INTROVISION / La Melancolía de la Nada

Sin alguna vez experimentó algo, ahora esa parte de su Ser yace sepultada en la tumba impersonal y abstracta de su razón de ser… de lo que es en esencia. Todo lo concebido tiene un pasado, en el caso de la Nada, ese pasado está secuestrado en las catacumbas que se arrastran bajo cada uno de los pensamientos que la mente del hombre le ha dedicado. Ella jamás había sentido algo parecido, el primer algo dentro de su vacío… el primer recuerdo dentro del olvido de sí misma. Ese extraño sentimiento se ha estado manifestando con los ropajes de un sueño; ha estado caminando con sus mismas sandalias; ha estado oculto con sus mismas máscaras. Surge rápido, como un relámpago que destella imágenes de cosas que la Nada intenta retener pero que su misma naturaleza hace que se sumerjan dentro de sí misma, dentro de su Nada. Aún así, alguna huella ha dejado el destello de imágenes, una oscuridad en el punto del Ser de la Nada que fue enceguecido por la Luz. Y esa oscuridad se extiende como una mancha de una terrible sustancia llamada anhelo. El deseo por algo que no se ha experimentado, que no se sabe si existe, y no se sabe cómo definirlo. De esa manera la Nada ha dejado de ser la Nada, pues ahora es ella más su melancolía… La melancolía de algo que no ha sido… La melancolía de todo lo que contiene la imaginación humana.

Y si su propia naturaleza, su razón de ser es lo que impide que ella pueda obtener ese algo que ahora arde en la hoguera de una melancolía patológica, entonces, ella se olvidará de sí misma, y de esa manera convertirse en la totalidad del recuerdo de ese algo, una vez que destelle el siguiente relámpago de imágenes lanzado desde el firmamento de la imaginación humana. La víspera de la borrasca apocalíptica la marcará el momento en que el primer ser humano le dedique un pensamiento profundo a la Nada, ésta se fundirá con él y… La Melancolía de la Nada terminará… en la Nada que sobrevendrá sobre la imaginación humana. La Nada, entonces, será doblemente Nada: la Nada que es en sí misma gracias a la imaginación humana; y la Nada que será una vez que dicha imaginación desaparezca en su Nada. Luego de esto no habrá Nada… ni siquiera para la Nada. Fin de la historia… Fin de la Nada… en Nada.

¡Ummm! Si no fuera porque esto es Zothique the Last Continent, el Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser… diría que esa es una mala noticia. Pero no, pues incluso en la Nada la Oscuridad es algo. Y ya que la Nada es el sepulcro del Todo… bueno, he ahí una gran materia prima para un Nigromante zothiqueano. Veamos qué clase de muertos levanta en la Nada luminosa edición de esta semana.

El libro Plexus Lunaris continua propagando las esmeraldas luciferinas de un misticismo de las tinieblas. Y la sección Alterecos4.D, en la página del martes, es el terreno en el cual se ha sembrado la última de dichas semillas: Un Día en los Sueños de un Ciego. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, sin dudas es un excelente sembrador.

No habrá nada para la Nada en la sección Runes Sanguinis, en la página del miércoles. Pues es temporada de la revista inglesa «ForteanTimes», y por lo tanto les tenemos otro artículo traducido directamente de sus páginas de conocimiento alternativo a las nuestras de conocimiento condenado: «Robin Hood y los Templarios de la Maldición», del autor John Paul Davis. Como su título lo sugiere, el bandido fue más que un bandido… Fue un Caballero Templario, en todo caso condenado.

La sección Tetramentis, en la página del jueves es el campo de batalla de la Saga «Damned Angel: Genesis», de nuestro más reciente miembro, Edwin Peter Barbes. La confrontación de Erian contra Azazel en el capítulo IV casi puso fin a la vida del primero. Pero Azazel decidió salvarla. ¿Por qué? Bueno, el motivo quizás no sea —como todo buen demonio que se respete— de orden sentimental. Pero de eso nos enteraremos en el Capítulo V, titulado: Renacimiento.

El destino de Via La Niña de las Rocas, reina nuevamente en la sección Imagixmundi, en la página del viernes. Por primera vez su avance parece haber encontrado un verdadero obstáculo. Herida, Via aparentemente no tiene muchas posibilidades de conocer a la Muerte, antes de que ésta la conozca a ella. Veamos que más tienen bajo la manga las sombras del valle de la muerte, en la página 27 de su aventura. Sin olvidar que dicha carta —si la hay— ha sido introducida por nuestro venerable, Arcadio Encarnación.

Y desde su Nada, nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de nuestro Templo Virtual, trata de recordar su Todo. Valiéndose para ello de la publicación semanal de la melancolía imaginaria de cada uno de sus miembros. Si bien dicha melancolía es por algo dentro del cual descansa el Todo y la Nada, simbolizado en nuestro lema… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Odilius Vlak

Jefe de R edaccion.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s