NEOSAPIENS / Gustave Dore: El Santo de los Ilustradores

Paul Gustave Dore -1855-1859

Gustave Dore - The Raven  - P01 - Ilustración 01

Gustave Dore - The Raven - Nevermore  - P02 - Ilustración 02

Gustave Dore - The Raven -  Vainly I had Sought to Borrow  - P06 - Ilustración 03

Gustave Dore - The Raven - Not the Least Obeisance Made He  - P14 - Ilustración 04

Gustave Dore - The Raven - Perched Upon a Bust of Pallas  - P15 - Ilustración 05

Gustave Dore - The Raven - Balm in Gilead  - P22 - Ilustración 06

Gustave Dore - The Raven - My Soul from out that Shadow  - P26 - Ilustración 07

Cualquier senda a través de la cual se adentre una especie determinada de humanos, generación tras generación, necesita su santo protector. En el caso de todos aquellos cuya misión es servirles los mundos de la imaginación literaria, al voraz sentido de la vista, y a los cuales hemos acordado en llamar, «Ilustradores»…, el santo en cuestión bien podría ser: Gustave Dore. Para muchos, él es simplemente el más dotado ilustrador que el mundo haya conocido. Él elevó el arte de la ilustración a un nivel de dignidad e importancia desconocido hasta entonces; desarrollando metas insospechadas para el lápiz hasta que su habilidad natural se las trazó. Muchos son los mundos que él nos ha legado, como una especie de carta de ruta hacia el reino de su genio, pues exploró y dotó de una oscura belleza áreas que hasta él habían permanecido desoladas; al tiempo que delineó nuevos y luminosos senderos que aún llevan estampados su huellas pioneras. Gustave Dore, supo como nadie en su época, vestir con una especie de aura esmaltada, los trabajos de los grandes escritores, haciéndolos más accesibles a la vista de los profanos, y más familiar, gracias al calor de su personalidad.

Paul Gustave Dore, nació en la ciudad de Strasburg, el 10 de enero de 1833. Eso quiere decir, que el Neosapiens de esta edición, es una especie de homenaje a su genio en el mes de su nacimiento y, por otro lado, también al genio de Edgar Allan Poe, del cual Dore ilustró su poema, «El Cuervo». Un gran privilegio para todos los amantes de la metafísica del horror, emanada del alma de Poe, que en el mismo siglo XIX, nada más y nada menos que Gustave Dore, haya puesto su ojo, su genio y su lápiz sobre su obra, para legar a la posteridad un trozo de arte único, surgido de la combinación de sus dos genios.

Muy poco se sabe de su infancia. No obstante, a los once años, él ensayó su primera creación artística: un conjunto de litografías publicadas en su ciudad natal. Al año siguiente se encuentra en París, enlistándose como el estudiante número siete, del Charlemagne Lyceum. Su primer trabajo de envergadura inició en 1848, con una fina serie de bocetos, «Los Trabajos de Hércules»; los cuales fueron publicados en un periódico ilustrado, en el cual él había trabajado desde hacía mucho tiempo como diseñador. En 1856, fueron publicadas las ilustraciones para el «Contes Drolatiques», de Honoré de Balzac; y también las de, «El Judío Errante». Las primeras, siendo humorísticas y grotescas en el más alto nivel, mostrando en verdad, un absoluto abandono a la fantasía. Mientras que las últimas, son extrañas y sobrenaturales, con fieras batallas, naufragios, muchedumbres turbulentas y la naturaleza en sus aspectos más terribles y prohibidos. Cada incidente o sugestión que pudo haber hecho más efectiva la historia, o intensificar el horror propio de las escenas, fue capturado y proyectado con un poder maravilloso. Esto le granjeó al joven Dore una gran reputación, que se incrementó con sus trabajos posteriores.

A pesar de su amor por la naturaleza, y su poder de interpretarla en sus diferentes estados de ánimo, Dore, era un soñador; y muchos de sus logros más profundos pertenecen al reino de la imaginación. Pero él se encontraba en casa en el mundo real, como lo testifican sus diseños para, «Atala»; «Londres: Una Peregrinación»; y muchas de las escenas para el «Don Quijote».

Cuando se toma en cuenta la variedad de sus diseños, y se considera el hecho de que en casi todas las tareas que él emprendió, ninguno se había aventurado antes, entonces, la cantidad de trabajos que él realizó resulta asombrosamente increíble. Enumerar la inmensidad de trabajos —ni que decir que algunos de sus volúmenes únicos, contienen cientos de ilustraciones— sólo daría una vaga idea de su capacidad de trabajo y disciplina. Aparte de los ya mencionados, también ilustró obras de: Montaigne; Dante; La Biblia; Milton; Rabelais; los «Idilios del Rey» de Tennyson; «El Viejo Marinero» de Samuel Taylor Coleridge; Shakespeare; «Legende de Croquemitaine»; «Las Fabulas» de La Fontaine, y muchos otros.

Tómese uno de estos trabajos —Dante, La Fontaine o «Don Quijote»— y obsérvense las ilustraciones. La simple labor manual involucrada en su concepción es sorprendente; pero cuando la calidad del trabajo es verdaderamente estimada, lo que él logró resulta prodigioso. Ninguna mención particular es necesaria hacer de su trabajo como pintor o escultor, pues su reputación descansa únicamente en su obra como ilustrador.

La personalidad de Gustave Dore, era exuberante y excéntrica; con una apariencia siempre juvenil. Él sentía pasión por la música, y estaba dotado de una extraña habilidad para el violín. Y es por lo general asumido que, de él haber fracasado con el lápiz, bien pudo haber tenido una exitosa carrera como músico. Soltero por vocación, vivió una pacífica y retirada vida con su madre, casado —como él mismo lo expresó— con ella y con su arte. Su muerte ocurrió el 23 de enero de 1883. En verdad, esta galería es un homenaje perfecto: el del nacimiento y muerte de aquél que puede ser considerado por derecho propio, como: El Santo de los Ilustradores.

Odilius Vlak

 

 

Anuncios

2 comentarios en “NEOSAPIENS / Gustave Dore: El Santo de los Ilustradores

  1. esto es sencillamente impresionante, lo de este hombre, nunca habia escuchado hablar de el…

    me ha encantado conocer sobre este gran ilustrador…
    gracias a ustedes chicos…

    saludos a Markus…XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s