércoles 13 de de enero. Ante nuestra fanática imaginación se yergue un venerable dios palpable de 117 años de inmortalidad. Aquí, en el espacio dimensional de este Blogzine, Zothique The Last Continent, los conjuros de los nigromantes de Zothique y las libaciones a sus abismales dioses no han parado de ejecutarse. Pero también sabemos que desde el punto de vista de la interminable entrega y recibimiento de la ardiente antorcha de la imaginación creativa, nuestros ritos no son suficientes. Así que, decidimos dejar que sea uno de los dioses primigenios de la ciencia ficción, el venerable Ray Bradbury, el que entone la última estrofa del conjuro sin tiempo ni espacio. Cuyo fin es la evocación de la poderosa inspiración creativa que el divino Klarkash-Ton ejerce sobre todos aquellos elegidos que han tenido la fortuna de ver su realidad agonizar feliz, entre los brazos de su poderosa fantasía. A continuación, sus breves pero nobles palabras, que han de servir como el mejor homenaje que desde este Templo Virtual le podemos hacer a aquel que nos ha concedido el honor de ver «la visión del mágico final» que en verdad debería estar reservado a la tierra. He aquí su  testimonio:

Wonder Stories - Octubre 1932.

Tratar de complementar el impacto de la vida de un autor, su impresión sobre los otros, es muy difícil. Uno se remonta atrás en busca de memorias, y mi memoria de Clark Ashton Smith está unida permanentemente a la portada ilustrada por Frank R. Paul para una vieja edición de Wonder Stories, de octubre de 1932, en la cual apareció su historia «El Amo del Asteroide».

Y no sólo la vida de Smith se mezcló con la de Paul en esa sola ocasión, sino que otra visión vino a mí de la unión de estos dos en la historia/portada para «La Ciudad de la Llama Cantora».

¿Por qué estas dos historias, estas dos ilustraciones, me conmovieron y han permanecido conmigo por el resto de mi vida? ¿Quién puede en realidad decirlo? Hubo una espantosa mezcla de desolación y soledad en una, y una elevada y fantástica imaginación en la otra. En cualquier caso, no hay duda en mi mente, que esos dos hombres, con historia y con imagen, fueron importantes en la estimulación de mí ser para devenir en un escritor. Ellos pertenecen a una lista donde yo coloco las viejas películas de Lon Chaney, los libros de Oz, Edgar Rice Burroughs, Buck Rogers, y Flash Gordon, esa lista especial de grandes amores, los cuales me excitaron al mundo y sus misterios y me hicieron querer hacer algo acerca de él.

Esto es más que suficiente para un autor, cuando más tarde, mira al pasado. El hecho de que alguien te tocó permanentemente, cambió y enriqueció tu vida. Por esto yo estaré siempre agradecido.

Ray Bradbury.

Publicado en: «Emperor of Dreams: A Clark Ashton Smith Blibliography», Donald Sidney- Fryer. Donald M. Grant, 1978.

Texto y Traducción, Odilius Vlak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s