TETRAMENTIS / Vocación Nocturna


Isis Aquino

El poeta camina en la pinacoteca del tiempo

Ilumina con la punta de su pluma de fénix

La senda del destierro

y hechizado es por los cantos

de las esferas supralunares


Se adentra con sus botas rotas entre las piedras

de la intelectualidad en vilo de las décadas de antaño


No conoce a su padre ni a su madre

Sólo conoce a los astros que observan sus ciclos milenarios:

la danza de la pluma en la más monolítica soledad,

el doblar de sus campanas

y los himnos al silencio

ese íntimo sacerdocio del sintagma


El límite y el precipicio


La sed de absoluto que generación tras generación

sigue siendo la excusa

para la existencia misma.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s