RUNES SANGUINIS / Posdata sobre Zothique – Por Will Murray

Quizás sea algo apropiado, que un ciclo de historias tan enfocado en la perdición y la condena, fuera acosado por las sombras de historias perdidas y fugitivas.

Clark Ashton Smith, mantuvo en su así llamado «El Libro Negro», una lista actualizada de historias tituladas «Los Cuentos de Zothique» —el título para su pretendida colección—, la cual nombraba varias historias fantasmagóricamente elusivas. En ella, estaban registradas prácticamente cada una de las historias escritas, las iniciadas, e incluso, aquellas contempladas como posibles piezas para la serie. Esto, presenta un complicado problema bibliográfico, en el sentido de que, Smith, no hizo ninguna distinción entre estas categorías muy diferenciadas entre sí.

Entre «El Viaje del Rey Euvoran» y «El Tejedor de la Tumba», Smith, nombró un relato titulado, «La Locura de Chronomage». No existe ningún manuscrito o historia con tal título. Sólo el germen de la trama que sigue a continuación:

«Un rey que contempla una visión no compartida por otros, y penetra dentro de la visión en su hora de necesidad»

La séptima pieza de la lista se titula «Camamagos», pero fue omitida y una nueva séptima historia, «El Tejedor de la Tumba», la sustituyó. Nada más se conoce de este fantasma. No obstante, una cita sugerente de un trabajo místico titulado «Los Testamentos de Camamagos», se utiliza como epígrafe para «Xeethra». Es una especie de oscuro volumen semejante al Necronomicon, que es también mencionado en dos relatos no-zothiqueanos, «El Caminante del Polvo» y «La Estrella Infernal», el último de los cuales es un fragmento que hace mención de Zothique, pero no es parte del ciclo, y como tal, no es incluido en esta colección. En «El Caminante del Polvo», Camamagos, es un antiguo vidente griego con una maligna reputación. Es interesante preguntarse si «El Caminante del Polvo», pudo haber sido una concepción para Zothique, posteriormente extraído de la serie, así como «El Viaje del Rey Euvoran», fue trasplantado desde el ciclo de Hyperbórea.

En una carta a H. P Lovecraft, fechada el 1 de septiembre de 1933, Smith reitera una intención que le fue manifestada previamente a Derleth: «Con la conclusión de dos cuentos más “La Locura de Chronomage” y “Xeethra”, yo habré de tener suficientes historias de Zothique para un volumen. Nada queda excepto encontrar un editor, para lo cual creo que será un contrato.»

«Xeethra», no fue escrito hasta dentro de seis meses, sin embargo, fue incluido en el registro de Zothique de Smith, como la novena historia. Posteriormente, Smith, expresó su satisfacción sobre el hecho de que la conclusión de «Xeethra» y «El Último Jeroglífico», le proporcionaron la cuota necesaria para los relatos de Zothique, sugiriendo que él había abandonado completamente cualquier plan de escribir «La Locura de Chronomage», una vez que él había obtenido un cuento final más apropiado. Ciertas similitudes temáticas entre «Xeethra» y «La Locura de Chronomage», pudieron convertir el último en redundante.

Sólo dos páginas sobreviven del fragmento de 1935 «Las Figuras de Adamant», si bien Smith, sostenía haber escrito 1000 palabras, de manera que debemos asumir que dos o tres páginas están perdidas. Una pista del porqué Smith, abandonó esta historia, es sugerida en un comentario a Robert H. Barlow, de julio de 1937: «Existe muy poca oportunidad de que una revista profesional tomaría en cuenta una obra de tal naturaleza fantástica y mística, que involucra cuatro Avatares en un futuro continente…». Smith, había considerado enviar la historia a la revista amateur de Barlow, «Leaves».

Otra pieza perdida es «El Alkahest», de la cual se sabe que tanto la trama como su comienzo son de agosto de 1937. Sólo la trama sobrevive:

«Bithream, alquimista y mago, considera que él está a punto de descubrir el Alkahest. Sin embargo, en esta coyuntura, él es arrestado con sus pupilos y conducido ante los inquisidores de la diosa Kathruale, quienes lo acusan de hechicería y corruptor de los jóvenes. Por medio de un químico (contenido dentro de una caja de rapé escondida en su persona) que temporalmente reduce el tamaño del cuerpo humano, él escapa a través de los barrotes de una ventana y libera a sus pupilos. Ellos escapan de la inquisición hacia un extraño valle rodeado de riscos que se extiende hacia el desconocido desierto exterior.»

No incluida en este registro es una trama que data de entre 1940-41, titulada «Los Pies de Sidaiva», la cual sigue a continuación:

«Sidaiva, bailarina de corte en Ummaus, famosa en todo Zothique por la gracia de su baile y la belleza de sus pies, despierta el celo de la princesa Lunalia, hija del Rey Phantur de Xylac.»

Con mucho, las piezas más dificultosas son los cuatro títulos que siguen a, «El Jardín de Adompha». Tal como Smith las registró, ellas son:

  • 18. Morthylla.
  • 19. Los Dos Nigromantes.
  • 20. El Súcubo Escarlata.
  • 21. Los Compañeros Infernales.

Smith, aparentemente olvidó registrar «El Amo de los Cangrejos» (finalizado en agosto de 1947) y el drama «La Muerte te Acorneará» (1950-51; revisada en 1956), las cuales aparentemente preceden a «Morthylla», sobre la cual se sabe que él trabajó desde el principio de 1951, y la concluyó en el otoño de 1952. Como, Andrew Smith, los señaló en su artículo «La Muerte te Acorneará», en manuscrito e impresión, y en una observación adicional («El Ídolo Oscuro» #3, invierno, 1993), el título original de Smith, para el drama fue «La Doble Nigromancia», que se acerca mucho a «Los Dos Nigromantes», como para sugerir que ellas son la misma cosa.

Esto es ciertamente plausible desde un punto de vista cronológico, si uno permite la posibilidad de que, «Morthylla», fue registrada durante su concepción y no durante su composición, muy parecido a como, «Las Figuras de Adamant» y «El Alkahest», lo fueron. Otra posibilidad es que, Smith, posteriormente adaptara el drama inconcluso como, la ahora desaparecida historia corta, titulada «Los Dos Nigromantes», como él mismo sugirió en una ocasión que podría hacerlo, en una carta a, de Camp, de 1952.

¿Qué es entonces, «Los Compañeros Infernales»? Ninguna trama, historia o fragmento existe con este título en ninguna otra parte de los papeles de Smith, ni tampoco ninguna de sus cartas existentes, menciona semejante historia. Una lista de historias no fechadas la incluye, en un contexto que sugiere una época anterior a 1953.

Existen dos posibilidades. La primera es que sea una historia perdida. Smith, perdió varios manuscritos durante un fuego en su cabaña a principios de los 50s, incluyendo el borrador original de «La Muerte te Acorneará», forzándolo a pedir prestada una copia de un corresponsal, Roy Squires, la cual él entonces revisó en el verano de 1956, para producir el borrador final. «Los Compañeros Infernales», pudo ser otra de las víctimas de estos papeles. Si esto es así, entonces, el último cuento de Smith para Zothique, está perdido para siempre.

Sin embargo, una teoría más elegante coloca a «Los Compañeros Infernales», como el título temporal para el no registrado, «El Amo de los Cangrejos». Para que este sea el caso, Smith, habría tenido que comenzar a escribir «Morthylla» —o al menos concebirla—, antes de septiembre de 1947. Es ciertamente posible, y explicaría el silencio en sus cartas en lo referente a, «Los Compañeros Infernales». El título de la historia bien podría referirse a los cangrejos que acuden al mago. De las tramas sobrevivientes de la historia, una no tiene título, mientras la otra lleva el título temporal de, «Los Cangrejos de Iribos».

Cualquiera que sea el caso, «Los Compañeros Infernales» es, o la última historia de Zothique, o la última que, Smith, concibió.

Como están las cosas, y dado el lugar que ocupa «Los Dos Nigromantes», después del que es el último cuento sobreviviente de Zothique, «Morthylla», así como por el hecho de que hasta donde se sabe, la revisión de 1956 de, «La Muerte te Acorneará», constituye la última vez en que, Smith, escribió para Zothique, concluyendo con éste la colección.

El fragmento final, «El Enemigo de Mandor», es imposible de fechar con exactitud. Dado que el título aparece en «El Libro Negro» de Smith, anterior a la trama de «Morthylla», lo hemos posicionado como corresponde, a pesar de la notoria vaguedad de la hoja de «El Libro Negro», para tal propósito. Puede ser posterior a «Morthylla».

Quizás la pérdida más grande del ciclo de Zothique es «El Súcubo Escarlata», que Smith describe en una carta de 1953 a, L. Sprague de Camp, como «Un proyecto para una novela corta de Zothique, que está dando vueltas en mi cabeza. El concepto hace referencia indirecta a la terrible historia de Balzac, «El Súcubo», en «Las Historias Graciosas», y explorará las posibilidades místicas e imaginativas del sexo, un aspecto que parece ser obviado en estos días de crudo y mundano realismo.»

Si bien incluida en su registro oficial para las historias de Zothique, no se conoce que, Smith, haya comenzado a escribir la que podría haber sido su última crónica del último continente de la tierra. Si alguna vez fue iniciada, esta prometedora historia, debió haberse perdido en el mismo fuego trágico que probablemente consumió «Los Compañeros Infernales», y posiblemente, «Los Dos Nigromantes».

Ninguna trama sobrevive, pero dado que, Smith, habló de «El Súcubo Escarlata», en fecha tan temprana como junio de 1945, dicha fecha establece una línea cronológica que hace creíble la teoría de que «El Amo de los Cangrejos» y, «Los Compañeros Infernales», son idénticos.

Más allá de estos sombríos fantasmas, sólo harapos deshilachados permanecen.

Una copla, posiblemente un abortado comienzo para un segundo poema de Zothique, fue encontrada posteriormente en «El Libro Negro» de, Smith:

«Donde Xanthic navegó, sobre blanqueadas aguas corrió

Algún Xebec sopló, desde Yoros hacia Ayair.»

Por último, también desde «El Libro Negro» viene un epigrama —quizás las últimas líneas zothiqueanas jamás escritas—, con el cual, como el mismo Smith podría decir, parece correcto cerrar este volumen:

«Dijo Smygo, el iconoclasta de Zothique: “Siempre lleva un martillo contigo y destroza cualquier cosa sobre la que esté escrita: Hasta aquí puedes avanzar, pero no más allá”.»

Traducido por Odilius Vlak


  • NOTA: La versión original de este artículo, titulado: «‘Zothique’ – Postscript» (diciembre 2001), se encuentra aquí: http://www.eldritchdark.com.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s