NEOSAPIENS / Philippe Caza: Un Extraño Cazador de Fantasías

Philippe Caza

Philippe Caza - Ilustracion 001 - Portada Metal Hurlant #30

Philippe Caza - Ilustracion 002 - La fin d un monde - 1974

Philippe Caza - Ilustracion 003 - Ose - 1975

Philippe Caza - Ilustracion 004 - Un jeu cruel - 1977

Philippe Caza - Ilustracion 005 - Les pillards de Skaith - 1978

Philippe Caza - Ilustracion 006 - Au carrefour des etoiles - 1978

Philippe Caza - Ilustracion 007 - Trips - 1980

Philippe Caza - Ilustracion 008 - Loreille interne - 1981

El espeso bosque de la imaginación está vibrante de fantasías, que se mueven furtivas, esbozando las siluetas de ondas intuidas en el momento del éxtasis creativo, hambriento siempre del más allá. A través de él, se mueven también furtivos cazadores de esas presas, que han de ser servidas, luego del debido sacrificio, en el banquete para los seres hambrientos de visiones, bajo el menú que dice «otros mundos». Ciertamente, es inagotable el reino de la fantasía y sus criaturas. Pero más inagotable aún, es la variedad con las que dichas fantasías son presentadas, o más bien cocinadas en este plano de los sentidos, bajo el fuego de una imaginación que se mueve con la cautela de los más experimentados depredadores. Philippe Cazamayou, «CAZA», ha sido uno de los cazadores más originales, desde que le fue entregado el arco llamado vida (14 de noviembre de 1941, Francia), y la flecha de la imaginación creativa, cuya punta envenenada de ansias de expresividad, estaba destinada a cazar las fantasías de naturaleza visual. Y esto lo hizo, lo hace y lo seguirá haciendo, a través de la Ilustración, el Cómic, la Animación, el Diseño de Posters, etc.

Cuando leemos un inicio como este: «El Arca está cerrada. A la espera/ Los antediluvianos ya han llegado a ella. Guiados por la voz inmemorial de un mito». Que pertenece a su obra maestra de 1982 «Arkhe» (El Arca [publicada en la Metal Hurlant]), y al mismo tiempo que las analogías del lenguaje poético van tejiendo innumerables significados en nuestra imaginación, las imágenes y colores que se le ofrecen a nuestros sentidos crean el molde perfecto para nuestras fantasías más salvajes, es justo decir… ¡Demonios!

Esta historia, en la que Caza hace una interpretación textual libre, del cuento homónimo de F. Bazzoli (Revista Nyarlathotep № 7, dic. 1972) es evidencia de la magia que porta la capacidad interpretativa de Caza a la hora de crear una atmósfera mitológica, y esto reforzado, ya para la época, con la fuerza expresiva de unos colores y unos diseños que, no hay duda de ello, son heraldos de los arquetipos mitológicos reales que recrea. La historia es una alegoría poética, en la cual El Arca, no atesora las manifestaciones de vida terrestre tal como en el mito bíblico, sino que atesora y protege de los ciclos de destrucción cósmica, las semillas de una nueva manifestación universal. Soportando cinco edades de disolución: La Edad del Agua; La Edad de la Tierra; La Edad del Aire; La Edad del Fuego; y la Edad del Vacío. En esta última desaparecen todos los cuerpos celestes y todas las galaxias, e incluso toda energía. Las metáforas finales hablan por sí mismas: «… Y he aquí: He aquí que la última estrella del universo —toda ella energía degenerada— se abate sobre su propia masa, y, absorbiendo su propia radiación, se ha invertido en un último agujero negro…/ Queda el vacío —y El Arca (en su entelequia)—, El Arca: Punto focal sin superficie donde se incluye el infinito… instante sin duración que abraza la eternidad del conocimiento/ Y he aquí también: He aquí que del vacío, en sí mismo anulado, sólo queda el misterio… He aquí que del tiempo consumido, sólo queda el olvido… He aquí que del infinito, sólo queda la ausencia/ Del Arca: la transparencia… Y de su contenido: la inmanencia.»En fin, El Arca encierra un nuevo génesis.

Aquella parte de la obra de Caza que está consagrada a las expresiones imaginativas como la Ciencia Ficción, se puede clasificar más bien con el término «Fantaciencia», pues nos muestra poderosamente las características científicas de un mundo fantástico. Y en este sentido, lo mejor de la obra de Caza, se hermana con lo mejor de la obra de Abraham Merritt, que sin duda vibró desde el reino de la literatura, con la misma dimensión creativa con la cual Caza vibró desde las artes visuales. De hecho, Caza ilustró entre 1974 y 1975, varios relatos de Merritt, incluyendo «Los Habitantes del Espejismo» y «La Nave de Ishtar». En esta misma vertiente de ilustrador de obras de autores de literatura imaginativa, especialmente de Ciencia Ficción, Caza ilustró trabajos de Edmond Hamilton, como «Fuera del Universo»; de Roger Zelazny, «Lúgubres Luces»; un bestiario de A. E. Van Vogt; o Tschai, de Jack Vance, entre otros. La línea evolutiva de su carrera marchó más o menos como sigue:

  • En 1959, a la edad de 18 años, él comienza una carrera como diseñador de publicidad. Esto continuó durante 10 años.
  • En 1970, evidentemente cansado de de trazar la crónica visual del mundo del entretenimiento parisense, él lanza su primer álbum de cómic titulado, «Kris Kool».
  • En 1971, Caza comienza a publicar en la revista Pilote. Debutando con su serie, «Cuando los vestuarios tenían Dientes», seguida por otras historias. En 1975, en la misma revista, inicia su serie, «Escenas de la Vida Suburbana» (1977-78 y 79). Una divertida crónica de la vida diaria de una familia parisina, habitante de una de esas zonas marginales, polucionadas y con espacios a bajo coste de alquiler. Dicha familia se ve asediada constantemente por la irrupción de lo fantástico en su monótona vida. Tanto así, que una presencia constante de una dimensión fantástica en su vida, lo constituye un autorretrato del mismo Caza, colocado en la pared de la sala principal de la casa familiar, y fantásticamente parecido a Carlos Marx. También en la misma revista, se publicó la serie de inspiración lovecraftiana y mecánica surrealista «La Eda de La Oscuridad», compuesta por «Los Habitantes del Crepúsculo» (1982), y «Las Paredes de la Noche» (1984).
  • Con el surgimiento de la Metal Hurlant, en 1975, Caza encontró un espacio en el cual se podría enfocar exclusivamente en sus inquietudes fantásticas, que le hablaban de crear mundos propios, con sus propios habitantes, costumbres, vestimentas, etc. En esta revista aparecieron primeramente trabajos como «Sanguine», elaborado en un detallado puntillismo a blanco y negro. Luego vinieron sus trabajos bajo el colorido estilo que se convertiría en un rasgo esencial de su personalidad creativa, estos incluyeron: «Arkhe», «Chiméres», «Laïlah», etc. En esta misma revista apareció la saga «El Mundo de Arkadi» (1989-2004); compuesta de 7 álbumes. En ésta, el hijo de un bárbaro y una hechicera, tiene la clave para sobrevivir en un futuro en el cual la tierra ya no gira sobre su eje. Y la Luz y la Oscuridad se encuentran enfrascada en una batalla sin fin.
  • Amiante, fue una serie escrita por Caza e ilustrada por Patrick Lemordan. Iniciada en 1993 y finalizada 1997. Aquí el pelirrojo y tuerto Amiante, junto con Fafnir el ladrón y el mago Mordecai, se ve involucrado en un combate maniqueo en contra de demonios y nigromantes, en el mejor estilo de la «Fantasía Épica».

 

  • Caza, también se involucró en el reino del cine animado, con producciones como: «Gandahar, Los Años Luz» (1986), de la cual fue el diseñador tanto de los personajes como del mundo en sí. basada en el libro de Jean-Pierre Andrevon, y dirigida por Rene Laloux. También trabajó en el diseño y adaptación de la animación, «Los Niños de la Lluvia» (2003). Esta fue una adaptación de la novela de ciencia ficción, «En la Imagen del Dragón», del escritor francés, Serge Brussolo. Fue dirigida por Phillipe Leclerc. Y pensar que este CAZAdor todavía continúa CAZAndo.

 

Odilius Vlak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s