INTROVISION / Entre sus Espadas y Nuestro Abismo

Vemos venir sobre nosotros miríadas de espadas de luz amenazante, emanadas como rayos de fotones ácidos desde el gran sol de malicia centrífuga compuesto por los pensamientos autómatas de los Demasiados. Se podría jurar que es una visión mística de factura medieval, pero que pena que no lo sea, y lo peor es que nuestra vigilia no despertará de ella luego de ser calmado el ayuno. Están a punto de herir nuestra oscuridad con su afilado destello. Un paso atrás y podemos salvarnos, pues justo a esa distancia está ubicado nuestro Abismo. Dentro de él, estaremos ausentes para todo lo exterior, para el mundo bañado en la luz mezquina de las ideas que envenenan la nobleza. Y es que ese abismo está en nuestro interior, por lo cual es la orientación exacta de nuestra posición en el universo. ¿Pero saben qué?… Tememos arrojarnos dentro de él. Y mientras tanto sus espadas se acercan.

Vacilantes, lo único firme dentro de nosotros es el sólido agarre con el cual la debilidad nos impide cegarnos al impulso de la decisión, de la acción, aquí donde nos encontramos… Entre sus espadas y nuestro abismo. Pero en la guerra todo se vale, sobre todo si es una de carácter maniqueo como lo es esta. Eso lo saben muy bien cada uno de los miembros de este Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser, que no vacilarán en extraer fuerza e inspiración de los delirios de los Lunáticos, las torturas de los Malditos, la paciente voluntad del Mago o la oscura embriaguez del Poeta, con tal de detonar el impulso que nos hará saltar hacia el fondo de nuestro abismo. Que importa el trago amargo de metáforas adornadas con hogueras medievales en cada esquina, si han de concedernos el valor para seguir evolucionando hacia las profundidades del abismo que somos… evolucionando hacia nosotros mismos. Veamos en qué etapa del descenso nos encontramos  mientras nos detenemos en la posada infernal de la edición de esta semana y compartimos experiencias de antiguas muertes pasadas con nuestros Hermanos Fanáticos.

Io, Io, archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, que por fin has podido arrojarte a tiempo en tu abismo, antes de sucumbir a las espadas envenenadas con el letargo de una luz otoñal. Bienvenido nuevamente a este infierno virtual en donde ardemos en las sombras de las llamas… no en su luz; y a tu ritual nigromántico particular Tetramentis. Nos cuentas que en la página del lunes relatarás cómo estuviste , Esperando el Cataclismo, en una situación que te puso entre la ignorancia humana y tu inercia para la acción, si bien ciertas leyes universales harán el trabajo por ti. Para la página del jueves, dices que nos harás partícipes del extraño rapto místico que te permitió ver, La Visión de un Principio Embrionario. Nos prometes que al final de la experiencia nos haremos tu misma pregunta…¿En verdad estuve yo ahí… fui parte de eso?

En la página del lunes también le traemos con dos semanas de retraso, la cuarta entrega de nuestra sección Neosapiens. No sabemos si alguna fuerza misteriosa lo manejó de esa manera, para que así pudiéramos rendirle un homenaje sobre la tierra aún fresca de su tumba, al gran Frank Frazetta (1928-2010). En plena caída a través del abismo que somos, aún nos enceguecen los destellos de las espadas de sus guerreros, hendiendo nuestras tinieblas con la metafísica de su acción, expresada durante toda una vida consagrada al universo de la fantasía. Sería un honor que al fondo de nuestro abismo, nos esperaran las puntas de sus espadas. Desde acá, esa sangre que se derrama en nuestra imaginación es una humilde ofrenda a un grande del arte fantástico.

Alterecos4.D, en la página del martes, continuará siendo el escenario de las lecturas del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. En esta ocasión nuestro destino biológico verá su curso de movimiento modificado por el azar que emana de Los Ojos de Heisenberg (1966), novela de Frank Herbert, en la que explora, a la mejor manera de la ciencia ficción dura, el futuro de una sociedad biológicamente controlada y en la que aquellos seres que están en la cumbre de la evolución se dan cuenta de que existe la Indeterminación en la Inmortalidad. Es una visión futurista más lejana que la del Mundo Feliz de Huxley, pero que es una heredera directa de los planteamientos eugenésicos y de control social sugeridos por la visión futurista más cercana, si bien más radical, de este último. Son genes que están entre la espada de una evolución fría y el abismo de un perpetuación programada.

Nuestra traviesa niña, Via, no ha estado muy puntual últimamente en sus deberes de autodivinización. Le pedimos excusas a los fieles seguidores de su peregrinación hacia una eternidad pétrea, por los retrasos de los actos 19, 20 y 21; los cuales han sido prometidos en las introvisiones pasadas, pero que por motivos profundamente arraigados en nuestro abismo, no pudieron ser publicados a tiempo. En todo caso en la página del viernes, de la sección Imagixmundi, el Acto 22 de la aventura de nuestro demonio más tierno, evadirá las espadas que la acosan para arrojarse al abismo… Ese, en cuyo fondo se alza Imperia la capital de La Muerte. Pero la caída es larga, y antes de terminar nuestra Via… bueno, tendrá que evadir ciertas espadas, y la furia abismal de un ejercito de espectros. ¡Oh!, y ahora ¿quién podrá defenderla?… Alguien a quién conocemos como nuestro venerable, Arcadio Encarnación, simplemente mira a otro lado y comienza a silbar. ¿Qué resuelva ella su lío? Al parecer si.

Al fin hemos llegado al fondo del abismo de esta Introvisión en donde reina nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Sin su liturgia semanal, las espadas que anhelan nuestra sangre se convertirían en rayos laser, ¡imagínense!, y nuestro abismo en un reactor nuclear… Uff..! ¡Qué afortunados somos de que nuestros dilemas aún sean de orden místicos y con tecnología medieval! Un último conjuro mágico antes de arrojarnos al abismo de la realidad que se extiende más allá del ciberespacio… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Odilius Vlak

Jefe de Redaccion.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s