TETRAMENTIS / La Tumba del Visitante – Por Odilius Vlak.

Allí, en el prado hambriento donde los huesos reverdecen tras una intensa fiebre; sudando infinitas espinas de condenación… está la tumba del visitante.

Descubrirás dos huellas moldeadas en el fino polvo gris: esas son sus huellas. El polvo inmutable, es el último intento de su materia física por sujetar a su alma cautiva, en el límpido vacío de las huellas. Lleva milenios intentando librarse, será imposible, mientras el polvo aún se aferre a las oscuras glorias de un pasado envenenado. En ese lugar se desplomó inerte el visitante, eternizando pacientemente la descomposición de su cuerpo, el lugar y dirección de sus dos últimos pasos.

Ahí, el polvo a donde regresó, se ha convertido en un despiadado centinela que vigila atentamente su alma, para que no avance ni retroceda ni un paso; ni aún con los nefastos vientos que alguna vez combatió. ¿De dónde venía en esa ocasión el visitante? ¿A dónde se dirigía?… ¿Quién era?

Según una antigua leyenda, que aún se deja intuir en los espectros de criptas extranjeras, el lugar donde te hallarás, es el recuerdo estéril de un templo que en una era remota, estuvo consagrado a los ritos de la primera cosmogonía pagana en nuestro planeta. La que nos obsequiaron los brujos estelares, como símbolo de una alianza que aún no ha dado sus frutos. Pues los arcanos que encierra, huyen de nuestra ignorancia. La trascendencia de los viejos mitos sigue alimentando nuestros sueños… ¿Es posible que los hagas tú una realidad, tras el despertar que a ti se acerca?

El viento helado traicionará tus huesos, a medida que tu presencia invada la entumecida desolación que ha conquistado con silencio de marfil, el espacio del antiguo templo. No te será difícil descubrir el mausoleo de polvo que forma la tumba del visitante. Sus átomos de cristal grisáceo, será lo único que refleje la luz ausente de la luna, en esa oscura noche, donde abrevará la maldición de tu destino. Para luego escalar la embriaguez en espiral de una aventura sin fin, hasta la tumba anónima, donde el antepasado de los secretos que encarnan nuestras insondables visiones… Jamás ha descansado en paz.

¡Ah, los conjuros del visitante! Hechizos que en un tiempo se deslizaron sobre el aliento de demonios proscritos de otras rebeldías celestes; y las lágrimas escalonadas de dioses que tuvieron que ceder. Descendiendo al último peldaño, las artes mágicas del visitante, prófugas también, se ocultaron como chispas de fuegos heréticos en la oscura fosa de nuestras tres dimensiones.

Una vez en la tierra, el visitante elevó con su sabiduría las conciencias postradas de los seres humanos. Más que todo, les deslumbró sus almas con los tesoros de la oscuridad. El experimento funcionó. Una nueva estirpe de seres se alzaron con una voluntad fresca, para codiciar lo que existe más allá de la matriz del universo. Su principal secreto, fue enseñarles a los primeros hombres, que cualquier paraíso beatífico, sustento de las religiones, las galaxias y universos paralelos que descubren los avances científicos del hombre: sólo representan fetos. Una vez estés habitando el despertar, será preciso que te mantengas alerta. Sólo el que escucha con atención podrá percibir los gritos… ¿Revelarás tú al fin, que tipos de sombras se proyectan fuera de la matriz?

En el instante en que tu corazón se detenga a escuchar, te hallarás justo al borde de la tumba del visitante. ¿Cuántos han tenido la oportunidad de contemplar la tumba de un dios? Te encontrarás ante la insólita morada de un Ser superior. Así que no te estremezcas si sientes que tu sangre se refugia en tus huesos. Pero no estarás allí para depositar flores sobre el polvo gris. Tu misión será librar al alma del visitante, del cautiverio sepulcral en el que la ha sumido la férrea corrupción de su cuerpo. Su alma quiere crear; invocar nuevas fuerzas cósmicas; escrutar con sus artes las posibles almas que habitan en las maquinas creadas por el hombre y, utilizar sus poderes, para alinearlas con la conciencia mágica de la naturaleza. Su misión última: Rediseñar estas tres dimensiones, desarrollando la intuición y la imaginación en las máquinas como antes lo hizo con el hombre.

¿Por qué te vislumbro dudando? Es cierto que toda alma tiembla, no importa su elevado nivel del Ser, cuando se descubre impulsadora de una acción cuyos efectos puedan cambiar el curso existencial de todos los seres humanos, y por extensión, del resto de los seres vivos; como es la naturaleza de los pasos que darás.  Porque de eso se trata tu misión, de pasos. Sólo tienes que posar tus pies sobre cada una de las huellas del visitante; llenar con tu cuerpo y tu alma, el espacio vacío que constituye la prisión de su alma. Una vez parado justo en el lugar, la posición y la dirección en que la muerte emboscó en su momento al visitante, su alma hallará la libertad invadiendo cada átomo de tu cuerpo, fundiéndose con cada destello de luz de tu alma. Luego completarás la ruta que milenios antes la muerte le interrumpió al visitante. Complacerás la curiosidad de todos los fieles que quieran saber: ¿De dónde venías? ¿Hacia dónde ibas? ¿Quién eras? Porque tú serás desde entonces, la encarnación del visitante. Todo eso lo llevarás a cabo tal y como te lo han susurrado mis visiones en este, tu primer sueño, que ignora tu madre, que sólo se entretiene acariciando su vientre.

Mis visiones, que ciegan con la trascendental oscuridad, el destino que te reservó el mecánico porvenir que tu madre sueña para ti; ahogado en las indistintas metas de los demasiados. Mis visiones, que descienden con alas de ángeles y garras de demonios, por una ruta más etérea que el cordón umbilical que te alimenta. Quien te susurra pequeño feto, soy yo, el alma del visitante… Yo, que tengo el privilegio de darte tus primeras caricias… ¡Hasta el próximo despertar!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s