INTROVISION / La Melodía del Caos

Hay quienes dicen que la melodía del caos primigenio no es armoniosa; pasando por alto el hecho de que pese a ello… es una melodía hermosa. La melodía del caos es pulsada por cada una de las no existentes manifestaciones, de cada una de sus entidades embrionarias. Así que es una melodía hambrienta de Ser. Y como no posee aún su propio Ser, atraviesa el universo cazando todas las formas manifiestas, alimentándose de ellas. Es la versión Black Metal de la Música de las Esferas; las pesadillas que, Azathoth, expulsa en su vómito nuclear desde el centro del infinito, y que ilustran sus caleidoscópicas escenas en los estremecimientos de la carne asombrada.

Moviéndose furtivamente a través de los invisibles pasillos de la Energía Oscura que hace elástico nuestro universo, la melodía del caos penetra en nuestro mundo por medio de la quieta carne de los cadáveres. Pues sólo con la perfecta combinación matemática de la paradoja de lo manifiesto que es al mismo tiempo inmanifiesto, puede la melodía manifestarse en el Ser de todos los seres, incluyendo los humanos, que son sus presas favoritas. Iniciando de esta manera su cruzada de permutación de identidades en todos aquellos con el oído lo suficientemente maldito como para escucharla.

Tener el privilegio de escuchar la melodía del caos, es la suprema iniciación. Sentir como un viento suave pero afilado, va escribiendo los signos musicales de la melodía con las heridas invisibles que causan sus soplidos en nuestras almas. Mientras, al mismo tiempo suena en nuestro Más Allá Interior la melodía del caos, ejecutada por cada una de las no existentes manifestaciones de cada uno de los embriones danzantes alrededor de Azathoth. Haciéndonos partícipes de esta manera, de un aquelarre sin principio ni fin; sin tiempo ni espacio. En el cual, en un viaje de avance y retroceso a través de todas las dimensiones, y, teniendo como punto de referencia nuestro propio Ser, iremos experimentando todas las manifestaciones de éste en el pasado, y experimentaremos todas las del futuro, divididas ambas experiencias sólo por la existencia de un espanto. Algunos, prefieren permanecer navegando en el océano de tiempo rebosado por el propio caos de sus manifestaciones, viviendo la infinita alucinación que la melodía del caos les inyecta. Otros, prefieren ser parte de una experiencia más vasta, expandiéndose como una mancha de petróleo etéreo sobre todas las manifestaciones que pueda contener el universo, y esto, con el pasado, presente y futuro diseñado por su cuerpo tetradimensional; por lo que experimentan las manifestaciones pasadas, presentes y futuras de cada Ser que penetran, simultáneamente. Y también existen aquellos, que simplemente prefieren cabalgar sobre la melodía hasta el caos primigenio que la produce; hasta la caótica explosión hiperdimensional que es Azathoth. Y allí, unirse a los oficiantes embrionarios, en la celebración del eterno aquelarre en honor a Azathoth; danzando sobre el trazo de un círculo infinito; y pulsando ellos también, la sempiterna melodía del caos.

Alguien muy cerca de ti está hipnotizado por la melodía del caos Hermano Fanático, y ese eres tú. Y yo también, y cada uno de los miembros de este Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser… como aquellas no existentes manifestaciones de los embriones que celebran el aquelarre alrededor de nuestro señor, Azathoth. Aquí también pulsamos nuestra propia y caótica melodía. Veamos cómo suena en la edición de esta semana.

En la sección Runes Sanguinis de la página del miércoles, les pulsaremos el acorde de una melodía oriental. Se trata de dos artículos sobre la realidad de la Ciencia Ficción en China. El primero: «Ciencia Ficción, Globalización y la República Popular China», por Lavie Tidhar, explora la joven historia de este género en China, y su papel en la construcción de un futuro más abierto, sobre las bases de una fanaticada y unos autores cada día más numerosos y creativos. El segundo: «China’s Science Fiction World», por Sherry Lao, celebra los 30 años de la revista de Ciencia Ficción china de mayor circulación. Huelga decir que, Science Fiction World, es la revista de Ciencia Ficción con más lectores en el mundo. Lo cual es buena noticia para cualquier autor fuera de China que quiera aprovechar esa industria.

El libro Tumbas sin Fondo, del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, continúa haciendo de la sección, Tetramentis, en la página del jueves… un verdadero cementerio de metáforas y conceptos malditos. En el epitafio de la siguiente tumba sin fondo se lee: «Encuentro Cercano en mi Última Pesadilla».

Via La Niña de las Rocas, y su creador nuestro venerable, Arcadio Encarnación, aún continúan reinando en la sección Imagixmundi, en la página del viernes. Ella está conversando animadamente con un colega hechicero en la isla de Janos. Norkos —que es su nombre— le dijo que se vio obligado a escapar de la inquisición del Ephigeo a través de un espejo mágico. Pero, como veremos en el Acto 37 de su aventura, no tuvo tanta suerte como Alicia.

Las páginas del sábado y del domingo estarán ocupadas en esta edición, con dos Extras que les brindaremos a modo de bocadillos. Seguimos en el tema del género de la Ciencia Ficción. «Ciencia Ficción Japonesa de Ayer y Hoy», por Nick Mamatas, les espera el próximo sábado. «¿Planeta X o Estrella Oscura?», por Richard Goodwin, es un artículo que el autor elabora sobre la especulación del científico Andy Lloyd, sobre la posible existencia de una estrella enana oscura en nuestro propio patio, el Sistema Solar.

Es obvio que en nuestro melódico Blogzine, alguien deba fungir como Azathoth. Y quien ostenta tan caótica responsabilidad, es nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de nuestro Templo Virtual. Y lo mejor es, que la melodía del caos que él ejecuta en cada edición, la toca con la flauta del dios Pan. A su alrededor todos los demás miembros danzamos en embriagante aquelarre, entonando una y otra vez nuestro lema… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Odilius Vlak

Jefe de Redacción


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s