INTROVISION / Niños que Juegan con los Cadáveres que Serán

  Me parece que llevo una eternidad contemplándolos, a pesar de que es muy probable que no tenga mucho tiempo aquí. O al menos eso creo, apelando a la poca confianza que me queda en mí mismo. ¿La memoria? Está cerca, pero no lo suficiente como para que la pueda tocar con los dedos de una imagen aunque sea borrosa. Pero quizás esa imagen que anhelo me sea concedida por la memoria, es ésta que me rodea… Quizás esta realidad sea la memoria. Envuelta en una niebla opalescente, que sólo deja entrever con el beneplácito de la mágica venda plateada de la luna, las sombras de miles de niños consagrados al ritual de un extraño y diabólico juego.

  Sí, esta realidad es la memoria… ¿Pero de quién? Pues la sucesión de imágenes que al fin vienen en mi auxilio sólo provoca el tiritar de mi sangre, condenada a congelarse a las puertas de mis venas. Al inicio los pasos excitados sobre un sendero que se extendía infinito en medio de una procesión de negros cráneos gigantescos… Todo el paisaje estaba bañado con una luminiscencia lechosa, que moría en la negrura azabache de los cráneos. Alrededor de todo, un inmenso desierto, moteado de montículos de cenizas que simulaban colosales miembros de cuerpos mutilados. Luego, el inicio de un tétrico bosque, cuyo follaje derramaba sobre el infinito sendero diminutos ojos que brillaban con una fosforescencia verdosa, de una intensidad enfermiza. Fijos en mí, por momentos me sentí un huésped distinguido de este horror que antes de devorar mi alma intentaba hipnotizar mi mente. Por último, este pequeño claro de luna y niebla, bordeado de bancos de huesos y, los niños que juegan con una malignidad inocente, ¿con qué? Aquí la memoria me susurra… Con los Cadáveres que Serán.

  «La muerte es un hermoso juego, digno de ser jugado sólo por las almas inocentes», susurra una voz espectral. O más bien, emana de la atmósfera como si fuera articulada por la luz lunar y la niebla opalescente al unísono. «¡Contemplad! Los futuros nigromantes jugar alegremente con la muerte que ha de ser su futuro, que ha de ser su pasión… ¡Que ha de ser su arte! Y lo hacen utilizando como símbolo de la muerte el cadáver de los hombres en que han de convertirse… Son sus juguetes más preciados. La apoteosis de este juego ritual es levantarse a ellos mismos de su muerte futura… aquí en este fantasmal presente. Tú ya conoces el ritual, pues tú también fuiste un elegido, a pesar de que ya no recuerdes nada. Pero no os preocupéis, no necesitáis recordar nada, excepto tu muerte cercana. Y he aquí, que desde el pasado viene el niño que fuiste a darte muerte. Ésa expresión de tu ser que en algún momento de tu pasado, levantó de entre los muertos el cadáver que pronto has de ser… ¡Ja, ja, ja, ja, ja…! ¿Algo que decir como últimas palabras?… pues en tu favor sólo está… esta daga consagrada»

  Y claro… No os sorprendáis, pues esto es Zothique The Last Continent, el Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser. Y lo expresado más arriba es la típica historia con las que las solteronas zothiqueanas se entretienen una tarde cualquiera, ya sea leyéndola de un antiguo manuscrito, o extrayéndola de una ancestral tradición oral. Al fin y al cabo, no debemos culparlas, es la confesión póstuma de un ser que en Zothique es el equivalente a un Símbolo SexualUn Nigromante. Y he aquí los mortales juegos con los cuales, lo quieran o no, se divertirán en la edición de esta semana.

  La sección Alterecos4.D, ciertamente no es un juego de niños, al menos no de niños que hayan nacido fuera de la condena geológica que es Zothique. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, les quiere recordar que el amarillo no siempre es un color esperanzador. Por supuesto él no fue el primero en comprenderlo, pues alguien llamado Robert W. Chambers gobernó al mundo con esta verdad, y su libro El Rey de Amarillo, aún continua siendo una de las joyas sagradas del horror. Y es que hay algo extraño en él, lo denominaremos: El Enigma de un Horror Amarillo.

  En la  sección Runes Sanguinis, en la página del miércoles, se resucitará un cadáver. Se trata de un artículo de la autora francesa de ficción especulativa, Aliette De Bodard. En él la escritora intenta sacar al escaparate de la información actualizada, la realidad de la ciencia ficción producida en los países de lengua no inglesa, y en especial aquellos que no pertenecen al hemisferio occidental. La Ciencia Ficción en los Países No Angloparlantes y Occidentales, es un voto a favor de toda una parcela de la imaginación, que pese a su gigante extensión, se muestra incapaz, al menos por el momento, de traspasar las fronteras del reino de Shakespeare.

  Queda aún la despedida de un niño, que no sólo juega con el cadáver que será, sino con cada uno de los que ha sido en sus vidas pasadas. Nos referimos a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. El tiene que suspender el ritual de resurrección de su futuro cadáver en orden de levantar de su sepulcro el contenido de este Blogzine. En caso de que algún Hermano Fanático se encuentre cerca, que no olvide corear las poderosas palabras «¡levántate y anda!», que tanto en la antigua Jerusalén como en el futuro continente de Zothique, sólo es prerrogativa de los Nigromantes. Y luego… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

 –

Odilius Vlak

Jefe de Redaccion.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s