NEOSAPIENS / Frank Frazetta: La Metafísica de la Acción

Frank Frazetta - Self Portrait

Frank Frazetta - Warrior with Ball and Chain

Frank Frazetta - Dark Kingdom

Frank Frazetta - Brak the Barbarian

Frank Frazetta - Tarzan and the Ant Men

Frank Frazetta - A Fighting Man of Mars I

Frank Frazetta - Swords of Mars

Frank Frazetta - Swamp Demon I

Frank Frazetta - Fire Demon

Frank Frazetta - The Moon Maid

Frank Frazetta - The Moon's Rapture

Desde tiempos inmemoriales los pueblos de espíritu guerrero han hecho de la acción una manifestación tridimensional de una facultad del espíritu universal o más bien de sus leyes. No importa si es en el campo de batalla, en la conquista de la naturaleza o en la puesta en marcha del ingenio inventivo del ser humano, al fin y al cabo, todo es acción manifiesta de un principio metafísico poderoso. En las tradiciones mitológicas nórdicas y en sus ecos recientes de la literatura y el arte fantástico la acción es el todo; la expresión última de un impulso puro que sólo responde a leyes superiores, sin que la reflexión racional aparte a la energía espiritual de cumplir con su deber. Esa energía va armada de valor, honor, respeto por sí misma y por los principios que rigen su visión particular de la vida, hasta un punto tan intenso que la muerte nunca es esquivada. En esos retratos de máquinas humanas de carne y huesos, en plena acción de supervivencia y lucha contra las fuerzas de la naturaleza, están petrificados para horror de los sentidos la muerte, el salvajismo y el reflejo perpetuo de las leyes brutales de la existencia terrena. Pero también está reflejada una realidad universal con connotaciones de un estado metafísico tan elevado como la liturgia sagrada de cualquier manifestación religiosa.

El pasado 10 de mayo murió, victima de un derrame cerebral, Frank Frazetta. Tenia 82 años de edad, tiempo más que suficiente para ganar su inmortalidad, gracias a los recursos de su imaginación. Toda la obra de Frazetta es un canto de glorificación a esa energía guerrera, cuya acción es la representante de un estado metafísico apadrinado por los dioses guerreros de todos los panteones de la historia humana. En su caso sus visiones fueron las estampas para la evocación de un pasado mitológico de factura nórdica, tomada de fuentes literarias como las de Robert E. Howard y Edgar Rice Burroughs. Es un mundo viril, en el que incluso la belleza femenina está dotada de trazos duros y letales como espadas o hachas prestas a embestir.

  • Nació el 9 de febrero de 1928, en Brooklyn New York, hijo de emigrantes sicilianos.
  • A los 3 años vendía su primer trabajo a su abuela por un penique y a los 16 dibujaba sus primeros cómics (a color) The Snowman y The Red Devil and Goldy.
  • Su primer trabajo en el mundo del cómic fue para Standard, dibujando fondos, delineando viñetas y borrando el lápiz bajo la tinta de artistas de la talla de Graham Ingels y George Evans. También trabaja con Prize Publications, D. S. Publishing, Magazine Enterprises y National (luego DC Cómics).
  • En los 50s entre otras cosas: publica tiras de prensa (Johnny Comet); hace grandes portadas para EC, Toby Press y Prize Publications; se casa con Eleanor Nelly; trabaja en Al Capp para su serie Lil’Abner; trabaja para revistas masculinas como Cavalcade, Gent y Dude así como para la serie de libros eróticos de bolsillos de la editorial Tower; es contratado por Harvey Kurtzman para dibujar cuerpos femeninos en la serie de Play Boy, Little Orphan Annie, si bien a Hugh Hefner no le agrada su estilo.
  • En los 60s comienza una nueva etapa en su carrera pues es contratado por la editorial Ace Paperbacks para realizar portadas de libros de fantasía, entre los que se encuentran numerosas novelas de Edgar Rice Burroughs. Esto lo estimula a ascender otro nivel en su evolución creativa, pues de los dibujos en blanco y negro y acuarelas que constituían el grueso de su producción hasta entonces, pasa a trabajos más complejos y más experimentales desde el punto de vista del color. En 1964 es contratado por James Warren, editor de Famous Monsters of Filmland. Éste, simplemente le dice que puede dibujar lo que quiera para la revista Creepy. No sólo participa como dibujante en dicha revista, sino que crea una serie de inolvidables portadas para ella y otras de la casa como Eerie, Vampirella y Blazing Combat.  

Conan The Adventurer

Frank Frazetta - Conan the Destroyer


En la segunda mitad de esta década entra en su vida un musculoso bárbaro cimmerio con cara de pocos amigos: Conan el Bárbaro. La editorial neoyorquina Lancer Books tenía los derechos de una serie de libros de Robert E. Howard con Conan como protagonista. Los editores le ofrecen el doble de lo que le pagaba Ace Paperbacks, permitiéndole además los derechos de sus originales. Esa comodidad en las condiciones de trabajo se reflejaron en la calidad de las portadas de Frazetta que impresionan al mundo editorial y a la comunidad de ilustradores. En esta época dibuja carteles para algunas producciones cinematográficas como la comedia What’s new Pussycat?; After the Fox; Hotel Paradiso; The Busy Body y The Fearless Vampire Killers, esta última de Roman Polanski.


  • En 1972 su esposa funda, sobre la base de un fondo de 6,000 dólares, Frazetta Prints, empresa que al instante se convierte en un éxito y una fuente inagotable de beneficios para la familia. Se considera una piedra angular en lo que sería posteriormente la industria de editores de arte fantástico. Frazetta, por otro lado, recibe el reconocimiento de la crítica especializada, y en 1976 la prestigiosa revista de arte, American Artistle, le cede su portada. Ese mismo año le entregan el World Fantasy Award al mejor artista.
  • En los 80s siendo ya toda una leyenda, Frazetta colabora con Ralph Bakshi en la película animada Fire and Ice; un fracaso de taquilla, pero un desafío creativo en cuanto ilustración. También se inaugura en 1985 el Frazetta Museum, hecho inédito en los anales del arte fantástico, y más aún estando el artista vivo.  A finales de esa década vende los derechos de su personaje Death Dealer a Tour Books, que produce una serie de novelas cuyas portadas son realizadas por el artista.
  • En los 90s realiza portadas para revistas como Mad Y Shi; subasta algunas de sus obras en Sotherby’s y Christie’s; y en 1994 exhibe por primera vez sus pinturas en una galería de arte de New York. En 1995 recibe el premio Spectrum Master of Fantastic Art, y a finales de esa década se publican varias  biografías.
  • Ya en este milenio se filma el documental Frazetta: Painting with Fire (2003).

Nada mal para alguien que imaginó tantas escenas de batallas sin haber sucumbido en ninguna de ellas. Su obra artística fue la petrificación de un estado metafísico llamado acción. A Fausto le hubiese encantado, si bien contemplándolo a cierta distancia, las imágenes de Frazetta, quizás repitiera sus inolvidables palabra: «En el principio era el verbo, no, en el principio era la acción».

Odilius Vlak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s