INTROVISION / Los Reflejos del Sonido

Existe una extraña legión de demonios cuya influencia diabólica se mueve a la velocidad del sonido. Generando oscuros pensamientos en los corazones de sus elegidos, una vez que éstos perciben las primeras manifestaciones de su estridente llamada, derramada como un vomito etéreo desde el pandemónium astral en el que habitan. Su maldición es rápida, aguda algunas veces, y solemnemente grave en otras. Pero en ambos casos su efecto es el mismo: la encarnación visual del sonido infernal, en imágenes que ostentan el horror propio del demonio que lo emitió, que, una vez vistas por la víctima elegida para tal espeluznante sacrificio, quedan estampadas en su alma como si fueran tatuadas por el mismo estridente de Satanás.

El caminante solitario avanza sin prisa por el sendero que le traza la luna. El cielo está momificado de estrellas que brillan con la intensidad de los ojos de un Basilisco. Él camina junto a la compañía del caluroso silbido de una alegre canción festiva; que desde tiempos remotos es cantada en esa tierra a manera de ofrenda de bienvenida a la primavera. De repente, un lúgubre repique de campana se escucha. Es un siniestro sonido que desde el primer momento se tiene la conciencia de su origen extraterreno e infernal. El solitario queda al instante paralizado, y la salvaje dilatación de sus pupilas dan fe del conocimiento de su alma: tal campanada anuncia una siega más para el sonido demoniaco. A medida que el sonido de la campana se abisma en el mismo vacío astral del cual emanó, su rastro es sustituido por una espantosa, lenta y penetrante melodía, que desciende como una lanza de fuego invisible sobre el solitario.

Antes de que él mismo se diera cuenta, siete dobles espectrales de sí mismo forman un círculo a su alrededor. Estos dobles espectrales poseen una cualidad extraña que se expresa bajo un desconcertante ilusionismo óptico: su presencia es pulida y bidimensional, como la de un espejo. Pero al contrario de un espejo normal, los siete espectros reflectores sólo reflejan las tétricas imágenes del sonido demoniaco, ataviadas con los propios temores arquetípicos de su modelo físico. En este caso… del solitario.

El pandemónium sónico se vierte, cual demonio invocado de los abismos superiores, dentro del círculo mágico de los espectros reflectores, en cuyo centro se encuentra la víctima del sacrificio, inamovible, gracias al miedo, y la resignación a su condena. La personalidad melódica del sonido, es la de una estridencia Black Metal. Con la velocidad de un relámpago, aumenta su volumen, frente a los siete espectros reflectores. Al mismo tiempo, un apagado llanto y crujir de dientes se empieza a escuchar… El solitario ha visto los primeros reflejos del sonido… Él ha visto sus primeros demonios. Horrendas monstruosidades se disparan reflejadas hacia él, desde cada uno de los sietes espectros reflectores.

Imágenes de ancestrales temores, que toman la verdadera forma de aquellas entidades que los inspiraron, marchando en un infernal crescendo, a medida que el látigo de la sinfonía Black Metal azota lo más profundo del Ser del solitario. Legiones de demonios arquetípicos, reflejados desde el sagrado número de sus sietes espectros espejeantes. El sonido enmudece repentinamente; los sietes espectros reflejantes se disuelven en la luz de la luna. En el solitario camino de una extraña tierra mitológica, sólo se percibe un solitario espectro, ennegrecido por unos temores invernales, que luego de un rato, continúa su marcha. Esta vez acompañado del escalofriante silbido de un antiguo cántico de hechicería, que toda persona que lo escuche, quedará señalada por los demonios del sonido reflejante.

¡Ja, ja, ja, ja, ja! Ah… bendito sea Zothique the Last Continent: el maldito Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser. He aquí las imágenes que se reflejarán en la conciencia de cada uno de nuestros Hermanos Fanáticos, una vez escuchen el sonido demoniaco de la edición de esta semana.

La sección Alterecos4.D, en la página del martes, ostentará, cual diadema de mal augurio, la última de las esmeradas luciferinas extraídas esta temporada del libro Plexus Lunaris: El Hacha Fantasma. Es la esmeralda número 15 —el arcano del Diablo— de este compendio de relatos en prosa poética; primer manifiesto de la metafísica de las tinieblas del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. ¡Cuidado! Un filo se acerca al cuello de su alma.

La sección Tetramentis, en la página del jueves, continúa siendo el campo donde se desarrolla la batalla espiritual de la Saga: Damned Angel Genesis, del escritor Edwin Peter Barbes. Al final del capítulo V, fuimos testigos del nacimiento a la vida de, Muerte, antiguamente Erian. Pero Azazel no se inmuta por la lobreguez del nuevo bautizo, y así, le exige a Muerte su colaboración. En el Capítulo VI: El Recolector de Almas… las almas de los hombres estarán en aprietos. Y no precisamente porque le ajuste demasiado el cuerpo físico.

En la sección Imagixmundi, del próximo viernes, veremos el detonante resultado de la tierna despedida, que las sombras del Valle de la Muerte le hicieron a: Via La Niña de las Rocas. Como que todo este embrollo comienza a tener sentido. Via, pretende conferenciar con la Muerte, pero, ¿acaso no sabe que no podrá hacerlo estando viva? Supongo que ya esa verdad se la habrá revelado nuestro venerable, Arcadio Encarnación. Veamos como la asimila Via, en el Acto 29 de su aventura.

El siniestro sonido que se refleja en el espejo de todas nuestras pesadillas —incluyendo las de nuestros Hermanos Fanáticos— lo emite nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Dichas pesadillas reflectoras, también proyectan la expresión melódica de ésta, nuestra verdad… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Odilius Vlak

Jefe de Redaccion.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s