ALTERECOS 4.D / Las Mil y Una Fantasías de la Realidad

El adagio antiguo que reza «la verdad es más extraña que la ficción», y que está incrustado a modo de epígrafe —cual diadema portadora de una luz demasiado brillante como para distinguirse de la oscuridad— del relato «El Cuento Mil y Dos de Scherezada» de Edgar Allan Poe, es ciertamente una síntesis intuitiva del devenir del asombro humano ante la realidad del mundo que le rodea, por un lado; y ante los mundos que les proporciona la imaginación, por el otro. El misterio que velaba el mundo físico, inspiró en las épocas antiguas la imaginación de los pueblos más impresionables. Lo desconocido era traducido en múltiples formas pletóricas de riquezas imaginativas en los mitos del pasado. El «Mare Tenebrarum» de Ptolomeo Efestión, siempre prodigaba su cuota de extrañezas para darle forma definitiva —en un proceso infinito— al mundo. Pero el descubrimiento objetivo de la realidad, el contacto físico del hombre con un mundo que antes era sólo imaginado, devino también en una especie de cuerno de la abundancia de cosas extrañas, para regocijo de la capacidad de asombro del hombre.

Por consiguiente, muchas cosas —desde paisajes naturales hasta criaturas antes desconocidas— fueron interpretadas bajo las mismas leyes imaginativas con las que anteriormente el hombre tradujo al plano familiar sus ensoñaciones acerca de lo desconocido, resultando en elaborados mitos, creados a partir de la evidencia de los sentidos. Pero también, a medida que el genio del hombre fue extrayéndoles los secretos a la naturaleza por medio de la ciencia; y también, a medida que su fantasía ya no necesitaba del «Mare Tenebrarum» para aún así volar, el asombro y facultad de maravillarse del hombre siempre contó —y continúa contando— con inagotables recursos para su despertar. Los reinos de las expresiones artísticas puramente imaginativas, encarnan en la época moderna el «Mare Tenebrarum» de antaño. Y la literatura fantástica, de horror o ciencia ficción, hacen las veces de monstruos marinos, emanados soterradamente de la imaginación de los hacedores de mitos modernos.

Los caprichos del divino genio de Poe, son innombrables. Y en este relato «El Cuento Mil y Dos de Scherezada», el maestro construyó una interpretación genial de lo que es una verdad eterna e inherente al hombre: su tendencia a mitificar lo incomprensible. Pero también, es un homenaje al genio creador del ser humano, que a medida que penetra en «La Esfera del Misterio Original», que tiene como jurisdicción este mundo físico; y aquella que tiene como jurisdicción la imaginación del creador individual, le echa más leña al fuego del asombro.

Poe toma como modelo un relato que cumple al pie de la letra las reglas de las épocas poderosas de las narraciones orales de historias, y que a su vez constituye la cumbre de esta tradición, sobre todo por su aura oriental: «Los Cuentos de las Mil y una Noches». Y, valiéndose de la imprudencia propia de la curiosidad femenina, aguijonea el deseo de Scherezada —la hija del visir, y última esposa del rey— para contar otra historia, luego de haber concluido con éxito las narraciones de un sinfín de historias fantásticas durante «Mil y Una Noches». Este «pan y circo» servido a la carta, y apropiado para el gusto personal del rey —y su estupidez—, lo hacen olvidar —¿y quién no?— su voto de sacrificar cada mañana, la beldad con la cual se había casado el día anterior, sólo para asegurarse de su fidelidad eterna… bueno, hay que comprender que no haya querido correr riesgos. Pero, como le confiesa Scherezada a su hermana en la noche mil y dos:

«-Mi querida hermana -dijo en la noche mil y dos (cito al pie de la letra el lenguaje del Eshasionnó en este punto)-, mi querida hermana -dijo-, ahora que ese pequeño inconveniente acerca del estrangulamiento se ha desvanecido y que ese odioso tributo está felizmente abolido, me siento culpable de una gran indiscreción al no contaros a ti y al rey (quien, lamento decirlo, ronca, cosa que no haría ningún caballero) la verdadera conclusión de la historia de Simbad el marino. Este personaje pasó por muchas otras y más interesantes aventuras que las que relaté, pero la verdad es que precisamente en la noche de su narración tenía yo sueño y en consecuencia quise abreviar la historia, acto injurioso, el cual confío que Alá me perdone.»

 

Y acto seguido despierta al rey, y comienza la conclusión de la historia completa de Simbad el Marino. Pero las aventuras en esta versión de la historia de dicho personaje, se desarrollan dentro de una interpretación imaginaria y de evidentes características míticas, que Poe hace de las maravillas naturales y científicas que en su época eran dadas a conocer a través de las revistas especializadas. Sin embargo, no estaba Poe alejado de la verdadera mecánica mental que se pondría en marcha en caso del contacto de una persona, comunidad, cultura y época determinada, ante las maravillas de la naturaleza y el genio del hombre que están más allá de su nivel evolutivo. Sería el mismo resultado en su asimilación, en caso de que un miembro de una tribu, o una persona de la antigua Persia, sean trasladados al siglo XIX saturado de máquinas de vapor. Cada uno claro está interpretando la realidad decimonónica desde su propio nivel de conocimientos. En el caso del relato de Poe, digamos que Simbad el Marino, fue una persona a la que Poe le dio un paseo por las maravillas y adelantos del siglo de las luces. Mostrándole: «Las Mil y Una Fantasías de la Realidad»Aún más fantásticas por ser reveladas por el pensamiento científico, que en nada le quita su aspecto maravilloso, ni disminuye su impacto en el asombro del testigo.

Así que, no culpemos a Simbad el Marino por interpretar estas maravillas con los ojos de su época legendaria, y transmitirlas con el lenguaje propio de un mundo ajeno a aquél en el que Poe lo sumergió con su imaginación. Poe construye el relato, desplegando una por una las maravillas que Simbad va descubriendo a través de su viaje. Luego, al final del mismo, coloca una serie de notas, cada una siendo la interpretación científica de aquella versión mítica que Poe naturalmente pone en boca de Simbad. Interpretación por lo demás lógica dada la mecánica arriba mencionada, de hacer de la realidad u obra del genio humano, una manifestación maravillosa, comprensible sólo por la voluntad de los dioses; la magia… etc. Por ejemplo:

 

  • Testimonio de Simbad: «La bestia -continuó contando Simbad- nadaba, como ya he explicado, cuesta arriba y cuesta abajo, hasta que al fin arribamos a una isla, de muchos centenares de millas de circunferencia pero que, sin embargo, había sido construida en medio del mar por una colonia de animalillos como las orugas.»

 

  • NOTA CIENTÍFICA: La Coralina (El Coral).

 

  • Testimonio de Simbad: «-Abandonando la isla -dijo Simbad-, llegamos a otra, donde los árboles eran de piedra maciza y tan duros que hacían añicos las hachas mejor templadas con las que nos esforzábamos en abatirlos.»

  • NOTA CIENTÍFICA: «Una de las curiosidades más notables de Texas es un bosque petrificado, próximo a la fuente del río Pasigno. Hay allí varios centenares de árboles, en posición vertical, transformados en piedra. Algunos, que crecen en la actualidad, están parcialmente petrificados. Este es un hecho sorprendente para los naturalistas y les obligará a modificar la actual teoría de la petrificación. (Kennedy. Texas, I, p. Izo.)

Esta información, al principio desacreditada, ha sido corroborada por el descubrimiento de un bosque completamente petrificado próximo a las fuentes del río Cheyenne o Chienne, que tiene su nacimiento en las Colinas Negras de la cordillera de las Rocosas.»

 

  • Testimonio de Simbad: «-Unas cien millas más adelante fuimos a parar a un clima en el que la atmósfera era tan densa que podía sostener hierro o acero del mismo modo que la nuestra lo hace con las plumas.»

 

  • NOTA CIENTÍFICA: «El acero más duro que se manufactura puede quedar reducido, bajo la acción de un soplete de químico, a un polvo impalpable que flotará fácilmente en el aire.»

 

  • Testimonio de Simbad: «-Dejamos esta tierra y pronto llegamos a otra en la cual las abejas y los pájaros son matemáticos de tal genio y erudición que instruyen a diario en la ciencia de la geometría a los sabios del imperio. El rey del lugar ofreció un premio por la solución de dos dificilísimos problemas y ambos fueron resueltos al instante, uno por las abejas y el otro por los pájaros. Pero el rey mantuvo en secreto las soluciones y sólo tras profundísimas investigaciones y trabajos y de escribir infinidad de libros durante una larga serie de años llegaron al fin los matemáticos a las mismas soluciones que habían dado al instante por las abejas y los pájaros»

  • NOTA CIENTÍFICA: «Desde que las abejas existen, han venido construyendo sus celdas con el número de lados, la cantidad y el ángulo de inclinación que (como se ha demostrado en una investigación matemática que implicaba los más profundos principios de dicha ciencia) se requieren para proporcionar a las criaturas el mayor espacio compatible con la máxima estabilidad de la estructura. A finales del siglo pasado, se planteó entre los matemáticos la cuestión de «determinar la mejor forma que puede darse a las aspas de un molino de viento conforme a las distancias variables desde los brazos y desde los centros de revolución. Este es un problema sumamente complejo pues significa, dicho de otro modo, hallar la mejor posición posible para una infinidad de variadas distancias y una infinidad de puntos. Hubo mil intentos de aclarar la cuestión por parte de los más ilustres matemáticos y cuando, al fin, se llegó a una solución, comprobaron que las alas de un pájaro coincidían con ella, desde que la primera ave echara a volar.»

 

  • Testimonio de Simbad: «-No bien nos libramos de estos pájaros, que nos ocasionaron gran molestia, quedamos aterrorizados ante la aparición de un ave de otra clase e infinitamente más grande incluso que los rochos que he encontrado en mis anteriores viajes, pues era mayor que la mayor de las cúpulas de vuestro serrallo ¡oh, el más munificente de los califas! Esta ave terrible no tenía cabeza visible, sino que estaba enteramente constituida por un vientre, de gordura y redondez prodigiosas, formado por una blanda sustancia, suave, brillante y listada de diversos colores. En sus garras el monstruo llevaba hacia su nido en los cielos una casita a la que había arrancado el tejado y en el interior de la cual divisamos claramente seres humanos que, sin género de duda se hallaban en un estado de espantosa desesperación ante el horrible sino que les aguardaba.»

  • NOTA CIENTÍFICA: Evidentemente un globo aerostático.

 

  • Testimonio de Simbad: «-Entre los magos vivían domesticados varios animales de lo más singular; por ejemplo, había un enorme caballo cuyos huesos eran de hierro y cuya sangre era agua hirviente. En lugar de grano le daban piedras negras como alimento habitual y, no obstante, a pesar de esa dieta tan indigesta, era tan fuerte y rápido que arrastraba una carga más pesada que el mayor templo de esta ciudad a una velocidad que sobrepasaría a la del vuelo de la mayoría de las aves.»

  • NOTA CIENTÍFICA: «El gran Western Railway, entre Londres y Exeter, ha llegado a alcanzar una velocidad de 71 millas por hora. Un tren que pesaba 90 toneladas fue arrastrado de Paddington a Didcot (53 millas) en 51 minutos.»

 

  • Testimonio de Simbad: «Otro de estos magos construyó con parecidos materiales una criatura que haría avergonzarse incluso al genio del que la hizo, pues tan grandes eran sus facultades de razonar que, en un segundo, realizaba cálculo de tan vasta amplitud que habrían requerido la labor combinada de cincuenta mil hombres de carne y hueso durante un año.»

 

  • NOTA CIENTÍFICA: La máquina calculadora de Babbage.

 

  • Testimonio de Simbad: «Otro tenía tal rapidez de percepción que contaba por separado todos los movimientos de un cuerpo elástico mientras éste saltaba hacia delante y atrás a razón de novecientos millones de veces por segundo.»

  • NOTA CIENTÍFICA: «Newton demostró que la retina, bajo la influencia de los rayos violetas del espectro, vibra 9oo.ooo.ooo de veces por segundo.»

 

  • Testimonio de Simbad: «Otro de estos magos, por medio de un fluido que nadie vio jamás, podía hacer que los cadáveres de sus amigos agitaran los brazos, sacudiesen las piernas, luchasen e incluso se levantasen y bailasen a voluntad.»

 

  • NOTA CIENTÍFICA: La Pila Voltaica.

 

  • Testimonio de Simbad: «Otro tenía cultivada la voz en grado tan amplio que podía hacerse oír de un extremo a otro de la tierra.»

  • NOTA CIENTÍFICA: El electrotelégrafo transmite instantáneamente noticias a cualquier distancia de la tierra.

 

  • Testimonio de Simbad: « Otro hacía hielo en un horno ardiente.»

  • NOTA CIENTÍFICA: «Colóquese un crisol de platino sobre una lámpara de alcohol y manténgase al rojo; viértase ácido sulfúrico, que, a pesar de ser el más volátil de los cuerpos a temperatura normal, quedará completamente congelado en un crisol caliente, sin evaporarse ni una gota, porque estará rodeado por una atmósfera de su propia materia y no toca, en realidad, las paredes. Se añaden unas gotas de agua y el ácido, tomando inmediatamente contacto con las paredes recalentadas del crisol, se evapora en forma de vapor de ácido sulfuroso y tan rápida es su transformación que el calórico del agua se va con él y queda en el fondo un trozo de hielo. Si se extrae rápidamente, antes de que vuelva a fundirse, puede obtenerse un bloque de hielo en un crisol ardiente.»

 

¡Ufff!… si todo eso no es magia… ¿Entonces qué es? Ah sí… El genio humano. Que por lo demás es mágico en su proceso creativo. Scherezada no tuvo éxito esta vez, pues el rey se cansó de las aventuras —demasiado maravillosas— de Simbad el Marino, y la hizo estrangular. El futuro también es un espacio mítico. Scherezada de su parte: «Experimentó, sin embargo, gran consuelo (mientras le apretaban el cuello) pensando que buena parte de la historia seguía aún sin contar y que le estaba bien empleado al petulante y bruto de su marido quedarse sin conocer muchas e inconcebibles aventuras.»

 

¡Sí, la aventura creativa continua para el genio del hombre!


 

 

Odilius Vlak


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s