INTROVISION / Sombras de Tres Dimensiones

Nadie sabe decir con certeza cuándo sucedió; en qué punto del tiempo el Tiempo mismo se interpuso entre la luz y el mundo físico. Lo cierto es que éste jamás ha sido el mismo desde que el despertar a una realidad superior lo privó por siempre del placentero sueño tridimensional en el que a través de los eones había definido su Ser. El mundo tridimensional fue cegado por el destello que surgió de la oscura revelación que supuso el descubrir que al fin y al cabo cada una de las manifestaciones materiales, incluyendo los humanos, no eran más que sombras de tres dimensiones proyectadas por dobles de cuatro dimensiones que eran los que estaban dotados del don de la realidad.

  Al parecer el trastorno de la estructura dimensional del espacio tuvo que ver con la velocidad cada vez más alucinante que no sólo todo tipo de transporte creado por los humanos sino su misma percepción, adquirió en las últimas etapas de su evolución. Todo iba tan rápido que el concepto mismo de futuro ya había devenido en una percepción sensorial de corta duración: había dejado de ser una proyección imaginaria que se adelantaba al ritmo de las acciones del presente para convertirse en una más de las impresiones sensoriales que los humanos experimentaban cada día gracias al bombardeo del mundo externo. Sobre todo, fue la rapidez de esta capacidad de percepción sensorial, que ya tenía la categoría de intuición visual, lo que forzó el proceso que según los científicos y filósofos resultó en que dichas percepciones sensoriales superaran la velocidad de la luz. La ingeniería genética neuronal; los implantes tecnológicos; y las drogas sintéticas, se habían combinado para que se obrara semejante milagro.

  Al principio la nueva facultad de contar con unos sentidos que percibían a la velocidad de la luz fue celebrada en el mundo entero, a medida que esta novedosa capacidad divina fue expandiéndose hacia todos los grupos humanos, pues no todos la obtuvieron al mismo tiempo, lo que causó que incluso intentara monopolizarse por los oscuros grupos que controlaban desde ese distópico futuro, la vida en el planeta tierra. Pero al parecer era inevitable el hecho de que dicha capacidad sería del dominio de la humanidad entera… Las leyes superiores de la evolución lo habían dictaminado así.

  Cada vez que un humano posaba sus ojos sobre otro miembro de su especie o sobre cualquier objeto material, veía en rápida sucesión la formación dimensional de ese objeto en el espacio: podía percibir un punto moviéndose en el espacio dejando tras de sí una línea; luego veía el movimiento de la línea en el espacio dejando tras de sí un plano, aquí se podía distinguir el objeto material bidimensionalmente; por último, veía ese plano moverse en el espacio dejando como huella una sólida estructura tridimensional. Era ver todo el ser de un objeto evolucionar a lo largo, ancho y alto de su propio espacio. Pero a medida que la capacidad era dominada y refinada por la experiencia, la percepción comenzó a percibir el movimiento de la estructura sólida de tres dimensiones en el espacio. Pues con una capacidad perceptual cuya velocidad era superior a la de la luz, la cuarta dimensión del tiempo les resultó accesible desde el peldaño tridimensional del objeto material percibido. De esa manera, podían contemplar en todo su horroroso esplendor la expresión tetradimensional de todo lo que constituía el plano material. Esto echó por tierra definitivamente la noción de Tridimensionalismo Antropológico; principio muy parecido al antropocentrismo clásico pero con un enfoque geométrico euclidiano, desde el cual el hombre pretendió creer que su constitución tridimensional era la más perfecta entre todas las dimensiones espaciales.  Pero con ese nuevo poder descubrieron horrorizados que la realidad dimensional era más compleja, tan compleja como esos seres que ahora poblaban su existencia incluso cuando cerraban sus ojos o apagaban su conciencia con drogas diseñadas. Seres que veían manifestarse a medida que el movimiento de los cuerpos sólidos dejaba su huella en el espacio aguijoneados por su percepción más rápida que la luz… Seres de los cuales ellos no eran más que sombras moviéndose en los límites de la geometría euclidiana, mientras eran proyectadas por esa parte de sí mismo que habitaba la dimensión del tiempo.

  Ser solo sombras… bueno, no es tan malo después de todo siempre y cuando seamos proyectados por nuestros propios cuerpos tetradimensionales y no por una entidad extraña a nosotros… travesura muy del agrado de algunos nigromantes zothiqueanos residentes en la cuarta dimensión del tiempo, que en vez de proyectar su propia sombra tridimensional, prefieren liberarse de ese lastre y llevar a cabo la mecánica proyectando una sombra tridimensional artificial, que en este plano bien podría ser un demente o algún ser obsesionado con un siniestro destino acorde con los propósitos del nigromante. De hecho, cada uno de los miembros de este Blogzine de las cosas que no son pero que deberían ser, Zothique The Last Continent, estamos orgullosos de ser proyecciones tridimensionales de homúnculos creados en la dimensión del tiempo por la nigromancia zothiquena. Ni hablar de nuestros Hermanos Fanáticos, pues ellos han sido proyectados por la mejor nigromancia de todas… la de la imaginación de nuestra divinidad tutelar, Clark Ashton Smith. Pero bueno, veamos cuantas sombras virtuales les tenemos proyectadas desde el plano físico para la edición de este mes de mayo.

  En la página del miércoles 8, en nuestra sección Runes Sanguinis, les tenemos como buen Fanzine, una joya inédita hasta ahora en español y traducida exclusivamente para nuestros lectores. Hablamos de una historia de Klarkash-Ton que resultó ser la última que escribió en su vida, apenas unas tres semanas antes de morir el 13 de agosto de 1961. Su título: «El Dardo de Rasasfa». Es una recreación fuera de época de la vieja ciencia ficción pulp de la cual somos tan fanáticos. Por otro lado, su temática sirve de preámbulo a la publicación en la próxima edición del mes de junio de una historia en el mejor estilo de los años de la Wonder Stories.

  El lunes 13 las paredes virtuales de nuestra galería mensual de Neosapiens serán cubiertas con las portadas de una revista con un menú de espantos muy multiemocional. Hablamos de Vampus. Markus E. Goth los guiará a través de la escalofriante gastronomía de esta publicación con un artículo titulado: «Vampus: Relatos de Terror Servidos a la Carta».

  Abrimos un paréntesis para felicitarnos a nosotros mismos por nuestra participación en la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2013. Nuestras cinco actividades se desarrollaron tal como lo visualizamos como buenos nigromantes que somos. Gracias a todos los que se dieron cita a nuestras dos jornadas de lecturas así como a nuestros tres coloquios, tanto al público en general como a nuestros invitados: Edison Montero, presidente de la compañía de comics, Moro Studio; Moisés Santana Castro, joven escritor del género de la ciencia ficción; Mervin Fleurieti, músico del género metal; Alex Feliu [Dextroberry], ilustrador y diseñador gráfico, y por supuesto a nosotros mismos: el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak; nuestro Sumo Sacerdote, Markus E. Goth; nuestro Archidemonio, Morgan Vicconius Zariah; y Peter Dominguez, pionero del género de la Light Novel en lengua española.

  Ahora sí nos despedimos del Ser que proyecta desde la cuarta dimensión de su capilla de trabajo cada una de nuestras apariciones virtuales. Nos referimos a nuestro Sumo Sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Bueno, las sombras de tres dimensiones son proyectadas en multitudes de formas sobre este plano físico, incluyendo en la forma de nuestro lema… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Odilius Vlak

Jefe de Redacción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s