INTROVISION / Una Misa Para la Luz

Es una ceremonia que exige la participación de todos aquellos cuya vida sería insoportable sin sombras que dancen alrededor de sus almas, que las seduzcan y cautiven, que les susurren horribles fabulas al oído y las conduzcan de las manos al abismo más cercano. Sombras que no necesiten del combustible de la luz del sol ni de un cuerpo solido para manifestarse. El sol, ese extraño ojo estelar cuyo iris es una red tejida con sus ardientes vientos, dispuesta para atrapar espíritus profundos; guía de la vigilia y la vitalidad de las almas del lado opuesto, que con sus movimientos e impulsos energéticos le ofrecen la inspiración necesaria para seguir iluminando millones de felices sepulcros de carne y huesos.

Pero nuestras tumbas no le sonríen. Luego del trance, nuestro ser se ha disuelto en millones de partículas de oscura arena cósmica, que descendieron cual demoniaco rocío, sobre la orilla de un océano formado por un hoyo negro… La catedral perfecta para celebrar una misa para la luz. Desde la parte más pura y bella de nuestras almas, que es también la más oscura, le ofrecemos sobre el altar de una fuerza de gravedad caníbal el cuerpo y la sangre de la luz, a la extraña divinidad que se agita a nuestros pies. Una vez todos nuestros sentidos se reúnen nuevamente ante el portal de EuclidesSentimos en nuestro interior los cansados pasos de la luz envejecida. El último estertor de su agonía libera su alma, que es su oscuridad. Ahora dejará de ser una parte para devenir en el todo… El todo al cual nosotros también pertenecemos.

Ah… ¡Cómo me gustaría decir un Amén!, luego de esa catarsis, pero en verdad esta misa para la luz aún no termina. Se extenderá durante la edición de esta semana, en este Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser. Así que, veamos las oraciones y cánticos sagrados que todavía esperan en el programa de esta oscura liturgia.

Algunas misas deben ser celebradas sobre las cenizas dejadas por un ardiente evangelio. y en la página del lunes, de la sección Tetramentis, nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, los iniciará en uno que literalmente correrá por sus venas: El Evangelio de las Agujas. En el vacío que queda tras su efecto desintegrador no hay espacio para la luz, no importa si está muerta o viva. La página del jueves será testigo de una extraña comunión entre un antiguo vidente y un Ser maldito nacido bajo el signo de Fausto. No se necesitan palabras sino visiones para celebrar por segunda vez la misa de una luz que pereció en las tinieblas que ocultan: Los Ojos del Vidente. Desde esta solemnidad ante el cadáver de la luz, les comunicamos a aquellos de nuestros Hermanos Fanáticos que esperaban la segunda parte de la historia El Escapulario, el Monje y el Grial, que su continuación penetrará el círculo mágico la semana entrante.

La sección Alterecos4.D, en la página del martes, verá sus catacumbas monásticas ser empañadas por el aliento frío de una luz que desde la época medieval pulula como una niebla fantasma, olvidada de su propia muerte. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, concluye con tristeza la misa en honor a su patria espiritual. Rodeado de un silencio solemne que antaño fue un conjuro, les trae la tercera y última parte de : Averoigne: El Manuscrito de una Edad Media Apócrifa. Ah, la Edad Media¿Qué oscura noche te traerá nuevamente a la imaginación de tus póstumos habitantes?

La sección Runes Sanguinis, en la página del miércoles, también participará de la misa de esta edición. Con la publicación de un texto escrito con sangre, sangre sagrada digna de beberse en una misa para la luz. Y la sangre es de nuestro Clark Ashton Smith, que no teme unir en el todo de su pensamiento: La Fantasía y la Experiencia Humana. Es el tercer escrito de puño y letra de Klarkash-Ton, que hemos traducido en exclusiva para los devotos del extraño vástago de Auburn. Y esto a modo de cortejo fúnebre,  junto a los artículos sobre Averoigne.

Todos sabemos que en este templo virtual se ha estado celebrando otra misa aparte de la de la luz: La deVia La Niña de las Rocas. En la página del viernes, de nuestra sección Imagixmundi, nuestra niña continuará en pie de guerra contra los espectros de la muerte, que definitivamente le han hecho saber que Imperia no es Disneylandia. Pero Via -con su destino derramando algo que lamentablemente no es tinta- se afirma en su propósito de que la capital de la muerte es su elección para las vacaciones, y en el Acto 26 de su aventura se lo hará saber a quienquiera comprenderlo. Nuestra más profunda oscuridad a nuestro venerable, Arcadio Encarnación.

La misa se acerca a su fin, pues la noche avanza como la peste de este lado del ciberespacio, y las palabras finales del ceremonial le corresponden a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Los miembros de él ya las escuchamos, y las sentimos caer como un puñal sobre el último residuo de luz, antes de que sobreviviera parasitando un zombi. En cualquier caso, todo aquel que asista a la misa de esta semana las intuirá en su propia oscuridad, sí… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Odilius Vlak

Jefe de Redacción


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s