RUNES SANGUINIS / Fractales en la Literatura Sobrenatural – Por John Beal

«Es imposible dejar caer un alfiler sin excitar una reacción correspondiente en cada estrella. La acción ha perturbado el balance del universo.»

Aleister Crowley [El Libro de Thoth]

 –

   La elocuente comprensión de Crowley de lo que la Física del Caos ahora llama el Efecto Mariposa, es evidente en la cita de más arriba. Él concibe un universo en donde cada punto está interconectado, relacionado en una gigantesca mecánica de Atracción/Repulsión; donde un evento ultimadamente altera el destino de los eventos a miles de años luz de distancia.

  Sus correspondencias cósmicas están reflejadas en el trabajo de ficción «La Droga Plutoniana» de Clark Ashton Smith. De acuerdo al Dr. Manners, el narrador de la historia, la droga crea… «inusuales imágenes plásticas, difíciles de interpretar en términos de los planos y ángulos euclidianos». Esta imposibilidad de ser interpretadas con las matemáticas euclidianas las hacen semejantes a los fractales en el sentido de que estos no son euclidianos, lo que significa que ellos no se ajustan a las formas geométricas generalmente aceptadas tales como los triángulos, cuadrados, etc. La droga también crea otra propiedad análoga a las encontradas en las imágenes fractales, y es que ambas poseen bordes o intersecciones artificiales. La droga produce… «una vasta distancia totalmente carente de perspectivas normales, un paisaje peculiar y extraño se extiende a lo lejos, atravesado por frisos no fragmentados o bajorrelieves de figuras humanas que avanzan cual si fueran una pared recta y sin desviaciones».

  Aparte de referirse a los frisos corriendo como una pared recta [un punto sobre el que Smith se expande para colocar ramas a lo largo de su superficie], todas las demás descripciones pueden ser consideradas como siendo similares a la de muchas imágenes fractales. Smith crea una visión del tiempo como una hilera de eventos interconectándose, alterándose constantemente, mientras van produciendo un modelo abstracto. Esta hilera es de una extensión y complejidad infinitas, generada en una dimensión fractal a la que no tienen acceso las matemáticas euclidianas o un estado mental ordinario. Es interesante especular ya sea que el concepto científico de Espacio/Tiempo podría ser modelado en términos de una dimensión fractal. Recientes ideas sobre universos en gestación y bifurcados, parecen sugerir la posibilidad de esto. John Dewey Jones, escribiendo para el boletín informativo Amígdala, se expande sobre la idea de los fractales y la trascendencia de la mente en su ficción concerniente a The Amygdalan Sects. [NOTA: Amígdala es derivada de la forma de almendra, es decir, la forma del conjunto de Mandelbrot, es también el nombre de una sección en la mitad del cerebro la cual es, de acuerdo a Mortimer Mishkin y  Tim Appenzeller en su artículo para Scientific American de junio de 1987, junto al Hipotálamo, la planta procesadora y área de conexión general para la información sensorial, memoria y deseo].

  Jones escribe sobre «La Hermandad de Adeptos del Camino Oculto»; monjes que visualizan el objeto —el Conjunto Mandelbrot— como un mándala, usándolo para trascender e iluminarse.  Él pinta un paisaje de decadencia donde la vieja civilización ha colapsado y la Hermandad tiene que crear el objeto como una imagen abstracta. Citando el Abad de la Hermandad: «Sabemos que el ojo puede percibir detalles y gradaciones de color más finas de las  que cualquier monitor puede desplegar. Así como los ojos son más finos y más sutiles que el monitor, de la misma manera la mente es más fina y más sutil que los ojos. Y el alma es aún más fina y sutil que la mente. Por lo tanto, dejen al monje retirarse  a un lugar tranquilo, y sus sentidos ocultarse como los miembros de una tortuga, dejen que enfoque sus ojos fijamente en el objeto».

  La Hermandad reconoce dos caminos para el objeto. El primero es a través de los sueños, obteniendo visiones de… «colores puros como el de  las joyas;… patrones de relaciones abstractas: otros dicen que sus sueños han sido demasiado claros y definidos como para ser descritos con palabras». Esto, me parece, está relacionado a la manera a como H. P. Lovecraft creó algunos de sus trabajos más trascendentales de ficción, obteniendo a través de los sueños un conocimiento que normalmente es imposible de obtener. No obstante, Jones escribe sobre el segundo método para caminar el sendero que involucra el objeto, como el Abad explica: «… levántese a las tres de la mañana y ascienda hasta la cima de la montaña, siéntese… y mantenga su mirada fija en la dirección de Aldebarán; no creemos en ninguna conexión casual entre Aldebarán y el objeto, comprendes, pero hemos descubierto que la luz rojiza de esa estrella estimula la visión matemática que vemos». «Los Sueños en la Casa de la Bruja» de Lovecraft parece hacerse eco del primer método de la Hermandad en los sueños del héroe Walter Gilman: «Posiblemente Gilman no debió haber estudiado tan intensamente. Los cálculos No-euclidianos y la física cuántica son suficientes para forzar el cerebro; y cuando uno los mezcla con el folclore, y trata de rastrear un extraño historial de realidad multidimensional tras las fantasmagóricas insinuaciones de relatos góticos y los salvajes susurros en los rincones de la chimenea, apenas podemos esperar estar del todo libre de tensión mental».

  Gilman es impulsado por su interés en el campo de las matemáticas abstractas… «más allá de las exploraciones más modernas de Plank, Heisenberg, Einstein y Sitter». Lovecraft describe el sueño de Gilman como… «zambullirse dentro de ilimitados abismos de un inexplicable crepúsculo coloreado y desconcertante sonido ensordecedor; abismos cuyas propiedades materiales y gravitacionales… él no podía ni siquiera intentar explicar». Él continúa… «Los abismos no estaban en ningún sentido vacíos, atiborrados con indescriptibles masas anguladas de sustancia de un matiz alienígena, algunas de las cuales parecían ser orgánicas mientras otras lucían inorgánicas… Gilman algunas veces comparaba la materia inorgánica a prismas, laberintos, grupos de cubos y planos… y las cosas orgánicas lo impactaban variadamente como grupos de burbujas, pulpos, ciempiés, ídolos hindúes vivientes, e intrincados arabescos que se alzaban en una especie de animación ofídica».

  Fractales equivalentes a estas imágenes pueden ser descubiertos en muchos de los libros sobre el tema. Mandelbrot, en «Geometría Fractal de la Naturaleza» describe y muestra imágenes de Esferas de Apolonio, polvo de Cantor y Fatou: fractales cercanos que muestran burbujas distintivas, similares a grupos de cubos y planos. Curvas de copos de nieve Koch/Peano que lucen intensamente como laberintos. Otros diseños geométricos que están descritos en el Conjunto de Mandelbrot, el Conjunto Julia, garabatos [como el nombre implica es un diseño garabateado] todos guardando similitudes con pulpos, ciempiés e intrincados arabescos. El diseño llamado el ídolo hindú por Lovecraft puede ser imaginado de dos maneras, ya sea como la forma corporal del desarrollo de fractales de Michael Barnsley en su libro «Fractales en Todas Partes», o como biomorfos, diseños parecidos a sigils producidos fractalmente, los cuales evolucionan como organismos vivos hacia múltiples formas.

  Al final de la historia Lovecraft define a Azathoth como el Último Caos; similar a un enjoyado Conjunto de Mandelbrot en una corona que todo lo cubre. Otras historias de Lovecraft también aluden a bizarras imágenes de Geometría Fractal. Ejemplos son «En las Montañas de la Locura», donde él usa geometría abstracta para describir la ancestral ciudad de Los Antiguos; y «A Través de la Puerta de la Llave de Plata», donde los modelos abstractos observados por Randolph Carter en el umbral de la puerta son reminiscencia de formas fractales fluidas y bifurcadas. El uso de Lovecraft de imágenes fractales en «A Través de la Puerta de la Llave de Plata» nos recuerda el del Smith en «La Droga Plutoniana», pues ambos están describiendo viajes a través del Espacio/ Tiempo. Como un ejemplo de esto, Randolph Carter, el héroe de la historia de Lovecraft, luego de usar la llave plateada es rodeado por… «penumbrosas medias imágenes de contornos inciertos en medio del Caos, pero Carter sabía que ellas sólo estaban hecha de memoria e imaginación. Aún así, él sentía que no era la casualidad que construía estas cosas en su conciencia, sino más bien alguna vasta realidad, inefable y no dimensionada, la cual lo rodeaba y luchaba por trasladarse a sí misma dentro del único de los símbolos que él era capaz de poseer».

  En «El Caso de Pikestaffe», Algernon Blackwood usa geometría abstracta para capacitar a Pikestaffe para emprender una especie de viaje al estilo Alicia a través del espejo hacia una extra-dimensión. La pizarra de Pikestaffe estaba cubierta con diagramas que «quizás eran euclidianos, o posiblemente astronómicos». Él también tenía notas que tenían equivalentes fractales. Por ejemplo, la casera de Pikestaffe descubrió notas con un diagrama que ella describió de la manera siguiente: «En el centro, rodeado por desordenados jeroglíficos, números, curvas y líneas sin significado para ella, ella vio un diagrama del espejo completo».

  La última pieza de ficción que me gustaría mencionar la cual es similar a la geometría fractal de Mandelbrot, Julia, Cantor y otros es «Los Perros de Tíndalo» de Frank Belknap Long. En esta historia, Long utiliza conceptos muy similares a los de «La Droga Plutoniana» de Smith y los de «A Través de la Llave de Plata» de Lovecraft, permitiendo al principal personaje, Halpin Charmels, hacer un viaje en reverso en el tiempo hacia el último abismo de geometría caótica. Así, todas estas historias son como habitaciones en la «Casa de la bruja»: la casa sobre el borde de un abismo donde habitan increíbles «Monstruos Matemáticos».

 

Fin

  Traducido por Odilius Vlak

 –

  • NOTA: La versión original de este artículo, titulado «Fractals in Weird Fiction», se encuentra aquí:The Temple of Dagon.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s