NEOSAPIENS / Aubrey Beardsley: Un Breve Destello fue Suficiente

Aubrey Beardsley

Aubrey Beardsley - How Queen Guenever Made Her a Nun (1893)

Aubrey Beardsley - Satyr [design for chapter heading] 1893-94

Aubrey Beardsley - Edgar Allan Poe 01, Black Cat (1894)

 Aubrey Beardsley - Edgar Allan Poe 02, Los Crimenes de la Calle Morgue

Aubrey Beardsley - The Dancer's Reward (1894)

Aubrey Beardsley - The Climax (1894)

Aubrey Beardsley - Of A Neophyte And How The Black Art Was Revealed Unto Him By The Fiend Asamuel (1894)

Aubrey Beardsley - The Mysterious Rose Garden (1895)

«Tengo sólo una meta: lo grotesco. Si no soy grotesco entonces no soy nada»

Aubrey Beardsley

 

Un breve destello de verdadera imaginación, es más que suficiente para cegar con el asombro nuestros sentidos. Y sólo para ser guiados a través de la nueva y maravillosa oscuridad, por la luz de la creatividad del genio que proyectó tan alucinante resplandor. Y si el ejemplo de tal explosión de energía creativa está combinado con la brevedad de la vida misma del creador que la detona, entonces estamos hablando de: Aubrey Beardsley, ilustrador y escritor de origen inglés.

La presencia física de Beardsley fue un verdadero jeroglífico de su mundo interior. Oscar Wilde dijo de él que tenía «el rostro como una hacha plateada, y el pelo como hierba verde». En verdad su alma no podría haber elegido un mejor arquetipo físico para simbolizar en este plano todos los demás que componen su Ser. El simple hecho de que inmediatamente nos evoque a H. P. Lovecraft, con el alargado y huesudo corte de su cuerpo, es quizás la mejor información para comprender el constante estado de fragilidad de su salud, que finalmente lo bendijo con una muerte temprana, pues sólo vivió 25 años [21 de agosto 1872/16 de marzo 1898].

Avatar del Esteticismo inglés, el Art Noveau y el movimiento creativo que le dio categoría de arte a los Posters publicitarios durante la última década del siglo XIX, Beardsley, sin duda tuvo una fructífera y asombrosa carrera, y más si tomamos en cuenta que él se dedicó totalmente a su vocación en los últimos cinco años de su vida [1893-98].

Nacido en el condado de Brighton, se mudó junto a su familia a Londres en 1883, mostrando seguidamente su talento precoz como instrumentista, habilidad que canalizó a través del piano, tocando en varios conciertos con su hermana; mostrando en serio de qué iba la cosa al ganarse la aclamación general como «un fenómeno musical infantil». Sí, el destello de su creatividad iba a ser breve pero intenso y para la posteridad. Pues en las pesadillas de nuestro pequeño genio también se escuchaba la voz de la Musa de las letras: en 1885, siendo estudiante en la Bristol Grammar School, escribió una obra de teatro que él mismo representó junto a otros estudiantes. Y por la misma época sus primeros dibujos y caricaturas fueron publicados en el periódico de la escuela, Bristol Grammar School Past and Present. Este periodo de precoz y multifacética creatividad fue seguido por una serie de paradas en posiciones ortodoxas en orden de ganarse la vida. En 1888, por ejemplo, tomó un puesto en una oficina de arquitectura, quizás ahí sus dedos no estuvieron del todo inactivos; y luego otro en la Guardian Life and Fire Insurance Company. Más tarde —1891—, y gracias a los consejos de Sir Edward Burne-Jones y Pierre Puvis de Chavannes, él se dedica al arte ya como una profesión.

Es por todos reconocido que el estilo de su ilustración inspiró a titanes como Picasso y Kandinsky, los simbolistas franceses y los trabajos de representantes del tardío periodo del Art Noveau como Pape y Clarke, sirviendo por otro lado como un modelo eterno del arte comercial; si bien no en un sentido tan utilitario como en nuestra época, pues en esos días la ilustración publicitaria se regía por los mismos parámetros de inquietudes, búsqueda y evolución que el arte más puro en el verdadero sentido de la expresión. Poseyendo una tendencia arquetípica hacia los universos de la fantasía, lo lúgubre y extraño, él fue más un minucioso ornamentista que un simple ilustrador, y por lo tanto su trabajo debe ser juzgado desde ese punto de vista, sin olvidar la que fue posiblemente la única fuente de inspiración verdaderamente evidente en su estilo: el arte japonés. De hecho se considera que la característica más poderosa en su obra: líneas dinámicas que definen el contraste entre amplios y profundos espacios en blanco y negro es insuperable, con excepción obviamente de sus maestros nipones.

Sus actividades creativas fueron diversas. Ilustraciones para obras como «La Muerte de Arturo» de Thomas Malory; o las eróticas para «Lysistrata» de Aristófane; o las más tenebrosas para «El Gran Dios Pan» de Arthur Machenen la primera edición de este clásico de la literatura reveladora; así como sus ilustraciones para la obra de teatro «Salomé» de Oscar Wilde. También ilustró muchos temas mitológicos como la leyenda de Tristán e Isolda. Fue co-fundador de la revista The Yellow Book, junto al escritor americano Henry Harland; también trabajó para otras revistas como The Studio y The Savoy, las cuales también co-fundó. Beardsley escribió un cuento inconcluso de temática erótica «Under the Hill», basado en la leyenda de Tannhäuser. Sólo queda imaginarse la recreación de una leyenda repleta de valores germánicos a través del alucinante crisol de la imaginación de Beardsley, cuya manifestaciones eróticas en sus ilustraciones escandalizaron la sociedad victoriana. Un año antes de su muerte, Beardsley adoptó el catolicismo. Se dice que en sus últimas horas de agonía, recordó sus sueños de infancia sobre la crucifixión de Cristo, rogando al mismo tiempo que sus ilustraciones eróticas para Lysistrata y otros trabajos «obscenos» fueran destruidos. Murió en paz consigo mismo bajo el opio de los últimos sacramentos, con un rosario entre los mismos dedos que anteriormente habían sostenido el lápiz para la creación de una obra que, por el resto de la eternidad, contribuirá a que Cristo se mantenga sobre la cruz… demasiado tarde para ambos.

 

Odilius Vlak


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s