INTROVISION / La Industria Pesada del Infierno

  Para escuchar el incesante bullicio de la maquinaria de la Industria Pesada del  Infierno, sólo tenemos que escuchar nuestros propios pensamientos; sentir nuestras propias emociones; y vibrar con nuestras propias intuiciones. Pues los engranajes del infierno están hechos de cada una de las partes del todo de nuestro Ser. Los arquetipos abismales funden en la caldera de nuestra alma los metales que han de ser el armazón de cada uno de los genes de nuestra futura reencarnación. Mientras, los demonios martillean ad infinitum, con cada una de sus inspiraciones, sobre el yunque de nuestra imaginación. La incesante manufactura de la industria pesada infernal, se envía a los escaparates de la luz a través de nuestra demoníaca capacidad de crearles tres dimensiones a los artículos emanados desde la meditabunda oscuridad, que domina más allá de la frontera unidimensional: la primera dimensión de nuestro Ser. Las vitrinas de la luz están forjadas con el vidrio de nuestros sentidos que, como dijo William Blake, son las ventanas del alma en esta Edad.

  Pero la Industria Pesada del Infierno posee factorías satélites en estas mismas tres dimensiones. Multinacionales que monopolizan la distribución de todo lo que la industria pesada infernal manufactura bajo los códigos de barras de la ciencia; la tecnología; el arte; la literatura; la filosofía; la música…etc. Los obreros y capataces de estas factorías visibles son todos aquellos cuya imaginación rechina con la intensa manufactura de su infierno personal; con engranajes hambrientos, que empujan las maquinarias de la industria infernal hasta los límites, más allá de los cuales, la tortura de una imaginación ardiente es la leña que hace arder los fuegos del infierno personal.

  Se dice que Caín fue el primer gerente de la primera factoría tridimensional de la Industria Pesada del Infierno. Su signo condenatorio: es la TradeMark arquetípica de toda la productividad infernal en este Plano y Edad. Es el signo que portan todos los seres que de una u otra forma han estado involucrados con la industria infernal durante todo este Eon. Y vaya que han sido numerosos los obreros y capataces de esta industria. De hecho, han sido legiones… Legiones que ningún supervisor gubernamental, representante de alguna luminosa institución de control de calidad, ha podido expulsar del interior de los poseídos, en orden de arrojarlos a la piara de cerdos que se revuelcan en el lodazal de una energía espiritual pasiva; limitada a los mandamientos del sistema que pretende encadenar al deus es homos que todos los elegidos llevan dentro.

  Y es por eso que en este Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser, nos sentimos infernalmente orgullosos de ser parte de las innumerables legiones de factorías tridimensionales y obreros industriales que, gracias a la industria pesada que trabaja continuamente en las mazmorras de nuestro infierno personal… contribuimos con nuestros humildes artículos creativos a adornar las vidrieras de la luz. Así que, no nos juzguen por estar bajo el signo de Caín. En verdad, deberían darnos las gracias y, si es posible, ofrendar algo de la leña seca de sus podridas almas para avivar los fuegos que mueven los engranajes de la industria infernal. Por ejemplo, en la edición de esta semana…

  Una nueva estrella oscura brillará por su ausencia de luz en nuestra sección literaria, Tetramentis, en la página del jueves. Y el astro que apadrinará los nacimientos más lúgubres no es otro que nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth. Aparte de haberle sido concedido el don del arte para recrearles al sentido de la vista los paisajes más fantásticos que la imaginación intenta guardarse para sí; y también de cumplir con la procelosa tarea de editor y director de este BlogzineMarkus también ha sido tiernamente maldecido con el don de la palabra escrita. Sorpresivamente, ha sacado un oscuro «As» de debajo de su manga. Y el título de dicha carta es: «La reina de los Deseos Abismales del Alma». Este texto, al igual que otros que el futuro sangrará, representa el esbozo de un universo de fantasía oscura mucho más amplio, que en estos momentos acaba de experimentar su Big Bang en la imaginación de Markus. Así que estén pendientes para que la condena no les coja por sorpresa.

  Y las últimas líneas de nuestra Introvisión están precedidas por el tétrico astro que acabamos de presentarles. Pues no constituyen más que nuestra acostumbrada libación verbal al mismo Markus E. Goth: sumo sacerdote, editor y director de este Templo Virtual. Cuenta la leyenda que el único momento en el que la susodicha estrella oscura destella, es cuando quiere iluminar nuestro lema, y así no olvidarse de lo que es, ¡no la culpo!… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

 –

Odilius Vlak

Jefe de Redacción



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s