INTROVISION / Terremotos Imaginados, Desastres Realizados

Cuenta la leyenda que Ulises al desembarcar en las costas malditas del país de los Haitiafagos quedó privado de todo sentido de estabilidad y equilibrio, ya que esos eran sólo dos de los efectos secundarios de todos aquellos, que desorientados por el falso sentido de dirección que brinda el absurdo sentimiento de la compasión, eran empujados por las olas de un babeante humanismo epiléptico hasta esas costas condenadas. Esos seres, negros, aunque no por la profundidad de su alma, habían pactado en edades remotas con seres que habitaban en el fangoso pantano astral y burbujeante de principios involutivos, conocido como: Vudutrom. A partir de ese momento, el destino de esos seres quedó bajo el gobierno de la hambruna, la anarquía político-social y obviamente los desastres naturales de toda índole… Incluyendo por supuesto los terremotos, que constantemente hacían temblar su decadencia espiritual luego de un largo viaje que iniciaba en la imaginación tetradimensional… ¿De Homero? Bueno, en verdad lo dudamos. Pero lo cierto es que Homero sólo pudo salvar a su héroe mitológico de semejante condena, a través de la total reinvención del mito en su propia imaginación. Cambiando por ejemplo el nombre de Haitiafagos por el de Lotófagos, que al menos le aseguraba una mejor posteridad en el plano de la realidad tridimensional, en el cual semejante mito imaginado estaba destinado a causar su efecto inspirador.

Pero eso no borró del mapa tridimensional la realidad del país de los Haitiafagos, cuyos oscuros habitantes aún rigen sus vidas con los principios involutivos, emanados del lodazal astral conocido como Vudutrom, y cuya realidad física es aún vapuleada por todas las desgracias concebidas en las dimensiones exteriores, incluyendo los Terremotos Imaginados… ¿Por quién?… Que devienen en Desastres Realizados. Pero claro, Hermano Fanático, eso es un asunto que no nos concierne, así que discúlpenme los espejismos, pero sólo fue a manera de advertencia. Pero, ¿cuál?… Bueno, de que jamás sacrifiquen la draconiana pureza de su fantasía, que los motiva a la búsqueda de reinos verdaderamente evolutivos y de razas que han pactado con una luz y una oscuridad superior, por el miserable sentimiento de una compasión estéril, así que… ¡Cuídense de las donaciones!


Y ahora ocupémonos de nuestros propios temblores creativos. Prepárense para experimentar un nuevo escalofrío en la página de este lunes de nuestra sección, TETRAMENTIS, emanado del aliento hiperbóreo de nuestro venerable, Arcadio Encarnación, que hará caer una lluvia desprendida de un cielo mitológico con su poema «Las Lluvias Sobre Calisto». En la página del jueves de la misma sección nuestro archidemonio, Morgan Vicconnius Zariath, retomará el ritual de su templo, con el poderoso conjuro titulado, «El Libro».

Mañana martes, en la sección ALTERECOS4.D, el monje negro de la medieval AveroigneOdilius Vlak, concluirá la serie de artículos: Zothique la Visión de un Mágico Final, con la cuarta y última parte del viaje-condena a través del último continente, en donde recorreremos las últimas cuatro paradas-historias del ciclo de Zothique. La Hermandad de Fanáticos, «Los Espectros del Ciclo de Zothique», probablemente se amotinarán en ese mundo imaginario, no importa que maldición pese sobre ellos, con tal de no regresar a sus cuerpos físicos en la realidad tridimensional.

En cuanto a la sección de IMAGIXMUNDI, el próximo viernes, veremos que Via ha emprendido una búsqueda más íntima de lo que ella misma había pensado. Ciertas rocas son tan duras como algunos de nuestros  propios pensamientos. Y el venerableArcadio Encarnación, sabe cincelarlas muy bien.

Como siempre las debidas libaciones al sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Tanto por su trabajo en la realización de este Blogzine como por las sutiles matizaciones sobre el trabajo de Via. También Arcadio Encarnación merece ciertas plegarias de alabanza por las ilustraciones sobre los textos de Vicconius: «El Reloj de Arena» y «La Promesa». Es todo por ahora Hermanos Fanáticos, y no olviden que… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Odilius Vlak.

Jefe de Redaccion.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s