INTROVISION / Una Inmortalidad Olvidada

En alguna mitología olvidada alguien ganó la inmortalidad siendo aún un niño. Un niño bendito y sagrado. Ungido con la sangre que se derramaba a través de los sueños, desde las heridas de algún ser crucificado en la cuarta dimensión. Su inmortalidad llego muy temprano, poco antes del amanecer del recuerdo sobre las tinieblas de su conciencia. Es por ello que no se da cuenta del paso del tiempo. La consecuencia es que esa inmortalidad infantil, que abraza como un cinturón de castidad su madurez, lo hace dudar de su mortalidad, sin que por ello recuerde que es un inmortal. Un profundo presentimiento, que brota desde lo más profundo de su alma, lo hace concebir la idea –paralela a su duda- de que es un inmortal. Mientras, entre la duda y la certeza coquetea con el experimento de dejar el tiempo pasar… para ver qué pasa. Pero él no percibe el correr del tiempo, sino que flota estático sobre una lúdica inmortalidad.

«Me haré viejo se dice a sí mismo—. Las arrugas me revelarán temblorosas el misterio de mi existencia… o cuando menos, su verdad». Pero la vejez lo ha visto pasar muchas veces por su reino sin que él se digne a postrarse ante ella. A pesar de ello, él continúa esperando un cambio físico que pueda devenir en el polo opuesto de su inmortal estado mental y espiritual, con la evidencia de una decadencia carnal, que la mente y el espíritu jamás experimentarán. Un cambio físico que lo despierte de su eterno sopor. Hace tiempo que ha dejado su patria mitológica atrás. Vive una vida normal, y en acuerdo a los tiempos modernos, pero sin saber muy bien el motivo vital para ello. Vive como cualquier ciudadano honrado, que paga con la putrefacción de su cuerpo, los sagrados impuestos a la muerte. Vive sin darse cuenta del hecho de que, este siglo en el que vive; esta etapa de la historia humana de la cual participa; y esta mujer que acaricia… son diferentes a sus homólogos de hace 2000 o 6000 años, que han quedado condenados en las mazmorras de Una Inmortalidad Olvidada.

Y pensar que ese inmortal se encuentra entre nosotros. Y mejor aún… que será testigo del último estertor de nuestro amado Zothique The Last Continent, luego de una larga agonía que ya se está padeciendo en este Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser. ¿Quién sabe si ese inmortal pueda ser uno de sus miembros? En ese caso ha olvidado su inmortalidad… Pero no su oscuridad. Y para muestra basten los lúgubres recuerdos que se publicarán en la edición de esta semana.

En la página de este lunes tenemos la décima edición de nuestra galería mensual Neosapiens. Continuando con nuestra temporada de ilustradores franceses que en un momento publicaron sus trabajos en la Metal Hurlant, aún si no fueron de los fundadores originales, dedicamos esta edición al artista Philippe Cazamayou «Caza» [14 de noviembre de 1941]. Así que, cuidemos los pasos de nuestra imaginación, no vaya a ser que sea víctima de lo que en verdad Caza es: Un Extraño Cazador de Fantasías.

Durante todo este mes de noviembre, la sección Alterecos4.D, se convertirá en el habitáculo para el lado oscuro del alma del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. Y esto ha de ser así, pues el oscuro monje publicará cinco Esmeraldas Luciferinas pertenecientes a su libro, Plexus Lunaris. La primera se titula: Ladrón de Visiones. Sí, alguien vendrá como ladrón en la noche… y no a robarnos nuestras pertenencias físicas.

En la sección, Runes Sanguinis, en la página del miércoles, publicaremos un texto de poder. Se trata de un ensayo titulado: «Cómo Dennis Wheatley le Vendió Magia Negra a Gran Bretaña», del biógrafo y escritor, Phil Baker. En él, el autor expone las cualidades creativas de una de las figuras señeras en la popularización de la magia y su conexión con la política y el poder en el siglo XX, por medio de su extensa producción literaria. En verdad, este ensayo, es el primero de una serie de cinco que hemos traducidos exclusivamente para nuestros lectores de la revista inglesa «ForteanTimes», espacio para todo lo forteano, es decir, para todo lo que encaja en la visión de Charles Ford, el cronista americano de todo lo extraño y paranormal.

En la sección Tetramentis, el próximo jueves –actualmente propiedad de Edwin Peter Barbes– se publicará la continuación del Capítulo III de la Saga, Damned Angel: Genesis, titulado: Un Desafío de Muerte. En la primera parte Azazel les comunicó a sus legiones el plan de destruir a Dios a través de la encarnación carnal de su hijo. Pero también anunció los planes de los demonios Zeroth Y Erian; y éstos apuntan a su destrucción como líder. Ya sabemos las últimas palabras de Azazel: «-¿Van a atacarme? ¿O sólo estarán allá todo el día?»

Via La Niña de las Rocas, fue definitivamente expulsada por el puritanismo Ephigeo hacia el desierto, para que sea devorada por sus ardientes elementos… o sus demonios. Y es que nuestra niña es una terrible maga en potencia, y esto no era del agrado de sus vecinos, no los culpo. Veamos cómo se las arreglará Via, con un poco de ayuda de nuestro venerable, Arcadio Encarnación, en su primer contacto con el desierto, cuál será su decisión, en la siguiente página de su prólogo, que se publicará en la sección Imagixmundi, el próximo viernes.

Uno que no ha olvidado su inmortalidad, es nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Cada vez que recuerda que no se encuentra en los planes de la muerte, la evoca aquí, con cada edición. Y qué bueno, pues… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Odilius Vlak

Jefe de Redaccion.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s