INTROVISION / La Intensa Vivencia del Momento Final

Entonces, todas las pompas de jabón fueron explotando una a una, disolviendo con su extinción todo el infinito que reflejaban; extrayéndolo de las pupilas dilatadas que también flotaban sobre la bañera. Luego, sólo un silbido débil sobre el archipiélago de gotas escarlatas. El sonido se escapó de la madriguera de una garganta que ya se desvanecía en el extraño sueño en que la mente había convertido el cuerpo físico. Un sueño hermoso que ya empezaba a apreciarse desde una perspectiva tetradimensional. Se encontraba al fondo de un olvido familiar; un olvido grato hasta el momento en que la decisión final lo convirtió en algo extraño, ajeno a la ilusiones del futuro elegido. El sonido serpenteó entre las esculturas abstractas de las gotas escarlatas, evolucionando desde un silbido mantralizado por una indiferencia Zen hasta el poderoso estertor de un guerrero berseker. El estertor desaparece en los gases que dejaron atrás las pompas de jabón al explotar; condensándolos con su humedad escarlata y tiñéndolos con el espectro de un arcoíris que en algún momento del devenir del tiempo se extenderá sobre las cenizas de una tierra condenada luego de una lluvia de fuego.

  Los gases condensados por la humedad del estertor escarlata recuperan su capacidad reflectora, mostrando ahora unas pupilas que se han dilatado hasta entrar en la fase de gigantes rojas. La consciencia de la muerte cercana las han imbuido más de infinito; un infinito curioso, que contempla los últimos momentos de la manifestación temporal con expresión asombrada. Admirando la estética surrealista de los esbozos que los gases dibujan en el vacío, impulsados por los diferentes tonos de dolor y éxtasis de un estertor que ya se ha escabullido en las notas de la nana que canta el tiempo. Las pupilas continúan dilatándose ad infinitum, disfrutando de la intensa vivencia del momento final.

   El alma no puede resistir la belleza de ese momento. Lo contempla como si estuviera bajo los efectos de un narcótico traficado por ángeles. Se pregunta a cuál de sus vida pertenece, y si está ubicada en el pasado o en el futuro de su agenda de reencarnaciones terrestre. Pero está fascinada por la sensación enervante que va esparciendo el crepúsculo que enmarca toda la escena. Sí, ¡qué hermoso es ese momento! ¡Cuánto silencio y soledad lo acompañan como testigos de sus últimas palabras hechas visiones; y sus últimas visiones hechas palabras! Aún irrumpe a la escena una que otra pompa de jabón, cuando los espasmos nervioso del cuerpo físico lo liberan momentáneamente del estatus onírico que la mente le ha otorgado. El agua de la bañera se mueve pesada cuando los estremecimientos del cuerpo le hacen recordar que ella no es la tumba oficial, sino un sudario temporal empapado de una sangre que se desgarra como harapos podridos. Por último, las pupilas se cierran, quizás para experimentar la intensa vivencia del momento final de otros de sus cuerpos hiperdimensionales.

  Sí, es una escena hermosa y mejor aún, familiar. Pues estamos seguros que el personaje central bien podría ser uno de nuestros Hermanos Fanáticos, y aún más, que dicha escena tomará lugar en nuestro amado continente Zothique The Last Continent. Un dato por cierto que podría ser de alguna utilidad para su alma, para que de esa manera pueda marcar esa vida en su agenda de reencarnaciones terrestre con cinco estrellas o un pulgar hacia arriba, como le parezca mejor. Y en caso de que no sea uno de nuestros Hermanos Fanáticos, seguramente será uno de los miembros de este Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser. Que disfruta infinitamente de la intensa vivencia de los momentos finales de todos los cuerpos de su Ser hiperdimensional, pero eso sí, sin descuidar sus deberes para con las ediciones semanales de este intenso espacio virtual. Y hablando de ello…

  Iniciamos el momento final, perdón la edición, con nuestra sección Neosapiens, dentro de un corto estertor en esta misma página del lunes. Cerramos nuestra temporada dedicada a tres maestros de la Era Pulp, con la exposición de los trabajos de un venerable maestro que sólo hasta hace poco decidió disfrutar de la intensa vivencia de su momento final, aunque por muerte natural. Nos referimos a Edd Cartier [1914-2008]. Con esta galería le rendiremos homenaje a: «El Pastor de un Extraño Rebaño Extraterrestre». Ciertamente nuestro maestro hizo de las revistas pulp el corral para unas ovejas extraterrestres que nada tenían que ver con hombrecitos grises, ¿o son verdes?

  Permítanme dar un suspiro de alivio, pues al parecer las pupilas dilatadas que devinieron en gigantes rojas no pertenecen a nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, a pesar de que le gusta practicar Budismo Zen en una bañera… ¡Ojo con eso! En todo caso, Vicconius ha prometido darnos mucho fuego a beber, más le vale. Y para muestra basta el texto que publicaremos esta semana: «El Fuego». Este relato es la premier de su libro: «Hechizos Primordiales». Según nos promete Vicconius sus influjos entrarán triunfantes en este Blogzine cabalgando sobre pompas de jabón… y no de cuaba.

  Nos despedimos de nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Sin dudas, cada una de sus ediciones es el equivalente a la intensa vivencia del momento final. Pero descuiden, que ese final es el de Zothique, y como éste pertenece al reino de la imaginación, su momento final será infinito, así que tendremos toda una eternidad para escuchar los tonos del último estertor, y sobre todo en los momentos en que forme estas palabras… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

 –

  Odilius Vlak

 Jefe de Redacción

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s