INTROVISION / La Sangre Fantasma

  La maldición circuló como la sangre perseguida por enemigos imaginados por una carne esquizofrénica, y eso literalmente. Pues la maldición era la sangre misma. La sangre que arrastraba el peso de una maldición en eterna primavera, haciendo florecer en las áridas venas de los condenados sus terribles castigos marchitados por el resplandor de una diabólica eternidad. En ese jardín, el florecimiento de las flores era en el despertar; su decadencia, en los sueños. Esos sueños que antaño fueron invadidos por vampiros estelares y, con la complicidad de sus imágenes, bebieron hasta la última gota de sangre del cuerpo físico. Un cuerpo físico que al despertar experimentaba la vida sólo mientras se preguntaba por la posibilidad real de estar vivo. Si comenzaba a vivir sin cuestionar la vida, experimentaba lo que realmente era… Un cadáver.

  Los extraños vampiros estelares una vez drenaban hasta la última gota de sangre de las venas de los condenados, las llenaban con su aliento. Este aliento frío y de circulación pesada, era lo que se conocía como: La Sangre Fantasma. Un infernal sucedáneo que deambulaba como un espectro sonámbulo a través del laberinto de venas en el cuerpo de los condenados. Distribuyendo pesadillas y no nutrientes por todo el ecosistema de ese cementerio orgánico. Alimentando con escalofríos y no con oxígeno el cerebro de los cadáveres vivos por no poder estar totalmente muertos, ya que por más aburrido que resultara ser, el cuestionamiento sobre la posibilidad real de estar vivo… era el único entretenimiento de los condenados.

  Pero se cuenta que los extraños vampiros estelares también fueron víctimas de una entidad vampírica de escala sideral. Según lo que muchos condenados han visto, cuya sangre fantasma al parecer los hace experimentar pesadillas más visionarias que espantosas, los vampiros estelares son oriundos de un sistema planetario cuyo sol es una gota sanguinolenta de fosforescencia palpitante. Este astro se alimenta de la sangre de todos los seres que habitan sus planetas satélites. Su lúgubre luz simplemente hace hervir la sangre en sus venas hasta que se evapora. Por lo que el paisaje típico en toda esa zona estelar, es el de una incesante ascensión de vapores de sangre desde los planetas hasta la estrella anfitriona que  vampiriza a sus habitantes. Aquel que tuviese la oportunidad de contemplar el área de ese sistema planetario, sólo vería una mancha rojiza a manera de nebulosa expandiéndose sobre todos los planetas y su sol. Estos seres mueren en el mismo instante en que su última gota de sangre se evapora, pero sólo para renacer como vampiros estelares, destinados a vampirizar otras criaturas en distantes puntos del universo desde la seguridad que le ofrecen sus sueños. Así que debemos tener cuidado, porque soñar no cuesta nada cuando no hay vampiros estelares ocultos en ellos, de lo contrario… Puede costar muy caro.

  Esta Introvision sólo es una advertencia para los habitantes terrestre de la presente Era, pues en el sombrío futuro de Zothique The Last Continent, conocemos muy bien a los vampiros estelares. Ellos no osan deslizarse furtivamente en los sueños de los zothiqueanos, pues saben que allí habitan cosas peores que ellos mismos. Y es que los zothiqueanos sólo sueñan con  la nigromancia y los demonios que la apadrinan. Así que ellos pasan por Zothique y ni siquiera se detienen a tomarse una tacita de sangre en Xylac, Ustaim o Yoros, sino que siguen de largo, no vaya a ser que sean vampirizados por segunda vez. Eso quiere decir que todos los Hermanos Fanáticos pueden soñar tranquilos, ya que están asegurados por su afiliación a este Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser, que por cierto, en los sueños de la edición de esta semana…

  La primera vampirización estará a cargo de la sección Neosapiens, justo a la vuelta de la esquina, en esta página del lunes. Nos encontramos en plena temporada dedicada a tres ilustradores de la Era Pulp. El segundo de ellos es el rey por excelencia de ese reino que no fue de este mundo: Virgil Finlay. Expondremos una galería de sus trabajos que nos harán comprender el porqué ellos son: Ilustraciones Para Sustituir la Realidad.

  Esta semana la sangre de la sección Runes Sanguinis, en la página del miércoles, se derramará física desde sus venas fantasmas. Publicaremos la reflexión de su Eminencia Black Metal, Varg Vikernes, sobre  la masacre que su colega Ario, Anders Breivik, llevó a cabo sobre los suyos en el Walhalla noruego. Es la primera parte de una opinión tan fresca como la sangre recién derramada, y que hemos traducido exclusivamente para nuestros lectores.

  El universo de Zhor no hará brillar por un tiempo sus astros en la sección Tetramentis, en la página del jueves, pues su primera temporada ha concluido. Pero para que las visiones de las oscuras fantasías de factura zothiquena continúen manifestándose en ella, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, publicará los últimos textos de su libro: Plexus Lunaris. La primera de las esmeraldas luciferinas se titula: El Grial de Carne y Hueso. Créanme, la sangre servida en él, no tiene nada de fantasmagórica.

  Nos despedimos con las debidas libaciones —de sangre obviamente— en honor de nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Definitivamente, es un vampiro estelar que chupa cada edición de este Blogzine desde las venas de la voluntad. Nada sorprendente en los miembros de este oscuro séquito, pues ya saben… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

 –

  Odilius Vlak

 Jefe de Redacción

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s