INTROVISION / Tropezar Dos Veces con el Mismo Meteorito

 Tropezar dos veces con el mismo meteorito no es lo mismo que hacerlo con la misma piedra; un plano dimensional en cuya topografía los meteoritos sean el equivalente a las piedras en nuestro terrenal plano tridimensional, incluyendo su estado estático, es un plano en el cual la velocidad —si la intentamos comprender desde una analogía con la percepción de la velocidad en nuestra dimensión— debe ser de una naturaleza cuasi abstracta: cada átomo y molécula que forman la totalidad de la química de ese plano dimensional debe vibrar a un ritmo tan vertiginoso que los dioses terrestres perderían el equilibrio si intentaran captar con sus poderes divinos ese plano en su estado físico. En otras palabras, y para sólo poner un ejemplo que exprese la idea de la clase de universo que estoy tratando de visualizar: los meteoritos, esos cuerpos celestes nómadas, vagando a través de nuestro universo a velocidades alucinantes, no son más que piedras en el plano con el cual he estado soñando últimamente. Piedras que obviamente tienen las mismas funciones que las quietas piedras de nuestro mundo, incluyendo la de hacer tropezar a los seres inteligentes de ese plano que al igual que los humanos caminan erguidos, y también, al igual que estos, es la única especie cuyos miembros tropiezan con las piedras, y peor aún… algunos tropiezan dos veces con la misma piedra; o más bien, con el mismo meteorito.

  Esos seres, cuyo ritmo perceptual supera la velocidad de la luz, se mueven en un universo paralelo al nuestro, o más bien, en el mismo, pero con un arquetipo dimensional superior. De ahí que las cosas que percibimos en movimiento en nuestro plano dimensional, ellos las vean estáticas, formando parte de un paisaje en el cual un área ocupada por la materia puede manifestarse en nuestro plano como una porción vacía del espacio sideral. Nuestro propio mundo posiblemente no sea más que un átomo de los que forman algunos de los estratos geológicos de su suelo ¿Cómo entonces se manifestaría en nuestra dimensión la caída de un cuerpo físico en ese plano superior al tropezar con un meteorito? ¿Cuál sería el fenómeno cósmico que hablaría del estrepitoso hecho acaecido en ese otro plano dimensional?

  Un ser cualquiera de ese otro plano dimensional —ser que en nuestro plano al contrario de los otros elementos que forman parte de su universo físico no tiene un equivalente arquetípico en nuestra dimensión—, tropieza con una piedra de su mundo, y lo que podríamos percibir en nuestro universo al momento de su caída sería algo como la explosión de una supernova, o incluso… un nuevo Big Bang. Desde hace siglos, las civilizaciones humanas más avanzadas han estado utilizando visionarios cuánticos y músicos magos especializados en tocar con su energía psíquica las cuerdas energéticas que subyacen tras las partículas subatómicas, en orden de crear una melodía que les permita entrar en un trance visionario y así recorrer los velos que ocultan ese otro plano. ¿Con qué propósito? Pues para observar a todos los caminantes de ese universo; ver los más distraídos de ellos; y si alguno estuviera a punto de tropezar con una piedra, adelantarse he ir en busca del meteorito que es la expresión de esta en nuestro universo para eliminarlo: dejando de esa manera la senda del caminante macrocósmico libre de obstáculo. Al menos, esa es la teoría.

  Según los visionarios cuánticos y los músicos magos de las cuerdas energéticas, los archivos mitológicos de dicho universo —a los cuales ellos también han tenido acceso en sus pesquisas híperdimensionales— hablan de una leyenda en la que un antiguo demonio maldecido por sus violaciones a las leyes y condenado a portar el velo de luz que oculta hasta las imágenes de los sueños, se dedicó a vagar por toda la geografía de ese plano dimensional, pero que con el tiempo, concibió la macabra idea de tropezar deliberadamente con la Piedra Sagrada del culto principal de su religión. Esta piedra, que no debía ser tocada con ninguna parte del cuerpo, era considerada la porción de materia más inmaculada en ese universo. Cualquier ser físico que la tocara, animado o inanimado, la mancharía, y horrendas cosas sobrevendrían sobre su mundo. Pero el demonio se escudó para cometer su sacrilegio tras su condición de ciego. De manera que en la primera oportunidad… tropezó con la piedra sagrada.

  Resultado: enormes cataclismos naturales tuvieron lugar en su universo material; pero también su universo espiritual padeció consecuencias negativas por la profanación. Pero nada que un buen reordenamiento material a nivel atómico no pudiera arreglar. Pero en el nuestro, dicha caída se expresó nada más y nada menos que con el colapso de nuestro universo con otro. No olvidemos que al fin y al cabo  hablamos de un demonio, un ser sobrenatural, y no de un simple ciudadano de ese universo. Por lo que su caída no iba a tener como consecuencia en nuestro universo sólo la explosión de una súper nova. Como el demonio ya había sido condenado a una de las máximas penas de dicho universo, no podían aplicarle una condena parecida. Fue encerrado por varios eones en otra dimensión, pero según lo que cuenta la misma leyenda, el demonio ha sido liberado desde hace varios ciclos. El mito continúa diciendo que los Centinelas de la Piedra Sagrada están alertas, pues se cree que el demonio ha prometido tropezar de nuevo con la misma piedra… Con el mismo meteorito. El problema para nuestros visionarios cuánticos y los músicos magos de las cuerdas energéticas, así como para todos los científicos de las diferentes civilizaciones humanoides en  nuestro universo, es que no se ha podido localizar la ruta del meteorito que sea la expresión en nuestra dimensión de la piedra sagrada para destruirlo, destrucción por lo demás que no garantiza la destrucción de su expresión dimensional superior, la Piedra Sagrada, pero sí su conexión con nuestro universo.

  Y mientras la búsqueda continúa a través de millones de años luz a lo largo de nuestro universo, el demonio avanza con pasos lentos pero seguros hacia su segundo tropezón con la Piedra Sagrada. Ya todos los ciudadanos de todas las galaxias colonizadas por los descendientes de los seres humanos, contemplan con sus telescopios el rastro de las bandas infrarrojas de las galaxias más antiguas de nuestro universo y que son las que avanzan a la vanguardia de la expansión de este, alertas de la aparición de algunas manchas negras sobre el rojo del espectro que indiquen el inicio del colapso de nuestro universo con otro… que a su vez será la señal de que el demonio del otro plano dimensional ha tropezado nuevamente con la Piedra Sagrada. Y es que tropezar dos veces con el mismo meteorito no significa la caída de un cuerpo, sino de todo un universo… El nuestro.

  Pues que pena. Aunque me parece que posiblemente la expresión en nuestro mundo de la piedra sagrada no tiene que ser necesariamente un meteorito, sino un planeta, o incluso un continente. Y mejor aún, es posible que ese continente sea Zothique The Last Continent. De ser así, no hay de qué preocuparse, ya que la nigromancia de Zothique puede convertir la piedra sagrada en un túnel cuántico, de manera que cuando el demonio tropiece con ella, en vez de caer al suelo de su plano dimensional, lo haga sobre el suelo de nuestro continente; donde es seguro que se sentirá como en casa. Así salvamos nuestro universo del colapso con otro, y al  mismo tiempo agregamos otro demonio a nuestro saturado panteón divino de entidades abismales. En eso estamos de acuerdo al menos cada uno de los miembros de este Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser, y también cada uno de nuestros Hermanos Fanáticos, a pesar de que algunos de ellos no les molestaría hacer tropezar al demonio con uno de sus pies. Pero bueno, en lo que la hipótesis de esa travesura pueda realizarse, veamos el contenido de la edición del mes de junio.

   De entrada esto: la Sociedad Bioartepolis, que engloba a un colectivo de ilustradores, fue creada recientemente por nuestro Markus E. Goth, ciudadano de este Blogzine; Edison Montero y Welinthon Nommo, ambos de la compañía de comic dominicana, Moro Studio. Estará dedicada a la exploración de los universos del comic y la ilustración a través de los proyectos más delirantes. El primero de estos es un homenaje a Moebius, denominado «Moebius Infinitum»: http://www.moebiusinfinitum.wordpress.com. En esta página se publicarán todos los días tres ilustraciones de la pluma de cada uno de los artistas mencionados. Cada una de ellas tendrá la impronta creativa no sólo de su autor sino del contexto filosófico en el que está dividido el homenaje, los cuales son tres: 1) Giraud Mortem: 2) Genuid Moebius; y 3) Moebius Infinitum, estando cada uno consagrado a la interpretación creativa de cada ilustrador. Para más información sobre este proyecto entrar a la dirección dada más arriba.

  Como este Blogzine al igual que Moro Studio y la misma Sociedad Bioartepolis no son más que órganos vitales del monstruoso engendro de Expresividad Creativa X que un grupo de divinidades ha estado creando de algo más trascendente que el barro ardiente del Edén Santo Domingo… Tres de las veintiuna ilustraciones que semanalmente se publicarán en Moebius Infinitum, serán publicadas en nuestra sección Imagixmundi de la página del viernes. Esto por un lado resucitará nuestra malograda sección de historietas, y por el otro establecerá una conexión colaboracionista más estrecha entre Moro Studio y Zothique a través de este nuevo vínculo: la Sociedad Bioartepolis. La exposición de las tres primeras será este viernes 8 de junio.

  Con la exposición de nuestra galería mensual de Neosapiens en la página del próximo lunes 11 de junio, cerramos con nuestro ciclo de portadas de revistas; específicamente con la temporada dedicada a revistas de cómics para adulto en español. Nuestra galería ya ha visto desfilar la fantástica procesión de las revistas Cimoc y Zona 84: revistas que al igual que la homenajeada en este mes de junio, iniciaron su cruzada en la segunda mitad de la década de 1970 sustentadas sólo en material extranjero, aunque posteriormente sus páginas fueron bendecidas por el talento español. Como fue el caso de la revista Totem. Así que existen muchas clases de tótems, pero sólo: «Un Tótem para Imaginaciones Fanáticas».

  En nuestra sección Runes Sanguinis continuamos con el ciclo de publicaciones de las historias inéditas de nuestro maestro y símbolo creativo Clark Ashton Smith. De manera que en la página del miércoles 13 hará su entrada al reino lingüístico de Cervantes: «El Gran Dios Awto». Maravillosa sátira futurista de nuestras dependencias presentes. Esta fue posiblemente la última historia de Ciencia Ficción Pulp que Smith publicó, según los archivos de sus trabajos en ese género. Apareció en el número de febrero de 1940 de la revista «Thrilling Wonder Stories». El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, se propuso traducir todas las historias de Klarkash-Ton ubicadas en ese campo de la imaginación. Hasta ahora ha traducido todas las que estaban disponibles en el idioma original en el sanctasanctórum del culto a Smith OnLine: la página «EldritchDark». Dichas historias tenían que estar indispensablemente inéditas en castellano. Hay otras historias de ciencia ficción aún inéditas en español que no están archivadas en el susodicho espacio que de aparecer —espero que por virtud de la nigromancia—, también serán traducidas. Por lo pronto, aún queda mucho de Smith inédito en español… Muchos demonios que aún no han sido invocados en la imaginación de los lectores hispanoamericanos por la poderosa prosa poética del gran genio de Auburn.

  Por último nos despedimos de nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Huelga decir que él es el demonio que prometió tropezar por segunda vez con el mismo meteorito, y ya saben lo que significará su caída. Pero a él no le importa que nuestro universo colapse con otro… Al fin y al cabo, eso —al igual que el diluvio universal— ha sucedido antes. Además, sólo los que adoptan nuestro lema como principio sabrán lo que nos aguarda más allá de la frontera de la expansión cósmica. Sí, nuestro hermoso y tierno lema… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.  

  Odilius Vlak

 Jefe de Redacción

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s