ALTERECOS 4.D / AVEROIGNE: El Manuscrito de una Edad Media Apócrifa – Tercera Parte –

He aquí que continuamos hibernando en el sepulcro medieval de Averoigne, cavado en el tiempo fantasma de la imaginación de Klarkash-Ton.  A punto de ver nuestros sueños devorados por los seis gusanos carroñeros, encarnados en las historias restantes. Así que dejemos el insecto que alguna vez encarnó nuestra alma, ser aplastado por el pie putrefacto de un gigante resurrecto.

  • EL COLOSO DE YLOURGNE

Publicada por primera vez en Weird Tales, en junio 1933.

 

Esta novela corta está entre los trabajos más largos que Smith haya publicado alguna vez, sobrepasando las 14, 000 palabras, y en la que el autor cinceló una obra épica de la fantasía oscura. Las escalofriantes atmósferas de la nigromancia, los horrores emanados del sepulcro, y una extensa devastación física desfilan a lo largo de ella. Pero su horror no se deja regir por las leyes del horror, en vez de eso el final le otorga la personalidad de una verdadera aventura de fantasía heroica, muy cercana al concepto de «Espada y Brujería» en el sentido moderno. Si el héroe Gaspard du Nord, hubiese empuñado una espada en algún punto, la historia hubiese calificado automáticamente dentro del genero popularizado por Robert E. Howard. No obstante, Smith plantó sin quererlo una semilla extraña, que por no haber sido alimentada con los nutrientes de otras mentes creativas no se desarrolló. Pues la solución del conflicto no se resuelve con un guerrero cortándole la cabeza a un hechicero, sino que la magia negra se enfrenta a la magia negra, declarando de esta manera que las artes oscuras están más allá del impulso decidido de un montón de músculos. La mezcla de magia negra con aventura heroica hacen de esta historia una de las obras maestra de su prosa, y la joya en la corona del ciclo de Averoigne.

Es el año de nuestro señor 1281, fecha nefasta en la que el nigromante Nathaire huye de Vyones y pone en marcha una espectral venganza desde las ruinas del castillo de Ylourgne antes de morir; pues él se encuentra a las puertas del reino que tanto evocó. Gaspard du Nord, antiguo discípulo de Nathaire se entera tras una incursión en las siniestras ruinas, que su antiguo maestro, ha estado convocando desde sus sepulcros los cadáveres frescos de todo Averoigne. El propósito: utilizarlos como materia prima en la construcción de un  cadáver gigante de cien pies de altura, dentro del cual transferirá su espíritu, y así poner en marcha gracias al combustible demoniaco de su energía espiritual, este coloso sobre toda la provincia. Depende de Gaspard detenerlo. Pues sólo con las artes oscuras que aprendió puede detenerse la amenaza, ya que la iglesia es impotente una vez que el desastre sobreviene sobre la región, incluyendo sobre su monasterios. La escena final, con Gaspard parado en lo alto de la catedral de Vyones, sosteniendo un bolso de polvo mágico y en espera del Coloso —que luego de aplastar los alrededores se dirige en pos de la sede católica—, constituye un póster genial de oscuridad medieval, elevada a alturas apoteósicas por la presencia misma de la catedral, la oscura voluntad de poder que en sí misma simboliza, el Coloso ante ella y el Héroe sobre ella. Y para hacer aún más heroica las artes oscuras que al final salvan la ciudad, Gaspard al escalar hasta el techo de la catedral se coloca delante de una  gárgola de cabeza de pantera semejante (sino la misma) a la construida con inspiración infernal por Blaise Reynard, 143 años antes.

  • LAS MANDRÁGORAS

 

Publicada por primera vez en Weird Tales, en febrero de 1933.

 

Desde las cumbres de la fantasía épica encarnada en el Coloso, Smith corta las alas de su imaginación para descender mejor a los niveles inferiores en donde se ubica la temática de «Las Mandrágoras», y su ligera evocación de «El Gato Negro» de Poe. Es una historia corta e irrelevante acerca de un hechicero especializado en pócimas de amor que asesina a su esposa. Posteriormente él descubre extrañas mandrágoras —cuya forma está diseñada a imagen y semejanza del cuerpo de su mujer— creciendo sobre el suelo bajo el cual ésta fue sepultada. Esta es más bien una historia que explora fenómenos más simples que pueden tener lugar en la provincia de Averoigne, donde lógicamente su propia maldad y oscuridad está jerarquizada, y por lo tanto, no todas sus expresiones pueden tener el mismo nivel de intensidad y complejidad. Así que, no es como historia en sí misma como hay que juzgarla, sino como una expresión más de las fuerzas abismales que gobiernan el espacio en el cual se desarrollan todas las historias, es decir, Averoigne.

  • LA BESTIA DE AVEROIGNE

 

Publicada por primera vez en Weird Tales, en mayo de 1933.

 

Con esta historia la Ciencia Ficción aterriza en Averoigne en el verano de 1369 , y lo hace literalmente. Smith toma el concepto de invasión alienígena y lo traslada a la Edad Media, en donde la religión no tiene ninguna clave para comprenderlo excepto en términos de una expresión diabólica, y por ende, no puede hacer nada en su contra. Sólo un estudioso de las artes y ciencias ancestrales, Luc le Chaudronnier, alberga la esperanza de lograr algo. La similitudes con «El Coloso de Ylourgne» saltan a la vista inmediatamente, pero esta historia se coloca más firmemente en el reino de la Ciencia Ficción. Técnicamente, Smith también experimentó con una narración en tres partes, que bien pudo haber sido inspiradas por «La Llamada de Cthulhu» de H. P. Lovecraft, dividida de manera similar.

Tres diferentes documentos epistolares narran el arribo de una siniestra bestia a Averoigne. Gerome, un monje de la Abadía de Périgon, escribe un informe acerca de su primer encuentro con la extraña y serpentina criatura que aparece en conjunción con un cometa en el cielo, e inmediatamente comienza un reinado de terror. Una carta del Abad de Périgon, Théophile, a su sobrina en un convento da cuenta de posteriores matanzas de la criatura por todos los alrededores; el Abad también confiesa sus temores acerca de ciertos cambios en su personalidad. Finalmente, Chaudronnier, escribe un documento acerca de sus esfuerzos por eliminar a la Bestia; la cual desde su aparición la reconoció como una criatura extraterrestre. Esto lo hace utilizando el Anillo de Eibon, una herramienta mágica heredada de sus ancestros y de la que se dice tiene su origen en Hiperbórea. Por lo tanto esta es la segunda historia en la que Smith conecta a Averoigne con el pasado mítico de Hiperbórea. Este anillo tiene un Demonio pre-humano encerrado en su gema, que luego del debido ritual le concede al mago toda la información necesaria acerca de la criatura estelar, incluyendo el dato de que no aparecía desde la época de la Atlántida. Por otro lado, la criatura es invisible, una energía que parasita otros cuerpos.

Las palabras finales de Chaudronnier conceptualizan muy bien el carácter cósmico en los trabajos de Smith: «En verdad es cosa buena que nadie crea en esta historia: porque extrañas abominaciones habitan desde siempre entre la tierra y la luna y las galaxias exteriores; y el vacío está poblado por aquello que para el hombre sería la locura conocer. Innombrables cosas han venido a nosotros en un horror alienígena, y han de venir nuevamente. Pues la Maldad de las estrellas no es como la Maldad de la tierra.»

  • LA EXHUMACIÓN DE VENUS

 

Publicada por primera vez en Weird Tales, en julio de 1934.

 

Este breve relato que trata del desenterramiento de una lasciva estatua de Venus por los monjes de la Abadía de Périgon, vio sus posibilidades de explotar la implicaciones sexuales inherentes en el simbolismo de la Diosa Griega, cortadas por el puritanismo de la década de 1930. De haber sido escrita en estos tiempos, estamos seguro de que Klarkash-Ton nos hubiera entregado una obra maestra, basada en las oscuras influencias de la energía sexual. El hecho de que los austeros monjes caigan presa de un libertinaje libidinoso gracias a la presencia de una estatua cuyo erotismo emana como un vapor invisible, conjura posibilidades de un verdadero horror desde el punto de vista del despertar de una magia ancestral. Aquí, nuevamente nos encontramos con una manifestación de la fuerza espiritual de los antiguos Mitos Griegos. Smith también deja entrever que la Venus descubierta no representa la Diosa clásica conocida, sino una Diosa más antigua, con un carácter más subterráneo, e imbuida de un fetichismo primitivo y oscuro.

  • LA MADRE DE LOS SAPOS

 

Publicada por primera vez en Weird Tales, en julio de 1938.

 

Smith, ocasionalmente escribió horripilantes y nauseabundas historias de horror, dirigidas a golpear los sentidos del lector.  «La Madre de los Sapos», así como la igualmente repugnante «La Semilla del Sepulcro», funcionan en un nivel primario de las funciones psicofísicas. Esta historia eleva el tema de la lujuria del ciclo de Averoigne a un nuevo nivel: de morbosidad obsesiva y asesinato por sofocación, bajo un sudario de sapos viscosos y en el sepulcro de los pantanos del sur. No es de sorprender que Weird Tales le exigiera a Smith limpiar la historia de sus vomitivos pasajes sexuales, antes de que apareciera en sus páginas cuatro años después de la composición original.

Mere Antoinette, es una bruja de aspecto grotesco que vive en los pantanos del sur. Atraída hacia el joven mensajero, Pierre, le doblega su voluntad con una de sus pociones. La lasciva descripción del efecto del hechizo y el acto sexual (cortada en su totalidad en la versión de Weird Tales) poseen una repugnancia con una viscosidad casi táctil:

«Esta vez, él no la evitó, sino que fue a su encuentro con ardientes e inquietas manos cuando ella se estrechó pesadamente contra su cuerpo. Sus brazos eran fríos y húmedos, sus senos caían como césped sobre una ciénaga. Su cuerpo era blanco y totalmente liso; pero aquí y allá él encontraba ciertas asperezas… semejantes a las de la piel de los sapos… que de alguna manera intensificaban su deseo en vez de ahuyentarlo.

 

»Ella era tan enorme que sus dedos apenas podían unirse en su espalda. Sus dos manos, juntas, sólo podían abarcar el pezón de un solo de sus senos. El colchón era tosco. Pero la carne de la hechicera era como profundos y lujosos cojines…»

 

  • LA HECHICERA DE SYLAIRE

 

Publicada por primera vez en Weird Tales, en julio de 1941.

 

Esta es la última historia del ciclo de Averoigne y está ubicada en un cruce de caminos entre el Cuento de Hadas y la Espada y Brujería. Todo esto intensificado por la magia propia del mundo pagano Celta. También, la historia exalta nuevamente la identificación consciente con un universo regido por fuerzas oscuras, al cual el protagonista quiere definitivamente pertenecer. En este caso, también es el amor el que tiñe de rosa los fuegos del infierno.

El joven y soñador, Anselme, con su devoción a la belleza, los libros y el romance, puede representar al mismo Clark Ashton Smith, o al menos a muchos de sus lectores. Éste, luego de que su prometida, Dorothée, lo rechaza, se retira a una vida ermitaña, y en una de sus andanzas se topa con una mujer de gran belleza. Extrañado de ver una joven sola en lo profundo del bosque entabla conocimiento con ella, y se deja conducir a la región encantada de Sylaire, en la cual la joven, cuyo nombre es Sephora, es una consumada hechicera. Allí, Anselme ayuda a Sephora a derrotar al licántropo y hechicero Malachie du Marais, que era el antiguo amante de Sephora, y fue reducido por ésta a su condición actual de hombre lobo. Al final, Anselme rechaza a Dorothée en nombre de su amor antinatural por Sephora, cuya verdadera naturaleza monstruosa sólo es posible verla a través de un espejo mágico, pero que Anselme rechaza utilizar, ya que no le importa la realidad espiritual de la hechicera sino aquello que ésta le ofrece a sus sentidos. Identificación responsable con unas fuerzas demoniacas, que no obstante le permiten la expresión del sentimiento más puro y elevado que el protagonista ha concebido en su vida.

  • FRAGMENTOS Y SINOPSIS

 

Estas once historias son los únicos trabajos completos de Averoigne, pero Smith mantuvo extensivos apuntes de otras en su «Libro Negro». Títulos y sinopsis para otras crónicas de la provincia encantada de la Francia medieval aún sobreviven: «La Hechicera de Averoigne»; «La Reina del Sabbat»; una secuela de «La Santidad de Azédarac» titulada, «La Maldición de Azédarac»; «El Oráculo de Sadoqua»; y «El Licántropo de Averoigne».

Una de las sinopsis «La Maldición de Azédarac», muestra que Smith consideró explorar aún más los conceptos de la Ciencia Ficción en Averoigne. El malvado Obispo-Hechicero, Azédarac, en la proximidad de su muerte, se traslada a través de un viaje dimensional a una Averoigne alternativa, y se bate en un duelo con una versión de sí mismo. Esta historia hubiera ubicado el ciclo de Averoigne dentro del reino de la ciencia especulativa más avanzada.

La otra sinopsis intrigante que sobrevive es, «El Oráculo de Sadoqua». La historia tiene lugar durante la ocupación Romana de la Galia, cuando Averoigne era conocida como «Averonia». Un oficial Romano Horacio, busca su amigo perdido Galbius, y lo encuentra en una cueva, en donde los vapores de la respiración del Dios pagano Sadoqua (posiblemente una referencia al Dios sapo Tsathoggua del ciclo de Hiperbórea), lentamente lo han convertido en una bestia horrenda. Horacio, también tiene un encuentro con una hermosa joven pagana, indicando que Smith planeaba explorar en esta historia el aspecto erótico/romántico de Averoigne. La fuerte posibilidad de una historia extensa, ubicada en la historia temprana de Averoigne, y posiblemente explicando el origen de lo sobrenatural en la región, hacen de ésta otro caso desafortunado de una idea que nunca llegó a desarrollarse.

Odilius Vlak.


 

 

  • NOTA: El ensayo que el autor de este artículo tomó como referencia a partir de la segunda parte: «The Fantasy Cycles of Clark Ashton Smith (Part I: The Averoigne Chronicles), del autor Ryan Harvey, está publicado en su versión original aquí: http://www.eldritchdark.com/.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s