INTROVISION 0.1 /


Turismo Subterráneo en Hyperbórea

Por Odilius Vlak. 27122010-

Ah… aquellos buenos tiempos hyperbóreos. Sí… El tiempo hyperbóreo fue mejor. Al menos para todos los seres que pululan a través del laberinto geográfico, político, cultural y racial del ciclo actual de la existencia terrestre: contaminado con el óxido que babea, el hierro debilitado, por los placeres que pudren la carne. Pero Hyperbórea, aún se encuentra al alcance de la mano de los espectros que polucionan al fondo de la imaginación. Y de todos los tiempos y todos los espacios de Ser, los espectros peregrinan hacia, El Paraíso Boreal; en busca de una estadía vacacional, que mantenga viva la llama de su arquetipo mitológico. Reunidos en la plazoleta central de la ciudad capital, Commorion, se encuentran espectros de todas las épocas y lugares: de las tierras contemporáneas de Lemuria, La Atlántida (separada por unos 650, 000 años de su Rey Kull) y del gran continente de, Mu. De la lejana R’lyeh, oculta tras el periodo Jurásico, también acuden peregrinos, habitantes perennes de los sueños de Cthulhu; pero también acuden desde la Meseta de Leng, cuya realidad abarca dos sueños: el de su dimensión onírica y el de, H. P. Lovecraft. Incluso, del lejano y frío Yuggoth —que cavila solitario al fondo de El Sistema Solar— asisten algunos, hambrientos del frío menos indiferente de la tierra. El mismísimo Conan, se encuentra aquí, en representación de la Edad Hyboriana. También, desde la lejana destrucción de Poseidonis, acuden muchos espectros, para descansar un poco del futuro que devorará el último remanente de un glorioso y poderoso ciclo terrestre. Muchos de ellos, observan con curiosidad el bloque de madera de Eighon, sobre el cual, todavía en el futuro, Athammaus, intentará inútilmente mantener separada la cabeza de, Knygathin Zhaum, de su cuerpo. Según el programa de excursiones hyperbóreas, hoy toca «Turismo Subterráneo». Bueno, y para dicha tarea no hay un mejor guía turístico que:Ralibar Vooz, alto magistrado de Commoriom, y primo tercero del, Rey Homquat.

La ruta de la excursión subterránea, será la misma que, Ralibar Vooz, recorrió en vida, cuando protagonizó la historia titulada: «Las Siete Penitencias». No hace falta decir, que dicha ruta fue trazada por la imaginación de nuestro, Clark Ashton Smith. Así que, el sonido grave de un cuerno de mamut irrumpe en la fría mañana hyperbórea, anunciando la partida. Todos los espectros miran asombrados la negras Montañas Eiglophian, y al Monte Voormithadreth, el más alto de dichas montañas y meta principal; al cual se dirigirán con el pretexto de una cacería. Todo el conjunto de montañas está horadado de cavernas que conducen al mundo subterráneo, principal atractivo de la oferta turística. También, las cavernas están infestada de Voormis, ese pueblo de salvajes subhumanos, que aún no han alcanzado el nivel evolutivo para caminar erectos… ¿O será que lo perdieron? Su principales características son: una piel muy gruesa y cubierta de una jungla de pelos; también son caníbales, pero eso no inmuta a los espectrales turistas, pues los Voormis comparten su misma intangibilidad. Recuerden que todos han muerto. Solo que la imaginación también tiene potestad de decir: ¡Levántate y anda!

Luego de un aparentado penoso ascenso, en el cual lo único que faltaba eran cuerpos físicos que se pudiera agotar, Ralibar Vooz, guió a los turistas hasta el contrafuerte, desde donde tanto ahora como en la realidad de su historia, se puede ver el retorcido hilo de humo que llamó su atención en otros tiempos: «Vamos —les dice—. Los guiaré hasta la morada del mago Ezdagor, que en estos momentos debe de estar hablando con los espíritus manifestados en llamas azules, verdes y blancas; y cuyas voces son como el zumbido de grandes insectos, el murmullo del fuego y del agua, así como del roce de metales. Al igual como lo hice yo antes, lo interrumpiremos nuevamente… él entrará en cólera, y nos impondrá la primera penitencia. Pues sin ésta, es imposible penetrar en el mundo subterráneo.»

Todo sucedió tal como, Ralibar Vooz, lo predijo: Y nuevamente las palabras de Ezdagor, fueron estas: «Escuchen entonces su penitencia. Porque esta penitencia exige que ustedes —(incluyendo Conan)— se despojen de sus armas y marchen privados de ellas dentro de las cuevas de los Voormis; y combatiendo con sus manos desnudas contra los Voomis, y en contra de sus mujeres e hijos, deben acceder hasta esa caverna secreta en las entrañas del Voormithadreth, más allá de las cuevas, en donde reside desde antiguos eones el dios, Tsathoggua. Ustedes reconocerán a, Tsathoggua, por su gran volumen, por el pelaje de murciélago que lo cubre y la apariencia de un sapo negro soñoliento que el muestra eternamente. Él no se levantará de su lugar, aún bajo un hambre voraz, sino que esperará en divina pereza por el sacrificio. Y, acercándose al señor Tsathoggua, deben decirle: “Somos la ofrenda de sangre enviada por el mago Ezdagor”. Entonces, si esto le satisface, Tsathoggua aprovechará la ofrenda. (…) Y para que no vayan a extraviarse, el pájaro Raphtontis, que es mi espíritu familiar, los guiará en sus andanzas a través de las cavernas.»

Al escuchar la sentencia, hubo varias protestas entre los espectros, especialmente de parte de Conan, y de aquellos que vinieron en representación de los sueños de Cthulhu. Pero cuando, Ralibar Vooz, les recordó que esto era parte de la diversión, desistieron de sus quejas. Y de esa manera, luego de una ardua batalla contra los Voormis, sus mujeres y sus hijos; y siempre guiados por el pájaro cola de serpiente, Raphtontis, nuestros turistas se vieron al pie del trono de, Tsathoggua. Qué emoción destelló sobre cada uno de los pálidos espectros, al verse a pocos pasos de la horrenda divinidad. Pero ésta, no estaba interesada en tal ofrenda carente de carne, huesos y sangre. En cambio, cargó a los turistas con otra penitencia: «Continúen abismándose a través de las cavernas hasta que penetren, luego de un largo descenso, al golfo sin fondo sobre el cual la diosa-araña, Atlach-Nacha, teje su eterna red. Y allí, convocando a Atlach-Nacha, deben decirle: “Somos el regalo enviado por Tsathoggua”.»

¡Waooo!… que excitante es hacer turismo subterráneo en Hyperbórea, y más cuando es a través de la vivencia de una de sus historias. Pero una vez al borde del abismo de la diosa araña, ésta tampoco estaba interesada en la ofrenda. Y remitió a los turistas hiper-temporales e hiper-espaciales, hacia la morada del hechicero pre-humano, Haon-Dor, cuyo palacio se alzaba justo a la otra orilla del abismo. La travesía sobre el abismo enmascarado con la red de, Atlach-Nacha, fue una experiencia única, pues lo espeluznante del paisaje era algo digno de una postal. No bien habían salido de este asombro, cuando una gran serpiente, ante la presencia del pájaro, Raphtontis, les abrió paso para que penetraran al palacio de las mil columnas de Haon-Dor: en donde formas sin rostro, de humo y niebla, vagaban de un lado a otro; donde estatuas representando monstruos de miríadas de cabezas franqueaban los pasillos; y en cuyos techos las lámparas eran fuegos invertidos, que alumbraban con una combustión como si de la mezcla de hielo y piedra se tratara.

Luego de que Haon-Dor, rechazara la ofrenda, los turistas subterráneos, comenzaron a experimentar algo del famoso humor sardónico, con el cual Clark Ashton Smith, sazonó el ciclo de Hyperbórea. Pese a que entendían que los hechos eran una recreación de la historia «Las Siete Penitencias», cuyo protagonista, Ralibar Vooz —ahora empleado del estado de Imagiópolis—, fungía como guía turístico… muchos de ellos, en especial Conan, se sintieron ofendidos. Ser rechazado sin ningún cuestionamiento acerca de su valía, era algo que el Cimmerio no estaba dispuesto a tolerar. Y bajo el trance de una furia muy de «espada y brujería», el guerrero se batió con los espíritus familiares de Haon-Dor; que emanaban de las paredes y el piso del amplio salón que ocupaba éste. Pero fue inútil; ellos eran tan espectrales como él. Y al fin, resignándose a no ver sangre derramada y entrañas desparramadas, Conan, siguió al resto de los turistas hacia las estancias de, El Pueblo Serpiente, a los cuales los había enviado el hechicero, con una nueva penitencia.

Pero éstos, ocupados como siempre estaban con sus investigaciones científicas en el área de la química, prestaron muy poca atención a la ofrenda enviada por Haon-Dor. Además, luego de observarlos, se dieron cuenta de que ya poseían un ejemplar sumergido en una solución química preservante, de un cuerpo humano; así que los turistas no eran de ninguna utilidad científica para ellos. Habían, por otro lado, dejado de comer carne, por lo que aún estando los espectros forrados de ésta, no le servirían de nada. Sin perder más tiempo, le impusieron una nueva penitencia: «Sin embargo, pueda ser que, Los Arquetipos, encuentren alguna manera de disponer de ustedes. Al menos ustedes serán una novedad para ellos, ya que ningún ejemplo de la evolución humana contemporánea, ha descendido hasta ahora a su estrato.»

Ante la presencia de Los Arquetipos, esas: «Dos entidades vagamente semejante a la figura humana. Ellos eran gigantes, con cuerpos cuya forma era casi globular, y parecían flotar más que caminar». Y no hace falta decir, que Los Arquetipos —en acuerdo al modelo original de la historia— los rechazaron: «Nosotros, los originales de la humanidad, estamos decepcionados ante la vista de copias tan tosca y horrendamente pervertidas del verdadero modelo. (…) Por lo tanto los ponemos bajo una penitencia: Abandonen sin ningún retraso  la caverna de Los Arquetipos, y busquen el golfo fangoso, en el cual, Abhoth, padre y madre de toda impureza cósmica, eternamente lleva a cabo su repugnante fisión. Consideramos que ustedes sólo son aptos para Abhoth…»

Qué pena que, Abhoth —¿otro término para definir a Ubbo-Sathla?— no pensara de igual manera. Pues a pesar de cierta semejanza biológica con su propia constitución, los turistas subterráneos, estaban totalmente fuera de su experiencia. Y el fango burbujeante, no era dado a experimentar con cuestiones relacionadas a la gastronomía. Así que: «Quienes ustedes sean, o de donde han venido, es algo que no puedo conjeturar; tampoco puedo yo agradecer a Los Arquetipos por molestar la profunda y plácida fertilidad de mi existencia, con un problema tan molesto como el que ustedes presentan. Márchense de aquí, yo les ordeno. Existe un desolado, espantoso y sombrío limbo, conocido como El Mundo Exterior, del cual yo he escuchado sólo rumores; y me parece que él podría resultar un objetivo adecuado para su excursión. Yo impongo una urgente penitencia sobre ustedes: vayan en busca de ese Mundo Exterior, con todo el arrojo de una expedición.»

Ahora bien, el ave Raphtontis, que hasta ahora había hecho un buen trabajo guiando a los turistas subterráneos, como Ezdagor se lo encomendó, al parecer cayó bajo el efecto de algún vapor alucinógeno inédito de las profundidades. Y es que, a pesar de estar adaptada a los abismos interiores de Hyperbórea, los cuales conocía como las garras de sus patas, se perdió en el camino de regreso. Pues el mundo exterior, aborrecible hasta para las criaturas primigenias de las profundidades, era el mundo de los humanos. Los turistas, iban con la duda de que incluso el mundo al cual pertenecían, podría rechazarlos, pese a la seguridad que les daba la historia.

En ésta, Ralibar Vooz, se cae dentro del abismo de la diosa araña, Atlach-Nacha, luego de un atajo que tomó el ave, evitando así: Los Arquetipos, El Pueblo Serpiente y Haon-Dor… y con este accidente finaliza la historia. También el programa de Turismo Subterráneo Hyperbóreo. Luego, cada uno de los espectros, estaba supuesto a regresar a su respectivo espacio-tiempo. Sin embargo, grande fue la sorpresa de todos cuando Raphtontis, al girar por uno de los pasillos interiores, se encontraron bajo el mismo umbral de una cueva, cuya salida se abría a un paisaje desértico; bañado por los rayos de un sol agonizante, y cargado con una energía demoniaca desconocida para todos los espectros. El mismo, Conan, se estremeció. Y tenía toda la razón para ello… pues ante la brujería que exuda el mundo exterior al cual ascendieron, su espada es inútil. Nuestros turistas, por una escalofriante mecánica, quizás fruto de la misma ironía que le es propia al mundo hyperbóreo, se encontraron nada más y nada menos que en: Zothique The Last Continent.

¡Jajajajaja….! Pero no teman, hermanos espectros de otros ciclos mitológicos… Zothique, es también su casa. Y es bueno que algunos compañeros de la misma imaginación, así como de imaginaciones afines, nos acompañen en el hundimiento hacia las últimas tinieblas. Sumergirnos hombro a hombro en el abismo de la edición de esta semana, con antiguos habitantes de los continentes de: Hyperbórea, La Atlántida, Lemuria, Mu, Poseidonis; guerreros de la Edad Hyboriana; antiguos espectros oníricos procedentes de R’lyeh; fríos fantasmas de la Meseta de Leng; o abisales formas de vida del lejano planeta Yuggoth… es un privilegio, que ninguno de los espectrales miembros de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, está dispuesto a desperdiciar. Espero que entre ellos, se encuentre alguno de nuestros, Hermanos Fanáticos.

Hemos llegado a la última parada de nuestro viaje polar: «Hyperbórea: Al Norte de la Imaginación», [Tercera Parte]. Y ya saben cuál es la estación: la sección ALTERECOS4.D, en la página del martes. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, les congelará sus pesadillas con el frío de las últimas historias del ciclo.

Un último EXTRA para este finado año. Y obviamente, éste debe referirse a la imaginación que concibió nuestro último continente, Clark Ashton Smith. Se trata de un artículo del autor, Phillip A. Ellis, titulado: «Democracia y Fantasía: Una Respuesta a Simon Whitechapel». En él, el autor intenta abrir el debate sobre una serie de temas, que el consumado especialista en Klarkash-Ton, había abordado en un artículo anterior. Así que no dejen de clickear la página del miércoles.

¿«Damned Angel: Genesis»?, bueno… qué podemos decir sobre nuestra Light Novel; a no ser que el título del Capítulo VIII, es: «La Muerte de Azazel». Sí, así como lo leyeron. Ya al final del capítulo VII, Muerte, le dice a nuestro demonio estrella que en esa noche él morirá de cualquier manera. Pero… ¿Acaso su muerte le llegará a través de Muerte? Para descubrirlo, sólo tienen que apuñalarle un click a nuestra sección TETRAMENTIS, en la página del jueves. Sólo a ella, y no al padre de esa nueva rebelión: Edwin Peter Barbes.

Alguien ha rescatado a nuestra, VIA La Niña de las Rocas. Arrebatándosela al yermo mortal del suelo de Janos. Veamos que nos revela el Acto 33 de su aventura. Pues por lo que vimos en la última viñeta del anterior, dicho personaje se está tomando muchas molestias. Esperemos que no sea con algún propósito egoísta; pues lo último que le hace falta a nuestra niña, es caer en las garras de un maniático sexual. Pero para ello, debemos esperar hasta la página del viernes, y nuestra sección IMAGIXMUNDI: trono sobre el cual continúa sentado nuestro venerable, Arcadio Encarnación.

El último párrafo corresponde al fondo de nuestra caverna. Pero en ésta, no reina la diosa araña, Atlach-Nacha, sino nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Sin su guía, sería difícil hacer turismo subterráneo en cada edición. Bienvenidos nuevamente a Zothique, espectros de otros tiempos y espacios imaginados. He aquí nuestro único estado del Ser El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Desde el Oscuro Origen de Ubbo-Sathla

Por Odilius Vlak. 20122010-

«Porque Ubbo-Sathla es el origen y el final. Antes de la llegada de Zhothagguah, o Yok-Zothoth, o Kthulhut desde las estrellas, Ubbo-Sathla moraba en el pantano burbujeante de la recién creada Tierra: una masa sin cabeza o miembros, engendrando las grises e informes viscosidades primordiales, y los espeluznantes prototipos de la vida terrenal… y toda esa vida terrenal, ha sido dicho, finalmente regresará a través del gran círculo del tiempo a Ubbo-Sathla.»

El Libro de Eibon (Clark Ashton Smith)

El oscuro limo pantanoso en el origen de la tierra, es la matriz dentro de la cual dormita un tiempo, que ha de iniciar su peregrinaje hacia un oscuro futuro, desde el presente burbujeante de: Ubbo-Sathla. No es el tiempo de los elementos en pugna, que ya están ofrendándoles a su tiempo particular, horribles catástrofes que registrar; no es el tiempo de la Tierra, ni el experimentado tiempo del Universo. No… es el Tiempo Biológico, que desde ya está contenido en cada una de las futuras formas vivientes. Si bien, en el informe y burbujeante estado, de un arquetipo biológico sin personalidad física. El Tiempo Biológico, y las manifestaciones biológicas-espirituales que han de arrastrarlo junto con ellas, hacia las tinieblas de una evolución despiadada, expresan su hambre de futuro y personalidad, con explosiones de multiformes expresiones biológicas: desde una Bacteria hasta un Mamut. Sin olvidar, que dentro del oscuro origen de Ubbo-Sathla, también burbujean las futuras manifestaciones de la imaginación humana, así como sus futuras rebeliones.

Y aquí me encuentro yo también, de regreso desde el futuro tras la meta de una oscura ambición. Pero de eso han transcurrido eones. En los esplendorosos tiempos de El Continente de Hyperbórea, siendo el mago Zon Mezzamalech, con asiento en la nórdica Mhu Thulan [Correspondiente a la actual Groenlandia, según el saber esotérico], intenté por primera vez penetrar los endurecidos caparazones de tiempo que cubrían todo el pasado, que cual abismo se abría, entre mi presente y el de Ubbo-Sathla. Mi meta: acceder al conocimiento primigenio, contenido en «las poderosas tablillas hechas de piedra estelar, las cuales estaban escritas con la inconcebible sabiduría de los dioses pre-mundanos», según la poderosa definición de mi colega en la eternidad, Clark Ashton Smith. Aquí yacen, no muy lejos de donde me encuentro en estado embrionario. Reflejando los caracteres que simbolizan su terrible sabiduría, sobre la superficie de las burbujas que eructan los sueños y pesadillas, de las informes manifestaciones biológicas-espirituales.

Más cerca en la corriente del tiempo fui, Paul Tregardis. Un ciudadano inglés; perdido en los arcanos ocultos tras los símbolos medievales, de la traducción francesa de: «El Libro de Eibon». Tras el hallazgo de un cristal mágico — «un orbe frío y nebuloso»—, que eones antes le había pertenecido a mi arquetipo de Zon Mezzamalech, intenté nuevamente correr las tinieblas que velan el tiempo; desde una extraña época, ubicada en la intersección temporal de 1932. La reidentificación con mi antigua encarnación fue un éxito. Y así, nuevamente, emprendí la búsqueda de aquél conocimiento que se deslizaba sobre el espeso caos biológico-espiritual de Ubbo-Sathla.

Según lo registró el hechicero Klarkash-Ton, a quien le tocó dar el oscuro testimonio por escrito de mi segunda experiencia… «Ésta fue como si la fantasmagoría del tiempo y del espacio fuera disuelta alrededor de él, en orden de revelar una realidad más verdadera; o quizás, otro sueño del tiempo y del espacio». Esto es cierto, pues aún ahora, en este último futuro, puedo testificar las sensaciones que Klarkash-Ton registró de mi pasado… «Fue una sensación de abismal caída, una succión como si de ineluctables vientos se tratara, de golfos que lo transportaban profundo, a través de las veloces e inestables visiones de su propia vida pasada, hacia los años y dimensiones prenatales. Él parecía soportar las angustias de una disolución invertida; y entonces, él ya no fue más Zon Mezzamalech, el sabio y docto vigía del cristal, sino una parte integral de la extraña corriente en movimiento, que corría de regreso para retomar el Comienzo». Y así fue, como mis dos manifestaciones devinieron un una sola inmanifestación, que se… «Arrastró pesada e inconsciente sobre las caídas tablillas de los dioses, y luchó y bramó ciegamente, junto a los otros engendros de Ubbo-Sathla.»

Pero lo informe fue expulsado nuevamente, en forma de la manifiesta llama demoniaca de una oscura ambición. Y tomó forma en Zothique, el último continente de la tierra. Y nuevamente encarnando el arquetipo del nigromante. Y así es como hoy, ostentando el nombre de Ulrauz Naj, orgulloso servidor del archidemonio Thasaidon, ardo con el mismo deseo. Ciertamente, el fuego de mi ambición por saber que encierran las primigenias tablillas de los dioses pre-mundanos, es más poderoso que el de nuestro sol agonizante. Quizás, hasta puedan guiarme hasta el abismo privado de luz, dentro del cual, según el Libro de Eibon, se sumergieron al abandonar la tierra. Pero para mi señor Thasaidon, tal deseo no es más que una añoranza infantil de mi alma… y es que el abismo que se abrirá después del fin de todas las manifestaciones terrenales, será más profundo, que aquél que se abrió antes del principio de éstas. Por otra parte, si todo ha de regresar a Ubbo-Sathla, ¿cuál es el motivo de hacerlo regresando al principio? ¿Acaso no es más fácil esperar el final? Ten paciencia, me aconsejó mi señor Thasaidon, que no seré yo el que prive a Ubbo-Sathla, de un digno engendro de su oscuro origen. Sólo mira como se apaga el sol bajo Dooza Thom, el último reino en pie sobre Zothique; sólo será cosa de unas cuantas reencarnaciones… y luego… El fango primordial te dará la bienvenida, si bien mi abismo también es tu hogar. Y huelga decir que dicho abismo, es el mismo en el cual habitan los dioses pre-mundanos.

Adivinen que le aconsejamos nosotros a: «Zon Mezzamalech-Paul Tregardis-Ulrauz Naj»… pues claro, que permanezcan en Zothique The Last Continent: el BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Si bien durante la edición de esta semana, Ubbo-Sathla aún manifestará, algunas formas biológicas-espirituales que han de encarnar en el continente de Hyperbórea. Entre el dolor del frío hielo de Hyperbórea, y la angustia de la ardiente arena de Zothique… estamos a la expectativa de lo que atesoran las tablillas de los dioses pre-mundanos… algo que por lo demás, no ha de ser nada bueno.

La sección ALTERECOS4.D, continuará siendo el portal dimensional a través del cual accederemos al Continente de Hyperbórea. Es por ello, que en la página del martes, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, los transportará hacia esa joya de la imaginación incrustada en hielo: «Hyperbórea: Al Norte de la Imaginación», [Segunda Parte].

En la página del miércoles, como ya es costumbre, les brindaremos el bocadillo de otro EXTRA. Y al igual que el de la edición pasada, este también es sobre la divina figura de, Clark Ashton Smith. Nuestro Klarkash-Ton, ciertamente poseía su cuota de xenofobia, y no sólo motivado por una percepción generalizada de la época, sino sustentado en una posible «Weltanschauung». Y esto queda evidenciado en el ensayo titulado: «La Bella y el Fanático: Clark Ashton Smith como Santo y Pecador», salido de la pluma de, Simon Whitechapel, un consagrado estudioso y fanático de la obra del maestro.

La sección TETRAMENTIS, en la página del jueves, continuará «Hacia la Cruz», con la continuación del Capítulo VII, titulado de igual manera. Vimos como al final de la primera parte, una flecha con el sello sagrado fulminó a uno de los demonios del ejército de Azazel, al mismo tiempo que una misteriosa voz le recomendaba, por su propio bien, el regreso a la madre patria de su infierno. Como pueden ver, ahora es que nuestra Light Novel: «Damned Angel: Genesis», del escritor, Edwin Peter Barbes, se empieza a poner interesante… bueno, aún más interesante.

El destino de VIA La Niña de las Rocas, continúa en una especie de «veremos». Nuestra niña se encuentra inconsciente sobre el suelo de una tierra extraña. Pero al parecer no está sola. Un misterioso personaje hará aparición en el Acto 32 de su aventura. Veamos de quien se trata, en la sección IMAGIXMUNDI, el próximo viernes. ¿Qué creen ustedes?… ¿qué el misterioso personaje sea nuestro venerable, Arcadio Encarnación?

Bueno, ya nos encontramos en los dominios de aquél que hace la función de Ubbo-Sathla, con todo lo relacionado a la edición de este Blogzine: nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. De su hirviente ritual primigenio, brotan todas nuestras manifestaciones, y quien sabe, si hasta uno que otro Hermano Fanático. Desde el oscuro origen de Ubbo-Sathla El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

 

NOTA: Las citas entrecomilladas utilizadas para la elaboración de esta Introvision, pertenecen al relato: «Ubbo-Sathla», de Clark Ashton Smith. Excepto la parte que incluye la reencarnación del personaje en Zothique, pues esa es emanación directa de la interpretación libre hecha por, Odilius Vlak.

El Advenimiento de una Magia Helada

Por Odilius Vlak. 13122010-

El conjuro ha sido proferido por las leyes de un cosmos fanático; la magia se expresa como un soplido helado, destinado a empañar con las nieves de un nuevo ciclo, el pulido cristal del continente de Hyperbórea. Desde una Edad varada en las arrugas del tiempo —cuyas colinas la época presente trepa trabajosamente—, el divino Klarkash-Ton, utilizó el conjuro mágico de una imaginación evocativa, para hacer cumplir un castigo, que ya tuvo su efecto hace tiempo. Hyperbórea, el continente polar que se estremece impotente ante el advenimiento de una condena, que ha de padecer entre calabozos de hielo. Hyperbórea, presa de un mudo tiritar, ante el advenimiento de una magia helada, engendrada por la poderosa imaginación de nuestro maestro: Clark Ashton Smith.

El continente ciertamente quiso escapar, ocultándose bajo los estratos más profundos de un olvido geológico. Sí, la naturaleza ha de olvidar… El universo también. Silenciemos nuestra salvaje vitalidad, propia de nuestra raza primordial; domestiquemos a nuestros monstruos, para que no llamen la atención de las leyes superiores; hagamos del calor corporal una armoniosa correspondencia microcósmica con el ardiente macrocosmos del sol; encendamos en nuestros corazones el fuego imperecedero, que siempre arde en las fórmulas mágicas de, El Libro de Eibon. Sí, nuestros dioses no nos abandonarán. Ubbo-Sathla, es la caótica masa multiforme, de la cual han emanado desde la noche de los tiempos, todas las manifestaciones terrestres… incluyendo los elementos… Sí, él ha de metamorfosear el hielo venidero, en una cálida primavera. ¿Y Tsathoggua?… Sí, el somnoliento dios no permitirá que nos congelemos en el frío de sus sueños… Él ha de despertar, de esta manera, su vigilia derretirá las nieves que imagina el futuro… Sí, incluso el Gusano Blanco, ha de prestarse para corroer el fruto maduro de la esplendorosa condena, que desde ya, hace temblar de frío a los rayos del sol.

Desgraciadamente, en el mismo instante en que los habitantes del mítico continente estaban concibiendo todas estas esperanzas, una oscura imaginación había puesto en marcha la condena. Y lo hizo recordándola en el futuro; haciendo realidad en la eternidad, lo que los hyperbóreos intentaban convertir en una ilusión dentro del tiempo. Klarkash-Ton, imaginó la realidad del nórdico continente de Hyperbórea… pero no olvidó imaginar también su condena. Es posible que los hyperbóreos, en un último acto desesperado, intenten refugiarse en la realidad que los griegos habían imaginado para ellos. Pero qué pena, pues si bien es verdad que Píndaro, dijo que: «Ni por mar ni por tierra encontrarás el camino que lleva a la región de los hyperbóreos», se olvidó del portal de la imaginación, para la cual no existe mar ni tierra, sino una inagotable capacidad de crear. No importa si dichas creaciones sean destrucciones, maldiciones y condenas… La condena de una Magia Helada. Una magia que sólo puede derretirse, en los fuegos que arden en la imaginación de, Clark Ashton Smith.

¡Qué pena!… que desde Zothique the Last Continent, el BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser… no podamos enviarles nuestras condolencias a los hermanos hyperbóreos. Pero resulta que, en nuestro lejano futuro, estamos muy ocupado con nuestra propia condena, aún más definitiva que la que ellos están por padecer, en su lejano pasado. ¡Y ay!… Lo peor de todo, es que ambas han sido sentenciadas por la misma oscura imaginación: la de nuestro divino, Klarkash-Ton. Y por tal motivo… ¡Ambas son bienvenidas!

Pero el hecho de estar rodeado de nuestras ardientes arenas zothiqueanas, no impide que vayamos a estar exento de los antiguos hielos hyperbóreos… al menos no en la edición de esta semana. Por tal motivo, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, los invita a un viaje que partirá desde la sección ALTERECOS4.D, en la página del martes. ¿Hacia dónde?, pues hacia: Hyperbórea: Al Norte de la Imaginación.

Un EXTRA espera por nuestros lectores en la página del miércoles. Se trata de la introducción que Will Murray, de Necronomicon Press, redactó para la edición del libro de Hyperbórea en dicha casa editorial. Su título es obvio: «Introducción al Libro de Hyperbórea». En ella, están registradas muchas informaciones de primera mano, concernientes al origen y evolución de esta híper-fantástica fantasía, que es lo que El Ciclo de Hyperbórea es en verdad.

¡Cuidado! no vaya a ser que sean salpicados por la sangre que se derrama, tanto de demonios como de humanos, en nuestra Light Novel: Damned Angel: Genesis, del autor, Edwin Peter Barbes. ¿Saben cómo se titula el Capítulo VII?… «Hacia la Cruz». ¿Y dónde está clavada ésta?… Claro, en el calvario de nuestra sección TETRAMENTIS, en la página del jueves. Así que, están invitados todos a la crucifixión, pero… ¿De quién?

Por el estado en que quedó nuestra, VIA La Niña de las Rocas, en el acto anterior de su aventura, me atrevería a pedir un minuto de silencio en su nombre. Y no creo que las cosas mejoren para ella en el Acto 31. ¡Ojalá!, esté equivocado. En todo caso, la evidencia la tendremos en la sección IMAGIXMUNDI, el próximo viernes. Espero que nuestro venerable, Arcadio Encarnación, no decida ahorrarle problemas a ella y, el placer de disfrutarlos a nosotros.

El advenimiento de una magia helada, no puede tener lugar sin la bendición de nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Pues los vientos que la traen, soplan desde las oscuras cavernas de sus pulmones. El frío es dolor, como cualquiera de nuestros Hermanos Fanáticos puede testificar. Pero resulta que somos un poco masoquistas, ¡ja…!, bueno… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

El NAZImiento del Ser

Por Odilius Vlak.  06122010-

El Ángel Hiperbóreo descendió sobre la cumbre del Elbruz, para derramar sobre la futura montaña sagrada de los pueblos Arios, la última libación de sangre mítica. En lo alto, muy arriba en la bóveda celeste, sólo un cúmulo de estrellas furiosas coronaban la fría noche nórdica: era la Constelación de la Swástica : la Tetraskelion, la Gammadion, señalando con sus cuatro ígneas espadas cósmicas, las estaciones que marcarán los ciclos venideros, de destrucción y creación, de una estirpe, cuyos rubios cabellos, simbolizan los rayos de luz que sangra la oscuridad. La Constelación de la Swástica, es la que impulsa la rotación axial del universo. Oculta tras los destellos de un dinamismo creativo, sólo se manifiesta como única antorcha en el negro vacío del cosmos, cuando un nuevo ciclo evolutivo requiere la bendición de su pesada luz púrpura… La sangre de las almas Arias. Y esta ocasión es el nacimiento de uno de dichos ciclos evolutivos. Ya el Ángel Hiperbóreo se presta a derramar la libación de: Un nuevo NAZImiento del Ser.

Pero en esta ocasión, el Polo Cósmico de cuatro garras, se pondrá en marcha en una dirección Dextroversa: de derecha a izquierda ha de cercenar la espada de los ejércitos Arios el cuello del viejo mundo; que será sepultado en la tumba de fuego de un nuevo principio universal.

La sangre que el Ángel Hiperbóreo atesora en su ánfora de plata, es la del antiguo dios nórdico Wotan, que una vez más alimentará la imaginación, la voluntad de poder y los conjuros abismales de Poetas, Guerreros y Magos. Ataviado de un esplendoroso uniforme, hecho de llamas negras en un estado de hibernación nirvánica, el Ángel Hiperbóreo, es el arquetipo de los futuros «Schutzstaffel»: SS Nazis. Los rubios cabellos, derramados sobre el ajustado uniforme de la futura Orden de Caballería Aria, se asemejan más a una cascada de almas abismándose dentro de la férrea negritud de su uniforme. De repente dos gigantescas alas negras se abren para alzar el vuelo.

El Ángel Hiperbóreo se dispara en dirección a la Constelación de la Swástica, con una rapidez que enceguecería a la luz. Fue sólo un momento, un instante del cual todos los oficiantes, posicionados en aptitud hierática sobre el sagrado suelo del Elbruz, no tuvieron tiempo de tener plena consciencia de él, pues con la misma rapidez, ya se refleja en sus dilatadas pupilas, la imagen terrible del Ángel Hiperbóreo. Ahora, en su mano derecha portaba otra ánfora, de la cual emanaba una especie de aurora púrpura: la luz de la constelación. El Ángel bebe el contenido de ambas ánforas: la sangre de Wotan y la luz púrpura de la constelación. Luego, con la punta de la última pluma de fuego estático de sus alas, se corta las muñecas de sus manos. De su muñeca izquierda comienza a manar la sangre del antiguo dios; de su muñeca derecha, un río de pesada luz púrpura. Y sin más ceremonia, rodeados del silencio sideral del cosmos, y la fría contemplación de la Constelación de la Swástica, las ordenadas filas de oficiantes inician su vampírico peregrinaje hasta las venas del Ángel. Bebiendo un sorbo de cada una de ellas. Iniciándose de esta manera, en cada una de sus almas, un nuevo ciclo cósmico, el NAZImiento de un nuevo Ser; que en un momento sagrado de la historia humana, pondrán en marcha sus descendientes. Impulsados por el verbo arrebatador de un Avatar de una gloriosa mitología. Desde Zothique: El Último Continente ¡Sieg Heil!

¿Alguna pregunta?… Eso pensaba. Huelga decir que en la edición de esta semana, nuestro BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, hará la función de la cumbre del monte Elbruz, la montaña sagrada de los antiguos Arios… ¡Qué pena que en esta aciaga encarnación, ninguno de los miembros de este Blogzine lo sean! Pero bueno, sin más preámbulos kármicos, he aquí que…

En esta misma página del lunes tendremos la onceava exposición de nuestra galería NEOSAPIENS. Será, por otro lado, la última entrega de nuestra temporada dedicada a los dibujates que en algún momento de su carrera, estuvieron involucrados en el proyecto: Metal Hurlant. O cuando menos, a algunos de ellos. En esta ocasión cerramos el año con el artista, François Schuiten, un testimonio viviente de lo que es: La Arquitectura de una Gran Imaginación.

En la sección ALTERECOS4.D, de la página del martes, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, les mostrará que tan horrorosa puede ser la descendencia de un ahorcado. Y esto, a través de la imaginación Nazitenebrosa de, Hanns Heinz Ewers, uno de los maestros del horror de principios del siglo XX. Maestría encarnada principalmente en su obra: «Alraune» (1911); y también… uno de los que fueron parte de la profecía hecha realidad, puesta en marcha por el Ángel Hiperbóreo, del NAZImiento del Ser.

En esta edición les tenemos tres EXTRAS. El primero obviamente se publicará en la página del miércoles, que es muestro espacio oficial para tales bocadillos imaginativos. Su título: «La Ciencia Ficción Alemana hasta 1945», de la autora y directora cinematográfica, Elmar Podlasky. No hay mucho que agregar, pues su título lo dice todo, excepto que… ¡su lectura es de un gran valor!

Los otros dos se publicarán en las páginas del sábado y el domingo respectivamente, y fueron extraídos de la revista «ForteanTimes». El segundo: «Himmler y su Fortaleza del Temor», de los investigadores, Nick Brownlow y Jonathan Turner, mostrará el porqué, de que el castillo de Wewelsburg, pese a su antigüedad pre-Nazi, ha pasado a ser un patrimonio de esta Era.

Bueno, estamos en víspera de pascuas, en plena atmósfera navideña, y qué mejor para conmemorarla que este artículo titulado: «Cómo los Nazis se Robaron las Navidades», del investigador, David Sutton. Entre 1933 y 1943, ciertamente no fue la estrella de Belén la que destelló desde la cima del árbol de navidad… sino la Swástica. Un verdadero NAZImiento del Ser, y no en un humilde pesebre.

El que dice, sección TETRAMENTIS, dice, Damned Angel: Genesis, la «Light Novel» del escritor, Edwin Peter Barbes. Digamos que es otro producto exclusivo del NAZImiento de nuestro Ser. Estamos a la mitad del Capítulo VI: «El Recolector de Almas». En la primera parte de éste, los ejércitos humanos reconquistaron Babilonia, pero, como veremos en su continuación, ésta no deja de ser una gran ramera. El júbilo de la conquista, ha sido interrumpido por el grito de alarma del cuerno del vigía.

La vía de VIA La niña de las Rocas, se está por desviar hacia un destino sin retorno, y posiblemente más poderoso aún que el suyo propio. En el Acto 30 de su aventura, alguien le dará la bienvenida… ¿A un nuevo NAZImiento de su Ser?, bueno, de eso nos enteraremos en la sección IMAGIXMUNDI, de la página del viernes. Esperemos que nuestro venerable, Arcadio Encarnación, esté presente para, el NAZIMiento de ese Ser.

Y el NAZImiento de nuestro Ser, no hubiese podido ser, sin la intervención del Ser que siempre «reNAZI» de sus cenizas: nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Si algunos de nuestros Hermanos Fanáticos desea nuevamente el NAZImiento de su Ser, que primero tome al pie de la letra nuestro lema… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Los Reflejos del Sonido

Por Odilius Vlak.  29112010-

Existe una extraña legión de demonios cuya influencia diabólica se mueve a la velocidad del sonido. Generando oscuros pensamientos en los corazones de sus elegidos, una vez que éstos perciben las primeras manifestaciones de su estridente llamada, derramada como un vomito etéreo desde el pandemónium astral en el que habitan. Su maldición es rápida, aguda algunas veces, y solemnemente grave en otras. Pero en ambos casos, su efecto es el mismo: la encarnación visual del sonido infernal, en imágenes que ostentan el horror propio del demonio que lo emitió, que, una vez vistas por la víctima elegida para tal espeluznante sacrificio, quedan estampadas en su alma, como si fueran tatuadas por el mismo estridente de Satanás.

El caminante solitario avanza sin prisa por el sendero que le traza la luna. El cielo está momificado de estrellas que brillan con la intensidad de los ojos de un Basilisco. Él camina junto a la compañía del caluroso silbido de una alegre canción festiva; que desde tiempos remotos es cantada en esa tierra, a manera de ofrenda de bienvenida a la primavera. De repente, un lúgubre repique de campana se escucha. Es un siniestro sonido, que desde el primer momento se tiene la conciencia de su origen extraterreno e infernal. El solitario queda al instante paralizado, y la salvaje dilatación de sus pupilas dan fe del conocimiento de su alma: tal campanada anuncia una siega más para el sonido demoniaco. A medida que el sonido de la campana se abisma en el mismo vacío astral del cual emanó, su rastro es sustituido por una espantosa, lenta y penetrante melodía, que desciende como una lanza de fuego invisible sobre el solitario.

Antes de que él mismo se diera cuenta, siete dobles espectrales de sí mismo forman un círculo a su alrededor. Estos dobles espectrales poseen una cualidad extraña, que se expresa bajo un desconcertante ilusionismo óptico: su presencia es pulida y bidimensional, como la de un espejo. Pero al contrario de un espejo normal, los siete espectros reflectores sólo reflejan las tétricas imágenes del sonido demoniaco, ataviadas con los propios temores arquetípicos de su modelo físico. En este caso… del solitario.

El pandemónium sónico se vierte, cual demonio invocado de los abismos superiores, dentro del círculo mágico de los espectros reflectores, en cuyo centro se encuentra la víctima del sacrificio, inamovible, gracias al miedo, y la resignación a su condena. La personalidad melódica del sonido, es la de una estridencia Black Metal. Con la velocidad de un relámpago, aumenta su volumen, frente a los siete espectros reflectores. Al mismo tiempo, un apagado llanto y crujir de dientes se empieza a escuchar… El solitario ha visto los primeros reflejos del sonido… Él ha visto sus primeros demonios. Horrendas monstruosidades se disparan reflejadas hacia él, desde cada uno de los sietes espectros reflectores.

Imágenes de ancestrales temores, que toman la verdadera forma de aquellas entidades que los inspiraron, marchando en un infernal crescendo, a medida que el látigo de la sinfonía Black Metal azota lo más profundo del Ser del solitario. Legiones de demonios arquetípicos, reflejados desde el sagrado número de sus sietes espectros espejeantes. El sonido enmudece repentinamente; los sietes espectros reflejantes se disuelven en la luz de la luna. En el solitario camino de una extraña tierra mitológica, sólo se percibe un solitario espectro ennegrecido por unos temores invernales, que luego de un rato, continúa su marcha. Esta vez acompañado del escalofriante silbido de un antiguo cántico de hechicería, que toda persona que lo escuche, quedará señalada por los demonios del sonido reflejante.

¡Ja, ja, ja, ja, ja! Ah… bendito sea Zothique the Last Continent: El maldito BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. He aquí las imágenes que se reflejarán en la conciencia de cada uno de nuestros Hermanos Fanáticos, una vez escuchen el sonido demoniaco de la edición de esta semana.

La sección ALTERECOS4.D, en la página del martes, ostentará, cual diadema de mal augurio, la última de las esmeradas luciferinas extraídas del libro, Plexus Lunaris: El Hacha Fantasma. Es la esmeralda número 15 —el arcano del Diablo— de este compendio de relatos en prosa poética; primer manifiesto de la metafísica de las tinieblas, del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. ¡Cuidado! Un filo se acerca al cuello de su alma.

La sección TETRAMENTIS, en la página del jueves, continúa siendo el campo donde se desarrolla la batalla espiritual de la Saga: Damned Angel Genesis, del escritor, Edwin Peter Barbes. Al final del capítulo V, fuimos testigos del nacimiento a la vida de, Muerte, antiguamente Erian. Pero Azazel no se inmuta por la lobreguez del nuevo bautizo, y así, le exige a Muerte su colaboración. En el Capítulo VI: El Recolector de Almas las almas de los hombres estarán en aprietos. Y no precisamente porque le ajuste demasiado el cuerpo físico.

En la sección IMAGIXMUNDI, del próximo viernes, veremos el detonante resultado de la tierna despedida, que las sombras del Valle de la Muerte le hicieron a: VIA La Niña de las Rocas. Como que todo este embrollo comienza a tener sentido. VIA, pretende conferenciar con la Muerte, pero, ¿acaso no sabe que no podrá hacerlo estando viva? Supongo que ya esa verdad se la habrá revelado nuestro venerable, Arcadio Encarnación. Veamos como la asimila VIA, en el Acto 29 de su aventura.

El siniestro sonido que se refleja en el espejo de todas nuestras pesadillas —incluyendo las de nuestros Hermanos Fanáticos— lo emite nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Dichas pesadillas reflectoras, también proyectan la expresión melódica de ésta, nuestra verdad… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

En Busca del Infierno Perfecto

Por Odilius Vlak.  22112010-

El infierno perfecto. Ah, ¡qué gran sueño! Pero ¿por qué éste al igual que algunas pesadillas no se hace realidad? En cierto sentido, toda la humanidad ha estado peregrinando en su busca, pues es un logro más trascendental que recuperar un paraíso perdido. No importa, si como innovación, ostente más árboles prohibidos, y por lo mismo más tentador y con una felicidad más intensa, por estar ésta más condicionada. Esto no cambia su naturaleza: la de simple paraíso. En cambio, en el infierno perfecto, nuestra imaginación será la encargada de darnos el soplo de vida, desde los pulmones de la muerte.

¡Ah! Y en qué clase de vida más esplendorosa nos encontraremos al despertar. Sostenida por la osamenta de huesos en llamas de nuestro infierno perfecto; y cubierta con la carne de una imaginación que se pudre bajo la inspiración devoradora de millones de visiones carroñeras. Visiones que en un lejano futuro, tan agonizante como el de nuestro amado continente de Zothique, serán los astros que iluminen el sendero hacia una nueva era de oscura fantasía. Y ya que hablamos de fantasía, es muy posible que de fantasear se trate; que la realidad de nuestro anhelado infierno perfecto, descanse sobre nuestro poder de imaginarlo. Digamos entonces, que la eterna peregrinación ha cambiado de dirección. Abandonará el sendero, que a través de los hechos ha pavimentado nuestro infierno perfecto, en esta realidad física; esparcidos aquí y allá, en la historia de la humanidad. Esto así, pues dichos hechos han sido fruto del azar de repentinos impulsos demoniacos, y no causados por una imaginación luciferina, con un destino al final del túnel. ¿Saben cuál puede ser un buen ejemplo de dicha imaginación luciferina?

Adivinaron… Nuestro BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Si andan en busca del infierno perfecto, este es un buen lugar para empezar, pues nuestra oscura fantasía, está cerca de devenir en una supernova, que en primer lugar, iluminará el sendero de la edición de esta semana.

La sección ALTERECOS4.D, se ilumina con la verdosa oscuridad que destellan las esmeraldas luciferinas, que penden cual estrellas de mal augurio del libro, Plexus Lunaris. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, ciertamente ha construido una metafísica de las tinieblas con esta exploración del lado oscuro de su alma. Alguien duerme, y no se ve muy feliz: Las Pesadillas del Profeta. Están invitados a ella, en la página del martes.

Otro EXTRA para la página del miércoles, exhumado obviamente de la revista «ForteanTimes». Es el último de la temporada de este mes de noviembre, dedicada a esta fuente alternativa de conocimiento subterráneo. El título del artículo es: «Los Niños Perdidos de Hamelin». La autora, María J. Pérez Cuervo, al parecer no le gusta mucho el sonido de la flauta. Y es que según su investigación, ésta y su flautista, tienen algo de diabólico.

La sección TETRAMENTIS, es el campo de batalla de nuestra Light Novel, Damned Angel: Genesis, del escritor, Edwin Peter Barbes. En la página del próximo jueves les tenemos la continuación del Capítulo V: Renacimiento. En la primera parte, vimos como Erian se rehusó a colaborar con Azazel en los planes de una segunda rebelión. Su negativa le costó caro, pero no tanto como para que él no intente descargar su máximo poder sobre Azazel.

En la página del viernes, que es el final del túnel de nuestra edición, aunque no su salida, les espera la sección IMAGIXMUNDI, y por supuesto, VIA La Niña de las Rocas. Ah sí, al parecer VIA recibirá un regalo de parte de las sombras del valle de la muerte. Y como se verá en el Acto 28 de su aventura, no será un ramo de flores… ¿no es así, venerable, Arcadio Encarnación?

En busca del infierno perfecto anda también nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de nuestro Templo Virtual. Es posible que él lo encuentre antes que cualquiera de nosotros, incluyendo a nuestros Hermanos Fanáticos. En todo caso, lo estaremos observando desde nuestra línea fronteriza favorita… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

La Melancolía de la Nada

Por Odilius Vlak.  15112010-

Sin alguna vez experimentó algo, ahora esa parte de su Ser yace sepultada en la tumba impersonal y abstracta de su razón de ser… de lo que es en esencia. Todo lo concebido tiene un pasado. En el caso de la Nada, ese pasado está secuestrado en las catacumbas que se arrastran, bajo cada uno de los pensamientos, que la mente del hombre le ha dedicado. Ella jamás había sentido algo parecido, el primer algo dentro de su vacío… el primer recuerdo dentro del olvido de sí misma. Ese extraño sentimiento se ha estado manifestando con los ropajes de un sueño; ha estado caminando con sus mismas sandalias; ha estado oculto con sus mismas máscaras. Surge rápido, como un relámpago que destella imágenes de cosas que la Nada intenta retener, pero que su misma naturaleza hace que se sumerjan dentro de sí misma, dentro de su Nada. Aún así, alguna huella ha dejado el destello de imágenes, una oscuridad, en el punto del Ser de la Nada, que fue enceguecido por la Luz. Y esa oscuridad se extiende como una mancha de una terrible sustancia llamada anhelo. El deseo por algo que no se ha experimentado, que no se sabe si existe, y no se sabe cómo definirlo. De esa manera, la Nada ha dejado de ser la Nada, pues ahora es ella, más su melancolía… La melancolía de algo que no ha sido… La melancolía de todo lo que contiene la imaginación humana.

Y si su propia naturaleza, su razón de ser es lo que impide que ella pueda obtener ese algo que ahora arde en la hoguera de una melancolía patológica, entonces, ella se olvidará de sí misma, y de esa manera convertirse en la totalidad del recuerdo de ese algo, una vez que destelle el siguiente relámpago de imágenes lanzado desde el firmamento de la imaginación humana. La víspera de la borrasca apocalíptica, la marcará el momento en que el primer ser humano le dedique un pensamiento profundo a la Nada, ésta se fundirá con él, y… La Melancolía de la Nada terminará… en la Nada que sobrevendrá sobre la imaginación humana. La Nada, entonces, será doblemente Nada: la Nada que es en sí misma, gracias a la imaginación humana; y la Nada que será una vez que dicha imaginación desaparezca en su Nada. Luego de esto no habrá Nada… ni siquiera para la Nada. Fin de la historia… Fin de la Nada… en Nada.

¡Ummm! Si no fuera porque esto es Zothique the Last Continent, el BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser… diría que esa es una mala noticia. Pero no, pues incluso en la Nada la Oscuridad es algo. Y ya que la Nada es el sepulcro del Todo… bueno, he ahí una gran materia prima para un Nigromante zothiqueano. Veamos qué clase de muertos levanta en la Nada luminosa edición de esta semana.

El libro Plexus Lunaris, continúa propagando las esmeraldas luciferinas de un misticismo de las tinieblas. Y la sección ALTERECOS4.D, en la página del martes, es el terreno en el cual se ha sembrado la última de dichas semillas: Un Día en los Sueños de un Ciego. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, sin dudas es un excelente sembrador.

Seguimos en esta edición con los EXTRAS de la página del miércoles. Es temporada de la revista inglesa «ForteanTimes» , y por lo tanto les tenemos otro artículo, traducido directamente de sus páginas de conocimiento alternativo, a las nuestras de conocimiento condenado: «Robin Hood y los Templarios de la Maldición» del autor, John Paul Davis. Como su título lo sugiere, el bandido fue más que un bandido… Fue un Caballero Templario, en todo caso, condenado.

La sección TETRAMENIS, de la página del jueves, es el campo de batalla de la Saga «Damned Angel: Genesis», de nuestro más reciente miembro, Edwin Peter Barbes. La confrontación de Erian contra Azazel en el capítulo IV, casi puso fin a la vida del primero. Pero Azazel decidió salvarla. ¿Por qué? Bueno, el motivo quizás no sea —como todo buen demonio que se respete— de orden sentimental. Pero de eso nos enteraremos en el Capítulo V, titulado: Renacimiento.

El destino de VIA La Niña de las Rocas, reina nuevamente en la sección IMAGIXMUNDI, de la página del viernes. Por primera vez su avance parece haber encontrado un verdadero obstáculo. Herida, VIA aparentemente no tiene muchas posibilidades de conocer a la Muerte, antes de que ésta la conozca a ella. Veamos que más tienen bajo la manga las sombras del valle de la muerte, en el Acto 27 de su aventura. Sin olvidar que dicha carta —si la hay—, ha sido introducida por nuestro venerable, Arcadio Encarnación.

Y desde su Nada, nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de nuestro Templo Virtual, trata de recordar su Todo. Valiéndose para ello de la publicación semanal, de la melancolía imaginaria de cada uno de sus miembros. Si bien dicha melancolía es por algo dentro del cual descansa el Todo y la Nada, simbolizado en nuestro lema… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Desde un Pequeño Rincón

Por Odilius Vlak.  08112010-

Al contemplar la Luna desde este pequeño rincón del planeta Tierra, no más extenso que el espacio que ocupa mi famélico cuerpo; pues sólo es un pequeño rincón, de un pequeño rincón, de un pequeño rincón que es nuestro Sistema Solar. Pero mientras la contemplo, un estremecimiento de horror se presenta a sí mismo bajo la fantasmagórica identidad de una intuición. Y es la sensación de que alguien o algo, me contempla desde un pequeño rincón, sepultado en la vasta inmensidad del cosmos. Su concentración es intensa, dotada de la curiosidad que en todo depredador precede su decisión de atacar y devorar, una vez que lo observado se identifica como una presa. Siento el peso de su mirada que ha venido a impactar mi Ser desde lejanas galaxias, o incluso, desde incógnitas dimensiones, viajando como todo espectro galáctico, sobre la luz de estrellas que han muerto hace millones de años.

¿Qué extraña correspondencia puede existir entre nuestros dos pequeños rincones, ocupados por nuestros respectivos cuerpos? ¿O es en verdad el lugar que ocupa ese extraño Ser, ese Algo allá lejos, un pequeño rincón equiparable al mío? ¿O quizás, la analogía existe sólo en las afinidades arquetípicas de nuestras almas, y no, en las que pueden ostentar nuestro respectivo espacio-tiempo? En verdad que en su contemplación no siento proyectada hacia mí, la agradable admiración ensoñadora que la la mía le ofrenda a la Luna. Más bien, me penetra como una lanza de energía alimentada de un desprecio que no tiene equivalente en lo que como humanos podemos concebir desde nuestro nivel evolutivo… Es un desprecio que pertenece a un estado evolutivo superior… ¡Es un desprecio divino!… ¡Sí, un terrible Dios señalándome amenazante desde su pequeño rincón cósmico, que obviamente, es tan vasto como cualquier paraíso, tan profundo como cualquier infierno!

Y lo peor, es que es una contemplación de la cual no podré escapar, pues resulta que tanto yo como mi pequeño rincón, no somos más que una paja en el más cercano de sus grandes ojos: El planeta Tierra. Estoy dentro de su mirada. Pero quizás la muerte pueda enceguecerlo. De esa manera al menos mi alma, ya que no mi cuerpo, se librará de la mirada acusadora. Y he aquí, que me embarga el escalofrío de una siniestra revelación. Jamás podré escapar del desprecio contemplativo, pues ese Dios soy yo mismo, que me contemplo desde un arquetipo dimensional superior de mi propio Ser. Mirando con asco, la expresión inferior que existe sólo como una gangrena vergonzosa, en una parte despreciable de la totalidad hiperdimensional de mi Ser. Qué manera más terrible de estar condenado… Ardiendo eternamente en el fuego del autodesprecio.

Una vez más lo repito, ¿por qué sorprenderse?, si esto es, Zothique the Last Continent, el BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Y quien sabe si a cada uno de sus miembros, así como a cada uno de nuestros Hermanos Fanáticos, lo está contemplando alguna expresión arquetípica de su Ser, ubicada en el siniestro futuro de nuestro amado continente agonizante. En ese caso, la mirada sin duda es la de un Nigromante.

Y cuando de nigromancia se trata, quien mejor que el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, para esparcir los dones de sus virtudes. Así, la sección ALTERECOS4.D, ha de ser el terreno fértil sobre el cual caerá, cual semilla infernal, la siguiente de las esmeraldas luciferinas, extraídas del libro, Plexus Lunaris. Su título: El Réquiem de la Sirena. He aquí un mito que exige sacrificios a su maligna e híbrida belleza.

En la página del miércoles les tenemos un EXTRA. Se trata de otro artículo extraído de la revista «ForteanTimes», titulado: «¿Dónde se han Ido Todos los Hombres Lobos?». Su autor, Brian Regal, desmenuza las causas antropológicas y científicas (especialmente la Teoría de la Evolución), que a la larga dieron al traste con la lúgubre realidad de la creencia en Hombres Lobos.

Ya saben lo que les espera en la sección TETRAMENTIS, en la página del jueves. Nuestra Light Novel, «Damned Angel: Genesis». En esta ocasión el Capítulo IV: «Erian contra Azazel». Ya vimos al final del Capítulo III, como terminó sus días el demonio Zeroth. Y las últimas palabras de Azazel fueron para Erian, el cómplice de aquél: «—Ahora es tu turno». Veamos como maneja los hilos del destino la divinidad de ese mundo, Edwin Peter Barbes, a pesar de que no quisiera estar en las pezuñas de Erian.

Al fin, la sección IMAGIXMUNDI, en la página del viernes, amaneció a la aurora de la Segunda Temporada de, VIA la Niñas de las Rocas. Luego de escudriñar un poco en el pasado de VIA, a través del prólogo de cuatro páginas que acabamos de publicar, retomamos el curso de su peregrinaje, en la página 25 de su aventura en la edición pasada. Es decir, con VIA en plena acción con las sombras del Valle de la Muerte. Veamos  como se desarrolla su confrontación en la página 26, con unos siniestros anfitriónes, que le han dejado ver bien claro que ella no es bienvenida. Qué bueno que se inicia nuevamente el evangelio fantástico de nuestro venerable, Arcadio Encarnación.

Y desde el pequeño rincón de este párrafo final, contemplamos, aunque no maliciosamente, a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Quizás no lo note, pues está muy ocupado en esquivar la siniestra mirada de su arquetipo superior. Algo que en sí no importa mucho, porque él está claro de que… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Una Inmortalidad Olvidada

Por Odilius Vlak. 01112010-

En alguna mitología olvidada alguien ganó la inmortalidad siendo aún un niño. Un niño bendito y sagrado. Ungido con la sangre que se derramaba a través de los sueños, desde las heridas de algún ser crucificado en la cuarta dimensión. Su inmortalidad llego muy temprano, poco antes del amanecer del recuerdo sobre las tinieblas de su conciencia. Es por ello que no se da cuenta del paso del tiempo. La consecuencia es que esa inmortalidad infantil, que abraza como un cinturón de castidad su madurez, lo hace dudar de su mortalidad, sin que por ello recuerde que es un inmortal. Un profundo presentimiento, que brota desde lo más profundo de su alma, lo hace concebir la idea —paralela a su duda— de que es un inmortal. Mientras, entre la duda y la certeza coquetea con el experimento de dejar el tiempo pasar… para ver qué pasa. Pero él no percibe el correr del tiempo, sino que flota estático sobre una lúdica inmortalidad.

«Me hare viejo —se dice a sí mismo—. Las arrugas me revelarán temblorosas el misterio de mi existencia… o, cuando menos su verdad». Pero la vejez lo ha visto pasar muchas veces por su reino, sin que él se digne a postrarse ante ella. A pesar de ello, él continúa esperando un cambio físico que pueda devenir en el polo opuesto de su inmortal estado mental y espiritual, con la evidencia de una decadencia carnal, que la mente y el espíritu jamás experimentaran. Un cambio físico que lo despierte de su eterno sopor. Hace tiempo que ha dejado su patria mitológica atrás. Vive una vida normal, y en acuerdo a los tiempos modernos, pero sin saber muy bien el motivo vital para ello. Vive como cualquier ciudadano honrado, que paga con la putrefacción de su cuerpo, los sagrados impuestos a la muerte. Vive sin darse cuenta del hecho de que, este siglo en el que vive; esta etapa de la historia humana de la cual participa; y esta mujer que acaricia… son diferentes a sus homólogos de hace 2000 o 6000 años, que han quedado condenados en las mazmorras de: Una Inmortalidad Olvidada.

Y pensar que ese inmortal se encuentra entre nosotros. Y mejor aún… que será testigo del último estertor de nuestro amado, Zothique The Last Continent, luego de una larga agonía que ya se está padeciendo en este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. ¿Quién sabe si ese inmortal pueda ser uno de sus miembros? En ese caso ha olvidado su inmortalidad… pero no su oscuridad. Y para muestra basten los lúgubres recuerdos que se publicarán en la edición de esta semana.

En la página de este lunes tenemos la décima edición de nuestra galería mensual, NEOSAPIENS. Continuando con nuestra temporada de ilustradores franceses que en un momento publicaron sus trabajos en la Metal Hurlant, aún si no fueron de los fundadores originales, dedicamos esta edición al artista, Philippe Cazamayou «Caza» [14 de noviembre de 1941]. Así que, cuidemos los pasos de nuestra imaginación, no vaya a ser que sea víctima de lo que en verdad Caza es: Un Extraño Cazador de Fantasías.

Durante todo este mes de noviembre, la sección ALTERECOS4.D, se convertirá en el habitáculo para el lado oscuro del alma del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. Y esto ha de ser así, pues el oscuro monje publicará las últimas cinco Esmeraldas Luciferinas pertenecientes a su libro, Plexus Lunaris. La primera se titula: Ladrón de Visiones. Sí, alguien vendrá como ladrón en la noche… y no a robarnos nuestras pertenencias físicas.

En la página del miércoles les tenemos un EXTRA. Se trata de un ensayo titulado: «Cómo Dennis Wheatley le Vendió Magia Negra a Gran Bretaña», del biógrafo y escritor, Phil Baker. En él, el autor expone las cualidades creativas de una de las figuras señeras en la popularización de la magia y su conexión con la política y el poder en el siglo XX, por medio de su extensa producción literaria. En verdad, este ensayo, es el primero de una serie de cinco que hemos traducidos exclusivamente para nuestros lectores de la revista inglesa «ForteanTimes», y que se publicarán en la página del miércoles durante este mes de noviembre.

En la sección TETRAMENTIS, del próximo jueves —actualmente propiedad de Edwin Peter Barbes— se publicará la continuación del Capítulo III de la Saga, Damned Angel: Genesis, titulado: Un Desafío de Muerte. En la primera parte, Azazel, les comunicó a sus legiones el plan de destruir a Dios a través de la encarnación carnal de su hijo. Pero también anunció los planes de los demonios, Zeroth y Erian; y éstos apuntan a su destrucción como líder. Ya sabemos las últimas palabras de Azazel: «-¿Van a atacarme? ¿O sólo estarán allá todo el día?»

VIA La Niña de las Rocas, fue definitivamente expulsada por el puritanismo Ephigeo hacia el desierto, para que sea devorada por sus ardientes elementos… o sus demonios. Y es que nuestra niña es una terrible maga en potencia, y esto no era del agrado de sus vecinos, ¿no los culpo? Veamos cómo se las arreglará VIA, con un poco de ayuda de nuestro venerable, Arcadio Encarnación, en su primer contacto con el desierto, cuál será su decisión, en la siguiente página de su prólogo, que se publicará en la sección IMAGIXMUNDI el próximo viernes.

Uno que no ha olvidado su inmortalidad, es nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este nuestro Templo Virtual. Cada vez que recuerda que no se encuentra en los planes de la muerte, la evoca aquí, con cada edición. Y qué bueno, pues… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Poe a Través del Espejo

Por Odilius Vlak.  25102010-

En esa ocasión, herida por el filo de una lúgubre medianoche, la luz huyó de la vigilia de, Edgar Allan Poe; la pluma se deslizó de sus dedos, hundiéndose en el charco de sangre, que en algún momento de su agonía le ofrendó, Virginia Clemm. La última línea de una historia que, aún aguarda en la oscuridad futura, fue escrita esa noche. Si bien a ningún demonio o espectro, de los que aún puedan sobornarse con un poco de fuego infernal, se atreverá a revelar dicha historia… pues es un secreto protegido en, La Esfera del Misterio Original.

Poe, simplemente se alzó de su silla y caminó bajo el efecto de un trance a través de un largo y luctuoso pasillo, que se extendía de un extremo a otro de una extraña Casa Usher, en la cual él no recordaba haber estado desde que la imaginó por primera vez. El pasillo finalizaba al pie de un espejo gigantesco, compuesto de una pulida lámina de un cristal ennegrecido, por los propios pensamientos nocturnos de Poe. Él contempló por largo tiempo su propia imagen reflejada. Pero ésta se aparecía aureolada de un fuego azulado, que de manera fantástica estaba sostenido —cual manto sagrado— por un coro de homúnculos flotantes, que parecían estar compuestos de sangre coagulada a punto de disolverse. Poe, extendió su mano para estrechar la de su reflejo, pero éste tardó en emular —como todo buen reflejo— el movimiento de Poe. Al final de lo que pareció ser una larga meditación, el reflejo extendió también su mano, y en ese instante, lo real y lo imaginario dentro del mismo Poe, se fundieron mientras atravesaba el umbral del espejo… ahora, ante él se extendía el paisaje de otro mundo… Su mundo.

Sí… Su mundo. Pero expresado en una forma muy distinta a como él lo fue imaginando en cada una de sus historias. Su mundo imaginario se le presentaba expresado, a través del curso espacio-temporal que desde su muerte hasta nuestros días, ha recorrido a través de otras imaginaciones que han sido inspiradas por él. De este lado del espejo, el mundo imaginario concebido por Poe se extendía infinito, expresado en múltiples variantes, algunas guardando muy pocas características del modelo original, pero aún así, fieles a la esencia de la semilla. Miles de espacios mentales y espirituales, cuyos dueños eran todos los Poetas, Novelistas, Artistas Visuales de todo tipo, desde aquellos de inspiración clásica hasta el arte digital más alucinante, Dramaturgos, Lectores Dramáticos, Actores y Actrices, Directores de Cine, Fotógrafos, Científicos, Expertos en Criptogramas, Músicos (tantos clásicos como pertenecientes a la subcultura metal y gótica), Creadores de Cómic, etc., y todo esto, junto a los espacios mentales y espirituales de los millones de lectores anónimos, que a lo largo de los 161 de la inmortalidad que engendró su muerte, han construido la estructura espacio-temporal para la existencia de una inspiración eterna.

De este lado del espejo, Ligeia se desdoblaba en el vórtice que explotó del entusiasmo de Baudelaire y los Simbolistas; Eureka, se perdía en pos de un despertar futuro en los físicos y matemáticos que aún esperaban su turno para mirar a las estrellas a más de cien años de distancia: El Escarabajo de Oro, se alzaba como un mecano de cifras de humo, en las meditaciones de William Friedman; La Máscara de la Muerte Roja, se veía aún caminando altiva en los decadentes salones palaciegos de, Zothique el Último Continente allá lejos, en pos de su última cacería. Y así, cada una de las obras de Poe, se extendía ante él, cual ramas de un árbol de una vida oscura y melancólica, bella y decadente, misteriosa y científica, lógica y detectivesca, y sobre todo de muerte y resurrección… resurrección desde la tumba de infinitas imaginaciones, que a través del tiempo y el espacio, han caminado con orgullo al cadalso de la luz y la horca de la ignorancia colectiva, gracias a la inspiración de su majestad, Edgar Allan Poe. Nuevamente… ¡Bendito seas maestro! Desde aquí… de este lado del espejo.

Y de este lado del espejo también se encuentra este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, cuyos miembros nos consideramos expresiones mutadas de la imaginación de Poe. En este mes de octubre intentamos dejar la huella de un humilde homenaje al maestro; uno a la altura de la cuota de inspiración, que a través del tiempo y del espacio, nos ha tocado saborear de su obra. Lo concluimos con esta Introvisión y con el Alterecos4.d de la página del martes, que fueron los altares en los que en la temporada de la celebración luctuosa de su muerte —(7 de octubre 1949)—, se les rindieron los homenajes debidos… Hasta la próxima muerte física y resurrección imaginaria de su Majestad Gótica. Aunque no tan rápido, pues…

La sección ALTERECOS4.D, ejecutará el último gran ritual en homenaje al maestro, oficiado por el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. Poe sacó a la luz un secreto momificado de la antigua mitología Persa. ¿Quién imaginaría que Scherezada, en Los Cuentos de las Mil y Una Noches, tuvo una noche más de desvelo? Así, El Cuento Mil y Dos de Scherezada, de Edgar Allan Poe, se traduce en la interpretación del oscuro monje en: Las Mil y Una Fantasías de la Realidad.

«El Fin de los Tiempos, Sucederá al Final de los Primeros Eventos». Este es el lema de una Saga inédita en lengua castellana: Damned Ángel: Genesis. Ya nos aproximamos al tercer capítulo de esta Light Novel, desangrada de la Gore Imagination de nuestro más reciente miembro, Edwin Peter Barbes. En el Capítulo II: La Leyenda de Azazel, vimos una muestra del evangelio de fuego y sangre de este demonio, así como sus buenos modales para con Satanás. En el Capítulo III: Un Desafío a Muerte, algunos demonios se imaginarán viendo a Azazel entre el montón de cadáveres… ¿Se imaginan lo mismo que yo? Bueno, la última palabra se dirá en la sección TETRAMENTIS, de la página del jueves.

Ya saben lo que les espera en la sección IMAGIXMUNDI, de la página del viernes: VIA La niña de las Rocas, «El Prólogo». Entonces… resulta que nuestra tierna niña es descendiente de una antigua estirpe de hechiceros, y que por sus venas corren sus oscuros dones. Esto obviamente, no ha sido del agrado de los habitantes del Ephigeo. Veamos que más nos tiene en reserva el venerable, Arcadio Encarnación, sobre el pasado de VIA.

A través del espejo de nuestro oscuro continente de Zothique, se accede a un mundo en el que reina nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual. En él, se extienden ramificadas, las inspiraciones que nuestras obras ejercen, o ejercerán en un oscuro futuro, sobre las imaginaciones de nuestros Hermanos FanáticosEl horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.


Descargar la revista miNatura aquí: http://www.servercronos.net/bloglgc/index.php/minatura/.

El Entierro de Poe

Por Odilius Vlak.  -18102010-

La Tumba de Edgar Allan Poe

Por Stéphan Mallarmé

Tal como al fin el tiempo lo transforma en sí mismo, el poeta despierta con su desnuda espada, a su edad que no supo descubrir, espantada, que la muerte inunda su extraña voz de abismo.

Vio la Hidra del vulgo, con un vil paroxismo, que en Él la antigua lengua nació purificada, creyendo que Él bebía esa magia encantada, en la onda vergonzosa de un oscuro exorcismo.

Sí, hostil es a las nubes y al suelo que lo roe, bajo-relieve suyo no esculpe nuestra mente, para adornar la tumba deslumbrante de Poe, que, como bloque intacto de un cataclismo oscuro, este granito al menos detenga eternamente, los negros vuelos que alce el blasfemo futuro.

Versión de Andrés Holguín

La larga expectativa es rota por un escalofriante repiqueteo de campanas. Es tan tétrico que bien podrían ser producidos por La Campana que Tañe la Bruja —allá, en el pasado remoto de la imaginación de Clark Ashton Smith— desde esa réplica astral de la catedral de Vyones, ciudad principal de la provincia medieval de Averoigne. Se diría que ha atravesado todos los espacio-tiempo, consagrados al registro del lado oscuro de todo mito, sólo para ofrendarle su estremecimiento a esta hora sagrada para el lado oscuro del alma. Pero los espectros que aguardan, saben muy bien que las campanadas son una ofrenda del presente… de este lúgubre e infinito presente.

Luego, sin que ninguno de los espectros se diera cuenta, se hizo presente desde un lejano horizonte —marcado por la última línea de lápidas de algún cementerio que ve sepultarse a la Luna— la marcha fantasmal de una carroza fúnebre tirada por ánimas de caballos, envueltas en una niebla negra, y coronada por las brazas infernales de unos ojos que sólo distinguen almas condenadas. Vienen de lejos. De un espacio llamado Baltimore, Maryland; y de un tiempo registrado como nueve de octubre de 1849.

Un temblor se apodera triunfante de la expresión energética de todos los espectros; un éxtasis en forma de llama azul, es liberado desde el fondo de todos los sepulcros, que conducen al plano de las imaginaciones vivientes; las formas espectrales de todos los animales que han sido concebidos por la fantasía humana, se disparan en un vórtice de colores sombríos, hasta formar un gigantesco ojo, cuya pupila es la luna en que devino el ojo ciego del cíclope. La larga espera por fin ha llegado a su fin, y ante las puertas de una embriaguez guiada por los destellos de un delirio tenebroso, se detiene la carroza fúnebre que trae de regreso, a La Esfera del Misterio Original, el cadáver de, Edgar Allan Poe.

Unos extraños seres se prestan a trasladar el cadáver, desde la carroza hasta la Tumba Útero, ubicada en el centro de la esfera. Estos seres son versiones exclusivas de antiguos ángeles caídos, destinados a velar por todas las expresiones dimensionales del arquetipo espiritual de Poe. Los que sostienen el lado izquierdo del sarcófago astral tienen cabeza de cuervo; los de la derecha las tienen de gatos. Ambos clanes están ataviados con una especie de túnica negra y raída, ceñida de tal manera a lo que en este plano se podría denominar cuerpo, que más bien hacen la función de la piel. Sus pies no tocan el suelo, pues avanzan con el ritmo de una parpadeante niebla en movimiento. Con cada átomo envuelto en el sudario de un silencio místico y sagrado, se inicia la procesión para enterrar aquello que deja tras de sí la muerte segunda.

Todas las formas espectrales permanecen inmóviles, desafiantes ante la amenaza de los vientos cósmicos, y reverentes contemplan la mítica procesión. Ésta avanza paciente, de la mano de la Eternidad, el Silencio, el Vacío y la Oscuridad. Aquí y allá, salen a su encuentro una que otra imagen que en algún momento de su vida física imaginó Poe. Flotan sobre el sarcófago, se extienden cual manto astral, y despliegan sobre todos los presentes la metáfora fragmentada de lo que fue la imagen en su totalidad. Ésta cae como lluvia de chispas escarlatas, confiriéndole a la escena aún más irrealidad. Al fin, la procesión se detiene ante la Tumba Útero. Desde ésta el cadáver astral de Poe, ha de ser parido nuevamente, a través de múltiples versiones que serán sepultadas en cada uno de los sepulcros, que conducen al plano de las imaginaciones vivientes.

Los híbridos ángeles caídos, extraen el cadáver del sarcófago, y lo hacen con la vibración sónica de sus graznidos y maullidos etéreos. Con estas garras de escalofriante sonido, la expresión energética astral de Poe es elevada y luego introducida en la Tumba Útero. Al instante, todas las formas espectrales comienzan a mantralizar todos los títulos de las obras de Poe, consagradas a la muerte. Una y otra vez lo hacen, haciendo de El Cuervo, un estado poético a ser heredado por las almas sensibles a lo sombrío; de El Entierro Prematuro, un estado de agonía que en el futuro dará de que hablar a las emociones humanas. Mientras este ritual prosigue, el cuerpo astral de Poe se dispersa en millones de partículas de luz azulada. Cada una de ellas se dirige a los millones de sepulcros que conducen al plano de las imaginaciones vivientes. Al sepultarse a través de ellos, no hacen más que tomar el camino de regreso al plano físico, donde se depositarán en las imaginaciones vivientes que pertenezcan a los adoradores de Poe, y sobre todo, a los futuros visionarios de los tesoros de la Noche, el Silencio, el Vacío, la Muerte, y de todo lo que oculta… La Esfera del Misterio Original. Aquí, la esencia arquetípica de Poe, ha sido elevada al nivel de ley cósmica, por la cual han de regirse todos aquellos seres cuya vida siempre esté… entre el Pozo y el Péndulo.

Ah sí, maestro Poe… Aquí, en este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, sus miembros nos esforzamos para que sea un sepulcro. Que desde el plano virtual, conduzca al plano de las imaginaciones vivientes de nuestros Hermanos Fanáticos, en la realidad física. Y… ¿Qué tipo de chispas azuladas han de depositarse en dichas imaginaciones por nuestro medio?… bueno… en verdad algo como esto.

La sección ALTERECOS4.D, continúa siendo La Esfera del Misterio Original, desde la cual se proyectará durante todo este mes, la esencia arquetípica del divino maestro. Y el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, fungirá de médium para que tal bendición oscura descienda sobre toda alma que ya espera en la muerte.  Poe, nos demostró que las visiones apocalípticas no son prerrogativa exclusiva de los profetas bíblicos. Y en el relato, La Conversación de Eiros y Charmion, Poe refuerza su visión apocalíptica con los conocimientos científicos, demostrándonos por primera vez que: El Fuego Bíblico Viaja en un Cometa.

Bueno, la sección TETRAMENTIS, se ha alzado nuevamente, y en esta ocasión con dinamismo nipón. La Saga: Damned Angel: Genesis, se ha iniciado en nuestro Blogzine con la autoridad de lo primigenio. De la pluma de, Edwin Peter Barbes, ya vimos, con la agilidad propia de una Light Novel, de qué va esto en el primer capítulo: Traición en los Cielos. Al final de éste, Azazel y Satanás se han hecho amiguitos, y no precisamente en un parque de diversión. En el Capítulo II: La Leyenda de Azazel, Barbes nos introducirá un poco más en las «matanzas» —que es lo mismo que decir su vida—, de este demonio, que sin lugar a dudas, está orgulloso de serlo. Así que, no dejen de clickear la página del jueves.

VIA La Niña de las Rocas, ha regresado con deseos de contarnos un poco más de su pasado, desde el pódium de la sección IMAGIXMUNDI. Y por eso, le susurró desde su mundo imaginario, a aquél que la imagina, nuestro venerable, Arcadio Encarnación, que por favor, saque a la luz un poco de su pasado, para de esa forma no olvidar el propósito de su futuro. De eso se trata el prólogo que durante este mes, cada uno de nuestros Hermanos Fanáticos disfrutarán… antes de sumergirnos nuevamente en la segunda temporada de su destino. ¡BIENVENIDO VENERABLE!

Un espectro que siempre está en La Esfera del Misterio Original, es nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual. Él también es un sepulcro que conduce al plano de las imaginaciones vivientes, es decir, a ese que se encuentra más allá de nuestro horizonte predilecto… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.


Descargar revista miNatura aquí: http://www.servercronos.net/bloglgc/index.php/minatura/.

Un Sonámbulo Adicto a POE

Por Odilius Vlak.  -11102010-

El veredicto de la maldición era que aquello que fue leído en la vigilia sea vivido en el sueño. Él, en algún momento de un día cualquiera de su existencia solar, escuchó el lúgubre entusiasmo de una voz que decía: «leer a POE es una experiencia extraordinaria… pero no hay nada como soñarlo». Así, el escalofriante tomo titulado, «Mortíferas Historias Extraordinarias», por Edgar Allan Poe, no tardó en surgir de los anaqueles burbujeantes del caldero del hechicero. Él lo leyó dentro de un círculo luminoso de rayos solares, subrayando los pasajes más enmohecidos por la muerte, con la sangre coagulada que emanaba del cadáver del cuervo, al cual su delirio poético dijo «¡nunca más!… la poesía que hace sonrojar la muerte hace florecer la primavera del crimen.»

Pero ese sacrificio, sobre el altar imaginario, del culto lunar al genio de POE, sucedió al día siguiente de que el sonámbulo hiciera su primera peregrinación onírica, hacia la tierra sagrada de las, «Mortíferas Historias Extraordinarias». Sus primeras lecturas: el poema «El Cuervo», y el relato, «El Gato Negro», movilizaron, con el combustible del flameante círculo mágico de rayos solares… el inicio de sus aventuras nocturnas.

Al levantarse, el sonámbulo penetró a través de un portal en forma de la cubierta de un libro. El título del mismo, «Mortíferas Historias Extraordinarias», así como el nombre de, Edgar Allan Poe, estaban escritos con una especie de sangre gaseosa, que palpitaba con una fluorescencia agonizante. La imagen que la adornaba, era una siniestra versión de una pintura bizantina, en la que se mostraba a POE, vestido con una ceñida túnica monástica de un negro tan intenso, que la luz al ahogarse en él, no le era concedida la nauseabunda gracia de un cadáver flotante. La cabeza de POE se veía coronada por un semicírculo de cráneos, cada uno sobre la base de unas tibias compuestas por el cruce de dos manuscritos empapados en sangre. Estos últimos simbolizando obviamente sus relatos y poemas. De los huecos vacíos de los cráneos, emanaba una luz escarlata que formaba una aureola, como la lámpara guía hacia un oscuro misticismo. Sobre él, y formando otro semicírculo, que simulaba la bóveda de una cripta, se alineaban unos seres híbridos, que surgían desde un mar de ennegrecida niebla celeste —como salidos de un abismo superior—, y cuyo aspecto era el de ángeles caídos con cabeza de cuervos —los de la mitad izquierda—, y de gatos, los de la mitad derecha. Completaba la imagen de esta oscura versión del reino del espíritu santo, todos los personajes de los relatos de POE… Sus apóstoles. Estaban esculpidos sobre los bajos relieves que adornaban dos huesos gigantescos, que enmarcaban toda la escena, con la ostentación de las columnas del templo de Salomón.

Justo al atravesar el portal de la cubierta, se encontraba la primera página de una dimensión, modelada por el entusiasmo diurno que el sonámbulo experimentó, al leer los relatos de «El cuervo» y «El Gato Negro». Y si, «Erase una vez en una melancólica media noche…», cuando el sonámbulo penetró al anhelado mundo de su adicción. Y bajo el hechizo de un trance infernal, el cuerpo físico del sonámbulo llevó sobre sus hombros sus visiones; compuestas de un alucinante desfile de imágenes góticas. Mientras su carne autómata, pululaba por las sombrías y estrechas calles de una ciudad fantasma, sus sueños se tambaleaban entre la imagen de Leonora esculpiendo con el pico de un cuervo, un busto de Palas Atenea, sobre la carne viva de su amado. Su frenético grito de «nunca más»… se perdió entre los maullidos de un gato negro gigantesco, que jugueteaba con un hacha ensangrentada. Cuando los sueños del sonámbulo enfocaron mejor el infinito paisaje, en el cual se desarrollaban las escenas surreales de su universo, se estremeció al comprender que dicho paisaje estaba formado por el cadáver de una mujer mutilada por un golpe de hacha… la misma que él imaginó en el éxtasis de su lectura… de ahí la pálida belleza de una carne en descomposición que forraba toda la tierra. Y así, el sonámbulo recorrió al unísono, cada una de las escenas que formaban ambas historias, viviéndolas en una experiencia mixta, de caleidoscópica lobreguez.

Al día siguiente, su despertar aún anhelaba la realidad de aquella experiencia onírica; su vigilia deseaba que sus sueños se hicieran realidad. Esta ensoñación fue el motivo de que él tardara en darse cuenta, de que a su lado, se encontraban el cadáver de una mujer, un hacha ensangrentada y un gato tuerto, devorando un cuervo mutilado. Al parecer no sólo sus sueños, sino también su realidad ejecutaron acciones de alabanzas al genio de POE. El sonámbulo sonrió, al pensar en el gran número de relatos que le quedaban aún por leer. Sin pensarlo dos veces, debido al apremio de su adicción, tomó el volumen de las «Mortíferas Historias Extraordinarias», para suministrarse la primera dosis de ese día… su título: El Corazón Revelador.

Y saben que… Aquí, en este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser… todos somos sonámbulos adictos a POE. Y para muestra, basta con ver las evidencias reales, que en el estado de vigilia virtual de la edición de esta semana, serán las pruebas, de lo mucho que visualizamos en nuestro sonambulismo Poetesquiano.

La sección ALTERECOS4.D, será la dimensión onírica en la cual deambulará el sonambulismo del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. Las visiones que experimentará se titulan: Hans Pfaall: El Primer Alunizaje. El relato, «La Incomparable Aventura de un Tal Hans Pfaall», es un legado vivo de parte de nuestro divino, Edgar Allan Poe. Y lo es, no sólo por ser el primer intento de concebir un viaje a la Luna científicamente probable, sino también en su carácter especulativo.

Esta semana les traemos un EXTRA en la página del miércoles. Se trata de un ensayo del escritor, G. A. Buchholz. Su título: El Poe Icónico del Siglo XXI, es más que una suposición imaginaria acerca del impacto sobre Poe de su propio legado, en caso de poderlo presenciar hoy en día. Es también una nueva revalorización de la vida y obra del maestro, revalorización que al parecer nunca es suficiente para lograr su justa valoración por el mundillo académico. Pero eso obviamente… importa poco a sus fanáticos.

Como le adelantamos en la Introvision de la semana pasada, el próximo jueves reanudaremos la sección literaria TETRAMENTIS. En esta ocasión introduciremos la ópera prima del novel escritor, Edwin Peter Barbes. Él es uno de los pocos autores jóvenes, cuyas inquietudes lo han dirigido a la exploración del género literario de factura japonesa: Light Novel o Novela Ligera. Pero que no nos confunda su definición, pues en el caso de su Saga aún en ejecución, «Damned Angel: Génesis», la carencia de párrafos en los que se pueda desplegar las facultades creativas del autor, junto al exceso de diálogos, propios de estas novelas, no significa la ausencia de literatura, en su expresión más amplia. Y el Capítulo I de la saga: «Traición en los Cielos», será prueba de ello.

La sección IMAGIXMUNDI, de nuestra página del viernes, ha pavimentado nuevamente la senda por la cual ha de cumplir su destino: VIA La Niña de las Rocas. La larga ausencia de nuestra historieta, nos ha obligado a reiniciarla con una especie de prólogo, que explique las causas que empujaron a VIA a emprender su búsqueda. De esta manera, toda la historia publicada hasta su suspensión, constituye la «Primera Temporada» de este viaje iniciático. Y bueno, ya han visto, en la página publicada en la edición pasada, el porqué VIA, bueno… no aspira precisamente a ser una reina de belleza.

El sonámbulo cuya adicción a Poe es equivalente al «Crack», es nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual. Cada publicación de nuestras visiones oníricas, son fruto de sus andanzas nocturnas bajo el trance provocado por una de las historias de Poe. El sonámbulo sabe muy bien que aun en el despertar… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.


Descargar la revista miNatura aquí: http://www.servercronos.net/bloglgc/index.php/minatura/.

Morir o no Morir: Ésa es la POEtización

Edgar Allan Poe

Lapida del escritor Edgar Allan Poe

Por Odilius Vlak.  -04102010-

Selección y manipulación digital de las imagenes por: M.E.Goth

«Muchos lustros habían sobrevenido. El polvo había vuelto al polvo. Los gusanos no tenían más alimento. El sentido del ser, finalmente había desaparecido por completo y allí reinaban en su lugar —en lugar de todas las cosas—, dominantes y perpetuos, los autócratas, Espacio y Tiempo. Porque para lo que no era—para lo que no tenía forma—, para lo que no tenía pensamiento—para lo que no tenía conciencia—, para lo que no tenía alma y aun para aquello que ya no formaba parte de la materia y para aquella inmortalidad, la tumba todavía era una morada, y las horas corrosivas, sus compañeras.»

Párrafo final del relato: «Coloquio entre Monos y Una», E. A. Poe

No todo el que muere conoce la muerte. La dimensión de la muerte sólo es un premio para los que han visto la vida vivirse a sí misma; para los que en plena vida se contemplan sí mismos desde el más allá de la muerte; para los que viven desde un estado del Ser infinito. Un cuerpo pudriéndose bajo una legión de gusanos no es la muerte, sino la simple descomposición de una materia despreciable. La muerte es un regalo de la vida para el alma. Y este regalo le fue concedido por el tiempo, poco antes de morir en la eternidad, al alma de una entidad a la que por los siglos de los siglos, invocaremos bajo el poderoso conjuro de, Edgar Allan Poe. Así, en la acogedora tumba de su obra inmortal, sentimos las horas registradas en la memoria de sublimes lecturas, florecer nuevamente en la primavera gótica de nuestra imaginación. Y desde las cumbres más nevadas de nuestro usual invierno fuera del tiempo, contemplamos todo el siglo XIX gravitar alrededor de su más grande genio. Es muy posible que no haya nada nuevo debajo del sol… pero si debajo de una noche estrellada y una melancolía envuelta en el sudario de la luz lunar… de una tristeza que contabilizaba sus estremecimientos con lógica matemática… bajo la bóveda celeste del divino, Edgar Allan Poe.

Poe, marcha hombro a hombro con los grandes genios del siglo XIX William Blake, por ejemplo— que intentaron hacer de la experiencia artística un sucedáneo —en la búsqueda de lo absoluto a través del pensamiento simbólico— de la experiencia religiosa. Fue un juego peligroso, en el que muchos de ellos sucumbieron, y es que estaban jugando con el fuego de la verdadera creación. Intentar alcanzar el horizonte que circunda sus aportes a la creación artistica en general, y no sólo a la literatura, es intentar peregrinar hasta el borde de nuestra propia sombra. Y es que Poe, es la literatura posterior a él, y viceversa. Sería difícil encontrar otro genio decimonónico, cuya variedad temática en su obra sea comparable a la de Poe, pues incluso el pensamiento puramente filosófico y especulativo —sobre todo en esa Grecia Clásica del siglo XIX que constituyó la filosofía de factura alemana— tuvo una digna representación en su ensayo, Eureka. No, no es exagerado declarar que, Edgar Allan Poe, fue el genio más grande de ese siglo.

El próximo día 7 de este mes de octubre, se cumplirán 161 años de su muerte… ¡161 años de su inmortalidad! Y del preámbulo temporal de esa inmortalidad, su vida, ya se han cumplido 201 años de su inicio (1809-1849)… Sólo 40 años bastaron para que él demostrara, que aquello que emana del alma, ha de ser. Y fue, y continúa siendo. Pues la lobreguez de la belleza, no es una condición que pueda serle permitida a cualquier mortal manifestarla en este mundo. Y la muerte, como último símbolo, que sólo al arte verdadero le es dado enaltecer, no ha encontrado posiblemente una mejor POEtización, que aquella que fue expresada en la obra de Poe. Morir o no Morir, es obviamente Ser o no Ser: Ésa es la POEtización del símbolo de un absoluto que reina bajo una eterna noche… ¡BENDITO SEAS MAESTRO!

En este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, intentaremos, dentro de nuestras humildes y oscuras posibilidades POEtizar, durante todo este mes de octubre, la memoria de su majestad gótica, Edgar Allan Poe. Al menos su nombre será glorificado en cada una de las Introvisiones de este periodo; y su obra será evocada en los Alterecos4.d correspondientes. En este Blogzine no existe la disyuntiva de Morir o no Morir, pues ya hemos muerto y resucitado en su obra innumerables veces.

Claro no somos los únicos alrededor del mundo, y aún menos dentro del reino de habla castellana, que han derramado las merecidas libaciones de himnos líquidos sobre su memoria. Y aquí es necesario hacer un apartado para felicitar y ofrecerles nuestros sinceros respetos, al equipo de: miNatura, La Revista Digital de lo Breve y lo Fantástico. Ellos le consagraron el # 103 de su revista (julio-agosto, 2010) a la vida y obra de nuestro distinguido maestro. Que la muerte sea tan fructífera como la vida, para todos aquellos escritores que ofrendaron, en dicho especial, el homenaje de su pensamiento. Al pie de esta Introvision, encontraran el link para la descarga de esta revista, que bien merece ser coleccionada en nuestros anaqueles digitales. Ahora bien… en cuanto a nosotros…

En la página de este lunes les tenemos la novena entrega de nuestra sección NEOSAPIENS. Aún nos encontramos dentro de la temporada dedicada a la revista Metal Hurlant, y a todos los artistas que directa o indirectamente estuvieron involucrados en ella. Es el turno para, Enki Bilal, uno de los maestros de la ficción social futurista en el universo gráfico del cómic. Con su ayuda nos arrojamos a: El Futuro en la Trinchera de la Imaginación.

La sección ALTERECOS4.D, ya se dijo, estará dedicada al genio de, Edgar Allan Poe, durante todo este mes de octubre. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, explorará algunos de los trabajos del maestro en los que la aproximación a la ciencia de la época es la base fundamental de los mismos. Algunos de ellos fueron pioneros del género de la ciencia ficción, y otros, como el que nos corresponde en la edición de esta semana, arrojaron luz por adelantado al reino de las ciencias físicas y matemáticas: ¡EUREKA!: Dadme una Intuición y Comprenderé el Universo. Se dice que en la composición de este poema en prosa, Poe quemó, en la hoguera de su imaginación… su cordura. Pero no cabe duda de que también cocinó el modelo actual de nuestro universo, casi con todos sus ingredientes.

En este mes de octubre, algunas cosas muertas resucitaran y otras nacerán por vez primera desde el útero de nuestra tumba virtual. Así que, estén pendientes a la página del viernes, ya que nuestra sección de «historietas», IMAGIXMUNDI, se reanudará. Y nuevamente la aventura de, VIA La Niña de las Rocas, nos arrastrará hacia su pétreo destino. También, «a partir del jueves 14», la sección literaria de TETRAMENTIS, emitirá de nuevo los lúgubres susurros de una fantasía oscura. Y lo hará con el inicio de un género literario tan novedoso como lo es en su totalidad nuestro Blogzine: Una Light Novel. Prepárense a participar de la Saga personalizada de la primera rebelión.

Morir o no Morir, sí, Ésa es la POEtización, sino contemplen el ejemplo de nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual. Él es una especie de cadáver que muere y no muere en cada una de las ediciones de nuestro Blogzine. Junto a la vida y la muerte, hubo una cosa que si comprendió nuestro gran maestro PoeEl horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Descargar revista miNatura aquí: http://www.servercronos.net/bloglgc/index.php/minatura/.

La Última Esquina del Círculo de Niebla

Por Odilius Vlak.  -27092010-

¡Cuidado!… de no doblar la esquina equivocada mientras se deslizan por el círculo de niebla. Los riesgos del ritual son muchos, diversos y peligrosos. ¿Cuántos neófitos han sido atraídos por los cantos de sirena que emiten extrañas dimensiones físicas, desde cada esquina? Pero qué hermoso es ser testigo del trazado del Círculo de Niebla de Infinitas Esquinas. Cada una de ellas constituyendo el portal hacia una oscura dimensión, sostenida por las imágenes que desfilan por la imaginación de un demonio.

El Mago Estelar, se presta a trazar El Círculo de Niebla de Infinitas Esquinas. De su aliento emana, como una serpiente ardiendo en fuego, la fosforescente niebla compuesta por el frío del vacío cósmico y las gotas de sangre de innumerables sacrificios. Se extiende sobre el suelo abstracto del Clon de una cuarta dimensión, cuya original murió hace eones en un universo paralelo. Mientras avanza en su diabólica peregrinación circular, extraños ángulos, invisibles a todos los ojos del Ser, van surgiendo como cuernos simétricos. Cada uno de ellos representa las esquinas destinadas a doblar el camino recto de las almas, de todos aquellos guerreros, que han jurado fidelidad al ciclo de una oscura evolución. El círculo se ha cerrado. Ahora el Mago Estelar se presta a invocar las almas de los guerreros; almas que han de presentarse ante él con el orgullo ardiente de los demonios. En el centro del círculo reina el universo del caos, dentro del cual caerán las almas que cometan el fatal error de doblar alguna de las infinitas esquinas del círculo de niebla.

Nadie sabe, excepto el Mago Estelar, cuál es la primera esquina, y mucho menos, cuál es la última. Sólo existe la intuición de un infierno descendente, jerarquizado por las invisibles esquinas del círculo. La primera esquina —según se cree— se abre a un plano del universo del caos, en el cual germinan las manifestaciones de miserables encarnaciones físicas en planetas distantes. Y así, cada esquina que la sigue, conduce a un plano del universo del caos, en el cual germinan las manifestaciones de ciclos existenciales más tétricos e infernales. Pero se dice que la última esquina, dobla hacia el plano de una Nada tan espantosa, que el único alivio para las almas que descienden a su seno, es la manifestación periódica de una poderosa Oscuridad.

Innumerables almas han acudido al llamado, extraídas de sus cuerpos físicos por el mandato de la terrible invocación del Mago Estelar. Sus cuerpos físicos han quedados inertes, con la posición que ostentaban al momento de ser golpeados por el trance; diseminados sobre el suelo de extraños mundos, algunos de ellos separados por miles de años luz. Alineadas en formación militar, una por una, las almas de los guerreros se deslizan sobre el trazado de niebla, que ahora gira con la rapidez de una Rueda del Samsara endemoniada. El Mago Estelar, se encuentra dentro del círculo de niebla y… ¿saben qué? Por momentos él hace trampa. Pues cada vez que su vara mágica toca una parte del círculo de niebla se forma una esquina… un nuevo túnel cuántico hacia una condena aún en estado caótico. Qué forma más diabólica de divertirse. Y he aquí que veo al Mago Estelar, disponerse a tocar con su vara mágica, el punto en el cual, la fosforescencia escarlata del Círculo de Niebla de Infinitas Esquinas… arde de manera más enceguecedora. Qué pena para el alma cuya rotación la conduce hasta ese punto… ¡Pues ésa es, La Última Esquina!

Bueno, otra revelación que deben saber nuestros Hermanos Fanáticos, es que, este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser… es a su manera una última esquina. Así que ¡cuidado! No olviden doblar por ella, hacia la condena ya manifestada de la edición de esta semana.

La esquina dimensional de la sección ALTERECOS4.D, doblará hacia la dimensión simbólica de una de las joyas de la fantasía de principios del siglo XX: El Golem (1915). El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, se perderá en las catacumbas laberínticas de este rompecabezas simbólico, emanado de la imaginación de Gustav Meyrink. Así que, luego de lavarme las manos con sangre, digo: Ecce Golem.

Bueno, antes de doblar cualquier esquina del círculo de niebla, no olvidemos despedirnos de aquel que se encuentra dentro de él, al menos dentro del círculo de nuestro amado continente de Zothique: nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Desde su universo del caos, se manifiestan nuestras pesadillas semanales. La vara mágica toca, y… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Niños que Juegan con los Cadáveres que Serán

Por Odilius Vlak.  -20092010-

Me parece que llevo una eternidad contemplándolos, a pesar de que es muy probable que no tenga mucho tiempo aquí. O al menos eso creo, apelando a la poca confianza que me queda en mí mismo. ¿La memoria? Está cerca, pero no lo suficiente como para que la pueda tocar con los dedos de una imagen aunque sea borrosa. Pero quizás esa imagen, que anhelo me sea concedida por la memoria, es ésta que me rodea… Quizás esta realidad sea la memoria. Envuelta en una niebla opalescente, que sólo deja entrever con el beneplácito de la mágica venda plateada de la luna, las sombras de miles de niños consagrados al ritual de un extraño y diabólico juego.

Sí, esta realidad es la memoria… ¿Pero de quién? Pues la sucesión de imágenes que al fin vienen en mi auxilio sólo provoca el tiritar de mi sangre, condenada a congelarse a las puertas de mis venas. Al inicio los pasos excitados sobre un sendero que se extendía infinito en medio de una procesión de negros cráneos gigantescos. Todo el paisaje estaba bañado con una luminiscencia lechosa, que moría en la negrura azabache de los cráneos. Alrededor de todo, un inmenso desierto, moteado de montículos de cenizas que simulaban colosales miembros de cuerpos mutilados. Luego, el inicio de un tétrico bosque, cuyo follaje derramaba sobre el infinito sendero diminutos ojos; que brillaban con una fosforescencia verdosa, de una intensidad enfermiza. Fijos en mí, por momentos me sentí un huésped distinguido de este horror, que antes de devorar mi alma intentaba hipnotizar mi mente. Por último, este pequeño claro de luna y niebla, bordeado de bancos de huesos y, los niños que juegan con una malignidad inocente, ¿con qué? Aquí la memoria me susurra… Con los Cadáveres que Serán.

«La muerte es un hermoso juego, digno de ser jugado sólo por las almas inocentes», susurra una voz espectral. O más bien, emana de la atmósfera como si fuera articulada por la luz lunar y la niebla opalescente al unísono. «¡Contemplad! Los futuros nigromantes jugar alegremente con la muerte que ha de ser su futuro, que ha de ser su pasión… ¡Que ha de ser su arte! Y lo hacen utilizando como símbolo de la muerte el cadáver de los hombres en que han de convertirse… Son sus juguetes más preciados. La apoteosis de este juego ritual es levantarse a ellos mismos de su muerte futura… aquí en este fantasmal presente. Tú ya conoces el ritual, pues tú también fuiste un elegido, a pesar de que ya no recuerdes nada. Pero no os preocupéis, no necesitáis recordar nada, excepto tu muerte cercana. Y he aquí, que desde el pasado viene el niño que fuiste a darte muerte. Ésa expresión de tu Ser que en algún momento de tu pasado, levantó de entre los muertos el cadáver que pronto has de ser… ¡Ja, ja, ja, ja, ja…! ¿Algo que decir como últimas palabras?… pues en tu favor sólo está… esta daga consagrada»

Y claro… No os sorprendáis, pues esto es, Zothique The Last Continent, el BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Y lo expresado más arriba es la típica historia con las que las solteronas zothiqueanas se entretienen una tarde cualquiera, ya sea leyéndola de un antiguo manuscrito, o extrayéndola de una ancestral tradición oral. Al fin y al cabo, no debemos culparlas, es la confesión póstuma de un Ser que en Zothique, es el equivalente a un Símbolo Sexual Un Nigromante. Y he aquí los mortales juegos con los cuales, lo quieran o no, se divertirán en la edición de esta semana.

La sección ALTERECOS4.D, ciertamente no es un juego de niños, al menos no de niños que hayan nacido fuera de la condena geológica que es Zothique. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, les quiere recordar que el amarillo no siempre es un color esperanzador. Por supuesto él no fue el primero en comprenderlo, pues alguien llamado, Robert W. Chambers, gobernó al mundo con esta verdad, y su libro, El Rey de Amarillo, aún continúa siendo una de las joyas sagradas del horror. Y es que hay algo extraño en él, lo denominaremos: El Enigma de un Horror Amarillo.

En la edición de esta semana le tenemos un EXTRA. Se trata de un artículo de la autora francesa de ficción especulativa, Aliette De Bodard. En él, la escritora intenta sacar al escaparate de la información actualizada, la realidad de la ciencia ficción producida en los países de lengua no inglesa, y en especial aquellos que no pertenecen al hemisferio occidental. La Ciencia Ficción en los Países No Angloparlantes y Occidentales, es un voto a favor de toda una parcela de la imaginación, que pese a su gigante extensión, se muestra incapaz, al menos por el momento, de traspasar las fronteras del reino de Shakespeare.

Queda aún la despedida de un niño, que no sólo juega con el cadáver que será, sino con cada uno de los que ha sido en sus vidas pasadas. Nos referimos a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Él tiene que suspender el ritual de resurrección de su futuro cadáver, en orden de levantar de su sepulcro el contenido de este Blogzine. En caso de que algún Hermano Fanático se encuentre cerca, que no olvide corear las poderosas palabras «¡levántate y anda!», que tanto en la antigua Jerusalén, como en el futuro continente de Zothique, sólo es prerrogativa de los Nigromantes. Y luego… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Las Ruinas de un Infierno Olvidado

Por Odilius Vlak.  -13092010-

Los vientos soplan con una furia demencial, a través de las grietas que simulan gritos desde cada una de estas ruinas, que aún aspiran a vestir el esplendor del fuego nuevamente. Los vientos se escapan con instinto asesino, desde las dimensiones que contemplan asqueada esta vieja putrefacción; que antaño fue la carne fresca a la cual se adherían las almas que portaban los estandartes de oscuros pecados. Los vientos aún portan la peste, que en un momento funesto, azotó la gloria que fue este infierno. Ellos, heraldos de siniestros hados, trajeron la plaga desde las catacumbas de un Macrocosmos Estremecedor, cuyas leyes se divierten borrándole la memoria a Paraísos e Infiernos. En un descuido de la eternidad, estos vientos invadieron este infierno, arrojando a jueces y condenados por igual, hacia el abismo de una condena inédita. Y hoy, sólo queda a la curiosidad de los espectros solitarios, encargados de registrar el acervo infernal de cada una de las mazmorras dimensionales… Las Ruinas de un Infierno Olvidado.

Los vientos de esporas fluorescentes, desplegaron sus fuerzas de larvas microdemoniacas sobre la esplendorosa arquitectura de este infierno. Devorando sin más, los átomos etéreos que sostenían a demonios, almas humanas y ánimas de animales. Todo fue tan rápido, que el dolor fugaz se presentó como un alivio, para todos los seres acostumbrados a la paciencia de un sufrimiento que descendía de un Nirvana ennegrecido. Cuando el Tiempo salió nuevamente de su madriguera —pues incluso él se vio amenazado con la Nada— sólo quedaban ruinas a las cuales envejecer: ni un solo dolor; ni una sola blasfemia; ni un solo impulso demoniaco, a los cuales bendecir con el futuro de la memoria. ¿Por qué las oscuras deidades que habitan ese Macrocosmos Estremecedor, decidieron divertirse destruyendo este infierno a golpes de soplidos leprosos? Sencillo… Sus habitantes se habían acostumbrado a él, y habían hecho de la condena algo monótono, en vez de una condición creativa, inspiradora de las futuras imaginaciones de estirpe oscura.

Sí, sólo quedan ruinas, y lo peor de todo es que esas ruinas existen especialmente en la memoria. Los espectros solitarios que, llegados de lejanas dimensiones, vagan de una ruina a otra, van distinguiendo por momentos, esbozados en los fragmentos: un antiguo crimen aquí; o una intensa rebeldía allí; o quizás la explosión del genio más allá… y aún perciben los residuos de una energía que conmovió pilares celestes. Pero eso cuenta para nada en comparación con la muerte que se expresa en despojos, y es que hasta los infiernos y paraísos han de rendirse a su debido tiempo a la muerte… y al olvido.

Ufff… ¡Qué miedo! Sólo de pensar que este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, también es un infierno; que en cualquier momento puede recibir la visita en su espacio virtual, de los vientos del Macrocosmos Estremecedor me dan ganas de olvidarme a mí mismo por adelantado. Pero esa estrategia suicida, no se ejecutará por supuesto en la edición de esta semana. En la cual soplaran vientos extraños, portadores de una peste llamada oscuridad.

La sección ALTERECOS4.D, ciertamente es un infierno, pero uno olvidado de toda luz, a no ser que ésta emane del astro destellante de la imaginación. Y no importa si es de una tan sobrecargada como la del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. Estamos aún en los mundos de fantasía y horror que este astro alumbró sobre el estado ordinario de la conciencia humana entre 1890 y 1920; las obras que le trazaron una nueva senda a la fantasía. Y aquí nos encontramos, contemplándonos frente a un estanque de metáforas luminosas y revelaciones incomprensibles. Este estanque emana a la superficie desde las profundas cavernas que se abrieron en la imaginación de, Abraham Merritt: aquella divina fantasía que nos arrojo junto a, Los Habitantes del Pozo (1918); Nos mostró la ancestral tecnología de, El Monstruo de Metal (1920); también las gesticulaciones siniestras de, El Rostro en el Abismo (1923); nos hizo abordar, La Nave de Ishtar (1924); y entre otras experiencias de un misticismo abismal, nos dio cobijo junto a, Los habitantes del Espejismo (1932). Sí, Abraham Merritt, esa sutil combinación entre fantasía y ciencia ficción, que en los años dorados de la era Pulp, contribuyó, junto con dioses como H. P. Lovecraft, a darle un nuevo destino a la ciencia ficción, muy distante en sus connotaciones míticas de aquel que le trazaron padres fundadores como, Julio Verne y H. G. Wells. Piedra angular en esa orientación mito-tecnológica es novela, El Estanque de la Luna (1919), parada obligada en sus: Mundos Imaginarios Dentro del Mundo Real.

En la edición de esta semana les tenemos un EXTRA. Se trata de un ensayo del docente, ensayista y autor de ficción Nader Elhefnawy, que aborda de manera atrevida las posibilidades que hoy en día tiene la era de La Guerra Fría, como una fuente viva de inspiración creativa. Se titula: La Ciencia Ficción y la Post-Guerra Fría. En sí mismo, el ensayo pasa lista a todas las pesadillas, desde la Guerra Fría hasta el Terrorismo y el Calentamiento Global, que han servido de temática creativa en diferentes expresiones artística, especialmente en el cine. Pero fuera de eso… ¿Se ha convertido la gloriosa época de la Guerra Fría, en un infierno olvidado para el paraíso de la industria del entretenimiento?

Y recordemos finalmente a uno que se encuentra a las mil maravillas en el olvido de su propio infierno: nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual. Él se ha olvidado de todo, excepto de éste nuestro infierno virtual, en el cual, junto a los Hermanos Fanáticos que no suelen recordarse a sí mismos en el paraíso, ardemos en nuestro propio éxtasis. Y ¿por qué no?, sí… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Sepultado Bajo una Lápida Estelar

Por Odilius Vlak.  -06092010-

El escalofrío que estremece las almas, es el lamento luctuoso de los espectros que tiritan de frío, mientras devienen en tumbas de hielo; destinadas a flotar indiferentes sobre el helado paisaje de esta Lápida Estelar. Ésta, se extiende a lo largo de la infinita dimensión que delimita nuestro vacío personal, que no se le permite ser más que un átomo de silencio del gran vacío exterior… allá, al otro lado de esta tumba sideral. Podemos ver los pálidos cuerpos celestes, arrojar su luz carroñera sobre la energía fláccida de nuestro cuerpo espectral. En verdad, son una expresión más elevada de nuestro cadáver galáctico, la que se encuentra más cercana al techo de infinita oscuridad de este universo que ha jurado ser nuestro sepulcro. Pero estos cuerpos celestes, están en sí mismos muertos; la luz que sentimos penetrar en nuestro estado espectral, es el eco de una agonía hace tiempo padecida por nosotros aquí abajo. Nosotros, el nivel más bajo de la expresión arquetípica de nuestro Ser. Nosotros, que al igual que ellos, estamos… Sepultados Bajo una Lápida estelar.

Los sueños de una realidad activa y en constante evolución, pululan sonámbulos, alimentando la fuerza de gravedad que nos mantiene sepultados dentro de cada una de las esferas personales, que giran perpetuas alrededor de la ilusión que hemos convenido en llamar vida. Pero todo es falso. La trampa es perfecta. La ilusión de vivir es un olvido de la realidad de nuestra muerte. Las noches nos resultan tan hermosas. Son un faro de luz, que en ciertos momentos pueden guiar un despertar a través de las tinieblas de la salvación; más allá de este letargo en el cual nos pudrimos. Pero también, las noches nos permiten apreciar de una manera más embriagada, la belleza de nuestra Lápida Estelar; adornada con las miríadas de nuestras almas superiores; existiendo en un nivel de mortalidad más sofisticado que el nuestro… sus espectros inferiores.

¡Ah! Qué hermoso es después de todo, nuestro sepulcro estelar. Poblado con nuestros lamentos luctuosos, que flotan con la cadencia de nuestro tiritar. Algunos espectros que han devenido en tumbas de hielo, se han derretido bajo el fuego repentino de un deseo abismal… El deseo de acceder al nivel más evolucionado de nuestra tumba estelar; de ser un cuerpo celeste, y así disfrutar de un nivel más espiritual de nuestra mortalidad. Desean brillar con la pálida luz carroñera de una estrella hace evos momificada, sólo para arrojarla sobre sus arquetipos espectrales inferiores, y con esto decirles… «¡Hey… Permitan ser devorados por la luz carroñera de mí muerte superior; de esa manera podrán contemplar más de cerca, lo que en estos momentos estoy contemplando yo… la infinita belleza de nuestra Lápida Estelar!»

Maldición. Casi siento ganas de llorar, sólo de pensar que yo, al igual que cada uno de los miembros de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser… aún tiritamos de frío entre los arquetipos espectrales inferiores. Pero no importa, ya que nuestros rituales semanales en este Blogzine, constituyen nuestra forma particular de ese, fuego repentino de un deseo abismal. Y una noche de estas, algunos de nuestros espectrales Hermanos Fanáticos, verán nuestras tumbas de hielo derretirse, y nuestra energía espectral ascender hasta el nivel superior de nuestra tumba sideral. Desde allá continuaremos arrojándole la luz carroñera, pero expresada en la oscura metafísica del contenido de este Blogzine… Así que, no olviden dejarse devorar por ella.

Ah sí, y en la tumba de hielo de nuestra sección ALTERTECOS4.D, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, sepultará en la edición de esta semana, la luz espectral de uno de los cuerpos celestes más importante dentro del universo de la imaginación: William Hope Hodgson. Su monumental y embriagada visión cósmica, La Casa en el Confín de la Tierra, deviene en este espacio de ecos tetradimensionales en: Una Visión del fin Desde el Fin. Y eso quiere decir que deben mantener los ojos de la imaginación bien abiertos.

En la edición de esta semana les traemos dos EXTRAS, que como de costumbre son traducciones exclusivas para nuestros lectores. El primero, que ha de ser publicado en la página del miércoles, no es más que la: Apreciación de Clark Ashton Smith sobre William Hope Hodgson. En una exposición escueta pero poderosa, nuestro divino Klarkash-ton le construye el merecido trono, sobre el que justamente debe sentarse este soberano de la fantasía oscura.

El segundo Extra, será servido en la página del sábado. Es una breve entrevista con Ray Bradbury, del que huelga decir que es una verdadera divinidad dentro de la mitología moderna llamada ciencia ficción. En ocasión de la celebración de sus 90 años, el pasado 22 de agosto, la reportera de TIME MAGAZINE, Rachel Goldstein, cuestiona al venerable anciano acerca de una serie de tópicos, sobre los cuales, por muy manidos que resulten en el mundo ordinario, la mente siempre inquieta de Bradbury arroja una luz inédita.

Ahora seamos un poco atrevidos, y levantemos la lápida estelar bajo la cual está sepultado nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Él aspira a derretir su tumba de hielo, en orden de elevarse hasta el nivel del astro que representa el aspecto más trascendental de su cadáver sideral. Que así sea pues, sabemos que su luz carroñera continuará carcomiendo la poca luz viva que aún queda en nosotros. No es de extrañar, aquí, en donde… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Desvelado en el País del Sueño

Por Odilius Vlak.  -30082010-

No hay nada como padecer la condena irreal de estar, Desvelado en el País del Sueño. Contemplar impotente el fantasmagórico ejército de las imágenes resurrectas, que cada noche son expulsadas del sepulcro de la conciencia colectiva de los que fingen morir, sólo para avanzar sobre la vigilia que arde implacable en el País del Sueño. Si bien me encuentro a orillas del Yann, esta tortura no se asemeja en nada a sus Días de Ocio. Ese es el motivo por el cual no puedo ver los desolados paisajes con los hádicos ojos, desde cuyos mágicos colores lo disfruta, Lord Dunsany. No es el pintoresco barco Pájaro del Río el que acaba de soltar amarras, mas bien, es La Barca de Caronte, pues Dunsany es soñado por el sueño, porque él es un digno ciudadano del País del Sueño. Su despertar es el despertar del sueño; su soñar es el sueño del despertar. No es mi caso, que soy una mancha de energía espectral, infiltrada de manera ilegal en el País del Sueño: aquí mi sueño vive, y mi muerte sueña. Dunsany, no se pregunta qué es el sueño, sino que peregrina al País del Sueño, para buscar la respuesta sobre qué somos nosotros, los que soñamos sin soñar fuera del sueño, y es que… El sueño lo es todo.

Mientras avanzamos corriente abajo a través del Yann, no me molesto en hacer los signos rituales para agradar a los Dioses de Pegana, Mung, Sish y Kib, pues aquí cada soñador eleva una plegaria al dios desconocido; pero los dioses conocidos no reciben las plegarias de espectros como yo, invisibles a causa de nuestros desvelo en el País del Sueño. El capitán, viene de la lejana Belzoond, tierra de dioses pequeños y fáciles de aplacar; Dunsany, abandonó su vigilia en Cuppar-Nombo, acunada en una hermosa ciudad llamada Golthoth, la Maldita; yo vengo del sueño que delira mi sombra mientras agoniza de luz sobre La Barca de Caronte… que en estos momentos se acerca temeraria al puerto de Mandaroon, la ciudad donde es un pecado despertar. Por ese motivo, todos sus habitantes duermen; de atreverse a cometer la blasfemia de despertar, todos los dioses morirán, y si estos mueren, entonces nadie podrá soñar jamás. Y ahora escucho el canto de sirena de mi demonio interno aconsejarme: «Tú, que padeces desvelos en el País del Sueño, condenado a no vivir el sueño desde el trance del olvido total de la vigilia; ve y penetra sigilosamente al apagado espacio de Mandaroon, donde sus habitantes resguardan tras sus parpados el sueño más profundo… Aquél que se sueña en el País del Sueño. Ve ahora… y no pienses en las consecuencias.»

Entre la embriaguez de una oscura esperanza y el deseo de continuar avanzando rio abajo a través del Yann, viendo desde el gris de mi desvelo las visiones de ensueños de Dunsany: en la gran corte de Astahan, en donde una paciencia antigua ha encadenado al tiempo para que no mate a los dioses; en Perdóndaris, en la que quizás Singanee, su futuro vengador, comparte sus sueños con los demás niños; y así, entre una visión onírica y otra, hasta arribar a Bar-wul-Yann, la Puerta del Yann hacia el azul del mar… sí… entre ambos impulsos abordo como un sonámbulo La Barca de Caronte… y avanzo con la visión de un siniestro triunfo hacia final de mi desvelo. Penetro en Mandaroon… Único ser despierto en la ciudad, sólo uno, pero una sola vigilia puede ser una estocada mortal para los dioses del País del Sueño. Y de esa manera… sólo un sueño intranquilo, cegado por la luz ruidosa de miles de ojos que no pueden soñar. Un solo sueño en un punto del tiempo, vencido por miríadas de vigilias desde la eternidad. Los dioses del País del Sueño, han muerto; los hombres no pueden soñar. En todo el País del Sueño, sólo se sueña Mandaroon… ¡Ah!, y quien la sueña es una maldición despierta… en mi sueño.

Y ese sueño también se sueña aquí, en este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Posiblemente no sea el País del Sueño, tal como lo soñó Dunsany, pero nosotros nos esforzamos para que al menos sea el País de la Pesadilla, una hermosa y vívida pesadilla, experimentada en la noche de nuestra imaginación. ¿Algo más?… A sí…

En esta página del lunes le dibujaremos las viñetas de la obra de un grande de la ilustración, y el cómic fantástico y de ciencia ficción: Philippe Druillet. En la octava entrega de nuestra galería mensual NEOSAPIENS, continuamos con el desfile de las obras de algunos de los más destacados artistas que fueron parte de la revista: Metal Hurlant. El creador de obras clásicas de la imaginación del siglo pasado: Lone Sloane, Salambo etc., definitivamente no se conformó con ser un Humano, ni siquiera un Humano Demasiado Humano… sino que se declaró a sí mismo un: Humanoide Demasiado Humanoide.

Nuevamente, la sección ALTERECOS4.D, experimentará la fiebre visionaria que la diosa imaginación hizo padecer a todos sus elegidos en el temprano Siglo XX. En esta ocasión el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, quiso ejecutar un ritual de ficción especulativa sobre dos de los textos más profundos en la producción literaria de un verdadero dios de la fantasía: Lord Dunsany. Así, entre el poema Caronte, y el relato Los Parientes del Pueblo de los Elfos, un extraño sueño ha decidido penetrar en la noche imaginaria de Caronte y La Pequeña Criatura Salvaje, cuya única imagen es la de: Una Sombra Élfica Sobre la Barca de Caronte.

En la página del miércoles les tenemos un EXTRA. Se trata de un ensayo osado y controversial, que hemos traducido exclusivamente para aquellos de nuestros Hermanos Fanáticos, que de vez en cuando enfríen el fuego de su emoción con la frialdad de su pensamiento lógico. Donald Sidney-Fryer, uno de los más devotos expertos de la obra de Klarkash-Ton; autor y compilador de El Emperador de los Sueños: Una Bibliografía de Clark Ashton Smith (1978), refuta categóricamente la posible influencia de Lord Dunsany sobre la imaginación de Smith, y por lo tanto de su obra fantástica. La contundente descarga de fuego se titula: Sobre la Alegada Influencia de Lord Dunsany en Clark Ashton Smith.

Al parecer no es tan malo después de todo, estar Desvelado en el País del Sueño. Se lo podemos preguntar a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Él anda vagando de una a otra orilla del río Yann, sin darse cuenta que sus aguas son en realidad el sudario de sueños que envuelve su desvelo. Pero que siga adelante, hasta la meta que ya sabemos… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

La Campana que Tañe la Bruja

Por Odilius Vlak.  -23082010-

Nadie en la aldea sabe con certeza cuando la escuchó por primera vez; nadie sabe cuando la escuchó por última vez. Todos vagan de un lado a otro dentro de un siniestro y eterno presente sonoro, que sepulta la paz del anhelado  silencio, en la tumba de un pasado remoto. Éste prefiere saltar directamente al futuro más lejano por miedo al terrible presente, dentro del cual están condenados los habitantes de esta aldea, en la  medieval provincia francesa de  Averoigne.

Se cuenta que en año del señor de 1138, mientras Vyones no tenía mucho de haber sido coronada con la pétrea diadema de su catedral (cripta esplendorosa del arzobispado de la provincia); y quizás, en el mismo demoniaco momento en que Blaise Reynard, El Fabricante de Gárgolas, animaba sus dos obras maestras con los fuegos combinados de su lujuria y su odio… una extraña barca surgió desde la neblinas que acariciaban las aguas tranquilas del rio Isoile. Caía el crepúsculo en los pantanos del sur, y los habitantes de esta aldea escondida entre las aguas cenagosas del inmenso pantanal, se maravillaron de ver el primer visitante en siglos. Pues esta aldea sin nombre ni cualquier otro registro, era sólo una leyenda oscura entre la tradición oral de Averoigne. Se dice que sus habitantes son descendientes de los hijos de antiguos nigromantes, que para ser protegidos de la matanza generacional, puesta en marcha por un antiguo patriarca de la iglesia, fueron trasladados a esa oscura zona, protegida por la magia negra de la intrusión del mundo exterior.

Pero las cosas cambiaron una vez que aquello que descendió de la barca, decidió pastorear las energías demoniacas de los habitantes de la aldea. Ese infernal Ser de aspecto femenino, se presentó a sí misma como una poderosa bruja, descendiente de una antigua hechicera que fue reducida a cenizas en la legendaria cacería de nigromantes, y cuya hija, por ser mujer, no la consideraron digna de ser salvada. Pero esta última sobrevivió. Y ella, la bruja por cuyas venas corre espeso un deseo de venganza centenario, ha venido a cobrar una vieja deuda que los aldeanos le deben a sus antepasados. Es de esperarse que los aldeanos, como descendientes de antiguos hechiceros, hayan recibido de generación en generación, la lúgubre gracia de las artes oscuras. Y así, sin molestarse en pedir excusas en nombre de sus antepasados, o, indagar algo más sobre el pasado de su presente amenaza, rodearon a ésta con múltiples círculos mágicos, compuestos de forma concéntrica por cada uno de los habitantes de la aldea. El ritual no se hizo esperar.

De sus bocas emanaron unos extraños salmos demoniacos que poco a poco devinieron en una melódica canción. De cada uno de los círculos concéntricos, empezando por aquel que se ceñía más cercano a la bruja, brotaron unos círculos de luz púrpura, que mientras se elevaban formaban una esfera. Cada una de éstas, se posaron como burbujas vampíricas sobre la bruja, hasta que la cubrieron por entero en una especie de infierno esférico. El propósito de tal hechizo era que cada una de las burbujas de luz púrpura absorbiera la energía de la bruja junto con su magia. La obra quedaría completada una vez que cada una de las burbujas púrpuras se tornaran negras; símbolo de que ya a la bruja no le quedaría nada de su oscuridad interior y, por consiguiente, nada de su vida. Cuando esto sucedió, las burbujas regresaron —ya como círculos de luz ennegrecida—, y se integraron dentro de cada uno de los círculos mágicos compuestos por los aldeanos nigromantes, confiriéndoles con esto el poder de la bruja. Pero cuando ellos miraron hacia el lugar donde debía estar el cadáver drenado de ésta, un escalofrío los sobrecogió, pues en su lugar lo que allí se alzaba era una desconcertante forma monstruosa, ataviada con unos vapores fluorescentes, matizados con el mismo color púrpura de las burbujas de luz. Era la bruja en su verdadera naturaleza, y estas fueron sus palabras:

«Alabados sean, dignos herederos del sempiterno arte del abismo. Pero sepan que éste tiene más de una forma de mostrarse, y más de una fuente en donde abrevar, para apagar su sed de rituales, conjuros y hechicerías. Algunas de estas fuentes son terrenales, otras estelares. ¡Qué pena que la de vosotros pertenezcan a las primeras y la mía a las segundas! La energía que tiñó de negro sus burbujas vampíricas, no fue la de mi oscuridad, sino la energía oscura que pulula invisible a través del cosmos. Y el escalofrío que sintieron hace un momento, es el preludio del dominio en sus cuerpos de carne, del terrible frío del espacio exterior. Éste, lentamente los convertirá en estatuas de hielo, que con el correr del tiempo se enmohecerán hasta darles el aspecto de derruidas tumbas de tiempos olvidados. En cuanto al resto de su Ser… Observad bien el capítulo final de su historia, antes que el frío del abismo superior los prive de toda conciencia.»

Aquello que percibieron los aldeanos nigromantes, desde las penumbras de la nada helada que los envolvía, fue esto: De una de las siniestras manos fluorescentes de la bruja emanó un pequeño modelo de una luminosidad púrpura de la catedral de Vyones. Éste, se agigantó hasta adquirir el tamaño de la original. Al final se posó como una ciclópea tumba de pálida luz astral ante los círculos concéntricos de los aldeanos nigromantes. Y es que esto era lo que representaba tal espectro luminoso: El cuerpo astral de la mole pétrea de la catedral, desprendido de su naturaleza mineral, por medio de una magia que no pertenecía a este mundo. A continuación, la forma flotante de la bruja ascendió hasta la torre del campanario, y embriagada por un triunfo demencial, comenzó a repicar la campana astral, que desde ese fatal momento en adelante, le  anunciaría el llamado a las misas negras, a los cuerpos astrales; que moraban atrapados en los cuerpos congelados de los aldeanos nigromantes. Y estas infernales misas se celebrarían en honor de aquellos aldeanos nigromantes. Sus cuerpos presentes, petrificados por un frío sideral, eran ahora las tumbas desde donde salían, bajo el hechizo del sonido de la campana astral, sus cuerpos astrales… para participar cada noche del ritual de su condena.

Muchos siglos han pasado desde entonces. Y los cuerpos astrales de los nigromantes continúan asistiendo puntualmente a misa. Poseen una conciencia anclada en un eterno presente, sin pasado ni futuro. Ellos sólo se conciben a sí mismos como espectros de aldeanos, que cada noche peregrinan al compás del sonido de La Campana que Tañe la Bruja, desde las tumbas heladas de sus cuerpos físicos, hasta la mole púrpura del cuerpo astral de la catedral de Vyones. Sí, aldeanos de vida sencilla, alimentando inconscientes su eterna condena. Por ese motivo, si algún otro cuerpo astral, desprendido de alguna carne forastera, se topa con uno de ellos, y le pregunta por el sonido de la campana, no tendrá mucho que decir al respecto. Y obviamente, nadie en esa aldea de círculos concéntricos, sabe con certeza cuando la escuchó por primera vez; y nadie puede decir cuando la escuchó por última vez, a pesar de que esto nunca sucederá, pues en esta condena circular el final marca un nuevo principio.

¡Nada personal! Pero qué podemos hacer; si esto es Zothique the Last Continent!: El BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Y qué bueno, que cosas como la relatada más arriba, continúen siendo, al menos en el espacio cuasi astral de este templo virtual. A nuestros Hermanos Fanáticos que agucen sus oídos todas las noches, pues a partir de la edición de esta semana, La Campana que Tañe la Bruja, emitirá su hechizo sonoro desde nuestro Blogzine. De esa manera sus cuerpos astrales participarán de nuestras misas de una creatividad negra, en caso de que sus cuerpos físicos no puedan hacerlo. Quisiera decir un amén final… pero mi cuerpo astral tiene la boca llena… ¿de qué?…

La sección ALTERECOS4.D, continua esta semana tañendo la campana de una creatividad, sin dudas astral. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, repica la campana que ha de evocar en nuestra memoria, el cuerpo astral de uno de los grandes en el género del horror y la fantasía oscura: Algernon Blackwood. Hay que reconocer que, Una Víctima del Espacio Superior, ciertamente no es una víctima cualquiera. Y es posible que ni el mismísimo John Silence, esa panacea para maldiciones paranormales, pueda evitarle al desafortunado sus: Idas y Venidas al Más Allá.

En esta edición les traemos un EXTRA. Es un ensayo de la autora Cynthia C. Scott, dedicado a una serie televisiva que por nueve años le celebró una misa a lo paranormal: Los Expedientes X. Así que, de John Silence, psicoanalista de casos paranormales, saltamos a Fox Mulder, agente del FBI que con su «I want to believe» puso a raya a todos los cuerpos astrales —incluyendo a los de los extraterrestres— durante los años 90s. El texto se titula: Los Expedientes X: Fe y Paranoia en América, y se publicará en la página del miércoles.

Y claro, no podemos desprendernos en astral sin antes mencionar a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual. Sin su tañir de campana, la oscura misa que celebramos cada semana se convertiría en una especie de bridal shower para muñecas Barby. Pero no, ya que… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

El Dios PAN en Zothique

Por Odilius Vlak.  -16082010-

Un extraño Dios ha llegado a las decadentes tierras de Zothique el Último Continente. Y lo ha hecho desde una remota mitología, que ahora no es más que la raíz cuadrada del futuro Ciberbiológico que lo ha transformado. Su demoniaca presencia fue vista por primera vez en los bosques del reino negro del norte, Ilcar: donde unos monjes quedaron cautivados por una antigua lascivia, que hizo estremecerse de placer la diosa virgen Ojhal, en los posteriores sueños inspirados por las célibes plegarias de éstos. La descripción que los monjes ofrecieron de la extraña divinidad —calificada por ellos como, «Un Engendro Diabólicamente Bello»—, y que tomó sus bosques por asalto, fue esta:

«Todo él no es más que una esplendida estructura de huesos nudosos. Las piernas largas y fascinantemente famélicas, se unían en el inicio de una espina dorsal que a su vez constituía el torso. De éste brotaban cual ramas de un siniestro árbol pantanoso, un conjunto de gruesos huesos nudosos que formaban la base de unos brazos que terminaban desde lo que se supone es la articulación del codo hasta la parte donde se espera ver los dedos, en una espigada vara ósea… Fina pero mortal, y resistente como el acero. La columna ósea continuaba ascendiendo hasta formal el cuello. ¡Ah, y que inmaculada arquitectura infernal era su cuello! Pues se desplomaba hacia abajo, hasta el inicio de su torso columnado, para luego ascender recto, curvándose más arriba, ya como otra espina ósea, sólo para terminar triunfante en la forma de una cabeza simétrica. Este último prodigio corporal, era ancha en la base, y avanzaba perfilando un triángulo perfecto, cuya punta era la nariz. Las fosas de sus ojos estaban diseñadas con una geometría definida, en los manuscritos de las antiguas ciencias de la tierra como, «aerodinámica». Pero para la sensibilidad espiritual, no eran más que dos fosos negros, en cuyo fondo se atisbaba un fuego ardiendo, suspendido sobre un vacío helado y silencioso… Un vacío que no se abría en esta dimensión. Este fuego sólo iluminaba lo que le interesaba a la divinidad, sin importar si era algo ubicado en la punta de su nariz o en ocultos universos paralelos. A modo de cresta, sobre su cabeza se alzaba un cuerno que se extendía hacia atrás. Éste, al igual que todo el cuerpo, formaba una sola pieza unida; una gran estructura de huesos, esmaltada con un negro bello y maldito. Sus dientes, que se asomaban desde su espantosa boca triangular, eran afiladas dagas plateadas, cuyos destellos metálicos alumbraban la figura, insinuando de esa manera su presencia en la oscuridad.»

Lo que los monjes devotos a la diosa virgen Ojhal acaban de describir, no es más que la infiltración en Zothique de una antigua divinidad greco/latina que ha regresado, bajo una máscara más siniestra y evolucionada, a tomar su parte correspondiente de vicios, decadencia, malignas hechicerías y abismal conocimiento, que forman en sí mismos la identidad del continente condenado… gracias a la cercana oscuridad que se asoma tras su sol moribundo. En un bosque del final de los tiempos, ellos se toparon con una entidad que recorrió los bosques del principio de los tiempos. Que se sientan afortunados de haber conocido al Gran Dios Pan, y mejor aún, en su versión ajustada a la nigromancia de Zothique.

La antigua divinidad que ya no porta pezuñas de cabra, ha sido vista en todo el continente de Zothique: desde Dooza Thom en el extremo norte hasta Yoros en el sur; desde Cincor hasta Ustraim; desde Xylac hasta Calyz. Sin obviar el reino de Tasuun y las islas de Naat, Cyntrom y Sotar. Thasaidon, el «oscuro archienemigo y señor de los setenta infiernos» le ha dado la bienvenida, y si bien con recelo al principio, se alegra de tener cerca otro representante de las tinieblas. Vergama, la misteriosa y abstracta divinidad del destino, no se inmuta, pues sabe que el dios Pan, es uno de los jeroglíficos primordiales, de los estampados sobre su Libro del Destino. Yuckla, el pequeño y grotesco dios de la risa demencial, se ha unido a Pan en su peregrinación a través de todo Zothique, cual diminuto sátiro del final de los tiempos. Mordiggian, la oscura nube de vapor carroñero, se presta a devorar la luz que intenta cegarle el camino a Pan. Y Thamogorgos, sabe muy bien que Pan, al igual que él, reinan y simbolizan el mismo abismo. Magnífica y conmovedora bienvenida a un antiguo rostro del abismo en el pasado, por aquellos del lejano y último futuro.

Y justo en el presente que se interpone entre ambos abismos, se encuentra este BLOGZINE, de las cosas que no son pero que deberían ser. Pues en este bosque virtual, las huellas de ese Pan del futuro, señalan la dirección de la edición de esta semana, verdadera alabanza al antiguo dios que representaba el todo… ¡Io Pan, Io Pan, Io Pan Pan Pan!

En su viaje de excursión por las tinieblas de nuestra oscura porción virtual del continente de Zothique, el dios Pan no se detendrá en la sección TETRAMENTIS, pues ésta, permanecerá oculta por una temporada en los oscuros bosques que se alzan sobre su fuente de creatividad.

La sección ALTERECOS4.D, se consagrará durante una temporada, como el claro de niebla lunar en medio del espeso bosque, en el cual el dios Pan se sentará a imaginar sus futuros espantos. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, emprenderá una excursión paralela a la de Pan en Zothique, y esto a través de una serie de obras literarias que durante el periodo entre 1890-1920, devinieron en las máscaras luminosas de una nueva y oscura fantasía. Y claro, la primera de éstas no podía ser otra que: El Gran Dios Pan (1894), obra señera de uno de los grandes místicos del horror: Arthur Machen. Así que eleven sus plegarias, en específico aquella que reza: El PAN Nuestro de Cada Pesadilla.

En esta semana les tenemos una extra trinidad zothiqueana, es decir, tres EXTRAS. Tres textos traducidos exclusivamente para todos aquellos de nuestros Hermanos Fanáticos que se consideren dignos de serlo, algo que no es poca cosa. El primero pertenece a la página del miércoles. Se titula: Las Cosas Cercanas y Lejanas, que es el nombre de la segunda autobiografía de Arthur Machen. El texto que publicamos es un fragmento del capítulo diez.

El próximo viernes 20 de agosto se cumplen 120 años del nacimiento de un extraño Ser, o más bien, 120 años de su inmortalidad. Un ser que con sólo siete años le levantó un altar al dios Pan. Allá lejos, en el futuro penumbroso de Zothique, el dios Pan, detiene su peregrinación y le dedica un minuto de infernal silencio a su nombre, poblado sólo por algunas de sus pesadillas. El extraño Ser al cual nos referimos es el más grande profeta del horror cósmico… ¡A tú nombre gloria!, maestro: H. P. Lovecraft. El Extra que vamos a publicar en la página del sábado con relación a esta fecha, es un poema escrito por Clark Ashton Smith, cuyo título es: A Howard Phillips Lovecraft. Imaginen que no pueden esperar para leer este conjuro en honor al maestro.

La página del domingo será el abismo desde donde arrojaremos el tercer Extra. Éste se titula, El Gran Dios Nodens, ensayo escrito por el investigador de todo lo que yace en el Más Allá Absoluto: R. T Gault. El autor sigue el rastro de las fuentes mitológicas galesas y británicas, que pudieron darle la clave final a Arthur Machen, en la concepción de su obra, El Gran Dios Pan.

He aquí que arribamos al reino de nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual. Aunque es posible que no lo hallemos, pues sabemos de fuente segura que los rituales de esta edición son grabados, por encontrarse él ¡de GIRA!, junto al dios Pan en Zothique. Bueno, esperemos que si programan algún concierto que sea de BLACK METAL, y que las palabras que le den inicio sean estas… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

La Barca Sobre el Espejo

Por Odilius Vlak.  -09082010-

Se dice que el espejo fue fundido con la arena cristalina, que se extiende sobre el mar revuelto de vacío que limita con el universo; y que fue pulido por los vientos cósmicos soplados desde el fondo de abismos que se abren en el futuro, en la vejez de nuestro cuerpo tetradimensional. Los seres de todo el universo arden por el deseo de hacerse con un fragmento del espejo, pues tiene la virtud mágica de reflejar los universos paralelos, a los cuales se puede acceder a través de ese mismo reflejo. Pero el espejo metamorfosea su naturaleza cristalina por una de carácter líquido, una vez que cualquier entidad —no importa si es de orden físico o espiritual— intenta acercarse a él. De ahí que a través de los eones, el anhelo por una porción del espejo, dio paso a la concepción de extrañas leyendas y fantasías relacionadas con él. Para algunos, la virtud del espejo de reflejar hasta la última expresión del Ser, puede ser la clave para engañarlo. Pues sólo tenían que vestir los diferentes cuerpos dimensionales con el fuego que arde en todos los infiernos; y es que tal fuego es la única cosa que no puede reflejar el espejo. De esa manera, ataviados con esa particular forma de invisibilidad podrían acercarse, y arrebatarle el fragmento tan deseado.

Pero para otras entidades, habitantes de una parcela del universo regida por un pragmatismo mitológico, esa epopeya hiperdimensional que comprende todos los aspectos del Ser y a la vez todos los infiernos dimensionales, no era más que un letargo opiáceo que aparentaba ser acción; propio de seres místicos, pero que nada tiene que ver con las energías espirituales de carácter heroico y aventurero.

Su solución se encontraba en la naturaleza líquida del espejo. Acercarse bajo un impulso temerario a él, y, una vez que la metamorfosis se cumpla, iniciar una versión cósmica del mito de Jasón y los Argonautas, en su búsqueda del Vellocino de Oro . Esta teoría se sustentaba en una antigua leyenda que afirma que, en medio del inmenso lago sin espacio ni tiempo del espejo líquido, se encuentra una Isla compuesta enteramente del cristal en bruto del espejo. La Isla en sí concentra todo el cristal del que se desprende el espejo en su transformación… Ella es el corazón cristalino del espejo una vez en su estado líquido, y al mismo tiempo el tesoro de los aventureros.

Y allí va, navegando, Una Extraña Barca Sobre el Espejo. La teoría de los emprendedores ha ganado, y sin preámbulos la han puesto en marcha. Será una extraña aventura, demasiado infinita como para ser registrada en una mitología, y es que ¡ay!… La extensión del espejo líquido es la extensión de la eternidad. También tendrán que pasar las pruebas de miríadas de obstáculos, de una naturaleza más demoniaca que la de un Dragón. Pues aquellas cosas de un espanto innombrable que el espejo refleja en su estado cristalino, devienen reales en su estado líquido, y son muchos los horrores que habitan el universo. Pero esas amenazas no amilanan a nuestros héroes. Están preparados para enfrentar cualquier espanto, ya sea que surja oscuro desde la Luz o luminoso desde la Oscuridad. Y en cuanto al carácter eterno de la extensión del espejo, bueno… la voluntad de nuestros héroes también es eterna. ¿Saben cuál es la representación en estas tres dimensiones de dicha barca? Que otra cosa sino este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. A sí, ¡el Hermano Fanático que sepa navegar que navegue!

Nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, según se dice, ya posee un fragmento del espejo mágico. Está compuesto por cada una de las letras de sus visiones de cosas que suceden en universos paralelos a su propia imaginación. En la barca que aún conserva, que es la sección TETRAMENTIS, nos dará un paseo en la página del jueves, esta vez, sobre las líquidas tinieblas de su alma. Hay más razón en el Arcano del Loco de lo que nuestra locura podría imaginar, y Vicconius ha visualizado su ley girar en: El Samsara de los Locos.

La sección ALTERECOS4.D, será una vez más el círculo mágico dentro del cual el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, invocará los destellos de una de sus esmeraldas luciferinas ¡única luz que se distingue en el lado oscuro de su alma! Por ahora, será la última de sus joyas extraídas de su libro, Plexus Lunaris, que se publicará en esta temporada. No importa, pues las nubes de plata combinan con el cielo de tinieblas. El oscuro monje abordó su barca y emprendió su navegación sobre el espejo líquido; pero en vez de llegar a la isla de cristal, desembarcó en un lúgubre castillo donde encontró: Osamentas de Cristal en Féretros de Oraciones. ¡Qué extraño, no?

He aquí un pequeño apartado para reflejar sobre la eternidad, con el espejo de nuestras almas, la memoria del Ser que ha inspirado este espacio virtual: nuestro divino y reverenciado, Clark Ashton Smith (Klarkash-Ton, para nuestra fantasía). El próximo 14 de este mes de agosto, se cumple un año más de su muerte, o más bien de su regreso al reino dimensional al cual pertenecen también sus oscuras fantasías. Sí, que nadie se atreva a dudarlo: Klarkash-Ton es aquel que sostiene el espejo. Por lo tanto todo cuanto se refleja en él se refleja en su imaginación; y la barca que navega sobre su superficie líquida, en realidad navega sobre su alma.

Un secreto bien guardado por los Hados del Macrocosmos, es que la Isla de cristal no está del todo deshabitada. Sobre el trono de mercurio líquido que se alza en su centro, se encuentra nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Él fue el primero en llegar a la Isla, y sin saberlo al principio, se convirtió en la oscura larva que se agita en el corazón del espejo. Ahora bien, ¿dónde está su barca? Aquí mismo en el Ciberespacio, y justo al lado de ella… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

El Cadáver Célibe

Por Odilius Vlak.  -02082010-

Permítanme hablarles un poco del Cadáver Célibe, antes de que su memoria se pudra en el olfato de nuestra imaginación. ¿Cómo empezar? Pues claro:

Erase una vez un cadáver, que ascendió al cielo de su podredumbre a través de las perfumadas escaleras en espiral de su castidad. Firme en los principios de su descomposición inmaculada, rechazó las insinuaciones lascivas de Los Últimos Sacramentos. Experimentó el éxtasis místico de una exquisita putrefacción de tejidos contemplativos, aderezados con una libido intacta. Silencioso ermitaño en la tumba más aislada del cementerio, percibió como gusanos de todas partes, peregrinaron al templo frío de su cuerpo sin vida, buscando el alivio de su sabia putridez. No, no se levantó de su sepulcro, pues a los tres días sorprendió a todos sus demonios rechazando la petición de mano de parte de la Resurrección. Así que, no hubo ni amoríos ni boda.

Su último aliento se sonrojó de timidez mientras se deslizaba por las entrepiernas de las monjas que velaron su misógina agonía. No quiso ver la luz al final del túnel, pues a ambos lados de éste habían burdeles. Nunca olvidó que el último silbido de los pesados latidos de su corazón, esquivó todas las miradas lujuriosas de su próxima reencarnación.

Anheló ser sólo huesos lo más pronto posible. Pues sabía que en ese estado, aunque lo aguijoneara la tentación, sus manos nunca encontrarían el músculo que le facilitaría una masturbación. Sus antiguas fantasías sexuales devinieron en el telón que se alzaba para mostrar las interpretaciones de esplendidas sinfonías, dirigidas por su naturaleza monástica.

Bueno, eso era todo lo que había que recordar del Cadáver Célibe. Pero: «¿acaso tenía alguna importancia detenerse en ésta… remembranza pletórica de energía sexual?». ¿Umm…? La pregunta es para mí mismo, y confieso que no se qué contestar. A menos que el susodicho cadáver célibe haya sido yo mismo en una remota vida pasada; o alguno de los demás miembros de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser; o quizás uno de nuestros Hermanos Fanáticos… ¡Quién sabe! En todo caso el aséptico hedor, que desde su remota leyenda nos envía su putrescencia; y que se expande cual incienso, en la tumba monasterio de este Blogzine… ha inspirado las tinieblas de esta edición.

Sigamos entonces, el primer destello de luz que nos conduzca a ellas, es decir, la sección TETRAMENTIS. A partir de esta edición dicha sección reservará un poco más la energía sexual de sus fétidas tinieblas, saliendo al escaparate de la luz sólo en la página del jueves. Esperemos que esa temporada de celibato se pudra lo más pronto posible junto al cadáver que la sustenta. Mientras tanto nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, compartirá con sus iguales un beso que sólo es dado en los mundos internos; sobre los labios de las almas conscientes de los peldaños que tienen que escalar. Iniciación imbuida con el poder de la fantasía, en la cual una que otra criatura fabulosa se presta para ofrecer: El Beso del Dragón.

Pero hay un cadáver más cercano que quiero que conozcan, pudriéndose en esta página del lunes. Se trata de nuestra sección mensual NEOSAPIENS, cuya séptima entrega estará dedicada al dibujante francés de historietas fantásticas Jean Giraud (Moebius). Les recordamos que esta galería es parte de la temporada que en homenaje le dedicaremos a cada uno de los geniales «Humanoides Asociados». Aquéllos que levantaron de una tumba fantástica, el cadáver de una creatividad divina: La revista Metal Hurlant. No sé, pero… ¿Cuántos de ustedes han dibujado con Un Lápiz con Forma de Infinito?

He aquí el cadáver célibe por excelencia, y eso desde la vida que cree vivir, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. Éste, continuará en la entrega de esta semana de la sección ALTERECOS4.D, alumbrando el lado oscuro de su alma con los destellos de otras de sus esmeraldas luciferinas, extraída de la infernal mina de su libro, Plexus Lunaris. La página del martes será la tumba de alguien que no descansará en paz, y es que hay: Fuego en los Recuerdos de un Cadáver.

Qué bueno que de vez en cuando algún cadáver célibe decida compartir su energía sexual, no importa si es a través de su hedor. Así que, todos unidos respiremos profundo dicha fetidez, que emana desde el cadáver de nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Sí, él es el incienso que transporta el perfume de nuestros oscuros pensamientos hasta las almas de los pocos privilegiados que merezcan llamarse, nuestros Hermanos Fanáticos. Y sin más podredumbre que experimentar… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Una Manta para las Piedras Condenadas

Por Odilius Vlak.  -26072010-

Hijo mío, este Valle estrellado de piedras que se extiende ante tus ojos, fue antaño el escenario de una batalla maniquea entre fuerzas opuestas, y las piedras en sí, han sido bautizadas por oscuras leyendas como: Las Piedras Condenadas. En el éxtasis final del largo trance de la lucha, los férreos guerreros que fungían como armaduras de carne y huesos para las energías demoniacas del abismo, fueron vencidos por las ensangrentadas espadas blandidas por las energías celestes. Según los mitos, fue algo horrible de contemplar. Al final, las fuerzas victoriosas ascendieron a su regocijado Empíreo, dejando tras de sí una senda de etérea luminosidad; pavimentada con la espesa sangre de los guerreros que le dieron un rostro al abismo.

Esa senda de luz escarlata, que se extendía como el arco de una guadaña sobre los extremos del horizonte, fue conocida en las edades mitológicas como: El Arcoíris de los Dos Infiernos. Pues se creía que ese arcoíris del color de la sangre, era un puente entre dos infiernos situados en diferentes dimensiones. Y que a través de él, los demonios se deslizaban de un infierno a otro para intercambiar consejos, maquinar futuras condenas y retroalimentar su lúgubre voluntad de poder. «Al final, no hubo tal victoria, pues las fuerzas del abismo han construido un triunfo de su derrota con su maldita senda dimensional, y todo, irónicamente, con ayuda de los Ángeles». Así se lamentaban aquellos hombres y mujeres que por generaciones tuvieron que contemplar, arqueándose sobre su presente y su futuro, el siniestro Arcoíris de los Dos Infiernos.

Pero hijo mío, ¡lo peor no era eso! Pues sobre el campo de batalla, no sólo se esparcían los cadáveres de los guerreros del abismo, sino también aquellos de los que empuñaron la Luz. No mucho tiempo después de finalizada la contienda, un oscuro Nigromante apareció. Y poniendo en marcha el devastador poder de su magia negra convirtió en polvo los cuerpos de los Guerreros de la Luz. Invocando a continuación un viento pestífero, que reuniendo el polvo de cada uno de los cadáveres, los fue condensando —gracias a una fatal alquimia de mimetismo geológico— hasta comprimirlos en el sólido y compacto material de las piedras. Por último, profirió una maldición en la cual cada piedra estaría destinada a padecer el frío del abismo profundo, en un nivel de intensidad equivalente a su naturaleza mineral.

A partir de ese momento sólo un incesante tiritar se escuchó en todo el valle; tan angustiante y doloroso, que provocó uno de los primeros éxodos de la antigüedad. Sí, todas las tierras contiguas al valle, tuvieron que ser abandonadas. Uno de los últimos en partir fue un andrajoso adivino, quien profetizó que esa maldición al frío eterno del abismo; a la que estaban condenados los cuerpos hechos piedras de los antiguos Guerreros de la Luz, sólo terminaría cuando una encarnación de algunos de los antiguos ángeles que batallaron en la gran guerra, ofreciera su sangre etérea en sacrificio. Esa sangre, una vez derramada como rocío sobre todas las piedras, se transmutaría —por medio de una alquimia parecida a la del nigromante— en una manta que protegería del frío abismal a los cuerpos y las almas petrificadas de los Guerreros de la Luz. Esa es la condición: Sangre de una divinidad luminosa, como pago de la sangre de una divinidad demoniaca, que se derramó sobre  este valle. Pero hijo mío, aún no se ha mostrado ese Ángel hecho carne, que con su sangre   brinde: Una Manta para las Piedras Condenadas. Escuchas el tiritar hijo mío… Aún el frío del abismo hace temblar a las piedras condenadas.

¡Ufff…! ¡Qué historia Abuelo!… tan adecuada para el espíritu abismal de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Y si de condenas se trata, este es el lugar perfecto. Y es que no sólo las piedras del valle las están padeciendo. Lo único, es que aquí no necesitamos una manta, ni nada por el estilo que nos proteja de las maldiciones; ya que en este Blogzine, ellas son bienvenidas.

Y claro, al hablar de condena, hubiésemos querido que en este caso su naturaleza sea metafórica. La sección TETRAMENTIS, en la edición de esta semana, no se mostrará en este valle de visiones condenadas. Nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, está muy ocupado tejiendo una manta con la cual poder cubrir el frío de su condena. Bueno, al parecer será hasta la próxima maldición.

¡A sí!, he aquí que amanece nuevamente en el lado oscuro del alma del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. Y lo que se alza no es un sol, sino una esmeralda luciferina. Escribiendo en el oscuro espacio del cielo de esa estancia, la sección ALTERECOS4.D, el nombre de poder de su último destello: Ladridos Sepulcrales. Éste rayo de pálida luz verdosa, se encuentra contenido en la oscuridad del libro, Plexus Lunaris. Siempre hay una condena detrás de toda búsqueda y aspiración prometeica… ¡Y no hay nada más idóneo que el destino de un artista para darle cobijo a cualquier maldición!

¡Silencio!… hablemos despacio. Pues nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual, se encuentra como Cthulhu «muerto pero soñando», acurrucado entre las mantas que lo protegen del frío abismal de su condena. Está rígido como una piedra, ¡pero cuidado!, que puede maldecir al Hermano Fanático que por descuido tropiece con ella. Las últimas palabras proferidas por el Nigromante, en su ritual de maldición sobre los cuerpos petrificados de los Guerreros de la Luz, fueron éstas… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Entre la Matriz y la Tumba

Por Odilius Vlak.  -19072010-

La Vida es una cuerda con una oscuridad en cada extremo: La oscuridad de la Matriz, y la oscuridad de la Tumba. Una cuerda sobre la que se balancea un sonámbulo que en ciertas tierras se conoce como El Alma. Olvidado por momentos del peligro que yace bajo sus pies temblorosos, sólo con el auxilio de una vara de equilibrio llamada Más Allá, se arriesga a caer al abismo de las reencarnaciones recurrentes que abre sus fauces en el cercano Más Acá.

El antro cavernoso de la matriz de la madre, que con su pátina de oscura ternura, es ciertamente un Paraíso, pero uno en el cual los fuegos arden de manera más intensa que los del Infierno. Que arrulladora es la oscuridad que envuelve al sonámbulo, que atraído por esa eterna noche se presta a vestir el sudario de la carne recién nacida; y hechizado por las promesas confusas de un viaje, se dispone a abandonar las tinieblas de la matriz. Tensa la cuerda —sin saber cómo— de la vida… Y he aquí que se hace la luz. Pero el sonámbulo no se da cuenta, pues continúa sobre la cuerda floja de la vida, sólo mirando bajo el impulso de ciertas intuiciones hacia atrás. Añorando lo que presiente ser su verdadero lugar, no la matriz en sí, sino lo que existía en el fondo abstracto de ésta… en lo profundo del antro cavernoso. Antes de caer en la trampa.

El público en la plaza es numeroso. En el fondo todos quieren ver caer al sonámbulo de la cuerda de la vida, pues ellos antes también fueron sonámbulos que dieron un paso en falso, y al caer se despertaron… Pero su despertar fue a un sueño general, compartido por la colectividad. Normales y demasiados, ven en el trance del sonámbulo una expresión peligrosa de libertad. Si bien una libertad con un extraño nudo que desatar. De manera instintiva el sonámbulo se dirige a la oscuridad que espera al otro extremo de la cuerda floja de la vida… La oscuridad de la tumba. Cada miembro del público de la plaza está consciente de la naturaleza de la muerte, y de aquel lúgubre espacio llamado La Tumba. Pero sólo el sonámbulo anhela lo que existe en el fondo abstracto de ésta. La oscuridad cósmica, de la cual la tumba no simboliza más que la entrada cavernosa de ese frío y oscuro antro, al otro extremo de la cuerda de la vida. Y por supuesto, cada sonámbulo es víctima de un trance con una naturaleza muy particular, en especial si el trance tiene la estampa del Arte, la Filosofía, las Matemáticas o, cualquier otra senda de exploración personal. El sonambulismo tiene su mística. Huelga decir que cada uno de los miembros de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, es un sonámbulo caminando sobre la cuerda floja de su propia vida… Entre la matriz y la tumba. ¿Y qué se vislumbra al final del extremo de la cuerda? Bueno, pueden ver un adelanto en la edición de esta semana.

La sección TETRAMENTIS, es en sí misma la cuerda floja de la vida, la oscuridad de la matriz y la oscuridad de la tumba. Y en la edición de esta semana nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, nos pastoreará como ovejas sonámbulas entre la matriz y la tumba de su oscura inspiración. En la página del lunes nos enternecerá con un relato corto que al parecer se lo susurró el mismísimo Lovecraft: Un Feto Llegado de otro Planeta. Sí, un ser que apenas salido de la oscuridad de su fantástica matriz, iniciará decidido su senda vital por una cuerda floja extendida a años luz de su oscuridad original. Este es sin duda uno de los trabajos más lovecraftiano de nuestro archidemonio, siguiendo la línea de especies alienígenas que aguardan suplantarnos. En la página del jueves arderá a las mil maravillas: El Fuego Secreto. Encendido con el único propósito de alumbrar por un instante la oscuridad de la matriz antes de abandonarla, y la oscuridad de la tumba al darnos la bienvenida. Esta es la revelación de un proceso iniciático en los mundos internos, al mejor estilo de Vicconius.

La sección ALTERECOS4.D, aún traza con la oscuridad tanto de la matriz como de la tumba, el círculo mágico, dentro del cual el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, continúa invocando los destellos de sus esmeraldas luciferinas. Obviamente estamos en la temporada del libro Plexus Lunaris. He aquí lo que susurra el sonámbulo mientras avanza sobre la cuerda floja entre la matriz y la tumba: Destellos de Sangre. Ah sí, la metafísica de la sangre transmutada a través del misticismo oscuro del monje medieval.

¿Quién es ese sonámbulo que contempla extasiado las estrellas desde la cuerda floja de la vida? Es nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Entre la oscuridad de la matriz que ha dejado atrás, y la oscuridad de la tumba que lo aguarda, nos mantiene alejados del peligro del despertar al sueño colectivo gracias a su ritual semanal. También hay otro sonámbulo avanzando por la cuerda floja de este Blogzine… claro, es uno de nuestros Hermanos Fanáticos. Que siga adelante, sin preocuparse de tropezar con esto… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Santos de la Novena Esfera

Por Odilius Vlak.  -12072010-

¡Ah Dante!… comprendo tu sorpresa. No era precisamente esto lo que esperabas encontrar en la Novena Esfera de tu infierno imaginario: La belleza deslizándose sobre los hielos en los cuales anhelabas arder. Contempla ¡oh maestro!, la hermosa beatitud que se cierne alrededor del Satanás Triforme, cuyo rostro central no es aquel que perteneció a Judas el Traidor, que con tanto entusiasmo visualizaste en tus pesadillas, sino el tuyo propio. Aunque me doy cuenta de que esa revelación no es la mayor de tus sorpresas, en esta, la Novena Esfera que jamás pudiste anticipar en la embriaguez de tu soledad. Ese círculo de seres postrados hieráticamente alrededor de la entidad triforme, son los excelsos: Santos de la Novena Esfera Aquellos que andan en una búsqueda constante de su prístino hogar en las tinieblas remotas… antes de la ceguera del primer destello.

Ostentan una oscura castidad. A través de sus plegarias de tormentos, inauguran nuevos infiernos particulares, destinados a ser patrimonio exclusivo de los miembros de generaciones futuras, en un nuevo ciclo cósmico. Cada alma cautivada en su propia angustia personalizada; cada ser con su dolor propio, encontrará en la cadencia de su particular plegaria de tormento, su Más Allá Absoluto. Sí Dante, que hermosa es la melodía que fluye desde los cánticos sagrados de las plegarias para los futuros tormentos. Incluso tu guía y maestro, Virgilio, ve su espectral evocación mítica difuminarse, en la belleza de un dolor, desconocido para la antigüedad clásica. Te veo absorto en la felicidad de tu rostro, posado en la cumbre nevada del gigantesco Satanás Triforme. ¿Sabes qué significa esa felicidad, templada por los hielos eternos de la Novena Esfera de tu infierno?… Significa, ¡oh Dante!, que tu viaje termina aquí.

El gran secreto de la Divina Comedia: El Dante que continuó el viaje de ascenso a través de la apatía del Purgatorio y lo finaliza en el éxtasis esplendoroso del Paraíso, es una copia del original. Un Golem, fabricado con los trozos fosilizados en los hielos de la Novena Esfera, de antiguos seres atormentados. Y esto, por medio de la sempiterna magia negra y, la poderosa fuerza de las plegarias de tormentos, entonadas por los Santos de la Novena Esfera. El Dante original se quedó habitando en la novena esfera de su infierno imaginario. Un santo más, entre los que componen el círculo que rodea al Satanás Triforme. Y esa Novena Esfera, ¡oh Dante!, no es más que el espacio virtual de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser… ¡Bienvenido!

La sección TETRAMENTIS, no contará con la presencia de nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah. Al parecer nuestro Vicconius se extravió en su descenso a nuestra Novena Esfera, ¿o quizás pasó de largo? Quién sabe si ya anda ardiendo en la Décima Esfera. Pero no os preocupéis, que el paraíso no triunfará. Para la página del jueves contaremos con un relato de nuestra colaboradora estrella… nuestra Musa del Abismo, Isis Aquino. La Paradoja de los Gemelos, más que una historia, es una aproximación clarividente de la profunda mecánica detrás de los arquetipos: Ni los hielos eternos de las tierras nórdicas, ni el Sol ardiente del Caribe, evitarán la manifestación de la Luz o la Oscuridad respectivamente.

Con una semana de retraso publicaremos nuestra sección NEOSAPIENS. En esta ocasión la galería estará dedicada a la revista Metal Hurlant, de la cual le traeremos una selección de sus portadas. En verdad será una temporada en la que estaremos sumergidos en esa particular Novena Esfera, que en poco más de una década, sentó las bases sobre las cuales se alzarían toda una serie de obras fantásticas y de ciencia ficción. Obviamente, les pedimos disculpas por el retraso, pero ya saben, el tiempo debería ser oro… pero no lo es.

La sección ALTERECOS4.D, continuará siendo el círculo mágico dentro del cual el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, invocará los destellos de sus esmeraldas luciferinas, emanados de su libro Plexus Lunaris. En esta ocasión una cuyo destello es ciertamente enceguecedor: Rocío de Semen Sobre el Jardín del Edén. Es extraño como el paraíso no era más que una Novena Esfera camuflajeada. Adán, quería soñar e imaginar, ¿Y Eva?…

En la pasada edición tuvimos ciertos problemas con el texto, Orgasmos en las Tinieblas. En verdad el que se publicó fue un borrón del mismo, por lo tanto lleno de faltas ortográficas. Supongo que algún Ángel, ha estado saboteando nuestras tinieblas.

Descendemos por fin a la auténtica Novena Esfera. ¿Y quién habita en ella? Pues nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual. Sin sus plegarias de tormentos, ciertamente los futuros infiernos que esperan por nuestros Hermanos Fanáticos, se cansarían de hacerlo. He aquí las palabras finales de una de las plegarias de tormentos favoritas de los Santos de la Novena Esfera El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Adeptos del Fuego Secreto

Por Odilius Vlak.  -05072010-

Es bien sabido que la verdadera experiencia no viene del tiempo, sino de la comprensión de una mente curiosa y un espíritu inquieto. ¿Inquieto por qué? Por esa verdad que arde como un fuego secreto en el alma de cada Ser… Aquello que lo quema y nada puede explicarlo. No obstante, a pesar del carácter indefinible de ese fuego secreto; que arde con llamas que chispean profundos sentimientos y cortantes intuiciones, todo Ser que se ha quemado las manos al tratar de tocar a ciegas esa verdad, deviene en un verdadero fanático de ese fuego, se convierte en un, Adepto del Fuego Secreto.

Allí, en ese incandescente punto del vacío, donde las almas festejan un banquete con los trozos quemados de carne de antiguos cuerpos físicos; carne quemada por el propio fuego secreto, que las vomitó sobre el abismo de la encarnación presente… Sí, allí se congregan sin saberlo, los tormentosos pensamientos de los Adeptos del Fuego Secreto; su ardiente anhelo de comprender esa verdad, que arde como un fuego secreto dentro de ellos. Aunque no es necesario la total comprensión, del significado último del fuego secreto, para el destino de cada adepto. Pues su identidad se manifiesta a través de las acciones de éstos, en la vida que los cobija, y en la postura propia de un estilo de vida y visión del mundo definido.

Mientras más intenso arda el fuego secreto, en el interior de cada adepto, más oscuridad proyecta su vida hacia la luz. Esta luz es absorbida por dicha oscuridad y se destina —en un reciclaje demoniaco— como leña etérea para hacer que las llamas del fuego secreto, ardan de manera más intensa. ¿Cómo podemos distinguir un adepto del fuego secreto? ¿Cuál estilo de vida y visión del mundo lo delatan? ¡Umm…! No es tan difícil descubrirlo. Pues aquí, en este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser… somos todos adeptos del fuego secreto. Y esperamos que cada uno de los Hermanos Fanáticos, que para su propia evolución, se detienen a calentarse un poco con el fuego secreto de este Blogzine… También lo sean. Así que, ¡que arda furioso en la edición de esta semana el fuego secreto!, a través de lo que cada uno de sus adeptos han de manifestar.

Bueno, en realidad no todos sus adeptos. En la edición de esta semana el nombre de nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, estará ausente de su lista demonológica. Así que, la sección TETRAMENTIS, se reservará las llamas de su fuego secreto para ella sola. Hasta que la muerte de la próxima edición nos una nuevamente, bajo la impronta de su ardiente abrazo.

ALTERECOS4.D, trazará un círculo mágico alrededor de la página del martes, dentro del cual el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, invocará el destello de otra de sus esmeraldas luciferinas. Otra oscura emanación de su libro Plexus Lunaris. En esta ocasión, aquello que brillará en las tinieblas no será un Fuego Fatuo en busca de la húmeda tumba de un pantano, sino los intensos orgasmos entre un adepto del abismo, y el fuego secreto de un Demonio Femenino, ¡ah sí!, que dulce se escuchan los: Orgasmos en las Tinieblas.

He aquí un verdadero adepto del fuego secreto. Nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Su fuego secreto ciertamente nos revela muchas cosas, entre ellas, la aparición de este Blogzine en la realidad virtual que se alza a las puertas de cada pesadilla; concebidas por aquellos de nuestros Hermanos Fanáticos que tienen… ¿las esferas?, bien puestas como para no despertar. Un saludo a nuestro venerable, Arcadio Encarnación, que sepa que su fuego secreto aún ilumina nuestras tinieblas. Uff…! Sí… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Una Voluntad con Patas de Cabra

Por Odilius Vlak.  -28062010-

Este momento fue todo el sueño. Este conjunto de sepulcros de piedra, dispuestos como los monolitos astronómicos de alguna civilización perdida en la oscuridad que cubre, la mayor parte de lo que somos. Intuimos el propósito de su diseño: Canalizar una energía necrófaga de la estructura astral con la cual está alineada. Esta energía, oriunda de una constelación oculta tras el tercer ojo de aquella entidad que simboliza nuestra Voluntad con Patas de Cabra, ha sido desde tiempos inmemoriales su principal alimento.

Antaño, fuimos parte de las miríadas de renegados alados que solían hacinar los calabozos de un extraño reino de los cielos. El rechinar de nuestros antiguos dientes etéreos engendró la maligna vibración, que desde ya estremece los pilares de la futura Ciudad Santa; su futura armonía ya cae víctima de nuestra indolencia, y de nuestra voluntad con patas de cabra.

Aquí estamos, más allá del fin de todo futuro, en este pasado que nos había estado esperando con maternal paciencia. Este tiempo, en su totalidad, es el trono sobre el cual se sienta nuestra voluntad con patas de cabra; este tiempo, se extiende como un esmalte de furia, sobre la oscuridad fresca que mana de las heridas de los antiguos Ángeles, que revelaron con su rebelión su demonio interno. Así que, nos ubicamos en nuestras correspondientes posiciones, ante el sepulcro que porta nuestro epitafio particular. Y con los puños cerrados y dientes crujientes, cristalizamos la expresión física de esa voluntad con patas de cabra, para que se imprima sobre el escudo pentagramal que empuña nuestro presente. Ese presente, ya camina él también con patas de cabra, al igual que nuestra voluntad. Y a ésta, ya la podemos ver posada sobre el sepulcro central del santuario de piedra, es decir, sobre este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Se adelanta hacia el infinito de la edición de esta semana, dejando como huellas de sus pezuñas de hierro ardiente, almas en llamas; entre ellas, las de cada uno de los miembros de este Blogzine y aquellas de nuestros Hermanos Fanáticos.

La sección TETRAMENTIS, se sostiene firme sobre sus patas de cabra, saltando sobre los desfiladeros hiperdimensionales que marcan las fronteras entre un infierno y otro. Nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, ha preparado un ungüento con los fluidos viscosos de un sapo, que hibernaba en el interior de un meteorito. Con él, ha sanado las patas de cabra de su imaginación. En la página del lunes, Las Sombras Guerreras, demostrarán ser algo más que sombras. Mas bien, serán la encarnación de la crónica de una antigua consagración, en un lugar donde no había mucha luz para distinguir aquello que consagraba. En la página del jueves tendremos al fin, la segunda parte de: El Escapulario, el Monje y el Grial. Al final de la primera parte el decidido monje Roger Campanella, tenía su alma dividida entre el abismo abierto entre las páginas de su grimorio, y la férrea voluntad con patas de cabra de su «Vade retro Satana!»; dirigido contra la Sombra y la Cruz. Pero éstas también se transformaban en algo que tenía patas de cabra: Un espantoso macho cabrío, ante cuya esplendorosa magnificencia, las patas de cabra de la voluntad del monje, bueno… ¿se inclinarán?

La sección ALTERECOS4.D, será el círculo mágico dentro del cual el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, pondrá a resguardo algunas de sus esmeraldas luciferinas. Será una temporada en el lado oscuro de su alma; y he aquí, que la primera esmeralda sacada a la luz, ha sido bautizada como: Aquelarre en el País de las Hadas. Este texto pertenece al libro Plexus Lunaris. Al él también pertenecen otras tres esmeraldas luciferinas, que el oscuro monje ha hecho destellar en este Blogzine: Bioartépolis, Lunambulos y Un Tierno Botín. Relatos en una prosa poética, que escala ligera con sus patas de cabra, los mortíferos peñascos de las metáforas que codifican nuestra verdad.

¿Quién es esa famélica entidad que viene saltando sobre patas de cabra en estado gaseoso? ¡Ah sí! Nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Él es el que sostiene sobre su voluntad con patas de cabra, la bóveda celeste en lo alto del infinito sepulcro, que nos resguarda. Que las pezuñas ardientes de nuestras patas de cabra, escriban en la embriaguez de la danza sobre las arenas de un desierto maldito, nuestro lema… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de la águilas.

La Nieve Escarlata

Por Odilius Vlak.  -21062010-

Cuenta la leyenda que la nevada comenzó en tiempos inmemoriales, desprendiéndose de la sangre fría del antiguo cadáver de una divinidad caída en batalla. Los seres que habitaban aquellas tierras, desde los humanos a las criaturas más fabulosas vieron su mitología enmarcada en la escarcha sanguinolenta de un invierno no incluido en los conjuros del mago. La dura estación se impregnó en el espíritu de las tribus guerreras, cuyo ardiente impulso en más de una ocasión derritió la nieve escarlata; proporcionando de esa manera la sangre fresca requerida en el sacrificio: la meditabunda sangre de un antiguo Dios sobre los altares de hielo, bañados por la luz plateada de una luna en lo alto de la silenciosa noche nórdica.

El tiempo avanzaba sobre los valles y picos montañosos envueltos en el sudario de La Nieve Escarlata. Avanzaba bajo la figura de un anciano de raídas vestimentas plateadas; su imagen, sólo se reflejaba en las pupilas de aquellos guerreros cuyos ojos se cegaban con la sangre que imaginaban. El Anciano Tiempo recorrió durante edades las planicies ahogadas por la nieve escarlata, en cruenta batalla entre el tiempo mismo de su sabiduría y la eternidad de la sangre helada en las venas de un cadáver hiperdimensional. Pero El Anciano Tiempo continuaba recorriendo las congeladas aldeas, sustentadas por la energía espiritual de poderosos guerreros, que generación tras generación se habían endurecidos con la nieve escarlata… El don más preciado de su antigua divinidad guerrera, su sangre… Su alma líquida.

Su meta era el guerrero cuyo corazón era una campana tañida por el olvido de su pasado y su futuro, y la vivencia de un intenso presente. Ese guerrero era sólo un símbolo de una energía arquetípica, por lo tanto le podemos llamar con cualquier nombre. Así que, le llamaremos Conan. El Anciano Tiempo conserva en todo su tiempo un puñado de la nieve escarlata; con ella rocía la imaginación en espera de ciertos elegidos al nacer. Su frialdad hace que sus futuras visiones sean salvajes y portadoras de un fuego extraño, que sólo arde en armonía sobre la nieve escarlata. Uno de esos elegidos fue Robert Ervin Howard.

El pasado 11 de junio nos recordó a todos un año más de la muerte de este genio de la literatura imaginativa. Sin duda uno de los más grandes del Siglo XX. Robert se suicidó en su auto, en vez de hacerlo sobre un dragón alado; y lo hizo con una Colt. 380 automática, en vez de sumergirse en una espada. Pero, para fortuna de todos los que hemos habitado sus mundos, esos elementos están ahí, para ser utilizados en una solitaria oscuridad cualquiera, en la cual el único espacio iluminado sea aquello que imaginamos.

Robert E. Howard nació el 22 de enero de 1906 ¡un verdadero genio!, que al momento de su muerte, con tan sólo 30 años, había escrito lo que la mayoría de nosotros sólo soñaríamos en mil años. Es un hecho que no suele mencionarse, en nuestro mundo en el que sólo se encienden las estrellas con las luces más dóciles. Pero en cualquier lista de genios precoces, que revolucionaron su rama de creatividad… Robert E. Howard debe estar en los primeros lugares. Más allá de cualquier explicación —absurda y estéril— venida del Toy Story Kingdom del Psicoanálisis (Complejo de Edipo!… acaso Edipo tenía un complejo?), por favor, ¡que enfermo está este mundo! Lo cierto es que Howard, al igual que Edipo, simplemente se ajustó a las leyes que gobernaban su arquetipo… su destino. Así, en una carta a August Derleth, él manifestó en términos bien claro, que cualquier futura decisión con relación a su muerte, estaría anclada en su mismo espíritu, y no en las desgracias personales que ciertamente las hubo: «Yo no quiero vivir para ser un anciano. Yo quiero morir cuando mi tiempo venga, rápida y repentinamente, en la plenitud de mis fuerzas y mi salud». Howard, al igual que los héroes de sus sagas, fue un fuego que ardió intensamente sobre la vida.

Nuestro elegido, cuya imaginación fue rociada con la nieve escarlata, envió en septiembre de 1927 una historia a Weird Tales. Su nombre: El Reino de las Sombras, escrita sin duda con la sangre helada de la antigua divinidad guerrera. Esta historia mezcló elementos de la fantasía, horror y mitología, con el romance histórico, la acción y las batallas de espadas en una temática inédita, cuyo estilo se conocería definitivamente como «Espada y Brujería». A Howard se le considera el padre de este género, en la misma manera en que, J. R. R. Tolkien, se le considera el padre de la Fantasía Épica. El rey atlante Kull, protagonista de esta historia, fue precursor de Conan, guerrero elegido por nuestro Anciano Tiempo, para mantener la presencia de Howard en el tiempo. Desde el espacio virtual de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, le manifestamos nuestra sincera veneración a su hermosa alma… Que reina eternamente en el Valhalla coronado, por la nieve escarlata.

La sección TETRAMENTIS, se ha quedado varada en un fango de sangre coagulada, provocado por el deshielo a destiempo de la nieve escarlata, en el alma de nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah. Pero la luz que reinará en las páginas del lunes y del jueves, sólo lo hará en la edición de esta semana. Mientras tanto, siempre habrá una jeringa asfixiada de metano líquido, para mantener vivo el invierno escarlata en nuestras venas. Una helada disculpa por la ausencia de esta columna sagrada, tan esencial en el sostén de nuestro Blogzine.

La sección ALTERECOS4.D, de la página del martes, quedará aplastada bajo los hielos en marcha de la Era Hyboriana. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, está enamorado de un cadáver, y quiere dejar sobre su tumba un ramillete de flores cortadas de, Un Jardín de Valores Nórdicos. En este artículo, el oscuro monje explorará los principios de estirpe Aria que Robert E. Howard hace nevar sobre el suelo escarlata de uno de sus relatos más geniales: El Jardín del Miedo. De la mano de dos reencarnaciones de un mismo arquetipo, la historia es una reflexión pausada —como una caminata sobre la nieve escarlata— en la cual Howard expone claramente algunas de las ideas presentes en toda su obra.

En la página del miércoles les traemos otro Extra. En esta ocasión, se trata de un ensayo escrito por el autor Dale Rippke, titulado, El Tao de Conan. Es un documento extraordinario que hemos traducido para todos aquellos de nuestros Hermanos Fanáticos que antes lo hayan sido de Conan. Entre los puntos más interesantes del autor, se destaca la ubicación del personaje de Conan y, por extensión, de la visión de Howard, en el contexto conflictivo de las nociones de Nomos y Physis. Esta son equivalentes al concepto Nietzscheano de Apolo y Dionisos, es decir, Nomos= Apolo= a Razón y orden; y Physis=Dionisos= naturaleza, embriaguez e intuición. Estando Conan obviamente del bando de Dionisos. Debemos agradecerle a Dale Rippke, la total exclusión del conejito de frustraciones alucinantes, que el prestidigitador llamado Psicoanálisis, siempre intenta sacar del misterioso sombrero llamado Genio Creativo.

Siempre hay algo que lamentar en el frío eterno de la nieve escarlata. En esta ocasión se trata de una suspensión temporal de la sección IMAGIXMUNDI. Al parecer nuestra VIA La Niña de las Rocas, fue víctima de la nieve escarlata en el ardiente Desierto del Cin. Pues tanto ella como la sombras enviadas por la Muerte desde Imperia, han quedado en estado de hibernación. En todo caso, siempre hay un verano oculto tras el horizonte de la media noche.

Como siempre, nuestras más heladas libaciones a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Es bajo la avalancha de su nieve escarlata que todos los miembros de este Blogzine quedamos sepultados cada semana. También aquellos de nuestros Hermanos Fanáticos que tiritan bajo un invierno fuera del tiempo. He aquí una taza de fuego líquido para calentarse… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Una Misa Para la Luz

Por Odilius Vlak.  -14062010-

Es una ceremonia que exige la participación de todos aquellos cuya vida sería insoportable sin sombras que dancen alrededor de sus almas; que las seduzcan y cautiven; que les susurren horribles fabulas al oído y las conduzcan de las manos al abismo más cercano. Sombras que no necesiten del combustible de la luz del sol ni de un cuerpo solido para manifestarse. El Sol, ese extraño ojo estelar cuyo iris es una red tejida con sus ardientes vientos, dispuesta para atrapar espíritus profundos; guía de la vigilia y la vitalidad de las almas del lado opuesto, que con sus movimientos e impulsos energéticos, le ofrecen la inspiración necesaria para seguir iluminando millones de felices sepulcros de carne y hueso.

Pero nuestras tumbas no le sonríen. Luego del trance, nuestro ser se ha disuelto en millones de partículas de oscura arena cósmica, que descendieron cual demoniaco rocío, sobre la orilla de un océano formado por un hoyo negro… La catedral perfecta para celebrar una misa para la luz. Desde la parte más pura y bella de nuestras almas, que es también la más oscura, le ofrecemos sobre el altar de una fuerza de gravedad caníbal, el cuerpo y la sangre de la luz, a la extraña divinidad que se agita a nuestros pies. Una vez todos nuestros sentidos se reúnen nuevamente ante el portal de Euclides Sentimos en nuestro interior los cansados pasos de la luz envejecida. El último estertor de su agonía libera su alma, que es su oscuridad. Ahora dejará de ser una parte para devenir en el todo… El todo al cual nosotros también pertenecemos.

Ah…! Como me gustaría decir un Amén, luego de esa catarsis, pero en verdad esta misa para la luz aún no termina. Se extenderá durante la edición de esta semana, en este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Así que, veamos las oraciones y cánticos sagrados que todavía esperan en el programa de esta oscura liturgia.

Algunas misas deben ser celebradas sobre las cenizas dejadas por un ardiente evangelio. Y en la página del lunes de la sección TETRAMENTIS, nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, los iniciará en uno que literalmente correrá por sus venas: El Evangelio de las Agujas. En el vacío que queda tras su efecto desintegrador no hay espacio para la luz, no importa si está muerta o viva. La página del jueves será testigo de una extraña comunión entre un antiguo vidente y un ser maldito nacido bajo el signo de Fausto. No se necesitan palabras sino visiones, para celebrar por segunda vez la misa de una luz que pereció en las tinieblas que ocultan: Los Ojos del Vidente. Desde esta solemnidad ante el cadáver de la luz, les comunicamos a aquellos de nuestros Hermanos Fanáticos, que esperaban la segunda parte de la historia El Escapulario, el Monje y el Grial, que su continuación penetrará el círculo mágico la semana entrante.

La sección ALTERECOS4.D, en la página del martes verá sus catacumbas monásticas ser empañadas, por el aliento frío de una luz, que desde la época medieval pulula como una niebla fantasma, olvidada de su propia muerte. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, concluye con tristeza la misa en honor a su patria espiritual. Rodeado de un silencio solemne, que antaño fue un conjuro, les trae la tercera y última parte de : Averoigne: El Manuscrito de una Edad Media Apócrifa. Ah, la Edad Media ¿Que oscura noche te traerá nuevamente a la imaginación de tus póstumos habitantes?

En la página del miércoles les tenemos otro Extra. Se trata nuevamente de un texto escrito con sangre; sangre sagrada digna de beberse en una misa para la luz. Y la sangre es de nuestro Clark Ashton Smith, que no teme en unir en el todo de su pensamiento: La Fantasía y la Experiencia Humana. Es el tercer escrito de puño y letra de Klarkash-Ton, que hemos traducido en exclusiva para los devotos del extraño vástago de Auburn. Y esto a modo de cortejo fúnebre,  junto a los artículos sobre Averoigne.

Todos sabemos que en este Blogzine se ha estado celebrando otra misa aparte de la de la luz: La de VIA La Niña de las Rocas. En la página del viernes de nuestra sección IMAGIXMUNDI, nuestra niña continuará en pie de guerra contra los espectros de la muerte, que definitivamente le han hecho saber que Imperia no es Disneylandia. Pero VIA —con su destino derramando algo que lamentablemente no es tinta— se afirma en su propósito de que la capital de la muerte es su elección para las vacaciones, y en el Acto 26 de su aventura, se lo hará saber a quienquiera comprenderlo. Nuestra más profunda oscuridad para nuestro venerable, Arcadio Encarnación.

La misa se acerca a su fin, pues la noche avanza como la peste desde este lado del Ciberespacio, y las palabras finales del ceremonial le corresponden a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Los miembros de él ya las escuchamos, y las sentimos caer como un puñal sobre el último residuo de luz, antes de que sobreviviera parasitando un zombi. En cualquier caso, todo aquel que asista a la misa de esta semana las intuirá en su propia oscuridad, sí… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Los Delirios de un Cadáver

Por Odilius Vlak.  -07062010-

La creación del mundo fue la fruta prohibida de Dios, me susurró la Serpiente en mis pesadillas mientras las ratas saltaban el abismo. Siempre me sucede lo mismo si antes de cerrar mis parpados, ingiero una cocción de eucalipto. Me agrada, porque es como encender un incienso helado en mi interior; como sentir el aliento de la muerte soplando a ambos lados de la vida. Se desarrollan extrañas visiones en mi limbo onírico, cada vez que los gusanos de hielo inoculan con sus mordidas ese extraño alucinógeno en mi cadáver. O quizás es la vida y el mundo los que están muertos y yo, soy el único ser con vida. Es el espectro del resto de la realidad que vaga penando alrededor de mí, y no el mío, el que deambula entre el mundo de los vivos. Pero entre la realidad de mi cadáver y la ilusión de vida en la vida, continúo experimentando extrañas visiones.

En una oscura noche que se cerró hace varias vidas, soñé que el Leviatán me hacia sexo oral. Experimenté una polución nocturna tan copiosa, que aún luego del despertar de mi última reencarnación, continuaba flotando en un lago seminal de fuego y azufre. La lascivia por los símbolos del abismo, es una extraña forma de magia sexual practicada por mi alma.

La experiencia más calidoscópica, fue en un sueño compartido por todas las manifestaciones multidimensionales de mi arquetipo. En él penetraba la etérea sexualidad de un Ángel, inundándolo de tinieblas con cada eyaculación. Esa practica nigromántica constituyó la ceremonia final, en la personalización del todo de mi Ser, desde cada una de sus partes arquetípicas. Pues la oscuridad total al fin descendió sobre todos los planos de mi alma, cubriéndola como un sudario, dentro de un sepulcro en el que cada estrella era un gusano carroñero… ¡Delirante!

En la alucinación compartida del Ciberespacio, este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, también es un cadáver que delira con ser más real que las dos ilusiones que lo escoltan: una desde el plano de la imaginación de cada uno de sus miembros; y el otro desde la realidad en la que estos deliran existir. Algunos gusanos carroñeros son donados por los pensamientos de uno que otro de nuestros Hermanos Fanáticos, que hacen el sacrificio de robarle un poco de tiempo a su muerte para vagar por el plano espectral de este Blogzine. Veamos cuales delirios nos tiene en reserva este cadáver, en la edición de esta semana. Pues para los muertos delirar no es perjudicial para su salud.

Nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, exhumará el delirio en la sección TETRAMENTIS, del cadáver de su espíritu, el cual sus oscuras artes lo han convertido en un zombi multidimensional. En la página del lunes, sus cadavéricos delirios nos llevarán, sobre las alas de extraños espectros, hasta los pies de: El Ídolo Sangriento. Siniestras burbujas de sangre serán las sutiles tumbas dentro de las cuales, los delirios de unos sacerdotes fanáticos, resucitarán en el interior de un antiguo demonio, cuyo cadáver de bronce aún delira ser adorado. En la página del jueves, nos espera el poderoso delirio de un destino tan oscuro como su atmósfera medieval en: El Escapulario, el Monje y el Grial. Esta es una joya esculpida con las mordidas de gusanos carroñeros, y en la primera parte de su entrega, Vicconius nos hace ver, que la voluntad de Ser de un monje, es una energía de supervivencia tanto para las fuerzas de la Luz como  las de la Oscuridad.

La página del lunes también será el sepulcro desde el cual se alzará el delirante cadáver de nuestra sección NEOSAPIENS, en su quinta entrega. En esta ocasión, la galería mostrará los delirios de un cadáver que no podría faltar en nuestras primeras ceremonias: Hans Ruedi Giger (1940). Artista suizo, que invocó al presente los miembros de la especie humana, que en un futuro lejano serán los trofeos viviente de una demoniaca evolución ciberorgánica. Así que, remuevan la paja de su ojo, para que así puedan ver mejor a través del portal dimensional del arte de Giger: La Procesión de los Ciberdemonios.

La sección ALTERECOS4.D, en la página del martes continuará siendo la tumba dimensional en la que el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, exprese sus delirios de satisfacción por estar de regreso en su patria espiritual. Los cánticos de formulas de antiguos grimorios le abren paso a la segunda parte de: Averoigne: El Manuscrito de una Edad Media Apócrifa. Es hora de emprender delirio a delirio, las peregrinaciones a las lugares más destacados de esa imaginaria provincia medieval.

En la página del miércoles, le tenemos un Extra. Se trata de otro documento emanado de los delirios ordenados del divino, Clark Ashton Smith. En él, Klarkash-Ton expresa ciertas reflexiones a raíz de su lectura de un informe del simposio de Ciencia Ficción de 1949. Su título es obvio: Sobre la Historia de la Ciencia Ficción. Palabras breves pero imbuidas de autoridad sagrada.

Al parecer nuestra VIA La Niña de las Rocas, ha estado delirando demasiado, como para darse cuenta del cadáver en el que se está convirtiendo su destino. Espero que los delirios de los seguidores de su aventura iniciática estén dotados de mucha imaginación. Así que, si no han tenido problemas en imaginar los últimos actos de VIA, tampoco los tendrán en imaginar las acciones del Acto 25. Sólo una frase es digna de ser dicha a manera de descripción: VIA está en serios problemas. Esperemos que estos se hagan realidad en la página del viernes de nuestra sección, IMAGIXMUNDI. Un delirante saludo a nuestro venerable, Arcadio Encarnación, allá en la putrefacción en la que se encuentre su cadáver.

Al fin hemos llegado ante la vapores putrefactos del cadáver que más delira en este Blogzine. Nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Él es quien nos envía ritual tras ritual, los gusanos carroñeros de su imaginación para que inoculen con mordidas alucinógenas, los delirios que han de guiar nuestra carroña hasta su tormento final. A nuestros Hermanos Fanáticos le recomendamos que antes de abandonar su cadáver a la última descomposición, deliren esto… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Trozos de una Oscuridad Recién Horneada

Por Odilius Vlak.  -31052010-

Con los fuegos del infierno obviamente. Formamos parte de una larga fila de almas felizmente condenadas, con una sola meta en nuestro futuro sedado con azufre:  Recibir nuestra hostia de oscuridad, como premio final, luego de participar en la larga misa negra que fueron nuestras vidas. Una vez se evapore en nuestro ardiente paladar, nos sumergiremos en un vacio dimensional particular, abovedado de neón rosado. Dentro de él, soñaremos por toda una eternidad con esos momentos de esplendor infernal, de los cuales se desprendió una partícula de oscuridad. Cada una de ellas, terminó formando parte de la gran oblea con forma de pentagrama invertido, que poco a poco se horneaba en los fuegos medievales de la inquisición.

Las imágenes que adornan el códice de nuestra condena, representan un bestiario que simboliza nuestros demonios internos, y que estará destinado a devenir en un nuevo Círculo Zodiacal, por el cual se regirán nuestras futuras vidas. Si alguna vez fuimos  Ángeles, no somos de los que se definen como caídos, sino Ángeles Abismados. Nos arrojamos por nuestra propia voluntad, desde el misterio paradisiaco al misterio infernal. Y no pensamos ascender nuevamente, pues… La profundidad del abismo es más espiritual que la altura de la cima. Emulemos en el espacio virtual de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, la nave de una siniestra catedral carcomida por las mordeduras de sus propias Gárgolas. Así, continuaremos en la edición de esta semana, la procesión, al final de la cual, todos los miembros de este Blogzine y los Hermanos Fanáticos que se nos unan, disfrutaremos de nuestro trozo de oscuridad recién horneada.

No es de extrañar que el consumo de esta hostia, amasada por el adversario, despierte ciertas facultades de videncia. Y la página del lunes de nuestra sección TETRAMENTIS será el escenario de una Visión, que nuestra colaboradora Isis Aquino ha querido compartir con nosotros. Nuestra musa del abismo ha visto demasiadas cosas en ella, como para no sentir sus sueños hornearse entre los fuegos del hades y el sol que la espera tras la oscuridad sus parpados. El papel virtual de la página del jueves le dará paso al burbujeante pantano de un bosque  impregnado de nigromancia medieval. Nuestro archidemonio Morgan Vicconius Zariah recibirá su trozo de oscuridad recién horneada de manos de un «Rey primigenio que negó las alturas para arrastrarse»; y entre Lo Deforme y lo Reptante, le será puesta la corona de huesos y sangre, como símbolo final de una oscura iniciación

Al fin la sección ALTERECOS4.D, será el Infiernopuerto desde el cual el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, partirá rumbo a su patria espiritual. La página del martes sufrirá una metamorfosis, que la convertirá en una sombra mágica, sobre la cual el monje fiel retornará a su hogar, y todo para dejar el testimonio de un trozo de oscuridad, que fue horneada en la imaginación de, Clark Ashton Smith. Es la primera parte de una peregrinación titulada: Averoigne: El Manuscrito de una Edad Media Apócrifa. Los tiempos medievales emiten a través del tiempo y del espacio su canto de sirena, que nunca falla en atraer imaginaciones que no temen aventurarse en lo desconocido. Y las gárgolas de sirenas, esculpidas sobre una Catedral Beksinskiana, entonaron un gorgoteo extraño, de sangre circulando por sus gargantas de piedra, cuyo hechizo descendió como un atardecer escarlata, sobre los sueños de nuestro divino, Klarkash-Ton.

Esta semana les tenemos un Extra, en la página del miércoles. Se trata de un texto corto en el cual Clark Ashton Smith pone sobre el papel sus consideraciones acerca de la literatura fantastica. Sobre la Fantasía, es una escueta exposición de pensamientos acerca de la funcionabilidad evolutiva del elemento fantastico en las artes, en especial la literatura. Es una oscura joya inédita en lengua española, que todo aquel que haya devorado su trozo de oscuridad recién horneada, debe masticar con su alma estas palabras.

En cuanto a la sección IMAGIXMUNDI, en la página del viernes, sólo queda la esperanza —que también es un Mal— de que VIA La Niña de las Rocas, no se haya atragantado con su trozo de oscuridad recién horneada. ¿O será que su aventura iniciática se a tornado tan oscura que no la podemos ver? Bueno, quizás esté celebrando en su imaginación una misa negra en la que su cuerpo físico es la ofrenda del sacrificio. Eso así, porque en el Valle de las Sombras el destino de nuestra niña se ha ensombrecido más que nunca, y en el Acto 24 de su aventura, el horno de la Muerte producirá en masa los oscuro espectros que van tras el cuello de Via. ¿Estarán marchando también tras el cuello de nuestro venerable, Arcadio Encarnación?

Huelga decir que la entidad que celebra la misa negra de nuestras vidas, es nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Su decrépita mano se alza semana a semana para colocarle en la boca de cada uno de nuestros Hermanos Fanáticos, su particular trozo de oscuridad recién horneada. El efecto Nigrotrópico de esta hostia, en forma de pentagrama invertido, es lo que les hace recordar que… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Sueños Helados y Despertares Derretidos

Por Odilius Vlak.  -24052010-

Los sueños son tan vívidos que en nada se diferencian de la realidad… Pero están  tan helados, que duelen. Tirita el alma, antes de escabullirse hacia esa realidad embriagada a través de las movedizas arenas de los despertares derretidos. Están derretidos, porque son el portal hacia una vigilia que se sueña a sí misma despierta. Esos sueños helados nos trasladan a un despertar que se derrite en nuestros sentidos. Circundado por un perfecto círculo onírico de hielo y fuego. Es un hiperespacio en el cual se conglomeran todos los sueños en estado de hibernación. Allí están los de las lámparas, esperando ansiosos su turno en el calvario de la oscuridad… Su reina, pintando ácidos dorados sobre telas de hielo negro Éste se derrite, fluyendo despacio hacia el despertar derretido de un cadáver en medio del desierto.

Muchos de los sueños cuelgan como estalactitas de hielo de las pestañas del gran ojo invisible, cuyas lagrimas se expresan como lluvia en la realidad esculpida en mármol, más allá de los despertares derretidos. Una que otra pesadilla resurrecta, le ofrece el blando pañuelo de un antiguo despertar fosilizado, para que el ojo invisible se seque las lagrimas. Así, la lluvia dejará de caer, pues las gotas de lagrimas son de fuego y no sólo están derritiendo los despertares sino también los sueños. Pero ya basta de siestas surrealistas, al fin y al cabo, el extraño Sol de media noche, continúa derramando su luz helada; reflejo de la que proyecta una luciérnaga embriagada de tinieblas. Y como no es necesario estar en algún lado para estar ubicado, permanezcamos aquí, en este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Soñando las imágenes de un invierno fuera del tiempo y derritiéndonos en el despertar de algún Hermano Fanático.

La sección TETRAMENTIS, se fragmenta en pedazos helados sobre el virtual despertar derretido de la página del lunes. Nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, huyó del frío de unos sueños creativos, hacia el despertar derretido de un extraño arrepentimiento por haber sido un, Creador de Sombras. ¿Acaso nuestro buen Vicconius tropezó allá, en lo alto de una extraña mitología? Posiblemente ya él mismo se haya contestado esa pregunta, pues los párpados derretidos de la página del jueves, se helarán nuevamente con los hielos de una, Oscuridad Cabalística. Tras los arcanos que se expresan en los símbolos cambiantes de una constante evolución, se esconde el anhelo por los contornos helados de unas sombras soñadas.

La estación del invierno se aferrará fuerte en los sueños del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, para que de esa manera su despertar quede derretido en un grado tal, que se jure que los fuegos del infierno lo vomitaron. La sección ALTERECOS4.D, en la página del martes, se prestará para ser el escenario de un futuro que se hiela y se derrite a sí mismo, con los cambios climáticos del ciberespacio; uno presa de los delirios de unos sueños virtuales y unos despertares de cromo y neón. Su nombre: Neuromante: La Invocación de un Surrealismo Fluorescente. En esta lectura, el oscuro monje explorará un futuro del cual ya somos parte, y sin embargo aún no lo terminamos de traer al presente; y todo a lomos de unas metáforas surrealistas que hielan y derriten a la vez.

Los sueños de VIA La Niña de las Rocas, se están convirtiendo en prisiones de hielo, hasta el punto de que su destino se enfrentará a una prueba de perseverancia: la de querer despertar, sin importar que tanto su despertar como ella misma se derritan en las arenas ardientes del Valle de las Sombras. En el Acto 23 de su aventura, nuestra niña recibirá la oferta obligada para ser algo más que su destino: Una sombra más del eterno valle. ¿Es posible que VIA se detenga a pensarlo dos veces? ¿Accederá sin más preámbulos a la inmortalidad de las sombras, desechando la de las rocas? Mientras los sueños de nuestro venerable, Arcadio Encarnación, se ciernan la armadura poderosa de una inspiración helada, sabemos que el destino de nuestra pequeña, no se derretirá en un despertar no deseado.

Hemos llegado al punto donde el invierno se derrite al soñar con el verano, y éste se hiela al despertar en aquél. Esto se debe a la liturgia poderosa que cada semana ejecuta sueño a sueño y despertar a despertar, nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual… ¿O será un sueño real? Lo cierto es que sus sueños hacen que los nuestro se estremezcan, y sus despertares hacen que los nuestros se ahoguen en su propia vigilia. Y entre el sueño y el despertar, entre los polos helados y derretidos, reina este principio… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Entre sus Espadas y Nuestro Abismo

Por Odilius Vlak.  -17052010-

Vemos venir sobre nosotros miríadas de espadas de luz amenazante, emanadas como rayos de fotones ácidos desde el gran Sol de malicia centrífuga, compuesto por los pensamientos autómatas de los demasiados. Se podría jurar que es una visión mística de factura medieval, pero que pena que no lo sea, y lo peor es que nuestra vigilia no despertará de ella luego de ser calmado el ayuno. Están a punto de herir nuestra oscuridad con su afilado destello. Un paso atrás y podemos salvarnos, pues justo a esa distancia está ubicado nuestro Abismo. Dentro de él, estaremos ausentes para todo lo exterior; para el mundo bañado en la luz mezquina de las ideas que envenenan la nobleza. Y es que ese abismo está en nuestro interior, por lo cual es la orientación exacta de nuestra posición en el universo. ¿Pero saben qué?… Tememos arrojarnos dentro de él. Y mientras tanto sus espadas se acercan.

Vacilantes, lo único firme dentro de nosotros, es el sólido agarre con el cual la debilidad nos impide cegarnos al impulso de la decisión, de la acción, aquí donde nos encontramos… Entre sus Espadas y Nuestro Abismo. Pero en la guerra todo se vale, sobre todo si es una de carácter maniqueo como lo es esta. Eso lo saben muy bien cada uno de los miembros de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Que no vacilarán en extraer fuerza e inspiración de los delirios de los Lunáticos; las torturas de los Malditos; la paciente voluntad del Mago; o la oscura embriaguez del Poeta, con tal de detonar el impulso que nos hará saltar hacia el fondo de nuestro abismo. Que importa el trago amargo de metáforas adornadas con hogueras medievales en cada esquina, si han de concedernos el valor para seguir evolucionando hacia las profundidades del abismo que somos… evolucionando hacia nosotros mismos. Veamos en que etapa del descenso nos encontramos,  mientras nos detenemos en la posada infernal de la edición de esta semana, y compartimos experiencias de antiguas muertes pasadas con nuestros Hermanos Fanáticos.

Io, Io, archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, que por fin has podido arrojarte a tiempo en tu abismo, antes de sucumbir a las espadas envenenadas con el letargo de una luz otoñal. Bienvenido nuevamente a este infierno virtual en donde ardemos en las sombras de las llamas… no en su luz; y a tu ritual nigromántico particular, TETRAMENTIS. Nos cuentas que en la página del lunes relatarás como estuviste, Esperando el Cataclismo, en una situación que te puso entre la ignorancia humana y tu inercia para la acción, si bien ciertas leyes universales harán el trabajo por ti. Para la página del jueves, dices que nos hará partícipe del extraño rapto místico que te permitió ver, La Visión de un Principio Embrionario. Nos prometes que al final de la experiencia nos haremos tu misma pregunta…¿En verdad estuve yo ahí… fui parte de eso?

En la página del lunes también le traemos con dos semanas de retraso, la cuarta entrega de nuestra sección NEOSAPIENS. No sabemos si alguna fuerza misteriosa lo manejó de esa manera, para que así pudiéramos rendirle un homenaje sobre la tierra aún fresca de su tumba, al gran Frank Frazetta (1928-2010). En plena caída a través del abismo que somos, aún nos enceguecen los destellos de las espadas de sus guerreros, hendiendo nuestras tinieblas con La Metafísica de su Acción, expresada durante toda una vida consagrada al universo de la fantasía. Sería un honor que al fondo de nuestro abismo, nos esperaran las puntas de sus espadas. Desde acá, esa sangre que se derrama en nuestra imaginación, es una humilde ofrenda a un grande del arte fantástico.

ALTERECOS4.D, en la página del martes, continuará siendo el escenario de las lecturas del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. En esta ocasión nuestro destino biológico verá su curso de movimiento modificado por el azar que emana de Los Ojos de Heisenberg (1966), novela de Frank Herbert en la que explora, a la mejor manera de la ciencia ficción dura, el futuro de una sociedad biológicamente controlada, y en la que aquellos seres que están en la cumbre de la evolución se dan cuenta de que existe la Indeterminación en la Inmortalidad. Es una visión futurista más lejana que la del Mundo Feliz de Huxley, pero que es una heredera directa de los planteamientos eugenésicos y de control social, sugeridos por la visión futurista más cercana, si bien más radical, de éste último. Son genes que están entre la espada de una evolución fría y el abismo de un perpetuación programada.

Nuestra traviesa chiquilla VIA La Niña de las Rocas, no ha estado muy puntual últimamente en sus deberes de autodivinización. Le pedimos excusas a los fieles seguidores de su peregrinación hacia una eternidad pétrea, por los retrasos de los Actos 19, 20 y 21; los cuales han sido prometidos en las introvisiones pasadas, pero que por motivos profundamente arraigados en nuestro abismo, no pudieron ser publicados a tiempo. En todo caso, en la página del viernes de la sección IMAGIXMUNDI, el Acto 22 de la aventura de nuestro demonio más tierno, evadirá las espadas que la acosan para arrojarse al abismo… Ése en cuyo fondo se alza Imperia la capital de La Muerte. Pero la caída es larga, y antes de tocar fondo, nuestra VIA… bueno, tendrá que evadir ciertas espadas, y la furia abismal de un ejercito de espectros. ¡Oh!, y ahora ¿quién podrá defenderla? Alguien, a quien conocemos como nuestro venerable, Arcadio Encarnación, simplemente mira a otro lado y comienza a silbar. ¿Qué resuelva ella su lío? Al parecer si.

Al fin hemos llegado al fondo del abismo de esta Introvisión en donde reina nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Sin su liturgia semanal, las espadas que anhelan nuestra sangre se convertirían en rayos laser, ¡imagínense!, y nuestro abismo en un reactor nuclear… Uff..! ¡Qué afortunados somos de que nuestros dilemas aún sean de orden místicos y con tecnología medieval! Un último conjuro mágico antes de arrojarnos al abismo de la realidad, que se extiende más allá del ciberespacio… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

La Ley del Pensamiento Más Fuerte

Por Odilius Vlak.  -10052010-

Ésa es nuestra Ley. ¿Por qué? Porque así debe ser. Nuestras creaciones tienen siempre que nacer en aquella zona de nuestro Ser donde toda Ley es ilusión, excepto La Ley del Pensamiento Más Fuerte. Nuestra imaginación es un habitante de las densas selvas de vegetación energética… ¡Es Salvaje!, como nuestra embriaguez. Toda palabra, toda metáfora, toda reflexión que se imprima sobre el papel; toda visión que encarne un paisaje más allá del bien y del mal, y que se plasme sobre el lienzo; toda nota musical que deje perplejas a las mismas llamas infernales… Necesariamente tienen que estar precedida por una aguerrida lucha por la supervivencia; una inmensa prueba de iniciación, que implique arrasar con todos sus competidores, allá, en el profundo campo de batalla de nuestra mente.

Es simple… Sólo se trata de La Ley de Selección Espiritual. Que nuestro arte se sustente sobre la élite de nuestro espíritu. De esa manera, sólo los más aptos de nuestros pensamientos tendrán el privilegio de inmortalizarse en nuestras obras. Tal es la Ley que rige los pensamientos de cada uno de los miembros de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Pues la concepción de nuestras ideas,  es  la rigurosa manifestación de un meticuloso proceso de eugenesia mental. Un proceso que esperemos se reproduzca en las mentes de cada uno de nuestros Hermanos Fanáticos, y en la realidad ordinaria de la tumba esférica en la cual estamos sepultados. La Ley del Pensamiento más Fuerte… ¡Con este mandamiento basta! Trataremos de que sus frutos se reflejen nuevamente en la edición de esta semana.

Ah…! Qué tétrico para nuestro primer escenario del Darwinismo Espiritual, es decir, la sección TETRAMENTIS, que nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, esté aún habitando el duro mundo de sus pensamientos, que pugnan por la supervivencia de sus oscuras creaciones. Un mundo aristocrático, selectivo y cruel. En ese mundo de Vicconius, los alimentos no emanan de la Tierra, el Agua o el Aire, sino del elemento Fuego. Esperemos que su estadía en él no sea duradera, pues sabemos que la exigencia de su leyes mentales apelan a una verdadera voluntad de existir… y eso es sumamente atractivo. Mientras tanto, calentémonos un poco desde la distancia, con los fuegos que arden en las inextinguibles hogueras de su mundo mental… repletas de manjares ardientes e ígneos licores.

Nos encontramos en la página del martes de la sección ALTERECOS4.D. Resulta que el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, sintió un poco de envidia por los seres felices y deseó él también experimental esa experiencia. Pero no lo  hizo viajando a Disneylandia, sino al Mundo Feliz de Aldous Huxley. Para nuestro oscuro monje, esas fueron las vacaciones más emotivas desde la última vez que estuvo en el infierno; para él, todo se resume en esta frase: Un Mundo Feliz: Una Distopía Paradisiaca. Ah, nuestra hermosa humanidad… ¡Cuantos problemas le proporciona a las mentes del pensamiento más fuerte!

En la edición de esta semana también le tenemos un Extra para fortalecer sus pensamientos. Se titula: Eugenesia, Una Ciencia Condenada. Este breve documento estará a disposición de sus salvajes pensamientos, en la página del miércoles, hasta ahora refugio de los pensamientos en extinción de nuestro Blogzine.

Como siempre VIA La Niña de las Rocas nos espera a las puertas de su universo, cuyo pórtico tiene como inscripción la sección IMAGIXMUNDI, en la página del viernes. En un movimiento de ataque de su espíritu guerrero, VIA pudo ver más allá de la fútil apariencia de vida que la muerte le envió… «Ella también es falsa como tú», exclamó triunfal nuestra niña, y ¡Zass!, mira como te elimino. ¿Pero cómo eliminar aquello cuya misma existencia simboliza y se alimenta de lo que ya no existe? En el Acto 21 de su aventura, una terrible invocación estremecerá el destino de VIA. En cuanto a la fórmula mágica, es secreta. Sólo nuestro venerable, Arcadio Encarnación, la sabe. Pero no se preocupen, que él la compartirá, pues su Ley del Pensamiento Más Fuerte, es también la nuestra.

La Ley del Pensamiento Más Fuerte que le otorga esa firmeza inquebrantable a nuestra querida niña, la motivó a explorar por un momento un mundo fantástico paralelo a suyo. Pues para el demoniaco orgullo de cada uno de los miembros de este Blogzine, VIA estuvo presente en la Muestra de Cómic, llevada a cabo en EL Centro Cultural de España en Santo Domingo. Allí compartió su aventura con una serie de Creadores, Personajes, y Fanáticos de esa expresión creativa, que aún sigue siendo una novedad dentro de los medios que los seres humanos usan para acceder a otros mundos. Así que, felicitémonos a nosotros mismos con un brindis de fuego y azufre, por el hecho de que el destino pétreo de VIA, fue del conocimiento de un público abrumado por la información estandarizada; y sus piedras ciertamente hicieron tropezar a más de una imaginación, por estar muy distraída con el asombro que nuestra niña les provocó.

Un Sieg Heil…!, a nuestro venerable Arcadio Encarnación, creador de la historia y el mundo visual de VIA, y obviamente a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, que semanalmente ejecuta su liturgia mágica con la digitalización a color del universo de VIA. Y a éste último le ofrendamos nuestras debidas libaciones, en esta ocasión con los pensamientos cuya sobrevivencia es la estructura misma de nuestra evolución. Una evolución espiritual a través de la creatividad, que se auxilia de la misa semanal que nuestro sumo sacerdote imparte con sus artes de dirección y edición de este Templo Virtual. Déjame ver…, ¿cómo iniciamos esto? Ah si, predicando La Ley del Pensamiento Más Fuerte y un Darwinismo Espiritual. Y claro ya saben como acabará… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Un Sacrificio Sobre la Tumba de una Estrella

Por Odilius Vlak.  -03052010-

Si se nos diera la oportunidad de sepultar el cadáver de una estrella, obviando el explosivo método de incineración de una Supernova… ¿Dónde la enterraríamos?, y más aún, ¿cómo llegaríamos a tiempo al momento preciso de su muerte, suponiendo que la luz que ha recorrido 500,000 años luz para alertarnos de su fallecimiento, no llegará a tiempo para permitirnos hacer los preparativos, para disponer de unos  despojos que al momento de dar nuestro más sentido pésame ante ellos, tendrán… 1, 000, 000 de años-luz de descomposición? Eso, tomando en cuenta la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz, cosa imposible… pues el Dios llamado Einstein, nos lo prohibe.

Lo más obvio es el siempre dispuesto espacio de un hoyo negro. Aunque también la gravedad tiene sus catacumbas, construidas sobre la ingeniería de la materia oscura. Aún mejor, disponemos de la gran tumba de la energía oscura. Lo cierto es que es un trabajo de connotaciones divinas. Y sólo aquellos que sacrifican sus debilidades sobre cada una de las tumbas, dentro de las cuales yacen las estrellas que inspiran su imaginación, pueden ejecutarlo. ¿Cuántas de las estrellas de luz oscura, han muerto en el microcosmos de nuestras vidas, anunciándonos su agonía, sólo a través de esa luz brillante que apenas nos alcanza, luego de miles de años-luz de espectral  luminosidad?

Pero regresemos a nuestros deberes sepulcrales con el cadáver de nuestra estrella… pues esto incluye también un sacrificio. Conmovidos por los extraños llantos de las ondas electromagnéticas de sus compañeras, e inspirados por miríadas de partículas de fotones, que vagan sonámbulas alrededor del cadáver del que alguna vez formaron parte. En cuanto al incienso  para crear la atmósfera necesaria, nos es dado por los compuestos químicos del mismo cadáver estelar, con el añadido de que también nos ofrecen un espectáculo visual, digno de un Hubble o un Spitzer.

El sacrificio consiste en crear un espectro de energía espiritual, el cual absorberá buena parte de nuestro Ser, y tendrá la personalidad de una vida terrenal cualquiera. El espectro será sepultado junto a la estrella, obviamente en un hoyo negro, pues este método es más barato que el de penetral la energía oscura. Su función consiste en simbolizar una vida que esté bajo la influencia del fantasma de la estrella, y sea guiado por ésta. Astrología necrológica sin dudas, pero que le vamos hacer. Y más aún, cuando los seres que participarán del ritual, son los mismos que han estado participando de él, desde que salió de su tumba este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, es decir sus miembros y cada uno de nuestros Hermanos Fanáticos.

La página del lunes será escenario de un ritual sobre la tumba de nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, quién no podrá en la edición de esta semana, sacrificar sus pensamientos oscuros sobre la tumba de nuestra sección TETRAMENTIS. Les pedimos excusas a todos nuestros lectores y en especial aquellos para los cuales los textos de Vicconius representan las constelaciones que forman su Zodiaco particular. Es que nuestro archidemonio está ocupado, leyendo en las pálidas estrellas de su infierno, el futuro que aguarda en toda muerte. Sin embargo, nuevamente tendremos el placer de contar con la colaboración de una musa que se abisma cada vez más en la tumba de la estrella que es. En esta ocasión Isis Aquino, sí, a ella me refería, exhumará una ovalada pieza maestra de su narrativa… El Huevo Cósmico. En él, las características lunares propias de la naturaleza femenina, teñirán los vapores alquímicos en la lejana Alejandría.

El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, continuará en la página del martes de la sección ALTERECOS4.D, con la segunda parte de su lectura 2001: Un Evangelio Espacial. Será la conclusión de esa odisea cósmica a través de la imaginación del divino Arthur C. Clarke. Como en todo ascenso evolutivo, el paso a cada nivel superior requiere del sacrificio ante la tumba, de la vida; para así emerger desde la matriz de la muerte a una nueva vida. Si les resulta complicado el trabalenguas, sólo embárquense en la odisea estelar para ser testigo… de la muerte de un hijo de la tierra, y el nacimiento de uno de las estrellas.

En cuanto a VIA La Niña de las Rocas, ciertamente no necesita la tumba de ninguna estrella sobre la que hacer un sacrificio, pues la estrella que en sí misma ella es, esta brillando cada vez más peligrosamente. Así, la página del viernes de la sección IMAGIXMUNDI, será el escenario del nacimiento de un nuevo estado en su voluntad de poder… y eso sin ella haber tenido que ser un objeto de sacrificio. En el Acto 20 de su odisea interna, nuestro venerable, Arcadio Encarnación, hará destellar en VIA una luz como para petrificar de miedo a las mismas rocas.

He aquí, que llegó el momento del sacrificio sobre la tumba de la estrella más brillante, en los extraños cielos que nos cubren de augurios sepulcrales, nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual. Su luz es tan espectral que nos llena de vida para así seguir muriendo. Qué más queda por sacrificar sobre la tumba de este Blogzine, si claro… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de la águilas.

Per Aspera ad Astra

Por Odilius Vlak.  -26042010-

Es seguro que sucederá en un futuro lejano y solitario… pero ha de suceder. Será en el silencioso infierno del oscuro vacio sideral. Allí, el extraño centinela del más profundo abismo, se detiene a escuchar los sonidos que imagina. En esa profunda distancia está él, ardiendo con las invisibles llamas del silencio absoluto y las ciegas tinieblas. Los temas que originan sus meditaciones inician y finalizan simultáneamente dentro de su más allá interior, sin ninguna especie viva, que con sus movimientos y ruidos, le impidan abismarse dentro de sí mismo. Sólo el silencio del vacío sideral, y los sonidos y las formas que evolucionan en su imaginación.

Sin embargo, ese extraño centinela, es la representación arquetípica de toda una especie: La Humana. Posiblemente existirán otros como él, diseminados a través de múltiples universos paralelos, y cada uno de ellos siendo la culminación particular de una evolución colectiva, reflejo de la capacidad creativa del espíritu humano. Él es un hijo de las estrellas, una meta que le fue difícil soñar y recorrer al genio más delirante. Pero no importa, pues quizás ese extraño centinela del más profundo abismo, recuerde a través de una misteriosa ruptura del tiempo y el espacio, la frase guerrera de los antiguos: Per Aspera Ad Astra… Por el sendero áspero hacia las estrellas.

Será una meta oscuramente hermosa, ese futuro del cual se está construyendo un presente, uno en el que este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, pretende ser un granito de arena angular. Veamos que tan áspero resulta ese sendero en la edición de esta semana. Esperemos que lo sea en gran escala, pues a cada uno de los miembros de este Blogzine, le gusta vivir peligrosamente… e imaginar también.

Pues que pena para nosotros, pues aquello de la aspereza del sendero hacia las estrellas, ha resultado más literal de lo que quisiéramos. Nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, no podrá emprender el sendero hacia las estrellas en la edición de esta semana, y mientras las estrellas no nos sean propicias, tampoco lo emprenderá en el futuro cercano. Eso quiere decir que nuestra sección TETRAMENTIS, no destellará su luz espectral sobre las conciencias de nuestros Hermanos Fanáticos, hasta una nueva conjugación. Pero no tan rápido, ya que en la página del lunes nuestra colaboradora, Isis Aquino, brillará por la ausencia de su actividad diurna, a través de un testimonio de su, Vocación Nocturna. En la brevedad de este texto, se muestra el largo sendero hacia unas estrellas embriagadas del verbo poético.

En la página del martes de nuestra sección ALTERECOS4.D, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, compartirá la primera de una serie de lecturas de novelas y cuentos claves de la literatura imaginativa. De esa manera les mostrará la primera parte de su experiencia titulada: 2001: Un Evangelio Espacial. Es la fanática interpretación que nuestro oscuro monje ha hecho del libro sagrado 2001: Una Odisea Espacial (1968), del divino Arthur C. Clarke. Si hay un trabajo de ciencia ficción que encarna fielmente los avatares que nos presenta un camino áspero hacia las estrellas, es este. Pues la simbolización de la evolución de una especie, desde su etapa primitiva hasta devenir en verdaderos astros encarnados, y todo a través del genio individual.

El sendero áspero hacia las estrellas que está recorriendo nuestra VIA La Niña de las Rocas, se pondrá más áspero de lo que sus estrellas se lo vaticinaron, en la página del viernes de nuestra sección IMAGIXMUNDI. Quizás éstas últimas estaban petrificadas por el Ser, que en nombre de la muerte, salió al encuentro de nuestra testaruda niña, y que en el Acto 19 de su aventura iniciática, está decidido a que ésta no vea más la luz de las estrellas. ¿Qué estará leyendo nuestro venerable, Arcadio Encarnación, en las estrellas que lo iluminan?… ¿Estará su sendero hacia ellas, tan áspero como el de VIA hacia la estrella más brillante?… La Muerte.

Bueno de aquí en adelante el sendero áspero, sólo conduce hacia el cúmulo de estrellas, que coronan el alma de nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Él es quién con sus pasos elimina la aspereza del sendero que cada miembro de este Blogzine, debe recorrer hacia las estrellas que iluminan sus infiernos particulares. Si algunos de nuestros Hermanos Fanáticos ya han iniciado el recorrido de su propio sendero hacia las estrellas, que no olvide esto… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Custodio del Influjo Lunar

Por Odilius Vlak.  -19042010-

Los seres sagrados, que desde el alba de la noche que nunca termina en el espíritu humano, han sido destinado a la custodia de las diferentes energías cósmicas, aún continúan su vigilia desde lo invisible. El orden universal es matemático, y las matemáticas tienen una ecuación no sólo para aquello que se puede medir físicamente, sino también para su contraparte metafísica. Ésta última, es captada sólo por la sensibilidad mística que vibra nerviosa, como una llama agitada por el aliento de un demonio, en cada uno de los puntos receptores del cuerpo humano. Sí, muchas manifestaciones extrañas se perciben a través de esos portales dimensionales, distribuidos con precisión matemática por todo nuestro cuerpo. Para los elegidos del abismo, su Sajasrara Chakrá, es un lúgubre Loto que  abre sus mil pétalos exclusivamente a la lívida energía plateada, que se derrama invisible junto a la luz de la luna. De esta manera su imaginación, sus visiones proféticas, sus sueños y pesadillas, se convierten en el templo sagrado en cuyo centro flota perenne el influjo lunar, y ellos mismos devienen en los custodios de esta llama somnolienta.

Así, cada genio o demente es un custodio del influjo lunar. Atesorándolo  bajo una intensa vigilia intuitiva en su imaginación. Sin importar cuanto cambie la Luna en el plano de las realidades físicas, en lo profundo de su Ser siempre está llena, destellando sus esplendores nocturnos como si fuera la primera vez. En la eterna oscuridad preñada de paisajes imaginarios, que en lo profundo de las almas de los elegidos del abismo grita sus dolores de parto, sólo un ojo puede penetrarla, el gran agujero luminoso de la Luna. También nosotros, los miembros de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, somos Custodios del Influjo Lunar y tú también, Hermano Fanático. He aquí que le mostraremos unos cuantos pétalos del lúgubre Loto, que siempre levita sobre los cráneos de nuestras antiguas muertes, y que una vez más se abre en la edición de esta semana, a la ablución sagrada del influjo lunar.

Morgan Vicconius Zariah, es el nombre de nuestro archidemonio predilecto en los catálogos demonológicos. El rige sobre una legión de influjos lunares, causantes de metáforas que hacen de la embriaguez poética una peste digna de ser padecida. Caeremos bajo su mortífero hechizo, en el desolado paisaje lunar de nuestra sección TETRAMENTIS. La página del lunes quedará ocultada bajo los, Eclipses de Vacío. En el que nuestro archidemonio pretenderá sentirse perturbado, por las obras de aquellos que se han dado una sobredosis de influjo lunar, y que han utilizado la tierra como escenario de sus visiones más allá del bien y del mal. En la página del jueves, nuestro elegido del abismo nos tiene una pieza maestra, digna de un custodio de alta jerarquía, El Último Hedor. Y es literalmente eso. Y para aquellas futuras víctimas de la venganza de un siniestro custodio del influjo lunar… será su último aroma.

En la página del martes de nuestra sección ALTERECOS4.D, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, les mostrará las visiones del último de los influjos lunares que experimentó, en las frías catacumbas del lado oscuro de su alma. Por los senderos más elusivos de la noche, se mueven unos seres que reclaman un título más visionario que los mismos custodios del influjo lunar. Ellos son almas reencarnadas de aquellas, que en antiguos eones cósmicos, vieron desde adentro el primer influjo de la Luna. Y serán aquellas que experimentarán su último influjo en este ciclo sideral. Se hacen llamar: Lunambulos. Esta será la última esmeralda luciferina que nuestro oscuro monje colocará bajo la luz de la Luna… por ahora.

En cuanto a la página del viernes de nuestra sección IMAGIXMUNDI, otros influjos destellarán sobre las arenas desérticas que coronan a Imperia, la capital de la Muerte. Unos que tomarán extrañas y monstruosas formas ante el camino evolutivo de VIA La Niña de las Rocas. Algunas vigilias es mejor no soñarlas, y algunos sueños es mejor no despertarlos, y más si quién los experimenta no es otro que nuestro venerable, Arcadio Encarnación, custodio del influjo lunar que ha despertado en VIA el sueño de eternidad. Algo siniestro siseará muy cerca de la imaginación de esta testaruda niña, en el Acto 18 de su aventura.

Y qué decir del custodio de todos nuestros influjos lunares. Nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual, sobre el que  derrama la realidad de la luz lunar y la oscuridad de su propia alma. Sin su vigilia intuitiva, nuestro Chakrá de lúgubres pétalos, perdería su aspecto marchito y decadente, para verse lleno de vida y luz solar. Y para el resto de los custodios del influjo lunar, es decir, nuestro Hermanos Fanáticos, sólo esto… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Futuro Post-Apocaliptico

Por Odilius Vlak.  -12042010-

El Apocalipsis representa la aurora sideral de la tierra, un amanecer que cabalga sobre la conciencia de cuatro jinetes, heraldos de un nuevo ciclo de esperanza radioactiva. Tras su paso, sólo queda la huella de su futuro, uno en el cual las posibilidades para estimular la capacidad creativa del ser humano bullen como los gusanos carroñeros en las entrañas de un cadáver. Y hablando de cadáveres que no descansan en paz por las preocupaciones de el día de mañana; aquellos cuyas ilusiones de futuro están exoneradas del apetito de los gusanos, veamos como luce el planeta tierra luego del golpe combinado de los delirios poéticos de los profetas, y la lógica matemática de las leyes del universo.

La tierra entera es un gran banquete que celebra el fin de la especie humana, al menos en su estructura biológica pasada, así como en su forma de pensar. Aquí y allá se ven reunidos miles de Mutantes (Sapiens?), famélicos y con el vientre hinchado, devorándose entre sí, sobre una tierra completamente yerma de toda vida orgánica, cenicienta, excepto por ellos. Pero ese matiz ceniciento que se extiende como esmalte sobre la tierra, es hermoso, con una tonalidad plateada, que al observarlo, extendiéndose a través de una sabana interminable, evoca un mar de mercurio. Es apoteósico el encuentro de esta manta plateada con las costas de un mar ennegrecido de petróleo. El vapor fosforescente, fruto de residuos químicos, que emana de ambas superficies pulidas e inmaculadas, forma una especie de aurora boreal monocromática, que corona de manera solemne, tanto bajo los rayos del sol como los de la luna, el hermoso Futuro Post-Apocalíptico.

Existen colonias de Mutantes más evolucionados, es decir, que se adaptaron a la perfección a las bondades sagradas que el apocalipsis derramó sobre su código genético. A estos los podemos ver disfrutando de un paseo a orillas del mar de petróleo, y explotando su nueva capacidad de comer materia orgánica e inorgánica de todo tipo: Fango de arena y petróleo; todo tipo de minerales; y también uno que otro fósil de antiguos animales o plantas que su futuro les ponga en su camino. Poseen formas extrañas, humanoides, pero con la textura de su piel sumamente gruesa, y una variedad infinita de protuberancias que a manera de cilindros le brotan por todos lados. Son felices, y esta capacidad de asimilar la energía para la sobrevivencia, en cualquier forma que se presente, la consideran la mejor perspectiva de su Futuro Post-Apocalíptico.

No queda nada de la herencia cultural y tecnológica del pasado, perdido en la amnesia del tiempo, en verdad otras estrellas brillan en el cielo. Demonios se les han aparecido a estos Mutantes y ellos no los reconocen, la misma suerte corren los Ángeles. En cuanto a los Extraterrestres, una que otra nave de reconocimiento se ha detenido, pero la tierra está tan cambiada, así como sus seres, que los alienígenas se han marchado, pensando que se equivocaron de dirección.

Pero esto no inmuta a los Mutantes, ni su futuro se estremece por ello, ¡se sienten dioses! Son tan envidiados que incluso, puedo visualizar desde mi trance, las almas de las cucarachas (pues ni estas sobrevivieron), quemando con su rastro el yermo plateado de la tierra, sedientas y mendigando un poco del código genético de los Mutantes. Éstos, por medio de su facultad de visualización telepática exterior, se transmiten con imágenes sus pensamientos. Una gran energía psíquica, fue otra de las bondades sagradas que el holocausto apocalíptico derramó sobre su Ser. De vez en cuando se pueden ver en estas imágenes, hechos del pasado, que se esconden como información parásita en el código genético de los Mutantes, pues la herencia biológica del Homos Sapiens anterior pugna por sobrevivir. Y esta base de datos emerge al margen de la voluntad de los Mutantes, manifestándose en su comunicación telepática exterior.

Es un espectáculo grandioso ver la atmósfera circundante, pletórica de imágenes psíquicas. También, es un oscuro orgullo para cada uno de los miembros de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, ver una que otra imagen, que habla de la presencia genética de un antiguo Hermano Fanático. Sentenciando altivo, que en algún punto de su pasado biológico, él leyó las bondades sagradas de ese Futuro Post-Apocalíptico, en esta INTROVISION. Veamos a continuación que otra cosa leyó esa futura mutación de los genes de nuestro Hermano Fanático, en la edición de esta semana.

Por ejemplo, en la página del lunes de nuestra sección TETRAMENTIS, la dirección espiritual de nuestro Hermano Fanático se dirigió hacia donde les señalaba el dedo siniestro de nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, es decir, hacia un destino Nórdico. En la página del jueves, su Futuro Post-Apocalíptico quedó paralizado entre El Bosque y el Poeta. Experiencias embriagantes, idóneas para poetizar cualquier apocalipsis.

En ALTERECOS4.D, nuestro Hermano Fanático tropezó varias veces en las catacumbas que subyacen en el lado oscuro del alma del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. Y que vio él allí, bueno lo que verán nuestros lectores en la página del martes: Un Tierno Botín. Uno que le enternecerá los corazones a los más acérrimos enemigos del apocalipsis. Definitivamente, ¡los niños son el futuro!… incluso luego del apocalipsis.

En la página del viernes nuestro Hermano Fanático quizás, le dio una mano a VIA La Niña de las Rocas, que en el Acto 17 de su aventura, se sintió algo cansada. Quién sabe si por el efecto de la visión fantasmagórica del arte sagrado de la muerte, que le brindó a manera de presagio uno de sus engendros predilectos… Beksinski.

Bueno, dejemos que sea nuestro Hermano Fanático de ese Futuro Post-Apocalíptico, quien le ofrenda las debidas libaciones a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Ése sin cuyo apocalipsis interior, nuestro futuro sería más color de rosas que el de la bella durmiente. Y ya saben, antes o después del apocalipsis, nuestro futuro debe recordar esto… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Nuestro Ego Conduce un Ovni

Por Odilius Vlak.  -05042010-

¿Qué exactamente significa eso? Bueno, entre otras cosas, aquello que imaginamos ser en potencia; es decir seres con la capacidad de modelar el plano físico en la caldera ardiente de una imaginación creativa. También, que estamos en contacto con leyes superiores, alienígenas para la mayoría de las entidades que visten sus almas con carne humana… para la casi la totalidad de los Homos-Sapiens. O simplemente, que estamos aún más elevado sobre la humanidad corriente de lo que Nietzsche lo estuvo. Hasta el punto de que seres extraterrestres decidieron tener un encuentro cercano con nuestro Ego, mucho antes que con algunos de nosotros, que somos los que lo acunamos, acariciamos, reverenciamos e idolatramos. Pues a través de la devoción a nuestro delirio de grandeza nos rendimos culto a nosotros mismos, en un nivel que sólo le está permitido a los seres autocreados.

¿Y cuál es la ruta de nuestro Ego? Hujj…! Pues cual otra sino la Vía Láctea, cuyo polvo estelar no tiene tiempo de adherirse a nuestro Ovni. Esto sucede porque el espacio a nuestro alrededor no es el que forma parte del universo circundante, sino un espacio personal, que se curva bajo el peso gravitacional de nuestro Ego imaginario: El ciberespacio de nuestro BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser.

Es un Ovni gigantesco, ya que los seres alienígenas —que obviamente son Dioses—, se lo obsequiaron a nuestro Ego a manera de nave generacional, sobre la cual puedan viajar todos nuestros Hermanos Fanáticos, hombro a hombro con el Ego unigénito de cada uno de los miembros de este espacio virtual, que es único e irrepetible. Nuestro Ego conduce el Ovni rumbo a otro universo paralelo, en un viaje que engullirá billones de años luz, aún con el atajo del agujero de gusano que la densidad gravitacional de la edición de esta semana perforará en las mentes de nuestros lectores. Así que, no vayan a fracturarse el cráneo, pues no queremos ver cercenado nuestro túnel cuántico por el bisturí de un ser carente de Ego… y delirio de grandeza.

Y si de Ego se trata, ninguno se eleva más que el de nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, que convertirá la página del lunes de la sección TETRAMENTIS en el Ovni sin principio ni fin en el cual viaja el verbo original: el Sanctus Verbum. Que ciclos tras ciclos en la evolución cósmica, circula como la sangre abstracta que nos empuja —con Ego o sin él— a continuar la senda iniciática del demiurgo poeta. La página del jueves será testigo de una mala jugada que el Ego de nuestro archidemonio le hará al estomago de su alma; el éxtasis de su náusea la dejará: Vomitando un Onírico Universo. ¿Cuántos universos podemos vomitar tras los mareos provocados por un viaje en Ovni? La página del jueves también verá su blanco virtual ser manchado por algunas letras de connotaciones míticas. Pues publicaremos el breve poema titulado Mito de la escritora Isis Aquino. Es un placer para nosotros que el Ovni que conduce el Ego de esta Musa del Abismo, nos traiga este poema a manera de colaboración. Pertenece a su libro inédito Vocación NocturnaDefinitivamente la oscuridad no pertenece a ningún Ego.

También la página del lunes será el Ovni sobre el cual arribará la tercera entrega de nuestra sección NEOSAPIENS. Su galería mostrará en esta ocasión los Mándalas No-Euclidianos del Ego matemático de M. C. Escher. Es necesario que nuestra percepción conduzca un Ovni, para captar de un sólo golpe de vista sus visiones tridimensionales pero con un Ego de cuarta dimensión… pisen con cuidado sobre sus grabados, no vaya a ser que sus Egos padezcan un vértigo.

En cuanto a la página del martes, Ovni oficial en el que viaja  nuestra sección ALTERECOS4.D, el monje negro de la medieval averoigne, Odilius Vlak, los llevará a hacer turismo a un espacio donde los Egos le han mostrado a la evolución espiritual, el último sendero digno de ser recorrido por las almas con delirios de grandeza: Aquellas cuya energía creativa ya no se proyecta hacia lo exterior sino más bien hacia el interior. Desde el que cada uno de los seres que habitan esta ciudad devienen en obras de arte ellos mismo. Hablamos de… Bioartepolis. última de las esmeraldas luciferinas que nuestro monje negro ha sacado a la luz desde el lado oscuro de su alma.

Por fin, reiniciaremos nuevamente el viaje iniciático de VIA La Niña de las Rocas, en la página del viernes de nuestra sección IMAGIXMUNDI. El Ovni que conduce el Ego de nuestra querida niña, es el que más rápido viaja. Y en su eterno peregrinar sobre las arenas del Cin nuestra futura diosa pétrea se tropezará con otro Ego del Abismo… uno cuyo Ovni viajó a ese «bello infierno en el horizonte», del cual ya le hemos hablado a nuestros fieles lectores. Le damos una oscura bienvenida a nuestro venerable, Arcadio Encarnación, según supimos su Ovni se había quedado varado en el lado pantanoso de su Ego.

Sólo nos queda ofrecerles la debidas libaciones —si nuestros Egos nos lo permiten claro está— a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Ése sin cuyo Ovni madre nuestros Egos tendrían que dedicarse a hacer trabajos de beneficencia social, y lo peor de todo, no en las nubes de los cielos de la cuarta dimensión, sobre las cuales están subidos, sino aquí… con los pies sobre la tierra. Pero no tan rápido, pues… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Almas Sedientas de Fuego

Por Odilius Vlak.  -29032010-

¿Saben cuál es la cara más bella, de la moneda que simboliza las dos opciones  para el destino de las almas que no se conforman con ser tibias? Yo se lo revelaré: Es el Infierno Hermanos Fanáticos, no el Paraíso. Pues:

El Infierno es el Paraíso reflejado en las pupilas de un Poeta…

El Infierno es el Paraíso balanceándose sobre una gota de sangre…

El Infierno es el Paraíso más imaginación…

El Infierno es el Paraíso que no teme arriesgarse…

El Infierno es el Paraíso que sabe que hacer con su libertad…

El Infierno es el Paraíso que responde por la soledad…

Y claro, huelga decir que el Infierno es el desiderátum para cada uno de los miembros de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Este anhelo es más que apropiado en el contexto de el extraño periodo «Santo», que se ha de celebrar  —bajo el acuerdo de una extraña armonía—, junto a la edición de esta semana. Por nuestra parte, dudo mucho que al extremo de este asueto, se le ocurra a cualquiera de las almas sedientas de fuego que habitan este Infierno virtual, al igual que a alguno de nuestros fieles lectores… ascender a los cielos. Esto así, porque ya sentimos el paladar de nuestras almas humear al contacto con las primeras gotas de fuego, que a manera de rocío, descienden anunciando un nuevo amanecer en nuestro InfiernoQue es el Paraíso pero visto con los ojos de un Demonio.

Ese amanecer, heraldo de un día más de llanto y crujir de dientes, también es la promesa de muchas cosas ardientes, tanto que tememos que les resulten afrodisiacas y, les exciten al punto prenderse fuego, con la sustancia altamente inflamable de su semen. Eso para nuestros Hermanos Fanáticos masculinos, pues en cuanto a las chicas, su condena queda libre de impuesto… A sí, las damas primero. Y ahora fuegos a la obra.

Iniciamos con la inextinguible sed de fuego de un alma que ciertamente tiene todas las condiciones para satisfacerla, pues se trata de nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah. En la página del lunes de la sección TETRAMENTIS, su alma mostrará que antes de encenderse la sed por el fuego, se debe tener sed por la muerte, y en su poema, El Descanso, el néctar de un árbol necrófago, puede mas bien avivar esa sed que sosegarla. La página del jueves verá manifestarse sobre ella el Infierno, y esta vez de manera literal. Pues nuestro archidemonio, nos enseñará el significado de la palabra, Mortificación. En el poema del mismo nombre. Pero en ese espacio dimensional de sufrimiento, las torturas y el dolor existen sólo para hacer fuertes a las almas… las almas  sedientas de fuego. Sí, el Infierno es parte de un plan divino… ¡El Infierno es amor!

La página del martes, reino virtual de la sección ALTERECOS4.D, también será testigo de los jadeos de otra alma sedienta de fuego. Pues el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, ha estado haciendo un poco de arqueología bíblica entre los muros enmohecidos del lado oscuro de su alma. Sus famélicos dedos temblaron al encontrar el manuscrito de un Génesis Apócrifo, según el cual Adán Jugó con Fuego. Y lo mejor de todo, es que no se arrepintió de haberse quemado. Suena siniestro… ¡esperen y arderán!

Y he aquí una noticia digna de ejecutar una sinfonía a golpes de llanto y crujir de dientes, pues la sed de fuego del alma engañosamente tierna de VIA La Niña de las Rocas, no podrá ser satisfecha durante un tiempo  con los fuegos de este Blogzine, correspondientes a la sección IMAGIXMUNDI. Nuestro venerable, Arcadio Encarnación, no ha podido —por dificultades personales obviamente— satisfacer la sed de fuego de su propia alma, y si él no arde, la peregrinación iniciática de VIA tampoco. Pues, sin sus fuegos reales, los de nuestra testaruda niña devienen en una ilusión. En todo caso, será sólo por la edición de esta semana, en la cual estaba programado la publicación del Acto 16 de su aventura. Les pedimos una ardiente disculpa a aquellos de nuestros lectores que  han seguido el rastro ceniciento, que los pasos en llamas de esta niña han dejado atrás. Esta semana trataremos de publicar los actos atrasados de su aventura: el 13, 14 y 15. De los cuales los primeros dos, fueron programados en el contexto de la semana especial en honor a H. P. Lovecraft.

Concluimos la introvisión de esta semana con las obligadas libaciones —en esta ocasión de fuego— al alma más sedienta del mismo en nuestro Blogzine: el sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Aquél cuyos fuegos fungen como combustible para cada uno de nuestros infiernos. Es necesario advertirles a nuestros Hermanos Fanáticos, que no vayan a cometer el error de asistir a la última cena el próximo jueves santo… pues algunos de ustedes podría ser Cristo. Y no queremos ver a unos de nuestros fieles, ser crucificado por culpa de la amnesia sobre una de sus vidas pasadas. Ya saben… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Aullando Nuestras Pesadillas

Por Odilius Vlak.  -22032010-

La luna brilla en lo alto, como si todos los delirios que a través de la historia sus influjos han provocado en los seres humanos, estuvieran celebrando un aquelarre en su lado oscuro. Bajo ella, sólo un gran yermo circular, delimitado por un bosque de grandes espinas de aspecto humanoide, y cubierto con el polvo de antiguas maldiciones. Este extraño santuario está ubicado en un espacio-tiempo diseñado por las visiones más oscuras, que acechan en lo profundo del sueño, a las imaginaciones más osadas. Cada cierto tiempo, en el marco de un ritual no registrado, Los Avatares de todas esas imaginaciones se reúnen en forma de lobos, alrededor de la estructura pétrea que se alza en el centro del yermo, y cuya forma es la de un ojo abierto; con su pupila dilatada por un espanto placentero y doloroso al mismo tiempo. Esta pupila es en verdad un pequeño estanque de sangre. Allí, circundando el ojo, le dan inicio al ritual de los aullidos, por medio al cual exorcizan sus oscuras visiones, dándolas en ofrenda a la luna que, siempre llena, brilla aún más frenética luego de esta adoración… Allí es cuando, a lomos de un éxtasis que agoniza a los pies de un amanecer cualquiera… aúllan sus pesadillas.

Estas pesadillas se reflejan en la superficie del estanque de sangre, poco antes de ser absorbidas por la luz lunar. Sobre la húmeda superficie de esa pupila escarlata, también se reflejan las pesadillas proféticas de los miembros de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Algunas de ellas —no las peores, para suerte de nuestros Hermanos Fanáticos— también las hemos aullado en este Blogzine. Y no se les ocurra huir hacia los brazos de la vigilia, pues si abren sus párpados físicos se cierra aquél, ubicado en nuestro santuario onírico, y si eso sucede, no podrán como lo hace fielmente la luna, beber de la pupila de sangre, las pesadillas que para esta nueva edición le aullaremos a todos ustedes.

En la página de este lunes de nuestra sección TETRAMENTIS, nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, les creará un Pandemónium de sonidos de una oscuridad invisible, todos ellos aullados, Desde La Orilla Dionisiaca. En la cual ciertas almas han cruzado, entre huesos y cenizas el rio que le está prohibido a los vivos. Para cuando sus dedos temblorosos puedan clickear la página del jueves, sus almas emitirán un chillido de espanto y placer, cuando conozcan, La Reina del Sabath, que gobernará sobre todas sus pesadillas.

En cuanto a la página del martes de nuestra sección ALTERECOS4.D, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, les aullará la última pesadilla que ha experimentado durante su estadía en el lado oscuro de su alma. En algún punto del lejano aullido del tiempo, en el cual reinan Las Estructuras Genéticas Arquetípicas, último residuo de los ancestrales cuerpos humanos, los Clones se alzarán desde la posición de las partes, para devenir en el todo. Y esto aullando sus pesadillas, con algo más que un Pandemónium… con un Clonesmónium.

En la sección IMAGIXMUNDI, de la página del viernes, VIA La Niña de las Rocas, continuará su búsqueda iniciática, acompañada por los ecos de los aullidos pesadillezcos de los adoradores del Segundo ProfetaLovecraft. Aquél que aulló las futuras pesadillas de Cthulhu. Esta jovencita, que en la edición pasada no estuvo tan sola en el desierto, le seguirá arrancando aullidos a las arenas ardientes, en su Nietzscheana peregrinación hacia Imperia, la capital de la Muerte. Y sólo la Muerte, sabrá lo que esta jovencita experimentará en el Acto 15 de su aventura… ¡El arcano del Diablo!

Como siempre, sólo nos resta aullarle nuestras pesadillas, a manera de ofrenda, a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Sin sus pesadillas, nuestros aullidos no serían tan sonoros. Así que, Hermanos Fanáticos, aúllen fuerte sus pesadillas alrededor de ese santuario onírico, en el centro del siniestro yermo, y no olviden ponerle como epígrafe, estas palabras… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

No Está Muerto lo que Sueña Eternamente

HP Lovegraft, El profeta de providence - M.E. Goth.

Por Odilius Vlak.  -15032010-

Ilustración elaborada por: M.E.Goth

«El proceso de explorar el negro abismo, es para mí la más intensa de las fascinaciones.»

H. P. Lovecraft.

Y desde el fondo de ese abismo emanarán los vapores de unos sueños que arden sobre el hielo eterno en las murallas de ciclópeas ciudades pre-humanas, allá lejos, en la infancia de antiguos eones que se arrastran, En las montañas de la locura. Engendros mutantes del sueño arquetípico que Cthulhu, que, si bien muerto, continúa soñando en la sumergida ciudad de R’lyeh. Sueños alrededor de los cuales danzan, en un aquelarre fuera del tiempo, las sombras de las mil cabras de Shub-Niggurath. Sueños que marcan la senda que ha de recorrer el oscuro mensaje de Nyarlathoteh, entregado de las fauces del vacío cósmico, a los oídos tridimensionales de inquietos adoradores. Sueños que se han levantado de la tumba de la vigilia de aquél, que los sacrificó la noche anterior, en el explosivo altar cósmico de Azathoth. Sueños que se han escapado a través de la cerradura hiperdimensional que vigila Yog-Sothoth, para devenir en las pesadillas que iluminarán con la locura, el camino hacia las tinieblas de aquél, que ha logrado desvelar el secreto de un conocimiento tan cósmico que resulta horroroso. En fin, sueños que se reflejan en las pupilas de aquél, que aun muerto, sigue soñándolos. Pues su alma continúa explorando desde otra dimensión el negro abismo. De aquél que: no está muerto, pues sigue soñando eternamenteEl maestro y profeta: H. P. Lovecraft.

La edición de esta semana, en este, su BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, será una muy especial, que lo convertirá en «Los mitos que ya son y siempre han de ser». Pues será Hermano Fanático, un Dossier en honor al maestro del horror cósmico, en el contexto de un aniversario más de su muerte.

Howard Phillips Lovecraft (agosto 20, 1890—marzo 15, 1937; Providence Rhode Island, Estados Unidos), fue aquel soñador solitario, que estuvo lo bastante atento dentro de sus sueños, como para escuchar los abismales secretos que guardaba el cosmos primigenio en el interior de Divinidades del espacio exterior. Miembro selecto de una estirpe de visionarios del horror y la fantasía desde Edgar Allan Poe a Lord Dunsany, y de manera general de todos aquellos que desde el principio de los tiempos le han arrancado al oscuro misterio, porciones de luz para adornar los Mitos. Muy poco hay que decir de su exploración en el negro abismo, pues ostenta títulos que hablan por sí mismos: Polaris, La Nave Blanca; La Ciudad sin Nombre, Encerrado con los Faraones; La Llamada de Cthulhu y los grandiosos ecos de su Mito; El Color que cayó del Cielo, La Música de Erich Zann; El Extraño, El horror de Red Hook; A Través de la Puerta de la Llave de Plata; En los Muros de Erix; Herber West el Reanimador… La Sombra Fuera del Espacio y un largo etcétera de relatos, quizás demasiado reveladores como para hacer temblar las rodillas del alma. Historias que son algo más que horror, fantasía o ciencia ficción, pues resultan reveladoras a través de un estremecimiento; le recuerdan lejanas edades a nuestra imaginación a través de la fantasía; y hacen del universo un mecano delirante a través de la ciencia ficción.

En este 73 aniversario de su muerte, o más bien de su despertar, hemos querido rendirle un humilde pero fanático y merecido homenaje a su memoria. Y para ello, hemos soñado la manera más dinámica de hacerlo. Así, por primera vez en la corta existencia de esta cruzada en contra de lo evidente, las siete páginas de nuestro Blogzine, esperarán por los sentidos de nuestros Hermanos Fanáticos, con un contenido digno de su fidelidad.

Comenzaremos por las páginas que aún se conservan vacantes: Las del Miércoles, el Sábado y el Domingo, en las cuales le brindaremos material inédito a nuestros lectores, traducidos del inglés para su exclusivo placer. En la página del miércoles publicaremos por primera vez en español, «La Cronología de los Mitos de Cthulhu». Un registro histórico, desde el punto de vista de los Mitos, de los hechos que a lo largo de millones de años han imprimido las huellas de ese Mito, cuyas piezas dispersas fueron ensambladas en la imaginación de Lovecraft: Desde el Big-Bang, tras del cual, según los adoradores, estuvo la mano de Azathoth; pasando por la redacción del Necronomicon, por el árabe loco, Abdul Alhazred, hasta los obsesivos sueños compartidos de un grupo de personas al final de marzo y principios de abril  del 1925, que anunciaban el resurgimiento de R’lyeh. Será una experiencia entretenida y de un gran carácter informativo para nuestros lectores, que tendrán en un sólo texto una guía histórica del devenir de los Mitos.

Para la página del sábado el paladar imaginario de nuestros lectores, degustará una golosina hecha de mandrágora, preparada por las famélicas manos del mismísimo maestro. Pues el texto que publicaremos, será otra joya inédita en español, y esta vez del puño y letra del profeta. Su título lo dice todo: «Sobre Escribir Ficción Sobrenatural». En él, Lovecraft reflexiona acerca del proceso de escribir en general y de su elección del horror y lo sobrenatural como elementos principales en su actividad literaria. Demostrando con ello, que no bastan los sueños y los susurros de las Musas del Abismo, sino que el método y la disciplina, lo son todo a la hora de concretizar en el plano físico, aquello que ya es realidad en el plano de la imaginación. Es un testimonio honesto de un genio que no da por sentada su genialidad, sino que somete sus posibilidades a un proceso de autobservacion. Es por otra parte una fuente inspiradora, para todos aquellos que desean sacarle provecho a una faceta más práctica del maestro… Que en realidad somos todos nosotros.

Y para la página del domingo, otra primicia en español. Esta viene de parte de Joseph H. Peterson, del cual nos hemos permitido la libertad de traducir uno de sus textos publicado en su espacio virtual, titulado: «Arrojando Algo de Luz Sobre las Fuentes de Lovecraft». A través de él, el autor explora las posibles fuentes reales a la cual Lovecraft tuvo acceso en su larga exploración del negro abismo, para revitalizar nuevamente un corpus de conocimiento ancestral, bajo un nuevo y atractivo título: El Necronomicon. Lo interesante de este artículo, y que dice mucho acerca de la seriedad de su autor, es que el tema tan controvertido del grimorio central en la obra de Lovecraft, es abordado desde una perspectiva iniciática y responsable, que nada tiene que ver con el Necronomicon canonizado y vulgarizado a la vez, en el reino de la literatura fantástica. O en otras palabras, para Joseph H. Peterson, la oscura sabiduría que se abrió paso a través de la obra de Lovecraft, es la última versión de un conocimiento autentico. Si ya tenemos esto claro, veamos ahora que le tenemos en nuestras secciones habituales.

TETRAMENTIS, la sección-ritual de nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, manifestará en la edición de esta semana su exploración particular del negro abismo, con un resultado que expresa un anhelo hacia una de las musas del abismo que quizás también inspiraron al maestro, así que no esperen que mire hacia atrás, pues nuestro compañero en las tinieblas se dirige: Hacia el Sueño Invisible de una Musa. Para la página del jueves, el canibalismo se elevará hasta niveles cósmicos con la presentación en nuestra tres dimensiones de los, Astropofagos. En el vacío del espacio exterior, pululan nebulosas y galaxias que babean polvo de estrellas, ante la energía fresca de una supernova… no les recuerda eso a Azathoth.

ALTERECOS4.D, el oscuro monasterio que se alza en el centro del alma del, monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, será escenario en la página del martes, de un oscuro cántico poético en honor al maestro. Pues Odilius, que continúa su estadía en el lado oscuro de su alma, tiembla de éxtasis entre los muros humedecidos de las catacumbas de ésta, mientras se imagina a sí mismo: En el Edén de H. P. Lovecraft. Un himno ardiente, emanado de un alma que sinceramente, quiere terminar sus eones entre las hermosas monstruosidades del universo imaginario de Lovecraft.

IMAGIXMUNDI, el sendero particular de la evolución pétrea de VIA La niña de las Rocas, será también escenario del homenaje que le haremos esta semana al maestro H. P. Lovecraft. Esta divina niña, que ha decidido también explorar el negro abismo, acaba de tener una conversación decisiva con la Muerte, en el acto pasado de su búsqueda. Y ha emprendido el camino a Imperia, el hogar sin tiempo de la Muerte, a través del desierto. Pero en lo profundo de éste, se le revelará una visión tan ciclópea que abarcará tres actos de su peregrinación. La dimensión de los sueños es una estructura hiperdimensional, en el cual los sueños del pasado, presente y futuro, se funden en un instante eterno… VIA experimentará un instante parecido, cuando contemple el éxtasis de los adoradores del Segundo Profeta.

Y la presencia de VIA, se extenderá hasta la página del sábado, en la cual le mostraremos a modo de galería, una serie de imágenes de su mundo onírico, que guardarán una relación directa con el homenaje que en esta edición le rendiremos al maestro. Esto dará inicio a una sección especial titulada Imagixmundi Extra, en la cual se explorará el negro abismo del universo de la historieta, y que en esta sección inaugural, estará dedicada al Profeta de Providence, en el contexto de nuestra edición especial.

Sólo nos queda derramar las debidas libaciones a nuestro sumo sacerdote, Makus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual. Y cuyas visiones han sido responsables de la portada que adorna la página de este lunes de nuestro Blogzine. Definitivamente, algunos tentáculos son más largos que los sueños que los concibieron, sin importar que estos sueños han sido engendrados por el mismísimo Lovecraft. Eso es todo por ahora Hermanos Fanáticos. Pero no tan rápido, que la exploración del negro abismo continúa teniendo sus mártires, entre los cuales estamos nosotros sus fieles servidores. Y no olviden que… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

En el Principio Sigue Siendo la Imaginación

Por Odilius Vlak.  -08032010-

En el principio sigue siendo la imaginación, porque la imaginación es la sangre del verbo, y si este se hubiese desangrado no habría tenido el poder de entonar el conjuro mágico que inicio la explosión cósmica de la creación. En el principio sigue siendo la imaginación, que en el presente sigue haciéndose la carne de nuevos horizontes desde los cuales, si miramos hacia el pasado sobre los hombros de un Cíclope, no alcanzaríamos a ver el Génesis; y si lo hacemos hacia el futuro, nuestra visión se perdería más allá del Apocalipsis. En en el principio sigue siendo la imaginación, simplemente porque su principio es al mismo tiempo el final, ese final que nos espera al final de la expansión cósmica del alma universal, y todo ello para que nuevamente, al comienzo de otro ciclo… En el principio continúe  siendo la imaginación.

Ella es la que sopla sobre los gases que forman nebulosas de compuestos químicos multicolores; colores que a su vez son utilizados por los demonios para pintar paisajes al fondo de las almas imaginativas; almas que a su vez, harán que la cruzada de la imaginación continúe siendo, entre el principio y el final, antes del primero y después del segundo, en contra de todo lo estéril que amenaza con coagular esa sangre sagrada, que corre por las venas del verbo del poeta y el conjuro del mago… y también en la pureza de tu fidelidad Hermano Fanático.

Ella es la que desde el principio ha seguido siendo y, ¡circulando!, a través de las venas de este, su BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Y en el verbo, los conjuros y la pureza fanática, de cada uno de sus miembros. Y así como desde el principio ella ha seguido siendo, también lo será en la edición de esta semana de nuestro verbo, conjuros y pureza fanática, en la cual les traemos… bueno…

En la página del lunes de nuestra sección TETRAMENTIS, el archidemonio, Morgan Vicconius Zariah, estará decidido a que no sólo su imaginación sino también su alma, continúe siendo registrada en los tratados de demonología, y para ello mostrará su membrecía obtenida desde el principio de los tiempos: Los Satanianos. Para la página del jueves, la brújula mágica de su alma apuntará hacia la estrella guía de los Hiperbóreos, que aún sigue siendo imaginada en los sueños de las almas de las razas poderosas, así que, observen bien hacia donde apunta su dedo, ya que es a: Mi Norte Mágico.

En la página del martes de nuestra sección ALTERECOS4.D, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, se tomará un tiempo en el lado oscuro de su alma, y allí imaginarse siendo un mago y poeta a la vez, que desde el principio de los tiempo le ha estado marcando el ritmo a la evolución cósmica, una que comienza y termina en un conjuro mágico, que comienza y termina en un… Big Bang Magick. Las fuerzas cósmicas desde el principio se han imaginado a sí mismas alzadas en batallas; batallas llevadas a cabo por poderosos magos; batallas registradas en las crónicas de los poetas, y en lo profundo del universo hay una… imaginándose a sí misma ser iniciada por ti.

En la página del viernes, de nuestra sección IMAGIXMUNDI, esa pequeña entidad llamada, VIA La Niña de las Rocas, que desde el principio se ha imaginado a sí misma siendo algo menos carnal, y que en el Acto 11 de su aventura, se imaginará a la muerte inclinándose a sus pies… y concediéndole un deseo que se haga realidad fuera de su mente… pero, ¿estará ella aún con vida para disfrutar de su logro? Eso sólo lo puede responder nuestro venerable, Arcadio Encarnación, pero no lo hará, ya que él  desde el principio sigue imaginándose a sí mismo el símbolo del silencio.

Sólo nos resta ofrecer las debidas libaciones a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Él ha estado desde el principio imaginándose a sí mismo ser, la materia oscura que sostiene las visiones que semana tras semanas tenemos el placer de brindarles. Así que no olviden Hermano Fanáticos, seguir imaginándose a ustedes mismos recitando estas palabras… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

La Oscuridad no Cuesta Nada

Por Odilius Vlak.  -01032010-

Sólo para comenzar: «El sueño es como un cuadro, pero hay que cuidarse de desmembrarlo de acuerdo a un sistema moral o psicológico para encontrarle una interpretación: es preferible permitirle al espectador que subsista en su genuina pureza simbólica, porque la visión visible y creadora es más fuerte y fecunda que su prolijo análisis.»

Alfred Kubin

Claro, y… ¿Por qué tratar de explicar aquello que está diseñado para ser comprendido por la intuición? ¿Aquello que tras ser desnudado pierde su significado espiritual, sólo para convertirse en un método fácil de comprender, con el cual la razón tratará de penetrar el Misterio por el camino corto y espacioso? No, dejemos los símbolos oníricos así, ya que si bien soñarlos no cuesta nada, su desmembramiento psicológico aumentará su precio para el espíritu; que es el único que posee un derecho exclusivo absoluto para penetrar los símbolos del sueño y más allá: en la oscuridad primigenia, de la cual esos sueños gratuitos extraen todo su material simbólico. Entonces es cierto, soñar no cuesta nada… tampoco la oscuridad que sostiene la dimensión de los sueños.

Iniciamos la INTROVISION para la edición de esta semana de este, su BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, con un pensamiento de Alfred Kubin, que advierte sobre el vicio moderno de profanar el misterio del símbolo a través de la moral o la psicología, y convertirlo en una especie de manual de usuario para el estéril «¿Por qué?», tan dado al narcisismo de su propia belleza y a la autocomplacencia.

En la edición de esta semana Kubin no sólo nos prestará sus palabras, sino también sus: Símbolos del Crepúsculo. Ellos, marcharán sonámbulos por la galería onírica de nuestra sección NEOSAPIENS, cuya segunda entrega está dedicada a este pintor y escritor, de un expresionismo simbólico único. Las extrañas imágenes que sus sueños han extraído del lado oscuro de su alma, nos sumergen en un universo de paisajes encadenados por un eterno crepúsculo y en los cuales la luz, se podría jurar, no pertenece a ellos, sino que se filtra temerariamente desde la vigilia. La obra de Kubin nos muestra que soñar no cuesta nada y que para acceder al lado oscuro de nuestra alma, no tenemos que invertir un centavo, pues la oscuridad tampoco cuesta nada.

Y qué decir acerca de lo que nos tiene reservado nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariath, para nuestra sección TETRAMENTIS. Pues es algo como para chuparse los decrépitos dedos del cadáver que hemos olvidado ser. Así, para la página de hoy lunes, el magnetismo de su prosa poética los invitara a pescar algo mucho mejor que hombres… pues, ¿por qué hacerlo? Si podemos convertirnos en, Pescadores de Galaxias. El próximo jueves, luego de la procelosa tarea de una pesca de características tan cósmica, lo mejor es descansar, Bajo la Sombra del Ángel Negro. Definitivamente Vicconius está muy involucrado en el propósito de perder sus almas, pero en sus propias dimensiones.

Para la página del martes, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, les tiene la segunda y última parte del artículo: Retorno al Lado Fantástico de la Realidad. A través del mismo, penetraremos aún más en el universo del «Realismo Fantástico» y su piedra angular, El Retorno de los Brujos, sus herederos, y lo que se podría denominar una escuela literaria, con un propósito evolutivo que aún espera por nosotros varios años luz en el futuro.

Llegamos al fin a la página del viernes y al umbral de la sección IMAGIXMUNDI. Ya saben quién nos espera al otro lado: VIA La Niña de las Rocas. ¿Qué cómo se está portando esa chiquilla malcriada; ésa que al parecer en su oído interno habla Zaratustra? Pues creo que no hay mucho que decir, pues algunos de ustedes Hermanos Fanáticos han sentido la fuerza de su voluntad de poder, aptitud que se manifestará más radical, cuando VIA decida soplar sobre ciertos fantasmas que han intentado empuñar espadas. Nuestro venerable, Arcadio Encarnación, le ha trazado una senda espinosa a esta jovencita de aspiraciones pétreas, pero saben, esas espinas estimulan e inspiran.

Como siempre sólo nos resta derramar las debidas libaciones a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. alguien cuya oscuridad no tiene precio, y para quien los sueños son símbolos tan inviolables como el destino pétreo de VIA. Esto es todo para esta edición. Y no olviden que… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Fantasear o no Fantasear, ¡Esa es la Cuestión!

Por Odilius Vlak.  -22022010-

No creo que sea una profanación del universo conceptual encerrado en la célebre frase del maestro William Shakespeare: «Ser o no ser, esa es la cuestión», aquello de «Fantasear o no Fantasear, ¡Esa es la cuestión!», ya que en ambas lo que se pone en juego es la expresión más autentica del ser humano. Digamos que en la paráfrasis cuasi ontológica de la frase de Shakespeare, los Hermanos Fanáticos que anhelan llegar a Ser, lo harán, pero a través de un proceso evolutivo que se iniciará primero en su fantasía; o en otras palabras, no es cualquier Ser lo que quiero Ser, sino un Ser fruto de mis fantasías más delirantes, pues ese será el Ser más real al que puedo llegar a Ser… Sí, así como suena.

Pero ese ser de connotaciones fantásticas, muchas veces hay que buscarlo en el núcleo ardiente de hierro y níquel de la tierra en que vivimos y la realidad que traza su circunferencia. No importa si la fantasía es nuestra herramienta principal en esa búsqueda, si accedemos con el TNT de nuestra fantasía al núcleo de la realidad, estaremos en capacidad de crear un nuevo núcleo junto a una nueva realidad circundante, que se adapte a nuestra fantasía… Pero antes hay que destruir el antiguo. Y la fórmula de esa dinamita especial, fue definida hace tiempo con un nombre que no les sorprenderá: «Realismo Fantástico».

Ya que conocemos el nombre de nuestra «espada» y nuestra «brujería», podemos pasar a los asuntos extraoficiales que les traemos para esta semana. Ese archidemonio legendario, cuyo nombre verdadero está escrito, pero en los tratados de Demonología del futuro, pero que aquí, en este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, se conoce con el nombre de Morgan Vicconius Zariath, les susurrará tiernas cosas a su oído interno en las páginas de nuestra sección TETRAMENTIS. Hoy lunes les describirá una escena que los convencerá de que las antiguas bacanales dionisiacas y aquelarres medievales, aún tienen sus Musas para mantenerlos vivos, en su intenso poema, Entes de la Flauta de Bronce. Para la página del jueves nos conducirá por la visión de un extraño futuro, en donde el Ser que la humanidad a fantaseado Ser, es una combinación de los rituales de los grandes magos y las formulas matemáticas de los grandes científicos. Solo espero que no sufran un vértigo cuando miren hacia, La Visión del Agujero.

En la página del martes de nuestra sección ALTERECOS4.D, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, les traerá la primera parte de su artículo: Retorno al Lado Fantástico de la Realidad, el cual introducirá a nuestros lectores en el universo delirante encerrado en el libro: El Retorno de Los Brujos, de Louis Pauwels y Jacques Bergier. Ese trabajo es la piedra angular de todo un edificio de especulaciones que hoy a muchos de nuestros lectores les parecerán común, pero que en el año de su publicación, 1960, aún eran pocos conocidas, o no lo eran en absoluto. Por lo demás, este libro no ha podido ser igualado en ningún sentido, ni en la personalidad del lenguaje narrativo, ni en las cumbres visionarias que alcanza la tesis de estos maestro: Esoterismo Nazi; tecnología de las Civilizaciones Antiguas; Sociedades Secretas tras una agenda política; Mutación etc… Todo ello emanó de ese libro, como los males, de la caja de Pandora.

En la página del viernes de nuestra sección IMAGIXMUNDI, veremos si a VIA La Niña de las Rocas, su anhelo de Ser algo más de lo que Es, le ha dejado algo de su antiguo Ser de inocencia infantil. Pues lo necesitará para enternecer el orgullo ofendido de los antiguos guerreros del Cin, cuyos egos estan más vivos que nunca pese a la eternidad que llevan en los brazos de la muerte. Quizás, el venerable, Arcadio Encarnación, le introdujo unas cuantas golosinas en su bolsillo… quien sabe si con ellas VIA les dulcifica el carácter, amargado por algo más que la putrefacción.

Claro, ninguno de los miembros de este Blogzine podría llegar a Ser, sin la mediación del Ser de nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Él ha tenido que fantasearse a sí mismo Ser otro Ser, para poder lidiar con unas fuerzas extrañas, que para colmo son de este mundo, y así poder llevar a cado el ritual semanal de la publicación del mismo. Qué más queda por decir, si claro… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

A la Mitad de una Senda Circular

Por Odilius Vlak.  -15022010-

La memoria es temeraria. Así, luego de leer la máxima de Charles Fort de que «podemos medir un circulo comenzando por cualquier parte», decidió emprender el trazado de una senda imaginaria por el papel real de su existencia, en el cual sólo hay  pasado y  futuro. Pero ella está a mitad de esa senda circular, sin saber en qué dirección está el pasado y en cual el futuro. Lo único objetivo es su presente, que se mantiene firme sobre la filosofía de la continuidad de Fort, en la cual todas las cosas, incluyéndola a ella misma, es un estado intermedio entre dos extremos. De esa manera se debate entre el recuerdo de un futuro por emprender y la aspiración por los hechos del pasado, los cuales ya no están ni enfrente ni detrás de ella, sino en su imaginación. Pero claro, si de eso se trata, de imaginación, cuya hospitalidad le da la bienvenida, incluso a los delirios de una memoria que, recorre una y otra vez, la senda circular de un tiempo irreal.

Afortunadamente para nosotros Hermanos Fanáticos, esa es una senda que podemos recorrer sin ningún problema, pues desde hace más de un siglo  poseemos la maquina del tiempo de H. G. Wells, que siempre ha estado a la disposición de todos aquellos que deseen imaginarla, y con ella, esa senda circular deviene en un divertido juego sin principio ni fin.

Así, en la edición de esta semana de este, su BLOGZINE de las cosas que no son  pero que deberían ser, les traemos una larga senda recorrida y otra que se esta recorriendo. Para la página de hoy, en nuestra sección TETRAMENTIS, nuestro archidemonio, Morgan Viccanius Zariath, compartirá con sus lectores una posesión nada desdeñable, que sólo la obtienen aquellos que han recorrido la senda circular sin intentar delimitar el pasado o el futuro. Sabrán de que se trata cuando recorran la senda de su poema, Estrella Mía. En la página del jueves, Vicconius les servirá una poción de láudano y mandrágora, necesaria para que su memoria soporte el desafío que le espera, cuando emprenda el recorrido de, La Memoria de la Piedra, y créanme, vigilen bien sus pasos para que no tropiecen con ella.

En la página de mañana martes, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, les traerá la última etapa de un viaje a través de una senda circular alrededor de la cintura del universo, con la tercera parte del articulo: Pulp Magazines: El Reino que no fue de Este Mundo. Cuantas sendas fueron recorridas por ese reino, cuya estirpe de reyes sagrados se remonta a una línea de nobleza tetradimensional. Les aseguro que todo aquel que lo lea, puede morir en paz, pues resucitará al tercer día. Y no en este mundo, sino en cualquiera de esos que se hicieron realidad en las paginas de las revistas pulp.

En cuanto a la página del viernes de nuestra sección IMAGIXMUNDI, una senda está siendo recorrida en dos espacios al mismo tiempo. En la imaginación de nuestro venerable, Arcadio Encarnación, y en la voluntad de su creación: VIA La Niña de las Rocas, cuya osadía ante los antiguos guerreros del Cin, puede hacerle su encuentro con la muerte más cercano de lo que ella piensa… ¿o imagina? Bueno, al parecer esos nobles guerreros, han estado mucho tiempo en el olvido de la muerte como para darse cuenta que, los niños de hoy no respetan a sus mayores.

Sólo nos queda derramar las debidas libaciones a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual. Él les envía excusas a todos nuestros lectores por ciertas actualizaciones visuales que no se hicieron con tiempo en la edición pasada. Al parecer se equivocó de dirección, y al doblar una esquina se encontró en la misma senda circular, que antes había tomado nuestra memoria arquetípica. Con la diferencia de que ésta tiene todo el tiempo del mundo, pues es una senda imaginaria la suya, pero nuestro buen Markus no, pues su senda es una que hace sudar a las mismas piedras. Esto es todo en la edición de esta semana Hermanos Fanáticos… sólo me resta decirle esto al oído de su memoria… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Las Arenas del Tiempo

Por Odilius Vlak.  -08022010-

Las arenas del tiempo se extienden en ondas pluridimensionales desde el abismo hasta la cima y de la cima hasta el abismo; desde el pasado al futuro y del futuro al pasado. En el centro está nuestro presente, hombro a hombro con nuestro estado ordinario de conciencia, con sus pies bien puestos sobre la tierra y sin sentirse atraído por el cielo o el infierno. Sería terrible la vida, si el presente y el estado ordinario de conciencia de cada ser humano, nunca escucharan el canto de sirena de la imaginación. Y por lo tanto, nunca decidieran emprender una peregrinación sobre las arenas del tiempo, que ondulan alucinantes desde el desierto de su  microcosmos, hasta las dunas del macrocosmos que engloba lo existente y lo inexistente. Afortunadamente para nosotros, adoradores de las mentes imaginativas, son muchos los creadores que se aventuran hacia esos desiertos hiperdimensionales, y en la edición de esta semana en este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, le rendiremos un humilde homenaje a unas de las mentes imaginativas más grande de todos los tiempos.

Se trata de Frank Herbert (1920-1986). Profeta, visionario y explorador de los túneles geométricos que dibujan la figuras más osadas de las ciencias en todos sus aspectos. Y un 11 de febrero, su genio creador de esfumo en los brazos de la muerte; posiblemente para ir a descansar en las arenas del futuro que imaginó, 20,000 años más adelante en su saga DUNE. Para algunos la obra más grande dentro del género de la Ciencia Ficción, y es a ésta lo que el Señor de los Anillos es a la literatura fantástica. La multiplicidad de conceptos y dominios del conocimiento humano que Herbert exploró en su tetralogía son asombrosas, entre ellas la ecología, de cuyas preocupaciones DUNE es reconocida como la primera obra de ciencia ficción que plantea un punto de vista educativo e inspirador. Nosotros, para no dejar pasar esta fecha sagrada sin ningún tipo de libación, decidimos traerles en la pagina del miércoles y, a modo de edición especial, una selección de los encabezados que coronan cada capítulo de la primera novela de la saga. Es todo lo que podemos hacer por ahora en relación a unos de los grandes dioses de la literatura imaginativa… Pues con esta saga tendremos otro encuentro, en un futuro no tan lejano como su tiempo lo plantea.

Pero las arenas del tiempo no cesan de penetrar por los resquicios de otras imaginaciones. Así, en la página de hoy lunes de nuestra sección TETRAMENTIS, el archidemonio, Morgan Vicconius Zariath, luego de habernos sumergido en el universo mágico del mago Edegmur, nos dará una bocanada de aire fresco con su breve poema, Destello de Inocencia. ¡Pero cuidado!, no se lo tomen literalmente. En la página del jueves de la misma sección, Vicconius le prestará  su verbo poético a las visiones de un «oscuro chamán», que se atreve a sostener la mirada de lo desconocido en su intenso poema, Totem.

Mañana martes, en nuestra sección ALTERECOS4.D, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, continuará la exploración de ese Reino que no Fue de Este Mundo: las Pulp Magazines. En esta entrega, los ilustradores y personajes que constituyeron las principales estirpes de reyes fabulosos, en esa mitología contemporánea, enmarcada en portadas delirantes y, construida con papel barato de color crema. Como podemos ver, las cosas divinas pueden nacer en algo más humilde que un pesebre.

Y ya que hablamos de las arenas del tiempo, el venerableArcadio Encarnación, les tiene un gran puñado reservado a su fantasía en la página del viernes de nuestra sección IMAGIXMUNDI. VIA La niña de las Rocas, a tomado su decisión; manifestada con un grito de rebeldía, entonado por su voluntad de ser. No, no se rendirá a la muerte, pues eso no es de guerreros. Pero algunos guerreros lo siguen siendo aun después de la muerte, como veremos en el Acto 7 de su aventura.

Y para nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual, a falta de sangre, pues nos la hemos chupado toda, nuestras libaciones para él, serán con las arenas del tiempo que se arrastran desde el futuro de DUNE. Así que, puede construir su oscura torre con ellas, que no tema, pues ningún viento la destruirá… excepto VIA, claro está. Pero con la magia que le han aportado los colores de su imaginación, dudo mucho que esta chiquilla traviesa intente jugar pesado. Eso es todo en esta edición Hermanos Fanáticos. Y qué decir, sino que… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Fantasias Imaginadas de Ayer y Hoy

Por Odilius Vlak.  -01022010-

«Fantasías animadas de ayer y hoy les presenta»Sí, recordar es vivir, y sobre todo reimaginar con nuestra memoria aquello que otros en el pasado imaginaron a su vez. En verdad no sé si será una blasfemia a la inocencia de la niñez —la de todos nosotros—, citar esa introducción, dulce como la golosina, con la cual un locutor de voz  muy  «animada», nos invitaba a quedarnos adheridos al televisor para ver las últimas aventuras de los personajes de la Warner Brothers: el conejo Bugs, el pato Lucas (mi favorito), o no sé, también el gallo Claudio o el gato Silvestre (sin Piolín… ¡no en este episodio!). Lo cierto es que al menos yo, ya siento cierta voz gritándome desde el pasado: ¡Traidor! Y ¿por qué?, bueno según ella no tengo derecho a mezclar esas fantasías puras e inocentes de la infancia, que hacían a la imaginación soñar despierta, con las —según ella—, «Fantásticas Pesadillas» que ya de adulto soy tan aficionado a imaginar, experimentar y consumir. Pero lo más «pesadillezco» de todo, es que mi tierna voz de infancia tiene razón, ya que si a la «la pura imaginación del niño que fui», le presentaran a la «oveja negra en que devino de adulta», se suicidaría dedicándose a ver los noticieros… Y no estoy solo en esa disputa interna. Los demás miembros de este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, deben estar espantándose… «la voz de su infancia» cual mosca.

Por ejemplo, una de sus quejas fue, «¡como me atrevo a presentar en esta INTROVISION la inauguración de una nueva sección de galería para las artes visuales; que saldrá el primer lunes de cada mes, y de nombre NEOSAPIENS; cuyo concepto es el de una nueva especie de hombres, portadores de una nueva especie de imaginación y pensamiento más allá del tradicional Homos Sapiens, que representa el nivel al cual ella pertenece, junto con todos sus héroes de la Warner Brothers!». Qué pena por ti, le contesté, pero esa es la ley de la evolución, que es matemática en sus propósitos; y sí, hoy se inaugura esa nueva sección en este espacio virtual. Y el genio que lo hará, ha sabido despertar muy bien la capacidad de asombro y el niño interior, que todo adulto lleva dentro, aunque en su caso es un niño abismal, hablamos de: Zdzislaw Beksinski.

Representante arquetípico de las fantasías imaginadas de hoy, y me refiero al presente de nuestra imaginación y nuestra hambre del más allá, a la que él, en esta primera exposición pictórica en nuestra galería NEOSAPIENS, le ofrecerá un banquete con el cual quedará satisfecha la pesadilla más exigente de nuestra Hermanos Fanáticos, sin importar que esta haya pasado la prueba de un mal viaje con LSD.

Definitivamente su arte es una oscura fantasía imaginada de ayer, de hoy y de siempre. Pero la cosa no termina ahí. En esta misma página del lunes, en nuestra sección TETRAMENTIS, les traemos una fantasía imaginada —aunque no sé si después de un mal viaje— por nuestro venerable, Arcadio Encarnación. Tampoco creo que haya sido luego de ver un episodio de «Porki», pues su invocación vestida con la armadura guerrera de la poesía, es muy poderosa: Despierta a la Furia.

Para el jueves esta sección será invadida por los truenos de la forja guerrera y oscuros hechizos en batalla, escenificados en la segunda parte de El Libro, de nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariath. Sí, ya Edegmur posee el libro de sabiduría arcana otorgado por el genio de la estrella Eurídice: Sedafkielpero, ¿tendrá tiempo para leerlo?

Mañana martes, en nuestra sección ALTERECOS4.D, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, les traerá un cuerno mágico, lleno de fantasías imaginadas de ayer, en la primera parte del artículo: Pulp Magazines: «El Reino que no Fue de Este Mundo». Les aseguro que después de leerlo, verán en cada quiosco de revista un portal dimensional y en el señor encargado, un alienígena camuflado.

Y para cerrar la edición de esta semana, continuamos con la aventura de nuestra tierna fantasía imaginada de hoy: VIA La Niña de las Rocas, en la sección IMAGIXMUNDI. Nuevamente el venerable, Arcadio Encarnación, le agregará unos cuantos pequeños pasos para el hombre y un gran salto para la humanidad a la búsqueda de VIA, que como hemos visto no le desanima ni la inexistencia de las rocas fuera de su mente, ni las ardientes arenas del desierto del CIN y, menos aún, la posibilidad de un encuentro cercano con la muerte, ya que su anhelo es más fuerte que ésta… ¿o no lo es?… bueno descúbranlo el próximo viernes.

Como siempre la debidas libaciones a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, editor y director de este Templo Virtual, sin cuya liturgia semanal nuestras fantasías animadas de ayer y hoy… bueno, no lo fueran tanto. Incluso VIA, le agradece los colores con los cuales Markus le hace su búsqueda una fantasía imaginada más de acuerdo con su infancia. Eso es todo por ahora Hermanos Fanáticos. Y no olviden que… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Terremotos Imaginados, Desastres Realizados

Por Odilius Vlak.  -25012010-

Cuenta la leyenda que Ulises al desembarcar en las costas malditas del país de los Haitiafagos, quedó privado de todo sentido de estabilidad y equilibrio, ya que esos eran sólo dos de los efectos secundarios en todos aquellos que, desorientados por el falso sentido de dirección que brinda el absurdo sentimiento de la compasión, eran empujados por las olas de un babeante humanismo epiléptico, hasta esas costas condenadas. Esos seres, negros, aunque no por la profundidad de su alma, habían pactado en edades remotas con seres que habitaban en el fangoso pantano astral y burbujeante de principios involutivos, conocido como: Vudutrom. A partir de ese momento el destino de esos seres quedó bajo el gobierno de la hambruna, la anarquía político-social y, obviamente los desastres naturales de toda índole… incluyendo por supuesto los terremotos, que constantemente hacían temblar su decadencia espiritual, luego de un largo viaje que iniciaba en la imaginación tetradimensional… ¿de Homero? Bueno, en verdad lo dudamos. Pero lo cierto es que Homero sólo pudo salvar a su héroe mitológico de semejante condena, a través de la total reinvención del mito en su propia imaginación. Cambiando por ejemplo el nombre de Haitiafagos por el de Lotófagos, que al menos le aseguraba una mejor posteridad en el plano de la realidad tridimensional, en el cual semejante mito imaginado estaba destinado a causar su efecto inspirador.

Pero eso no borró del mapa tridimensional la realidad del país de los Haitiafagos, cuyos oscuros habitantes aún rigen sus vidas con los principios involutivos, emanados del lodazal astral conocido como Vudutrom; y cuya realidad física es aún vapuleada por todas las desgracias concebidas en las dimensiones exteriores, incluyendo los Terremotos Imaginados¿por quién?… que devienen en Desastres Realizados. Pero claro, Hermano Fanático, eso es un asunto que no nos concierne. Así que, discúlpenme los espejismos, pero sólo fue a manera de advertencia. Pero, ¿cuál?… bueno, de que jamás sacrifiquen la draconiana pureza de su fantasía, que los motiva a la búsqueda de reinos verdaderamente evolutivos, y a razas que han pactado con una luz y una oscuridad superior, a cambio del miserable sentimiento de una compasión estéril, así que… ¡cuídense de las donaciones!

Y ahora ocupémonos de nuestros propios temblores creativos, en este, su BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser. Prepárense para experimentar un nuevo escalofrío en la página de este lunes de nuestra sección TETRAMENTIS, emanado del aliento hiperbóreo de nuestro venerable, Arcadio Encarnación, que hará caer una lluvia desprendida de un cielo mitológico con su poema: Las Lluvias Sobre Calisto. En la página del jueves de la misma sección, nuestro archidemonio, Morgan Vicconnius Zariath, retomará el ritual de su templo, con el poderoso conjuro titulado: El Libro.

Mañana martes, en la sección ALTERECOS4.D, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, concluirá la serie de artículos: Zothique La Visión de un Mágico Final, con la cuarta y última parte del viaje-condena a través del último continente. Recorreremos las últimas cuatro paradas-historias del ciclo de Zothique. La Hermandad de Fanáticos, «Los Espectros del Ciclo de Zothique», probablemente se amotinaran en ese mundo imaginario, no importa que maldición pese sobre ellos, con tal de no regresar a sus cuerpos físicos en la realidad tridimensional.

En cuanto a la sección de IMAGIXMUNDI el próximo viernes, veremos que VIA La Niña de las Rocas, ha emprendido una búsqueda más íntima de lo que ella misma había pensado… ciertas rocas son tan duras como algunos de nuestros  propios pensamientos. Y Arcadio Encarnación, sabe cincelarlas muy bien.

Como siempre las debidas libaciones a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual, tanto por su trabajo en la publicación de éste, como por las sutiles matizaciones sobre el trabajo de VIA. También Arcadio Encarnación merece ciertas plegarias de alabanza, por las ilustraciones sobre los textos de Vicconius El Reloj de Arena y La Promesa. Es todo por ahora Hermanos Fanáticos, y no olviden que… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

La Teoria de Nuestro Caos Ordenado

Por Odilius Vlak.  -18012010-

Sean todos bienvenidos a la edición de un nuevo ritual en este espectral BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser: Zothique el Último Continente. Espero que nuestros Hermanos Fanáticos no queden envueltos en un caos de confusión por el aparente carácter surrealista en el título de esta Introvision. Bueno ya saben que para nosotros la cuadratura del circulo se dibuja a la perfección en nuestra fanática imaginación. Así, no es tan traído por los pelos aquello de «La Teoría de Nuestro Caos Ordenado», y si no lo creen, solo échenle un vistazo a nuestra nueva plantilla, cuyo titulo es precisamente : «Chaos Theory». Su adopción fue una decisión tomada por todos aquellos involucrados en la realización de este espacio virtual, por considerarla más adecuada al concepto que poco a poco vamos desarrollando aquí, tanto en la oferta visual como en el contenido. En verdad queremos que sus demonios se sientan en casa, mientras se detienen en esta parada virtual en su viaje a través de la infinita dimensión del Ciberespacio. Además, es bien sabido que el caos es el que atesora todas las manifestaciones aún por concebir, concepto este, que no está lejos de la demoniaca ambición que todos los miembros de este equipo acunan en su interior, a manera de una misión prometeica, utilizando para ello el fuego de la expresión creativa. Y sin más preámbulos, he aquí las manifestaciones de nuestro caos…

Ordenen bien el mecano dimensional de sus mentes, ya que de lo contrario correrá el peligro de colapsar bajo la alucinante estructura que nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariath, ha concebido para la sección TETRAMENTIS, tanto de la página de este lunes como de la del próximo jueves. La Promesa, es el título de un breve poema en prosa, en el cual todos aquellos con vena poética, serán llamados por la entidad que guarda en su bolsa de sembrador todas las metáforas, que en un momento dado han de desafiar el infinito. Para la página del jueves, el rayo de una plateada oscuridad de Vicconius, volverá a resplandecer sobre las almas de todos aquellos elegidos, a los cuales le sea dado leer: Oraculos de la Sangre. ¡Ah Thasaidon!, eso es a lo que yo llamo una verdadera transición de culto espiritual… A nuestra manera claro.

En la página de mañana martes, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, les traerá en la sección ALTERECOS4.D la quinta parte de su artículo: Zothique, La Visión de un Mágico Final: El Último Viaje, Tercera Etapa. Ya él, como todos los miembros de la Hermandad Fanática «Los Espectros del Ciclo de Zothique», están muy adentrados en las fatalidades que gobiernan el oscuro paraíso final que en verdad, es nuestro continente. Veremos tejedores que hilan sus telas con las fibras resecas de las momias; la fuerza mágica de la lujuria; monjes cuya castidad les despierta un deseo demoniaco; y lamias que encarnan la melancólica inspiración de los poetas. En verdad no me perdería el privilegio de participar de ese viaje-condena… por ninguna promesa de salvación.

Ahora le toca el turno al demonio mas caótico —sí, así como suena—, de este Blogzine: VIA, La Niña de las Rocas. Al fin nos hemos dado cuenta de que esta dulce niña no iba —cual caperucita roja— a la casita de su abuela, sino en pos de unos dioses pétreos conocidos como : Los Pilares del Cin. ¿Y para qué?, bueno, para enterarse del propósito de VIA sólo tienen que clickear la página del viernes de nuestra sección IMAGIXMUNDI. En ella nuestro venerable Arcadio Encarnación continuará dibujando el destino de esta osada niña en el Acto 4 de su aventura. Por lo que vimos, no siente mucho respeto por el sueño de los mayores; recuerdan su ultima y atrevida respuesta… «¡deseo interrumpirlo!»a eso yo llamo valor prometeico… ¡Vamos VIA… toma el cielo por asalto!

Como siempre sólo restan las debidas libaciones al sumo sacerdote de este Templo Virtual, Markus E. Goth, nuestro director y editor, que no sólo está demostrando su austera paciencia en el trabajo de hacer realidad este espacio, en contra de los espíritus elementales del Ciberespacio, sino en la digitalización artística del trabajo de Arcadio «Via La Niñas de las Rocas». Definitivamente está aplicando la expresión más sutil de sus artes mágicas en la delicada texturización del universo de VIA. Es todo por ahora Hermanos Fanáticos, ya saben… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Un Año Más de Inmortalidad

Por Odilius Vlak.  -11012010-

He aquí que nos presentamos nuevamente ante ustedes con mucho fanatismo y poca sobriedad; con poca realidad y con mucha fantasía. Y quien sabe, posiblemente en contra de la voluntad de algunos, aunque con el favor que otorga la febril reverencia que le es propia a todos aquellos que se sienten dignos de pertenecer a, la Hermandad Fanática «Los Espectros del Ciclo de Zothique», y que opera desde este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser, bajo la protección del círculo mágico que delimita nuestras desorbitadas pupilas.

Ante todo, lo más importante en la edición de esta semana  es nada más y nada menos que la celebración del nacimiento del divino Klarkash-Ton, cuya alma descendió como un rayo de fuego escarlata directo al seno del abismo tridimensional un 13 de enero del año 1893. Como homenaje compartiremos con ustedes ese día un, Breve Testimonio sobre Clark Asthon Smith, surgido del corazón de un grande de la ciencia ficción, y un grande dentro de los fanáticos de Smith: Ray Bradbury.

Y cercando cual fuego devorador ese miércoles bendito, estarán las oscuras artes de nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariath, y del monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak. El primero nos sumergirá en la pagina del lunes de la sección TETRAMENTIS, dentro del oscuro peregrinaje de unas arenas que se saben tomar su tiempo, así que sean puntuales con El Reloj de Arena. En la página del jueves nos conducirá a la morada de un oscuro ermitaño, a través de su poema en prosa Nueve. Mientras que el segundo, en la sección ALTERECOS 4.D, continuará guiando a la Hermandad Fanática «Los Espectros del Ciclo de Zothique», en la segunda etapa del viaje-condena a través de todas sus historias. Es la cuarta parte del artículo: Zothique: La Visión de un Mágivo Final.

Y qué decir de la extraña búsqueda de VIA La Niña de las Rocas, a no ser que  continuará encontrando «cosas» en la página del próximo viernes de nuestra sección IMAGIXMUNDI. La imaginación que ha engendrado el fantástico destino de esta niña, nuestro venerable, Arcadio Encarnación, es responsable de concebir ilustraciones gemelas para los textos de Vicconius, como lo demostró el jueves pasado con la ilustración de La Caja de Música.

Como siempre, sólo nos queda ofrecer las debidas libaciones a nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, cuya atareada realidad en la publicación de este Templo Virtual, nos hace la vida más fantástica a todos los demás. Y no olviden que… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Los Dos Senderos de un Mismo Viaje

Por Odilius Vlak.  -04012010-

Todos a bordo. Por favor, veo caras confundidas y gestos vacilantes, algo inusual en ustedes Hermanos Fanáticos. La propuesta puede parecer una disyuntiva, pero no lo es, al menos para nosotros que podemos proyectar nuestra imaginación en un viaje eterno a través de senderos simultáneos. Pero permítanme refrescarle la memoria sobre un viaje que ya iniciaron en la edición anterior e informarles sobre otro que iniciaran en esta.

Para la edición de esta semana en este BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser —crepúsculo perpetuo sobre sus almas soñadoras— habrá muchas cosas para después que caiga la noche. Si no lo creen, pregúntenle a nuestro archidemonio Morgan Vicconius Zariath, que en las páginas de hoy lunes y el próximo jueves, en el que hasta ahora es su ritual personal, la sección TETRAMENTIS, nos demostrará como primera lección, que hay cosas peores que el fuego con lo que no se debe jugar; y que una simple cajita de música puede encerrar una armonía tan perfectamente matemática… que haría a nuestra razón perder toda noción de cálculo. Así pues, ver y no tocar: La Caja de Música. La lección del próximo jueves nos será dada a través de un banquete, en el cual está invitada esa condición de nosotros que constituye nuestro todo, pero no lo sabemos, por si acaso habrá un espejo mágico en la entrada de ese Festín de Cadáveres.

Mañana, cuando tengan entre su «mouse» la página del martes, correspondiente a la sección ALTERECOS4.D, en realidad clickearán una invitación, una para un viaje sin retorno. El monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, en la tercera parte del artículo Zothique: La Visión de un Mágico Final, tomará de la mano a la Hermadad de Fanaticos, conocidos como «Los Espectros del Ciclo de Zothique», en lo que será el último viaje a través del último continente; un tour de extremo a extremo por toda la geografía imaginaria de Zothique, con acceso VIP a los momentos más espantosos y fantásticos dentro de cada historia. Es un viaje en cuatro etapas en busca de nuestro arquetipo original, del cual en Zothique hallaremos muchas pistas de su oscuro paradero.

Ese viaje traza el primer sendero sugerido en el título de esta Introvision. La línea del segundo sendero la empezó a dibujar el viernes pasado el espectro más tierno y reciente en este Blogzine: VIA La Niña de las Rocas, en nuestra sección de historietas IMAGIXMUNDI. Esta chiquilla se trae algo serio entre manos, algo que solo la divinidad que mueve los hilos de su búsqueda iniciática puede saber. Pero no lo va a revelar, ya que su naturaleza arcana combina muy bien con su nombre: nuestro venerable, Arcadio Encarnación. Así que, en la página del viernes de esta edición, tendremos la continuación de la búsqueda de VIA, que en su apremio por vencer la paciencia de los dioses pétreos, ha olvidado hasta su osito de peluche. Tenemos que felicitar a Arcadio por poseer una imaginación que al igual que la vida no es color de rosas, algo que demostró en su magnifica ilustración del texto de Vicconius, Oscuros Desvaríos, en la edición pasada.

Sólo nos queda ofrecer las libaciones correspondientes nuestro sumo sacerdote, Markus E. Goth, director y editor de este Templo Virtual, además uno de sus ilustradores, y sin cuya liturgia semanal la estructura de este espacio no fuera más que un signo indescifrable perteneciente al Libro de Eibon o el Necronomicon. Hasta la próxima semana, y no olviden que… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Y Vi un Monstruo Salir de las Aguas

Por Odilius Vlak.  -28122009-

No se asusten Hermanos Fanáticos, no he sido yo el que ha visto ese monstruo salir de las aguas sino San Juan —¿o quizás Daniel?— el famoso visionario que nos legó ese conmovedor cuento de hadas, tan idóneo para leérselo en la cabecera de la cuna a los bebes de futuros Súper Hombres antes de dormir, llamado Libro de las Revelaciones o Apocalipsis. Pero son tantos los que han visto su monstruo que no sería en nada «revelador» hablar de la bestia de múltiples cabezas, múltiples cuernos y otras tantas gemas, coronas… etc. Pero qué bueno que otros visionarios han enfocado su clarividencia sobre las aguas de océanos más fantásticos y ocultos tras las nieblas del tiempo. Uno de ellos fue el divino Clark Ashton Smith, que por casualidad, en un momento sin tiempo ni espacio, en el cual contemplaba las profundas aguas del océano de su alma, vio también un monstruo surgir; uno que bautizó con el encantador nombre de: Zothique el Último Continente.

En la edición de esta semana de nuestro BLOGZINE de las cosas que no son pero que deberían ser —que aún no ha terminado de surgir completo de las aguas— queremos compartir la experiencia sagrada que significó para el reino de la literatura imaginativa, el proceso creativo que le tendió una mano amiga a ese monstruo para que salga de las aguas. Así, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak —cuyos ojos están vidriosos y agotados de tanto contemplar él mismo las aguas de cualquier océano que tenga a mano, y aún sin éxito, ya que no ha visto surgir ni el cadáver de un ahogado— les trae en la sección ALTERECOS4.D de los martes, la segunda parte de su artículo Zothique: La Visión de un Mágico Final. Esta entrega estará dedicada al proceso que conceptualizó el futuro universo de Zothique, así como la publicación de éste en las páginas de la revista Weird Tales y las posteriores ediciones realizadas por Arkham House y Ballantine Books.

Para hoy lunes y el próximo jueves en nuestra sección TETRAMENTIS, tendremos la compañía de nuestro querido archidemonio, Morgan Vicconius Zariath, entidad sumamente solidaria, ya que siempre que cualquiera de las almas del círculo carece de fuego para arder, él siempre comparte del suyo, «don divino» que posee en abundancia… ¡increíble! Y prueba de ello será la publicación en esta edición de dos de sus poemas en prosa, reflejos conmovedores de un alma que está haciendo lo posible para que no la expulsen del infierno por holgazanería. El primero se titula, Masturbando las Sombras de un Oscuro Recuerdo, y el segundo, Oscuros Desvaríos. Es bueno informarles de otros de los archidemonios de nuestro círculo, que por su naturaleza infernal, nos había eludido hasta ahora. Su nombre, pronunciado en secreto y con labios temblorosos por los demonios más temerarios responde a las arcanas palabras de Markus E. Goth, nuestro sumo sacerdote y editor y director de este Templo Virtual. Él es el responsable de las dos ilustraciones pasadas: Introvision «Los Primeros Aullidos» y Tretamentis «Desde el Vientre de un Quásar».

Pero aún hay más Hermanos Fanáticos. En la página del viernes de esta edición les traemos la premier de nuestra sección IMAGIXMUNDI, consagrada a las historietas. No les adelantaré nada acerca del trabajo que le presentaremos, excepto el titulo, con el cual es seguro que sus almas se tropezaran VIA La Niña de las Rocas. Las manos responsables de hacerlo realidad pertenecen a uno de los frutos de nuestra tumba, agridulce pero nutritivo, nuestro venerable, Arcadio Encarnación. Pueda que no suene tan oscuro, pero solo les pido que esperen… y verán, sentirán y soñarán. Aunque descuiden, no será con ovejitas saltando una cerca, sino más bien con cadáveres arrojándose anhelantes dentro de sus tumbas. Y no olviden queEl horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Los Primeros Aullidos

El Aullido de lo oscuro - Markus Edjical Goth

Por Odilius Vlak.  -21122009-

Ilustración elaborada por: M.E.Goth

Quisiera  iniciar ésta, la primera INTROVISION oficial, diciendo: «En esta edición les brindaremos a las febriles legiones de Hermanos Fanáticos que clickean con sus varitas mágicas las puertas de nuestro oscuro reino­ —es decir nuestro BLOGZINE, de las cosas que no son pero que deberían ser—, para una vez dentro continuar cumpliendo en paz su condena infernal, un banquete de carroña imaginada…etc.». Pero para desconsuelo de mi razón ni una sola varita mágica se arriesgo a quebrarse golpeando demencialmente nuestras puertas para arder en el fuego de nuestro primer post titulado: «Un Paseo Bajo los Rayos de un Sol Agonizante». Y digo para desconsuelo de mi razón y mi lógica, ya que no lo fue de mi imaginación.

Porque yo al igual que todos aquellos que habitamos el nido de águila de la imaginación, y disfrutamos de sus expresiones creativas, prefiero ver más allá de lo evidente, así, imagino que una legión de espectros invocados por quien sabe que Nigromante, echaron abajo las puertas de este oscuro Templo Virtual, y ardieron lentamente bajo los pálidos rayos del sol agonizante de nuestro artículo, que es el mismo sol que se pudre sobre ZOTHIQUE. Entonces, resuelto este pequeño asunto sin importancia llamado «Realidad Objetiva», vamos a lo nuestro que es el reino de la imaginación.

Pero antes, permítanme distraerlo un poco más de su agonía con una pequeña explicación. El concepto que los responsables de este Blogzine tenemos de él, es el de una especie de  revista virtual. Es decir, una revista de siete días donde cada día representa una página con su sección respectiva… ¿me siguen? Lo único por ahora, es que en esta primera edición —es decir la que corresponde a esta semana—, sólo tendrán dos páginas para ojear, ya que el contenido que corresponde a la demás aún no está listo. Supongo que hasta aquí todo está bien. Claro es que es tan fácil que hasta un ciego de nacimiento lo podría imaginar. Establecido esto, hablemos de lo que le traemos para las páginas de hoy lunes y mañana martes.

Grábense bien estas palabras: TETRAMENTIS y ALTERECOS4.D, ya que siempre estarán presentes en sus peores pesadillas. La primera es el título de la sección de los lunes y los jueves dedicada a la literatura de factura enteramente imaginativa, desde la poesía lírica o en prosa hasta la narrativa. Y no importa si la temática es la pesadilla provocada por la indigestión causada por la receta favorita de la abuela o, una ópera espacial desarrollada en los abismo de un universo paralelo; lo importante es expresar el aspecto tetradimensional de las cosas, que para nosotros sólo es captado por una imaginación entusiasmada. De ahí el título de Tetramentis: «mentes de cuatro dimensiones.»

La segunda palabra, Alterecos4.d, es el título de la sección de los martes. Estará consagrada a artículos y pequeños ensayos que traten el mundo de la creatividad imaginativa. Ya sea que a la imaginación le dé un escalofrío y conciba un relato, una imagen o una melodía de horror; o cuando se sumerge en los detalles de una lógica minuciosa y escupe un obra de ciencia ficción; o simplemente cuando sueña despierta y visualiza los paisajes más fantásticos. Son los ecos de las cosas que medita nuestra alma en el más allá y, que a través de un susurro, nos sugieren ideas que nada tienen que ver con un coronel que no tiene quien le escriba o con una veintena de poemas de amor más una canción desesperada que suman 21… ¿número mágico? No para nosotros, a menos que los poemas sean de Edgar Allan Poe y la canción de Arthur C. Clarke.

Así que prepárense a disfrutar en esta entrega de TETRAMENTIS, el vértigo intenso que siempre produce un viaje de regreso a un lugar querido, por largo tiempo añorado y en el cual no hemos estados desde… bueno, en el caso de este breve poema en prosa titulado Desde el Vientre de un Quásar, el lugar es lejano, y el tiempo sólo el alma lo puede contabilizar ya que es ella la que, a través del destello enceguecer del verbo, busca esa matriz oscura ubicada justo detrás del Big Bang. Su autor, nuestro archidemonio, Morgan Vicconius Zariath, es uno de esos escritores que al igual que Lautremont se maldicen con gritos de alegría. Y que suerte para nosotros que escucharemos de cerca el llanto de su éxtasis, ya que será un miembro permanente de nuestro equipo.

El martes, en la sección de ALTERECOS4.d, se publicará la primera parte del artículo titulado: ZOTHIQUE, La Visión de un Mágico Final. Su autor, el monje negro de la medieval Averoigne, Odilius Vlak, este servidor, y que al igual que Crowley a veces se odia a sí mismo, intentará en esta primera entrega dar una panorámica general de la mecánica creativa detrás de los creadores imaginativos,  en especial aquella que se puso en marcha en el universo fantástico de Clark Ashton Smith. También les tomará de la mano, en una especie de introducción conceptual, hasta el umbral de Zothique. Por ahora eso es todo, Hermanos Fanáticos. Y no olviden que… El horizonte de los murciélagos es más lejano que el de las águilas.

Conjuro de bienvenida.


Zothique The last conntinet

Por Odilius Vlak.  -06122009-

Queremos invitarles a un paseo. Será uno en el que intentaremos que su piel se caliente bajo los rayos meditabundos de un sol que agoniza. Eso claro, si nuestra imaginación es lo suficientemente fría para hacer que dicha agonía sea tan irrevocable como la sentencia de las leyes cósmicas. Nos imaginaremos ser tan  arrogantes como para tomarlos de las manos y llevarlos a lomos de nuestros sueños y, –¿por qué no?- pesadillas, a visitar los lugares más memorables y espantosamente bellos de las diferentes ciudades y paisajes del último continente sobre la faz de la tierra; uno que flota pesado como un cadáver sobre las aguas  de un mar empañado por los pálidos rayos de un sol que se apaga; por los símbolos en constante evolución de un mundo mítico, creado por una de las mentes más geniales de la literatura fantástica: El divino Clark Ashton Smith (1893-1961). ¿El paseo? ¿Acaso ningún estremecimiento interior los ha hecho adivinar los parajes por donde los pies de sus almas, han de dejar sus últimas huellas? Claro, imaginé que no nos iban a defraudar, y que ustedes, al igual que nosotros quieren contemplar la última puesta del sol desde el mejor de los escenarios: Zothique, the last continent.

Zothique the last continent intenta ser una propuesta virtual surgida de las inquietudes afines de un grupo de artistas y escritores noveles, dentro de un género que no deja de ser exótico, en el espacio geocreativo que delimita el mundo de habla hispana. El nombre de Zothique es a modo simbólico, ya que nuestra meta no es establecer una especie de Fanzine virtual dedicada exclusivamente al venerable nombre de Smith. Más bien, ha de ser un espacio en el que creadores jóvenes, que entiendan que vibran con los vientos cósmicos de la imaginación -espiritual y mentalmente hablando-, se expresen a través de su medio particular. Es un espacio que en realidad será más para las manifestaciones creativas, que para la mera información por medio de Datos Wikipediables; y es que no es una biblioteca virtual lo que estamos animados a ofrecer. No, es un reino para la literatura bajo todos los disfraces del pensamiento, incluyendo el ensayo; y las artes visuales en todo su espectro imaginario, incluyendo el cómic.

Obviamente, cuando decimos que el nombre de Zothique the last continent, es básicamente de un carácter simbólico, no quiere decir que no se emprendan futuras exploraciones que intentarán expandir las riquezas imaginativas de ese universo mítico. Es de manera muy consciente que enarbolamos la bandera de uno de los universos fantásticos más extraordinarios que se hayan manifestado en este mundo a golpes de la imaginación. Así pues, bienvenidos sean a recorrer la moribunda anatomía de un enfermo del futuro, que sobrevive gracias a la magia abismal, que fluye por sus áridas venas desérticas, cual suero hecho con la espuma babosa de un demonio epiléptico. Vástago maldito de aquél nigromante del verbo, del cual dijo, H. P. Lovecraft: «Es un Baudelaire Americano; explorador  de mundos espantosos que ningún pie ha hollado jamás». Pero por ahora, sólo les extenderemos una mano hermosamente decrépita, a modo de una oscura bienvenida.



3 comentarios en “INTROVISION 0.1 /

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s