H. G. Wells: Ciencia Ficción y Socialismo / Por G. W. Thomas

Los escritores de Ciencia Ficción de antaño lo hacían bien o mal. Por un lado, si ellos sacaban a la luz una idea había mucho chance de que fuera inédita. Los escritores posteriores pudieron retomar ideas más viejas [como las máquinas del tiempo o los viajes intergalácticos] sin la necesidad de mucha explicación. Siempre me rio cuando leo este pasaje de «Journey to the Center of the Earth (1864)», de Julio Verne:

«El aparato de Ruhmkorff’ consistía en una pila Bunsen que funcionaba con bicromato de potasa, la cual no producía olor; una bobina de inducción conducía la electricidad generada por la pila hacia un farol de diseño peculiar; en este farol hay un tubo de vidrio en espiral desde el cual el aire había sido extraído, y en el cual sólo quedaba un residuo de gas de ácido carbónico o nitrógeno. Cuando el aparato es encendido este gas se vuelve luminoso, produciendo una luz blanca constante. La pila y la espiral de alambres están colocadas en una bolsa de piel que el viajero lleva sobre sus hombros; el farol, fuera de la bolsa, arroja suficiente luz en la profunda oscuridad; nos capacita para aventurarnos sin temor a explosiones hacia el centro de los gases más inflamables, y no se extingue aún en las aguas más profundas. M. Ruhmkorff es un hombre de ciencia de lo más ingenioso e informado; su gran descubrimiento es la bobina de inducción, la cual produce una poderosa corriente de electricidad. Él obtuvo, en 1964, el premio quinquenal de 50 000 francos reservado por el gobierno francés para las más ingeniosas aplicaciones de electricidad»


Él emplea 196 palabras para explicar una linterna eléctrica. Él tenía que hacer eso porque sus lectores leían mayormente sus libros bajo la luz de una lámpara de gas. Los que no, aún estaban usando velas.

La otra característica de la temprana Ciencia Ficción era que podía deslizarse en otras agendas aparte de la de contar una historia entretenida. Muchos como G. K. Chesterton usó sus historias del Padre Brown para criticar grupos religiosos; H. G. Wells usó su Ciencia Ficción para explorar sus ideas sobre el Socialismo. Las primeras ficciones de Wells eran innovadoras pero también poseían un mensaje indirecto, que escritores posteriores abandonarían, con la excepción de unos pocos como Jack London. Hay que recordar que esto fue en una era anterior a frases como «Mejor Muerto que Rojo» y el McCarthismo. Wells fue visto como un reformador social, no como un quinto columnista soviético.

El primer texto en usar las ideas de Wells fue «The Time Machine (1895)», donde él extrapola una edad en un futuro distante en el cual las luchas de clases han tomado un poder evolutivo. Los Eloi son la descendencia degenerada de los ricos propietarios de tierra, ahora irónicamente como las vacas que ellos una vez poseyeron. Los trabajadores, los Morlocks, han sido expulsados hacia el subsuelo donde ellos fabrican los pocos artículos necesarios para mantener su rebaño. El mensaje de Wells está expuesto muy claro en comparación con novelas posteriores. Su viajero del tiempo elige los Eloi sobre los Morlocks, si bien Wells no sugiere que el pueblo semejante a ovejas sobrevivirá.

Las novelas que siguieron a The Time Machine serían menos evidentes. Los hombres bestias en «The Island of Doctor Moreau (1896)», simbolizan los proletarios oprimidos por Moreau [El jefe supremo como científico malvado y lacayo del Capitalismo] hasta que la presa se desborda y la revolución arroja a todos los animales de regreso a su estado natural. Las masas se alzan para que las cosas sean correctas nuevamente.

En «The Invisible Man (1897)», tenemos otro científico demente, uno que usará su invisibilidad para gobernar. Al principio él se esfuerza por revertir el proceso pero cuando esto fracasa él se vuelve un megalomaniáco con un solo propósito, la dominación mundial. Él es asesinado por trabajadores armados con palas quienes siguen su rastro en la nieve. Esta imagen de la solidaridad proletaria [siendo la pala un ícono obvio] es familiar para los socialistas.

La más grande alegoría socialista de Wells es «The War of the Worlds (1898)», en la cual los amos marcianos son derrotados por el más pequeño de los enemigos naturales, las bacterias. Como un estudiante de Biología, Wells podría haber comprendido que una especie alienígena probablemente no sería afectada por enfermedades terrestres. Para Wells, el escritor de mensajes entre líneas, esto no es importante. Su mensaje es que los amos más poderosos podrían ser vencidos por las personas más pequeñas. La alegoría es una herramienta peligrosa si es usada con severidad, como C. S. Lewis lo hace en sus libros de Narnia. Los elementos de la trama están dictados por el mensaje, más que por la lógica. Wells estuvo peligrosamente cerca de hacer lo mismo en su apocalipsis marciano.

En «The First Men in the Moon (1901)», un profesor y su compañero viajan a la luna donde ellos encuentran los selenitas de aspecto insectoides. Los selenitas socialistas son vistos como cooperadores si bien muy lejos de ser una especie atractiva. Es una cuestión de opinión si la sociedad selenita de Wells es una visión utópica o distópica. Wells, el escritor, se está alejando de sus primeros trabajos.

Las últimas novelas de Wells van más allá del entretenimiento y devienen en experimentos para el mensaje. No es sorpresa que estas primeras historias aún sean leídas y amadas por los fanáticos de la Ciencia Ficción alrededor del mundo. Los libros posteriores sólo despiertan el interés académico de aquellos que desean escribir sobre socialismo, reformas sociales y sobre los grandes logros en la vida tardía de Wells. El narrador de historias fue sustituido por el profeta.

Traducido por Odilius Vlak


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s