INTROVISION / Aún Falta Otra Muerte

Ya no queda nada del cuerpo físico, se ha desvanecido en los sueños de los gusanos carroñeros, que sin tomar en cuenta la personalidad abstracta de su memoria, se lo disputan con sus diferentes encarnaciones en los recuerdos de los seres humanos que en algún espacio-tiempo devoraron esa carne con sus sentidos. Los gusanos carroñeros tienen ante sí un banquete infinito, pues el cuerpo físico que antes le disputaba la memoria de una carne conocida, ya ha sido devorado y, en el presente, no es más que otra memoria devorada por sus sueños. Y así ad infinitum.

  Pero existen seres que han lucido las fastuosas vestimentas de la sabiduría infernal. Seres que sólo les arrojan la limosna putrefacta de su cuerpo físico a los gusanos carroñeros, privándolos de la siguiente expresión dimensional del todo de su cuerpo cósmico, es decir, de su cuerpo astral. Y sin la muerte de éste, no existirá ninguna memoria del cuerpo físico para ser devorada por los sueños de los gusanos carroñeros. Existe más de una expresión dimensional de la vida, y una muerte para cada una de ellas. Y eso lo sabe muy bien esa oscura estirpe de magos, que una vez que los gusanos carroñeros, ahítos por el el banquete físico de su cuerpo, se echan a dormir, con el propósito de continuar el banquete infinito con la memoria que encarna su cuerpo astral, le dicen… ¡Cuidado!… Aún Falta Otra Muerte.

  Este brusco impedimento no hiere los sentimientos de los gusanos carroñeros, que no ven que dicha prohibición pueda arruinar sus planes de su banquete hiperdimensional. Pues estos mismos nigromantes les proveerán de suficiente material putrescible como para que no sueñen guardar ningún rencor. ¡Ah sí!… Una vez que inicien su demoniaco evangelio en la psiquis de los seres humanos, con máximas y parábolas que se expresarán con las lúgubres metáforas de las enfermedades que destruyen el cuerpo físico.

  La inspiración que alimenta la imaginación astral de estos nigromantes, es una verdaderamente poética. Y es que la devastación que a lo largo de las edades ellos han llevado a cabo en la dimensión psíquica de los seres humanos ha tenido como resultado una evolución infinita de las enfermedades que afligen su cuerpo físico. Siempre hay una nueva enfermedad como invitada de honor de la carne mortal, más terrible, sutil y sofisticada que la anterior… Más imaginativa en sus siniestros efectos y manifestaciones. Ellas, junto con toda clase de obsesiones y vicios, constituyen poderosos demonios familiares que los nigromantes envían al cuerpo físico. Su misión, como toda enfermedad, es causar la ruina física, cuyo proceso intensifica más la energía mental del enfermo con el sufrimiento que causa. Esta energía es la que devoran los cuerpos astrales de los nigromantes en las narices mismas de los sueños de los gusanos carroñeros que no le dan crédito a sus visiones. Teniéndose que conformar con el burdo alimento físico una vez la carne haya sido vencida.

  No es mal negocio para unos seres que sólo se dedican a devorar lo físico y soñar con devorar lo astral con las fauces de sus sueños. Es por eso que no les guardan ningún rencor a los nigromantes que no lo satisfacen con el cadáver de su cuerpo astral, pues la vida de éste significa más muerte física, y más material putrescible para ellos. Aún así, ellos siempre intentan atrapar desapercibido los cuerpos astrales de los nigromantes, en momentos en que sus sueños los notan demasiado quietos. Pero al acercarse siempre son detenidos bruscamente por las mismas palabras… ¡Cuidado!… Aún Falta Otra Muerte.

  Anuncio publicitario: «Se solicitan gusanos carroñeros aficionados a soñar en Zothique The Last Continent». ¿Por qué? Eso ya lo deberías saber Hermano Fanático… En nuestro amado continente la muerte es tan abundante que la población de gusanos carroñeros no basta para devorar sus obras de arte. Concebidas con las enfermedades que brotan gracias al evangelio que el cuerpo astral de los nigromantes propaga en la dimensión psíquica de los zothiqueanos. Los interesados en tal oferta putrefacta contactar a los representantes en este espacio-tiempo de ese reino de muerte, putrefacción, enfermedades y parasitismo astral, aquí, en este Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser.

  Bueno, y si existe una muerte que siempre falta, esa es la muerte de la imaginación, ¡afortunadamente para los que nos contamos entre sus adoradores! Y ese principio quedará demostrado con la exposición que le mostraremos en nuestra galería mensual de Neosapiens, titulada: Hannes Bok: Un Espejo que Sólo Refleja Nuestras Fantasías. Es un verdadero plato fuerte, hasta el punto de que algunos gusanos carroñeros quisieran participar de este banquete de la imaginación, y no sólo con sus sueños. Pues Bok es uno de los grandes ilustradores e la era Pulp. Y con él, por cierto, iniciamos la tercera temporada de nuestra galería, dedicada a tres ilustradores, súbditos de ese reino que no fue ni es de este mundo: el reino de las Revistas Pulp.

  Y las «Crónicas de Zhor», la ópera prima de Markus E. Goth, es el gusano carroñero que con sus visiones, más que con sus sueños, continúa devorando nuestra sección Tetramentis, en la página del jueves. Al parecer la complejidad de esta saga no conoce la muerte. Veamos que nos revelan las visiones de Markus en el siguiente capítulo, titulado: «El Monje Carmesí».

  Bueno, y del mismo Markus E. Goth, sumo sacerdote, editor y director de este Templo Virtual, nos despedimos en este último párrafo. Siempre falta una muerte, tanto para él como para el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. Aún así, los sueños de los gusanos carroñeros son bienvenidos en nuestro cuerpo astral. Es un éxtasis como para cantar: «bésame, bésame mucho… como si fuera…». Oh perdón… me equivoqué de letras. En verdad la lírica es como sigue… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

 –

  Odilius Vlak

 Jefe de Redacción

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s