NEOSAPIENS / 1984: Las Creaciones de una Distopia Paradisiaca

1984 - Vol 01

1984 - Vol 01 - Pag Int #33

1984 - Vol 02

1984 - Vol 02 - Pag Int #31

1984 - Vol 03

1984 - Vol 03 - Pag Int #35

1984 - Vol 04

1984 - Vol 04 - Pag Int #41

1984 - Vol 05

  La ciudadana Imika de código In Vitro piel White Class, observó fríamente como el cuerpo rígido de aquel ciudadano Blue Class se desangraba lentamente a sus pies. Su mano derecha sostenía fuertemente un filoso instrumento quirúrgico, que lentamente se deslizó de sus dedos, emitiendo un sonido metálico en el piso impecable de la cámara sagrada sacerdotal de tele-transportación. Imika era considerada una ciudadana defectuosa, infectada por el E.C.O (Enfermedad de Conocimiento Omnisciente): virus contagioso promulgado por la máxima autoridad genética de Classeapolis, que dotaba  al afectado de total independencia en sus sentimientos.

  Las Holopantallas proyectaron en toda Classeapolis el rostro pálido de la mujer infectada. Una voz femenina advertía  a sus ciudadanos del acto criminal que había cometido la ciudadana de piel White Class, Imika, al involucrarse con un Class de casta superior. La Bioingeniería del código madre, consideraba terminantemente prohibido salirse del orden genético establecido y mezclarse sentimentalmente con un ciudadano de color de piel diferente que no fuera de su propio estatus o casta; hacia miles de años que la humanidad ya había adoptado una nueva perfección genética; convirtiéndose su sociedad en una clase piramidal que iniciaba con las casta más inferiores (los White Class) seguidos por una sociedad intermedia (Green Class, Blue Class y Red Class), hasta llegar a los altos mandos sacerdotales… Los Black A+.

  Imika estaba convencida de que sería desintegrada igual que lo sucedido a su amado Indrix Black A+. Pero antes que sucediera lo inesperado debía encontrarse frente a frente con la Biomadre… su procreadora. Ella experimentaba  cambios en su cuerpo,  pues la fusión de dos castas diferentes había traído consigo una nueva vida. Su genética había mutado en algo único, permitiéndole abrir una de las cápsulas sacerdotales sagrada de los Black A+ que le transportaría directamente al hogar in Vitro frente a su procreadora. Al llegar a su destino, sus ojos no dieron crédito a lo que veían a su alrededor: la concepción perfecta de un ser de diversos colores envuelto en una burbuja líquida en forma de huevo, rodeado de miles de cables que se interconectaban en todo su cuerpo. 

   He aquí a tu madre ciudadana rebelde —dijo una voz firme que salió de la burbuja

  He aquí a tus dos hijas, madre superioracontestó Imika en un tono triste.

  —Hace mucho tiempo te esperaba, sé porque has venido ciudadana —dijo la Biomadre—. He creado el código genético de todos mis hijos desde su nacimiento hasta su muerte, sabía que vendrías, eres un defecto de mi ser, la otra parte que trata de dominar mi esencia y que se resiste a ser fusionada en uno solo —hizo una pausa—. Aunque tu genética está mutada, tengo conocimiento del 98% de tus actos, no puedes destruirme, serás borrada como tu amante para dar continuidad al ciclo de esta nueva evolución.

   –Lo se madre —dijo Imika firmemente—. No puedo destruirte, soy un virus, una aberración de tu creación, pero a la vez un antídoto a tus sentimientos.

   La cápsula sacerdotal sagrada de transportación de los Black A+, comenzó a digitalizar a varios sacerdotes. Presintiendo el final, Imika rápidamente subió a la plataforma que sostenía la gran burbuja líquida en forma ovalada. Su cuerpo se suspendió en un gran salto, para luego aferrarse a la forma transparente, el sonido de una voz a su espalda ordenaba disparar a la intrusa, los movimientos de maquinarias se confundieron con los disparos en una melodía industrial.

   –Este es el regalo bien guardado de tu hijos… madre —gritó Imika mientras parte de su brazo penetraba la burbuja ovalada. Una serie de cables con agujas se adhirieron a su piel, tomando muestras de los genes mutados que había adquirido, una sonrisa se vio marcada en su rostro para luego desaparecer desintegrada por las armas de los sacerdotes. La esfera volvió a su estado normal y las agujas volvieron a encontrarse en la misma posición sin dejar rastro alguno del brazo de la intrusa.

   –Biomadre, el último vestigio de los infectados ha muerto, las nuevas generaciones tendrán el nuevo código que usted asignará; dentro de 4.0.0.0.01 MicrónGen no puede ya existir error —dijo el Bioingeniero sacerdotal piel Inux Black A+.

   Momentos más tarde, en la soledad del gran salón sagrado, los ojos de la Biomadre empezaron a cambiar de color; un nuevo flujo genético recorría todo su cuerpo… Una nueva generación volvería a ser libre.

   La imaginación de una verdad autoritaria, marcada en letras e imágenes, devoradas por sus lectores palabra por palabra; un sistema matemáticamente perfecto, que perdurará por los siglo en el propio miedo de una verdad cambiante en cada momento, hizo  que la mente de un gran escritor como George Orwell pusiera en funcionamiento a generaciones de artistas en un concepto que  nos brindó en su momento una visión fresca del cómic de adulto. Más de una década ha pasado desde  que la maquinaria imaginativa se disolvió para convertirse en otro avatar, y podemos decir que a pesar de todo, todavía en algún rincón del mundo Comitecas poseen en sus estanterías la referencia indispensable de una revista para adultos que en sus dos versiones idiomática  recibió el título de 1984.

  1984 fue el título de dos revistas mensuales de factura norteamericana y española (en homenaje a la novela del escritor inglés Georges Orwell) especializadas en la publicación de cómics de fantasía y ciencia ficción para adultos. La edición estadounidense (1978-1983) aparece por primera vez en junio de 1978, siendo editada por Warren Publishing. Por cuestiones legales del uso del título de la célebre novela del escritor inglés, para 1980 bautiza como 1994. La revista fue una respuesta al éxito de Heavy Metal, siendo esta la versión americana de la fundadora de este nuevo discurso visual, la revista francesa Metal Hurlant.

 Las primeras tiradas de la versión norteamericana obtuvieron un buen intercambio de material visual por numerosos artistas españoles, representados por Toutain Editor, que a su vez desde años anteriores trabajó en colaboración para varias de las revistas de Warren Publishing como Creepy, Eerie y Vampirella. En febrero de 1983 la Warren cae en bancarrota, siendo una de las causas una demanda interpuesta por una publicación no autorizada en la revista 1984, de un relato del escritor Harlan Ellison: «A Boy and His Dog». Entre sus títulos mensuales, llegaron a publicar diversos escritores y dibujantes de historietas tales como:  Jan Stranad – Richard Corben (Mutant World – Vol. 1-8/1978-1979 );Jim Stenstrum (Rex Havoc and The Asskicker Of The Fantastic – Vol.4-6,9/1978-1979); Jim Stenstrum – Rudy Nebres (Twilight’s End! – Vol.6-8);Frank Thorne (Ghita of Alizarr – Vol.7-14, 17-21, 24-26,28-29/1979-1983); Bill DuBay – Frank Springer, Herb Arnold, Rudy Nebres (The Startfire Saga – Vol.9-13,15-16,18/1979-1981); Victor de la Fuente (Haxtur – Vol.10-11/1979-1980); Kevin Duane – Abel Laxamana (Baby Make Three! – Vol.12, 14-16/1980); Jim StenstrumEsteban Moroto (Diana Jacklighter, Manhuntress! – Vol.20-21, 24-28/1981-1982); Bill DuBay – Rudy Nebres (Angel! – Vol.21-22/1981); Bill DuBay – Peter Hsu (The  Trials and Tribulations Of Ariel Hart! – Vol. 26-27/1982).

  La edición Española (1978-1992), surge de la mano de su editor Josep Toutain y de Luis Vigil, siguiendo el modelo de la publicación norteamericana, sus primeros números contaban con 60 páginas, que incluían solamente 10 en color, con un precio aproximado de 75 pesetas. Durante esta etapa (que luego tuvo una renovación de su título) se publicaron 64 números, incluyendo desde 1980 un calendario o título especial anual. El proceso de la revista se vio marcado por la rápida separación que hizo la Toutain Editor  en desmarcar sus títulos de la versión americana, dándole paso a mucho material nacional

  Para principios del año 1984, y para evitar anacronismos en su título, la revista fue rebautizada como «Zona 84» (Ver Neosapiens mayo 2012 «La Zona 84 de la imaginación»), siendo ampliada en esa fecha a 84 páginas y mayor contenido en color; en esta nueva fase se publicaron 96 números, dejando de editarse su contenido en 1992. En los seis años de publicaciones como revista 1984, pasaron por sus páginas artistas de renombre tales como: Jan Stranad – Richard Corben (Mundo Mutante – Vol. 1-8/ Los viajes de Simbad – Vol.10 /Jeremy Brood – 51-58), Fernando Fernández (Círculos – Vol.3/ Zora y los hibernautas – Vol.22); Enrique Sánchez AbuliEsteban Moroto (La esfinge – Vol. 5-7/ Zodiaco – Vol.42 ); Budd Lewis – Isidre Monés (Gotterdammerung!Vol. 6); Leo Durañona (Más allá del Horizonte – Vol. 8); Carlos Giménez (Érase una vez en el futuro); Josep María Beá (Historias de la Taberna Galáctica – Vol. 11-28/ En un lugar de la mente –Vol.29), Bonvi (Después de la Bomba – Vol.14); Alfonso Font (Cuentos de un futuro imperfecto – Vol. 22-25,27-30,32,34-36,38); Richard Corben (Den – Vol. 22); Bruces Jones Esteban Moroto (Nave Prisión – Vol. 30-41); Frank Thorne (Ghita of Alizarr – Vol.31-51); Ricardo Barreiro – Juan Giménez (War III – Vol.32/ La Estrella Negra – Vol.53); Suso Peña (Control – Vol.36); Carlos Trillo – Horacio Altuna (El último recreo – Vol.41-53); Juan Giménez (Cuestión de tiempo – Vol.42); Rafael González Negrete (Cosmopolis – Vol.49); Miguelanxo Prado (Fragmento de la Enciclopedia Délfica – Vol.50-56,58-62); Rich Margopoulos – Luis Bermejo (El viaje del Beagle espacial – Vol. 51-54); Horacio Altuna (Ficcionario –Vol.55-64); Kevin Duane – Abel Laxamana (Con bebé somos tres – Vol.56); Mirco Ilic–Igor Kordéj (Metro–Vol.56-58); Carlos Trillo–Cacho Mandrafina (Husmeante – Vol.56-64); Elliot S. Maggin–José Luis García López (Star Raider – Vol.60-64); D.E. Márquez–Enrique Breccia (El cazador del tiempo – Vol.61-64).

FIN.

Markus Edjical Goth.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s